Día del Trabajador Ferroviario: Traviesas no se atraviesan

Día del Trabajador Ferroviario: Traviesas no se atraviesan

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (13 puntos, 3 votos)
Cargando…

Villa Clara.— La experiencia y juventud se unen en la Empresa Industrial de Instalacio­nes Fijas —Traviesas—, de Villa Clara, entidad comprometida con la reanimación del trans­porte ferroviario en Cuba, el que requiere de vías cada vez más seguras que garanticen el rápido movimiento de trenes, tanto de carga como de pasajeros.

 

Foto: Lourdes Rey

 

Muchos trabajadores sobrepasan décadas en esta empresa y otros recién llegan. Los pri­meros tienen un alto sentido de pertenencia, los segundos se han enamorado de este oficio. Para todos, Traviesas ha sido una opción laboral que los enorgullece.

Irenaldo Andrés Benítez Jorrín es de esos que se apegó a Traviesas aproximadamente desde la fundación, tiene apellido de músicos y se distingue de sus compañeros del taller por el ritmo que despliega cuando manipula la vieja máquina india de hacer tornillos. Su oído fino lo llevó a encontrar soluciones técnicas.

 

Ineraldo con su oído prodigioso logró innovar y elaborar tornillos cortos necesarios para instalar las traviesas. Foto: Lourdes Rey

 

“Para confeccionar los tornillos largos no había problemas, pero los cortos no salían. Me doy cuenta de que teníamos que regular el tiempo del equipo, lo ajustamos y desde ese día se elaboran sin dificultad”, afirmó, y su cuerpo lleva el compás del bailador que es, mientras concentrado deposita los tornillos en un estan­te que va conformando.

Mario Alonso Tejada es un joven ingenie­ro que sorprendió a muchos por su visión in­dustrial, capacidad innovadora, creatividad e ingenio. Recientemente ganó el Fórum Ramal Nacional Ferroviario al rescatar una fuente de alimentación de una máquina de inyección de plástico. Su trabajo ahorró 268 mil 600 pesos en moneda total.

 

Mario, el joven ingeniero, encontró en Traviesa la posibilidad de desarrollar su ingenio. Foto: Lourdes Rey

 

Pero Mario es casi un hombre orquesta en el taller: diseña piezas, renueva pizarras eléc­tricas, lleva los expedientes de cada equipo, controla la producción de las fijaciones de las traviesas a la vía, es decir, tuercas, tornillos, láminas, soportes tanto de metal como plásti­co. Por su versatilidad y disposición a resolver entuertos fue seleccionado el mejor trabajador joven de la empresa.

“Para mí, ingeniero recién graduado, esta ha sido una escuela, una buena opción para de­mostrar lo aprendido. Este es un colectivo que sabe imponerse metas”, confesó con honestidad.

Muchos otros jóvenes se han vinculado a esta industria que en un momento determina­do sufrió una fluctuación laboral considerable. En las diferentes líneas de producción son visi­bles las caras lozanas y las miradas brillantes, incluso pueden intuirse tras los nasobucos las sonrisas que imperan en estas edades.

Dayner Taes Valdés es uno de esos que de­cidió incorporarse a este centro laboral. “Rea­licé las labores del Ejército Juvenil del Trabajo aquí; me gustó tanto el oficio que al terminar ese período de mi vida opté por ser trabajador en Traviesas, me siento útil”, aseguró.

La experiencia está también en Marilú León Veitía, una de las jefas de brigada que con su conocimiento imprime eficiencia al proceso; y en María Elena Martínez Betancourt, secre­taria general del buró sindical por más de dos decenios, quien ha dirigido discusiones y deba­tes complicados como reubicación laboral, in­versiones, dificultades con las materias primas, pero siempre su liderazgo se ha impuesto a par­tir de la representación del trabajador.

Otros jóvenes aportan al avance de esta industria. Foto: Lourdes Rey

 

Traviesas hoy

A pesar del actual contexto, las carencias ma­teriales y la restricción energética, esta entidad villaclareña ha logrado crecer de un año a otro en su economía. En el 2021 produjo 45 mil 554 traviesas destinadas a la vía ferroviaria de la fábrica de cemento de Santiago de Cuba, así como para distintos tramos de la vía central.

 

Foto: Lourdes Rey

 

Además ha logrado aprovechar sus capa­cidades industriales en la realización de pro­ducciones alternativas como pintar bicicletas, elaborar materiales de la construcción, y otras acciones. Destinó su equipamiento pesado a tareas comunitarias como la recogida de dese­chos sólidos y carga de materiales, entre otras muchas opciones.

Quedan retos, aún deben seguir trabajando para dejar atrás la imagen del elefante blanco dormido, como en una ocasión se le denominó, debido a que desde el horizonte la fábrica tiene la figura del paquidermo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu