Mundos diversos de Georgina

Mundos diversos de Georgina

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 puntos, 2 votos)
Cargando…

Un paso hacia adelante en su aún breve carrera artística puede apreciarse en la reciente mues­tra de dibujos, pinturas y decorados de vasijas y lámparas de la creadora autodidacta de las artes visuales Georgina Luisa Riveros Pi, cuyas obras pueden apreciarse, bajo el sugerente títu­lo de …nuestros mundos diversos, en la galería Manos, de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (Acaa), en la céntrica calle Obispo de La Habana Vieja.

Vista parcial de la exposición. Foto: Cortesía de los artistas Georgina Luisa Riveros Pi y Gustavo Reyes Beltrán
Vista parcial de la exposición. Foto: Cortesía de los artistas Georgina Luisa Riveros Pi y Gustavo Reyes Beltrán

La exposición, concebida con trabajos en los que igualmente la virtuosa diseñadora ha contado con el apoyo de su esposo —y también artífice— Gustavo Reyes Beltrán, tiene cerca de una veintena de piezas cuyas composiciones trascienden a través de un arte eminentemen­te geométrico y constructivista en el que una gama casi completa de pigmentos hacen del color el elemento expresivo principal. De tal modo, cada variación de los tonos comunica di­ferentes estados emocionales, intención en la que asimismo influyen los contrastes y proximidades dentro de un universo de líneas, círculos, curvas, triángulos, cuadrados y rectángulos con una fun­ción básicamente descriptiva, amén de su marca­do y muy bien logrado propósito decorativo.

Aunque buena parte de los espectadores no comprenden las múltiples y complejas simbo­logías de los colores, no es menos cierto que la mayoría experimenta disímiles respuestas emo­cionales ante ciertas combinaciones de estos; suerte interpretativa de la que se vale la artis­ta para conformar sus discursos plásticos, en los que la abstracción geométrica, como forma del arte abstracto, invade espacios en variados soportes —cerámica, madera, papel, cartón…—, para combinarse en composiciones con extraor­dinarias armonías ópticas, en las que interactúan las formas con numerosas ilusiones derivadas del peso y la solidez de las estructuras gráficas in­fluidas, además, por la luz y el espacio.

Georgina y Gustavo en …nuestros mundos diversos. Foto: Cortesía de los artistas Georgina Luisa Riveros Pi y Gustavo Reyes Beltrán
Georgina y Gustavo en …nuestros mundos diversos. Foto: Cortesía de los artistas Georgina Luisa Riveros Pi y Gustavo Reyes Beltrán

Sin embargo, pienso que Georgina, quien transita por una etapa de búsqueda y experi­mentaciones, debe cuidar la reiteración inne­cesaria de las morfologías (fundamentalmen­te círculos, curvas y cuadrados), para evitar un barroquismo que traspasa los límites de la imaginación del espectador y conduce a inne­cesarias soluciones que reclaman respiros en el uso de los blancos; según puede apreciarse en un segmento de la muestra (Mural tríptico, Tríptico de esferas y Tríptico), que contrastan con los discursos menos complicados del resto de las obras (Díptico y Lámpara de mesa, am­bas de la serie Nacimiento).

Según esta creadora, sus trabajos están ins­pirados “en el mundo interior de cada ser hu­mano, siempre en constante movimiento”.

Ciertamente los seres humanos somos un flujo constante de vida, cuya fuerza dinámica puede interpretarse mediante múltiples formas pictóricas; no obstante, muchas veces en la sín­tesis expresiva radica el vigor de la idea y el aliento emocional del discurso, amén de revelar a través de este las inquietudes y el talento del artista, que está llamado a hacer un uso racio­nal de los elementos que conforman su proyec­to, sobre todo si de arte geométrico se trata.

Mención aparte merecen las lámparas de mesa; su sobriedad y elegancia llaman la aten­ción del espectador que asimismo percibe con admiración el cuidadoso trabajo con papel kraff rasgado en estas piezas y en algunos de los cuadros, como el Mural tríptico, el Espejo y la Cartulina, enmarcados, ambos de la serie Trasmutar.

Con estas obras en exhibición, mucho más libres e innovadoras, la comprensión queda a cargo del observador. Georgina trata de rein­terpretar la dimensión espiritual del ser hu­mano, del que extrae los procesos dinámicos que ocurren en su interior y a su alrededor, y de tal modo ilustrar su relación con el en­torno y con sus semejantes. Para ello recurre al arte geométrico y el color, en un ejercicio fundamentalmente regido por las reglas de lo aparentemente lógico, del que surge una ad­mirable integración de lo sensible y sensitivo del arte.

4 comentarios en Mundos diversos de Georgina

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu