Aunar esfuerzos por el bien de Cuba

Aunar esfuerzos por el bien de Cuba

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, convocó al Consejo de Ministros, en su primera reunión de este año, a aunar esfuerzos en tareas inmediatas a las que estará abocado el país en las próximas semanas, y que serán el centro de los recorridos a provincias y de las reuniones de chequeo del Partido y del Gobierno.

Foto: ACN

Tenemos que trabajar más intensamente en varias tareas, indicó el jefe de Estado, en primer lugar en las medidas para mejorar los abastecimientos a la población y contener la inflación.

Asimismo, dijo, debemos diseñar una política integral de atención al sector no estatal; y profundizar en el trabajo a distancia, en el teletrabajo, y en los trámites digitales no presenciales, aspectos en los que se mejoró durante la epidemia de la COVID-19, pero hemos ido retrocediendo.

En la reunión dirigida por Manuel Marrero, primer ministro cubano, Díaz-Canel precisó además que se seguirá avanzando, bajo la conducción de los ministerios de Economía y Planificación, y de Finanzas y Precios, en los nuevos conceptos con relación a la ejecución de los presupuestos municipales.

Entre los temas de primera atención, especificó, estará la actualización de todos los programas sociales de la Revolución, y el replanteo de algunos conceptos de la Política de la Vivienda, «a partir de las exigencias que nos están haciendo políticas públicas que tenemos que desarrollar sobre todo hacia los jóvenes».

Díaz-Canel refirió también entre las urgencias del país el diseño de los mecanismos de control popular para abordar el tema de los altos precios, de la inflación, del enfrentamiento a la corrupción, y de otros procesos que nos están demostrando que con control y participación popular podemos ser más efectivos en su combate.

En una detallada presentación al máximo órgano de Gobierno en Cuba, el Presidente subrayó: «el referente, lo que nos marca el camino a seguir, es implementar las directrices, los conceptos, las resoluciones, que aprobamos en el VIII Congreso del Partido. Allí está el análisis de los problemas de nuestra sociedad y las propuestas para solucionarlos».

Explicó que durante el año se estará desarrollando un conjunto de procesos políticos importantes. Ahora vamos, recordó, a la consulta popular del Código de las Familias y luego a su referéndum.

Este no es el Código del matrimonio igualitario, precisó, es un Código emancipador que resuelve todo un conjunto de problemáticas que hay a nivel social en el país.

«Es un Código de pluralidad, que reconoce a todas las familias, a todos los tipos de familias que existen en Cuba, y los problemas asociados a su desarrollo».

Quedarnos en el otro enfoque es simplificarlo, opinó el jefe de Estado, porque tiene aspectos más enriquecedores, más enaltecedores, más emancipadores e importantes que ese al que casi siempre se refieren sobre todo aquellos que quieren desvirtuar la amplitud, la integralidad, la modernidad, la fortaleza y el aporte para nuestra sociedad de este nuevo Código de las Familias.

Abordó igualmente el papel del Partido Comunista de Cuba en la defensa de la Patria socialista, en la salvaguarda del orden y de la tranquilidad ciudadana y como fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado, que en las condiciones actuales supone una enorme responsabilidad, implica defender las esencias del Socialismo y los conceptos que nos llevaron al Congreso: la unidad y la continuidad.

El Presidente calificó como básico el trabajo con las nuevas generaciones, tratarlas, escucharlas y darles participación como las tan importantes personas que son en nuestra sociedad, con el gran crecimiento que han tenido desde el punto de vista humano, revolucionario, en la participación con que se entregaron a enfrentar las tareas en tiempo de pandemia.

En tal sentido, Díaz-Canel habló de que se ha trabajado en un programa de atención a la niñez y la juventud, donde se demanda una respuesta más culta, elevada, integral, de todas las instituciones involucradas en la educación y formación de las nuevas generaciones.

Ese programa, dijo, estará dirigido a definir las políticas públicas hacia ese sector.

Aseguró que durante el 2022 se afianzará el trabajo en los barrios, con la participación de las personas, y que puedan ver que en esa participación está la posibilidad de desarrollar sus proyectos de vida dentro de nuestra sociedad, para lograr en el menor tiempo posible la prosperidad.

Independientemente de lo que avanzamos el pasado año en acciones físicas, para mejorar infraestructura, para resolver problemas materiales acumulados, hay que trabajar más en lo espiritual, en lo emocional.

Reiteró la convicción de que tenemos que saltar por encima del bloqueo (económico, comercial y financiero) de los Estados Unidos, con nuestro talento, con nuestro esfuerzo, con nuestro desempeño, sobre la base de lo que hemos definido como resistencia creativa, que es resistir para avanzar, crecer y desarrollarnos.

La evidencia más fuerte de esa resistencia creativa, consideró el Presidente, fue la respuesta que dimos a la COVID-19: un país bloqueado, al que le recrudecieron las medidas de bloqueo en medio de la pandemia, cuando estábamos en una situación sumamente compleja, cuando nos faltó el oxígeno, cuando nos faltaron los medicamentos principales, cuando nos faltó el dinero para las inversiones.

Sin embargo, desde la robustez de nuestro sistema de Salud, desde la cultura científica y tecnológica que tenemos como obras visionarias diseñadas por Fidel (Castro) y a las que dio continuidad el General de Ejército (Raúl Castro), encontramos lo que no ha hecho ningún país subdesarrollado y casi ninguno de los desarrollados: respuestas con buenos protocolos y cinco candidatos vacunales, de los cuales hoy tres son vacunas.

Eso dirá mucho, cuando se analice con tiempo, con mesura, lo que ha significado el papel jugado por el pueblo cubano en el enfrentamiento a la COVID-19. Tenemos muchas cosas que señalar, que significar, muchos valores que destacar, mucho aprendizaje y también el camino de muchas cuestiones que tenemos que perfeccionar, aseveró el mandatario.

Tolerancia cero a las drogas

En la reunión del Consejo de Ministros, el Gobierno cubano ratificó su postura de tolerancia cero ante las drogas, luego de que el Ministerio del Interior presentara los resultados del enfrentamiento en Cuba a ese flagelo mundial durante el año 2021, periodo en el cual aunque la frontera nacional estuvo limitada o cerrada persistieron los intentos por materializar en el país operaciones de tráfico de estupefacientes.

Según explicó el coronel Héctor González Hernández, segundo jefe de la Dirección Nacional Antidrogas, el cultivo de marihuana y el escamoteo de recalos de droga generados en las provincias del oriente y el occidente del país constituyeron las principales fuentes de abasto para la articulación de cadenas delictivas dentro del territorio nacional.

En el año se apreció también la persistencia de emigrados cubanos y de extranjeros en organizar operaciones de narcotráfico en nuestro país.

El primer ministro Manuel Marrero calificó este como un asunto de seguridad nacional, al que se le da toda la atención. Sin embargo, dijo, tenemos que perfeccionar nuestros sistemas de trabajo, discutir con más crudeza la realidad, sin formalidades ni estadísticas frías, ir a las causas y condiciones que generan el consumo de drogas.

Marrero insistió en el trabajo con los adolescentes y jóvenes, sobre todo con los muchachos de secundaria básica, una edad de mucha complejidad. Tenemos que elevar la percepción de riesgo en la familia, también en los territorios costeros en los que recala la droga.

Particularmente, indicó al Ministerio de Salud Pública arreciar el control sobre los medicamentos; a la Aduana General de la República mejorar su equipamiento para la detección de la droga en las cargas; y al Ministerio de Turismo trabajar en una política comunicacional con mensajes claros de tolerancia cero a las drogas en Cuba. Este es un asunto, aseveró, que no es ajeno para nadie.

Dentro de lo que está estipulado para estos casos, afirmó el primer ministro, se tiene que aplicar el máximo rigor en las sentencias.

Al respecto, el ministro cubano de Justicia, Oscar Silvera Martínez, reiteró los pilares que sustentan el tratamiento a este nocivo fenómeno: la tolerancia cero, el enfrentamiento directo a esta actividad delictiva, la cooperación internacional y la reinserción social de las personas sancionadas por delitos vinculados a las drogas.

También la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, detalló el trabajo preventivo que se realiza en las escuelas, con las familias y los alumnos, sobre todo para generar el rechazo al consumo. Según se supo, en el sector estudiantil y juvenil descendieron los hechos de este tipo, aunque sigue siendo la secundaria básica, fundamentalmente el octavo grado, donde se han dado algunos casos.

También en agenda

Como parte de su primera reunión del año, el Consejo de Ministros aprobó el perfeccionamiento de las administraciones locales del Poder Popular, con el fin de propiciar la descentralización de competencias a los municipios, aspectos definidos en la Constitución de la República: afianza la autonomía al municipio y el papel coordinador a la provincia.

Según precisó el vicepresidente de Cuba, Salvador Valdés Mesa, este proceso que ahora se inicia demanda un cambio de mentalidad de los cuadros a todos los niveles en lo que se refiere a la gestión del Gobierno. Se crean nuevas estructuras en la administración municipal, que exigirán la preparación de los cuadros para su buen funcionamiento.

Igualmente en esta sesión se analizaron los proyectos con las plantas forrajeras proteicas, en los que se observan avances, pero su contribución a la base alimentaria del ganado con fuentes nacionales todavía resulta insuficiente y aún su crecimiento no es sostenible.

(Tomado de ACN)

Un comentario en Aunar esfuerzos por el bien de Cuba

  1. Imprescindible llamado del Presidente . Tan importante o más que el control popular es el institucional. Lamentablemente los ministerios, incluido economía, finanzas, la contraloría y otras instancias que atienden las tiendas en Mlc y mn, no están controlando como deben y la corrupción se expande en el comercio, la producción y distribución de alimentos y otros bienes. Solo hay que ver las ventas al por mayor en grupos de facebook, Telegram y otras redes.

    Los principales retos siguen siendo frenar la inflación galoponte, resolver la escasez de medicinas, la muy insuficiente producción de alimentos y la gran escasez de bienes, muchos de primera necesidad, destrabar las trabas internas, muchas provocadas por la burocracia, entre otros. Solo mencionar que en el informe de rendición de cuentas del primer ministro se refirió  a que entre noviembre de 2021 y febrero de este año se implementarian un grupo de medidas para frenar la inflación.

    La realidad ahora a inicios de febrero es que la ya insostenible inflación para una buena parte de la población sigue escalando, sigue el desabastecimiento de productos en la red en moneda nacional, el precio informal del dólar se ha disparado en un solo mes de 70 pesos por uno a 100 por 1. El precio del Mlc también ha subido de 82 por 1 a 100 por uno. Esa tasa del Mlc y el dólar como se sabe eleva también el precio de adquisición de las mercancías en las nada populares tiendas en Mlc. Sigue sin distribuirse, y ya va para 6 meses, la tan necesaria leche de dieta para miles de enfermos crónicos. que la necesitan.

    Los problemas están hace mucho identificados, pero los resultados tan necesarios y urgentes no llegan. Hay que ajustar mucho más la política económica que se viene aplicando para que las metas trazadas tengan resultados evidentes, no sólo macroeconomicos, y no queden sólo en planes incumplidos y quimeras.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu