Ingresos a punta de lápiz

Ingresos a punta de lápiz

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (19 puntos, 4 votos)
Cargando…

Casi a un año de implementada la Tarea Ordenamiento, los resultados en el sector empresarial aún no son los esperados porque a lo interno, las normas estaban, pero convergían antiguas disposiciones jurídicas que no propiciaban el cambio; sin embargo, luego de eliminarse las trabas, ya empiezan a verse los frutos.

 

Foto: Luis Carlos Palacios Leyva

 

Entre debilidades y fortalezas

Sobre la experiencia de la Empresa cárnica Granma explica Roger Diego Fernández Bodaño, su director general:

“Los resultados en 2021 fueron muy débiles, primero porque la producción agropecuaria tocó fondo, al igual que las importaciones; por otro lado, algunos de los precios centralizados publicados en la Gaceta fueron mal calculados; tercero, porque el valor inicial de la materia prima se multiplicó por 13, y subieron las tarifas del agua, el combustible y la electricidad.

“Se suma a estas causas el recrudecimiento del bloqueo, que impide actualmente el arribo de más de tres mil contenedores de materias primas pertenecientes al Ministerio de la Industria Alimentaria (Minal) y el efecto de la pandemia en la caída del turismo, que acrecienta la falta de financiamiento para las importaciones”.

 

En el nuevo escenario

La empresa se adecúa a los nuevos tiempos, ante lo cual, sin cerrar ninguna fábrica, debe ajustar la cantidad de unidades empresariales de bases, la plantilla de trabajadores y el aparato administrativo.

En medio de este complejo contexto, seguirá siendo prioridad la canasta familiar normada, que significa entregar a más de 830 mil habitantes, unas 350 toneladas de productos y distribuirlos en 700 puntos de venta del territorio.

El país defenderá también las camas hospitalarias, las escuelas internas, los círculos infantiles, los niños de las casas sin amparo familiar.

Fernández Bodaño expresó que lo segundo es producir para vender en Moneda Libremente Convertible (MLC) y con ello financiar los insumos de la canasta familiar normada, que nadie nos lo va a dar, y que implica asegurar unas 50 toneladas de harina de trigo que se deben comprar en divisa, así como bolsas, cestos plásticos, tripas, rodamientos, correas y otros componentes.

“Una tercera prioridad es incrementar las ofertas a la población en todas las variables a partir de que hay segmentos del mercado a los cuales no podemos renunciar, entre ellos las ventas online en divisa convertible, que generan alrededor de 50 mil dólares mensuales, y permiten adoptar decisiones en función de nuestras importaciones.

“Tenemos creado un esquema cerrado de financiamiento que permite generar los ingresos para comprar materias primas en el extranjero, sin pedirle permiso a nadie, insumirla en el proceso de la industria, reconvertirla, sacarle la inversión y que su excedente permita poner una cantidad de ese producto a la población en la moneda del salario y a su vez capitalizar la empresa”, refiere.

 

Lo novedoso

La empresa cárnica Granma ultima detalles para implementar ventas minoristas directas de productos cárnicos en moneda nacional, pero mediante una plataforma virtual, gracias al encadenamiento con el productor primario.

Esta opción permitirá al cliente desde la comodidad de su casa, a la hora que se conecte, acceder a la compra de los productos de la tienda y, al día siguiente en el horario que se defina, recogerlo.

“Próximamente estará listo este portal para el comercio electrónico, que arrancará con entrega en las instalaciones del cárnico de Manzanillo, Niquero y Bayamo, y cuya visión  es llevar el alimento a la casa. Igualmente, ampliaremos la cartera de productos del mercado minorista con otros renglones, como el jabón de lavar, también fabricado en la empresa.

“Con ese mercado tenemos el compromiso de ser la entidad que más barato venda entre sus similares en Granma, incluso, que el mercado minorista”, sentenció Fernández Bodaño.

El esquema montado para esta tienda online de venta minorista, parte de comprarle al productor primario que tiene un puerco, un toro, un pavo, una crianza de gallinas, un ovejo, que si bien tiene un precio que la empresa no puede cambiar, sí tiene la fortaleza de agregar mayor valor a ese proceso a partir de su esquema de financiamiento, su capacidad técnica y el conocimiento de su personal.

“Por ejemplo, lo normal es que la gente mate un cerdo y deseche la sangre, la industria la aprovecha y genera valores que compensan el costo total, y por otro lado importa otras materias primas que se pueden complementar en el proceso industrial”, explica el también Coordinador del Minal en Granma.

“Iniciamos comprándole a Porcino el cerdo a precio diferenciado, a 90 pesos la libra en pie. Estaba apretado, porque la industria tiene que cargarle un salario; nosotros compramos en pie y vendemos la carne limpia, que tiene un 30 por ciento que no es carne; aun así logramos que las unidades de la Gastronomía lo vieran como una solución a su problema de suministro. Hoy conseguimos bajar el precio de compra a 85 pesos, algo que agradecerá paulatinamente la población cuando asista a un restaurante y empiece a ver una carne que potencialmente tiene que ir bajando de precio.

“Efectuamos compras de cerdo al campesino con un 60 por ciento del total del valor en MLC. Para ellos representa un mercado seguro y la posibilidad de acceder al dólar a una tasa de cambio uno por 24.

“Comprando con 60 por ciento de liquidez en MLC, podemos, por ejemplo, vender el 70 por ciento en el portal digital en MLC y el 30 en el portal en moneda nacional a un precio que estará por los 140 pesos la libra”.

La flexibilidad dada permitirá, además, ejecutar ventas mayoristas y a precios por acuerdos a organismos empresariales y organizaciones no gubernamentales; comercializar el excedente de sus producciones, tener un punto de venta en el lugar donde radica cada unidad y arrendar medios de transporte a Mipymes y cualquier forma estatal para generar ingresos.

 

Retos

“Debemos importar 700 toneladas de carne con financiamiento propio para procesarlas, lo cual implica adquirir harina de trigo en MLC, porque no se asegura en el balance, o toneladas de soya y oleaginosa para extender ese producto.

“Tenemos el desafío de vender dos millones de dólares, algo improbable en el contexto turístico de Granma, o sea que tendremos que movernos hacia otras provincias del país, digamos, la Zona de Desarrollo del Mariel o el Hotel Pullman, de Cayo Coco, para hacer llegar nuestros productos, algo posible tras la importación de un camión refrigerado de 10 toneladas.

“El otro gran reto es brindarle a la población una oferta a menor precio que el mercado informal; y hacia lo interno de la industria, dar empleo a unos 500 trabajadores y asegurar su respectivo ingreso a partir del pago por resultados, y que estos incrementen su salario en una vez, sin que los niveles de actividad generen excesos en los precios de la población, sino que se fundamenten en la eficiencia de la industria”, afirmó Fernández Bodaño.

 

Uno de los grandes desafíos de la industria es rescatar la línea de conformados de croquetas

 

De restablecerse la planta de texturizado de soya de Santiago de Cuba, se activaría la línea de hamburguesa para vender en MLC y en moneda nacional; y la de croquetas, un surtido nada despreciable en Granma, que punteó por años como la segunda de mayor conformados en el país.

Los comedores obreros se sumarán a la prestación de servicios y generarán sus propios ingresos, y el completamiento del equipamiento del laboratorio de microbiología y de análisis físico-químico del Combinado cárnico Bayamo generará ingresos con la prestación de sus servicios a Mipymes.

La empresa cárnica Granma, además de constituir un mercado confiable para el productor primario, promoverá ventas online que no generarán cola y reducirá costos en medio de una vorágine de altos precios que dañan considerablemente los bolsillos.  (Tomado de La Demajagua)

Un comentario en Ingresos a punta de lápiz

  1. El artículo no señala cifras de producción de los últimos años lo que hace imposible analizar si las medidas económicas que se han tomado han tenido buenos resultados o no.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu