Delfinario de Varadero: Salvarse por sí mismo (+Fotos)

Delfinario de Varadero: Salvarse por sí mismo (+Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (39 puntos, 8 votos)
Cargando…

Moderno, renovado y atractivo es un trío de epítetos que ilustra como ninguno otro pudiera hacerlo el buen momento del Delfinario de Varadero, producto turístico privilegiado por su alta demanda en la oferta extrahotelera del principal balneario cubano.

 

Boris (izquierda) y Alberto recibieron la bandera en nombre del colectivo del Delfinario. Foto: Noryis

 

Esa no era la realidad unos años atrás. Lo sabe muy bien  Boris García Dulzaides, el médico veterinario que desde su rol de dirigente sindical no perdía oportunidad para denunciar lo agobiante de la mala calidad de las mallas, caducadas por el prolongado uso y el consiguiente perjuicio en el control de los animales, al arriesgar su permanencia dentro de los portones.

Tan crítico se tornó el panorama, que tres se escaparon a mar abierto, y la fatalidad no fue mayor gracias a que los propios trabajadores lograron capturar a un par de estos ejemplares.

Con una sonrisa complaciente, Boris se ufana de haber dejado atrás ese difícil período, también peligroso para los empleados, quienes pudieron haber sufrido algún que otro accidente, irregularidades reflejadas en el reportaje Delfinario de Varadero: ahogar los obstáculos, publicado en este sitio web en octubre de 2018.

Cuando en el 2020 se le compraron las mallas, con un costo de 125 mil USD y 232 mil CUP, empleados del propio colectivo decidieron asumir el riesgo. Desafiaron la profundidad del mar para colocar la nueva red de seguridad. “Era una manera de aportar en tiempos de la inactividad operacional provocada por la pandemia y también para bajar costos”, aseguró Alberto Rodríguez Barros, administrador  del Delfinario.

El secretario general de la CTC, Ulises Guilarte, entregó el estandarte a Boris y a Alberto. Foto: Noryis

Una certificación emitida por la empresa de Servicios Marítimos, SERMAR S.A, da fe del considerable ahorro que en términos financiero supuso el montaje de los tejidos de contención. “Todo hubiera salido más caro si se hubiesen contratados los servicios de un tercero para acometer esas faenas”, ponderó Víctor Manuel Lemagne Sánchez, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Hotelería y el Turismo (SNTHT).

Por eso, afirmó, méritos suficientes poseen trabajadores y directivos del Delfinario para merecer la bandera de Proeza Laboral. En varios momentos Vanguardia Nacional, la instalación de la Sucursal Palmares muestra otras mejoras en su estructura, fruto de un proceso inversionista optimizador de sus prestaciones, pese a que todavía está por finalizar la primera de dos etapas.

“Quedan trabajos pendientes en medio de una labor que ha sido muy ardua. Sin embargo, nos satisface la novedad que encuentran nuestros clientes a su llegada, y el gran aliciente de prestar servicios con óptima calidad”, sostuvo Rodríguez Barros.

 

Boris junto a Junior. Foto: Noryis

Agradecemos mucho, ponderó, lo hecho por una constructora del Fondo Cubano de Bienes Culturales de Artemisa, que con balizas logró levantar las gradas, solución que evita que cuando suba la marea los clientes se mojen los pies, una molestia ya eliminada.

Anunció la ejecución para el año próximo de la segunda etapa de las inversiones y el diseño de otros productos complementarios a los baños con los delfines, algo que, adelantó, será del agrado de quienes escojan la instalación para su disfrute.

Restringido por medidas de bioseguridad a un aforo de solo 250 clientes, la mitad de su capacidad, dos shows y cuatro turnos de nado con delfines diarios amenizan las propuestas de un sitio tradicionalmente elogiado por la excelencia de sus espectáculos en TrypAdvisor, la web más grande del mundo.

 

Muchos elogios reciben los shows ejecutados por excelentes profesionales. Foto: Noryis

El Delfinario de Varadero muestra un récord difícil de igualar. En sus instalaciones habitan Junior, de 62 años, y Cristina, de 52, los ejemplares más longevos de Cuba, y probablemente hasta del universo, presume el médico Boris. La expectativa de vida de esta especie nombrada nariz de botella (Tursiops truncatus), no suele superar los 40, dice orondo.

Decididos a no dejarse ahogar en aguas difíciles, el Delfinario del principal balneario cubano está a salvo. Y, como si fuera poco, cumple sus planes de ingresos, “tácita muestra de que vamos por buen camino”, dice el administrador Alberto, animado por la preferencia que despertará esta opción entre los posibles  participantes en FitCuba 2022, la Feria Internacional de Turismo que acontecerá del 3 al 7 de mayo en la afamada Playa Azul.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu