LA GUAGUA: Un lugar para los grafiteros

LA GUAGUA: Un lugar para los grafiteros

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

En el reportaje titulado Pintadas que avergüenzan (+Fotos) Yimel Diaz Malmierca se refiere a los actos vandálicos contra la Batería de Costa No.1, en La Habana del Este, compuesto por piezas que libraron las primeras batallas contra la voracidad estadounidense

Se trata de un Monumento Nacional, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco que ha sido víctima de los grafiteros que dejaron allí su mensaje contestatario, irreverente e irrespetuoso.

Yimel Díaz dice:

No es la primera vez que ocurren atentados como este contra bienes histórico-patrimoniales localizados en espacios públicos. Vale recordar las pintadas sobre el mármol de monumentos como el de Mayor General José Miguel Gómez, donde nace la hermosa calle G, en El Vedado capitalino; y el que rememora los hechos del Maine, en el Malecón habanero.

 

Y alerta:

Pero muchos grafiteros se han convertido en el terror de las autoridades que velan por la preservación y la gestión patrimonial. Más allá del valor artístico que puedan tener las pintadas, la intervención sobre un sitio de alto valor como la Batería No.1, representa una afrenta al patrimonio y a la cultura.

 

Antonio Quevedo, director de Museos Arqueológicos de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana dice:

Afortunadamente, el perjuicio ocasionado a la Batería No.1 es reversible, pero encarecerá el proceso de restauración, justo en un momento difícil para la economía nacional.

 

Las reacciones se han expresado en estos comentarios digitales:

PABLO dice:

Ya es necesario que las autoridades del Gobierno en Cuba tomen cartas DE UNA VEZ y no se quede en los comentarios el asunto, no solo para proteger Monumentos patrimonios sino TODO lo que tiene que ver con indisciplinas DE TODO TIPO que agreden la tranquilidad del pueblo.

 

Ramón Valdés dice:

No me parece que sean gente cultas las que han realizado estos hechos vandálicos y faltos de escrúpulos, estos sin dudas son personas de mentes escasas y maleantes de todo tipo.

 

Odalys dice:

Duele ver cómo personas inescrupulosas atentan contra un patrimonio que es de todos. Me resisto a pensar que haya sido algo «casual».

 

Ivalú dice:

Opino que debe disculparse públicamente quien realizó estas pinturas, porque dañó el patrimonio mueble e inmueble de este sitio, lo cual tiene sus implicaciones.

 

Iraida Isa dice:

Es horrible el nivel de incultura de algunos!!! El patrimonio es de tod@s!!!

 

En resumen: Como bien reconoce Yimel Díaz:

En el mundo, el movimiento de grafitis ha devenido en un auténtico movimiento artístico de códigos singulares, atemperados a la época y nación que lo gesta. Hay exponentes cuya impronta distingue espacios citadinos.

Por tanto, a partir de este hecho ocurrido esta vez en una instalación no custodiada, pensemos en la conveniencia de que quienes se dedican al grafitis lo hagan como parte de un proyecto artístico, lo cual es todo lo contrario a lo que perjudica la cultura y la memoria histórica.

¿Existe ya ese espacio o hay que propiciarlo? ¿Cuál es su opinión? ¿Se anima a comentar algún grafitero? Mientras esperamos sus comentarios digitales, me gustaría proponer el texto de un grafitis para colocar en un sitio correcto que contribuya a la belleza del entorno:

El SARS-CoV2 no está convocado al Primero de Mayo

 

 

Desde aquí, puedes acceder a Guaguas pasadas. Y el correo electrónico es laguaguatr@gmail.com

 

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de Ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: «Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ¿no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.»

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu