LA GUAGUA: Este Primero de Mayo será como lo hagamos entre todos

LA GUAGUA: Este Primero de Mayo será como lo hagamos entre todos

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

En LA GUAGUA: En el 2022, el Primero de Mayo publicado, hace casi un año, el 2 mayo de 2021  afirmamos:

El escenario cubano para celebrar el Día Internacional de los Trabajadores en el año 2022 será totalmente diferente al actual, gracias a poder contar con vacunas propias y la responsabilidad que tendrá cada uno para evitar los contagios del nuevo coronavirus.

 

La mejor vacuna sigue siendo la responsabilidad con que actuemos todos.

 

Ante la pregunta hecha hace casi un año: ¿Cómo será la celebración del Primero de Mayo del año 2022? respondieron varios Comentarios Digitales, entre los cuales está:

 

Pedro Cuba dijo:

Con más de once millones de cubanos vacunados.

 

Sin dudas, los resultados de aquellos momentos en las investigaciones para desarrollar vacunas propias contra la COVID-19 permitían augurar un escenario cada vez más favorable y permitían que Eduardo Martínez, presidente de BioCubaFarma asegurara que este Primero de Mayo de 2022, se sentirían los efectos de la inmunización.

 

Eduardo Martínez dijo:

Cuba​ contará en agosto de 2021 con las dosis requeridas de la vacuna anti COVID-19​ más efectiva para inmunizar a toda su población. Los sistemas productivos para cada vacuna son específicos de ellas, no compiten entre sí, y las capacidades con las cuales se cuentan son significativas. Para el mes de agosto se fabricarán las dosis requeridas para inmunizar a toda la población nacional, y luego continuará la producción con el fin de suministrarlas a otros países amigos.

Los vaticinios del alto nivel de vacunación para el cercano Día Internacional de los Trabajadores, serán cumplidos, pero hoy domingo 27, al faltar cuatro días de Marzo y los 30 de abril es decir 34 jornadas para llegar al Primero de Mayo de 2022, hay que hacer todo lo posible por no retroceder, pues como se valoró el 16 de marzo

Se reafirma la tendencia a que continuará un control, una posible disminución (de incidencia de la enfermedad) muy gradual, muy lenta.

Tal tendencia es alentadora, pero algunas provincias presentaban incrementos en las cifras de incidencia, por lo cual el primer ministro Manuel Marrero Cruz habló sobre la necesidad de medidas oportunas para

«evitar que esta situación se nos vaya de la mano».

«Nosotros tenemos que lograr la sostenibilidad de todo el proceso que hemos tenido de inmunización».

Su énfasis atiende a la certeza de que

«habrá nuevas cepas, va a haber rebrote por algunos lugares», en un contexto donde «la vida nos ha demostrado que el proceso de inmunización que se ha seguido en el país es el que nos tiene en esta situación (favorable)».

Valoró:

Desde el punto de vista económico, social, y hasta psicológicamente hablando sería muy negativo volver atrás, a un proceso de cierre, de medidas de contención, de aislamiento. Es vital defender lo alcanzado, mantener las medidas epidemiológicas y no retroceder en el proceso de decrecimiento de los indicadores de contagio de la COVID-19.

Y recalcó:

«hasta que tengamos un control definitivo y así un día aspirar también a que podamos flexibilizar algunas de las medidas que nos quedan».

 

En la semana que comenzó el sábado 12 de marzo la transmisión de la COVID-19 disminuyó en un 36,2 % respecto a febrero.

La vacunación, que alcanza al 95,6 % de la población con el esquema completo y al 75 % con la dosis de refuerzo, logran una reducción de la letalidad, que hasta el cierre del martes 22 de marzo a las 12 de la noche era de 0,79%, cifra inferior al 1,78 % de Las Américas y 1,29% en el mundo.

Cuba está en condiciones de avanzar hacia el próximo Primero de Mayo, transitando hacia la salida de la meseta, pero para ello hay que poner en práctica la idea de hacer Cuba y hacer la celebración entre todos, lo cual en este caso significa extremar las medidas de control, y no creer que las vacunas evitan el contagio.

 

 

En resumen: Tal como estaba previsto, el alto nivel de vacunación impacta positivamente en evitar el agravamiento y también el fallecimiento por la enfermedad pulmonar causada por el nuevo coronavirus, pero creer que ya todo pasó es un error.

Al preparar las celebraciones del Primero de Mayo, debemos tener en cuenta que el Doctor en Ciencias Pedro Más Bermejo, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Higiene y Epidemiología dijo:

Dar por terminada la pandemia carece de rigor epidemiológico.

No podemos hablar de inmunidad de rebaño, porque esta no determinará la desaparición del virus SARS-CoV-2.

Las vacunas actuales no son esterilizantes, protegen contra la severidad y la muerte; pero no del contagio.

En países que llevaban dos años con muy baja incidencia, el número de casos se está «disparando».

En países donde se han eliminado las restricciones, se están teniendo altos niveles de incidencia.

Crece la preocupación ante las nuevas variantes del virus, y que la inmunidad vaya disminuyendo.

La estrategia de COVID-19 «cero» ha resultado un espejismo, como lo fue en su momento la inmunidad de grupo.

Un escenario con variantes más contagiosas y menor eficacia de las vacunas, es posible.

Frente a una situación como la descrita, totalmente real, y las amenazas que supone, el Doctor en Ciencias Más Bermejo señaló que el criterio de nuestros expertos y científicos es:

Que la población cubana debe mantener el uso del nasobuco y demás medidas, tal y como las ha indicado la dirección del país, según las recomendaciones de la autoridad sanitaria.

Que se deben intensificar las acciones de vigilancia epidemiológica en grupos de riesgo en los territorios más afectados.

Que hay que mantener el control de los casos y hospitalizaciones para evitar llegar a un patrón de transmisión comunitaria.

Que se deben concluir los estudios sobre nuestras vacunas para evaluar la necesidad de una segunda dosis de refuerzo.

 

 

 

 

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de Ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: «Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ¿no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.»

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu