El Ciro se apagó (+ Fotos y Video)

El Ciro se apagó (+ Fotos y Video)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (21 puntos, 5 votos)
Cargando…

El 19 de este enero menos invernal fue un día gris en el avileño poblado de Pina: Un amanecer nublado, el cese del ajetreo de los camiones zafreros, la liquidación de la materia prima molible que no escapó por los agujeros del derroche de carros jaula con puertas abiertas y el murmullo de los trabajadores azucareros: «Nuestro central está ‘macho’, pero la bioeléctrica no da la talla…».

El Ciro Redondo, único central avileño que estaba en operaciones, enreda la zafra en Ciego de Ávila. Foto: José Luis Martínez Alejo
Pasadas 24 horas entraban los últimos granos dulces al grandioso almacén del central Ciro Redondo que apagó la maquinaria por un mes, según se le informó a su colectivo que siente un malestar más intenso que el de una «paja» en el ojo que no voló del cañaveral, sino desde la aledaña y única bioeléctrica de Cuba.

La planta generadora de energía no logró la probabilidad anunciada recientemente de elevar la mezcla combustible a 80 % de bagazo y 20 % de biomasa de marabú, debido al déficit de esta última por el deterioro de las cosechadoras de los espinosos arbustos.

Menos aportaron los bosques energéticos. La existencia de algo más de 307 hectáreas sembradas, de unas 3 mil 742 que debían estar plantadas, denotan que la Empresa Agroforestal no cuenta con viveros tecnificados de posturas de árboles que requieren de cinco y más años para su explotación. Y de la caña energética ni se habla. El tiempo pasa y el marabú se acaba, de esto se habló hace pocos días

Ahora el ingenio llamado el Coloso del Centro, el más modernizado del país, con un cuarto nivel de automatización, pide comida y la caña se ha puesto a tres trozos, cuando crece la lista del personal interrupto en la tercera contienda al hilo con el sinsabor del incumplimiento.

Queda solo activa en la fábrica de azúcar la gestión productiva de un grupo de obreros para envasar en sacos de nailon las 2 mil 303 toneladas elaboradas en 11 jornadas de labor, cifra que representa el 3,7 % del plan total para la presente temporada. La producción de crudo no superó el 16 % en la campaña 2020-2021.

Si el decrecimiento de la producción de caña constituye el principal obstáculo de la sostenibilidad del sector azucarero, ¿por qué estas puertas abiertas al derroche? Foto: José Luis Martínez Alejo

Así la economía pierde oportunidades en el empeño por recuperar los 330 millones de pesos invertidos allí, gran parte de ellos en divisas para la conformación de infraestructura, finanzas usadas en la construcción de la bioeléctrica y la modernización del central, ambas entidades sin significativas retribuciones con energía y azúcar.

De esta manera, en el epicentro de millonarias pérdidas ( 92 millones el central, más de 112 millones la bioeléctrica y otras entidades empeñadas), Ciro Redondo se convirtió en el más perdedor entre los 10 municipios de la provincia de Ciego de Ávila, en el 2021.

 

 

Otras cañas votadas, otros granos de azúcar perdidos. Foto: José Luis Martínez Alejo.

 

Las toneladas de azúcar crudo producidas en el Ciro hasta el cierre temporal de sus operaciones el 20 de enero, son envasadas para el consumo nacional. Foto: José Luis Martínez Alejo.

 

 

 

 

13 comentarios en El Ciro se apagó (+ Fotos y Video)

  1. LA MALDITA CULPA Y EL PROBLEMÓN
    Caramba, tal parece que la maldita culpa no la tiene nadie del problemón que ha enredado la zafra azucarera,en la central provincia cubana de Ciego de Ávila, donde por suerte, a punto de cerrar un enero frío ideal para sacarle toda la sacarosa a la caña, está activando su maquinaria el central refinería Ecuador, el segundo reloj avileño, porque del primero que fue el Orlando González, solo quedan gratos recuerdos.
    Resulta que en el corto trecho entre el central Ciro Redondo y su vecina y única bioeléctrica de Cuba, lo que prolifera es «un tirijala por aquí y por allá», como el estribillo de la canción de la originalísima orquesta de Manzanillo.
    Las esperanzas se tornaron grises en ese micromundo empresarial del que se esperaba este año el torrente de azúcar para contribuir a la recuperación de la economía con las necesarias exportaciones y el volumen planificado para el consumo nacional.
    No pretendo abundar sobre el asunto porque en esta Web con los títulos Epicentro de millonarias pérdidas y El Ciro se apagó, publicados el 12 de diciembre de 2021 y el 21 de enero de 2022, y en las ediciones impresas del 13/12/2021 y 24/1/2022, respectivamente, se trató el problema de la sincronización, interconexión o intercambio entre las dos industrias antes mencionadas.
    Caramba, resulta que ahora parte de la maldita culpa la tiene el periodista porque «no se debe hablar de aspectos técnicos si no se conocen…», dice LCJ en su comentario digital. Por su parte, CTJM, expresa: «Es lamentable que publiquen artículos sin investigar profundamente…».
    Claro, no soy graduado de las especialidades de electricidad, termoenergética, ingeniería agroindustrial y otras afines. Sin embargo, en otros trabajos publiqué el quid de esas inversiones.
    Mucho antes de la colocación de la primera piedra, desde que comenzó el movimiento de tierra, fui el primer periodista que habló sobre la bioeléctrica (20/2/2017), la primera piedra (28/4/2017), chequeo a la obra por dirigente nacional (14/4/2018), visita gubernamental (28/11/2019), sincronización por vez primera de la bioeléctrica al Sistema Electroenergético Nacional (19/1/2020).
    ¿Hay que seguir explicando en cada trabajo periodístico todas las aristas técnicas de una inversión robusta y compleja, de una joya que es la bioeléctrica, como suelen afirmar en comentarios digitales algunos especialistas de esa planta?
    Mi opinión en los nuevos reportajes fue acerca de cómo una obra multimillonaria en gastos, genera millonarias pérdidas económicas a dos años de su puesta en marcha. Esta inversión se construyó sobre la tumba de otra millonaria perdedora fábrica de cera cruda que tampoco dio la talla, reitero este término aunque no le guste a algunos de los bioeléctricos.
    Y de economía sí tengo nociones elementales porque, antes de ejercer el periodismo, estudié y trabajé en las ramas de la contabilidad, la planificación y la estadística.
    Eso sí, mis publicaciones llevan en el crédito todas las letras de mi nombre y apellidos, no uso iniciales o seudónimo para expresar mi criterio.
    No obstante, quiero utilizar la opinión de quien suscribe sus comentarios digitales como el COMERCIAL, pues este reportero no hizo los estudios de factibilidad para la posterior construcción de la bioeléctrica, de la siembra de los bosques energéticos, de la maquinaria para la obtención de biomasa de marabú, de la modernización del central Ciro Redondo…
    ¿Quién tiene la MALDITA CULPA del PROBLEMÓN?

  2. No se debe hablar de aspectos técnicos sino se conocen. La Bioelectrica es una inversión robusta y compleja. Es normal que una inversión de esta magnitud tenga que ajustar sus parámetros y resultados en la puesta en marcha. Etapa en la que se encuentra la inversión. Nada está perdido, no es un desastre ha generado y bien. Ha vendido electricidad a la red. La parte china está corriendo con los gastos de estos ajustes. La pkanta en el momento que se entregue tiene una garantía de 2 años.
    Es por eso que digo que debe saber y conocer para publicar.
    El central también tuvo un proceso inversionista considerable. En medio de la pandemia hubo que hacer puesta en marcha de equipos via virtual pues no se permitía viajar.
    Ambas entidades trabajarán por ajustar sus procesos. Una depende de la otra.

  3. Realmente la bioelectrica de Ciro Redondo tiene que ocupar plas páginas de la prensa nacional, y por qué no, de la extranjera; pero es lamentable que se publique artículos sin investigar profundamente, y lejos de brindar una información fidedigna de las causas de los problemas, se dedique a oir sólo una parte de los protagonistas. Existen problemas técnicos en la interconexión entre el central y la bioelectrica que tienen que ser resueltos porque hay que salvar la inversión, y hablo de una inversión, porque es un todo, no concibo separar la agricultura, el central y la bioelectrica. Si bien fueron solucionados parcialmente los problemas de contaminación del condensado del central, aún existen problemas. como refiere el compañero José Carlos en su comentario,la inestabilidad de la molida en el central llevó a consumir más marabú, sólo en los dos últimos días hubo sobrante de bagazo, combustible este que no tiene las características de lo pactado para el diseño de las calderas. El periodista no comenta que en el central hubo cambios después de aprobado el diseño de la planta como: aumento de capacidad de molida diaria,montaje de desfibradora pesada, que además de aumentar la preparación de la caña, aumentó el consumo de corriente del central, montaje de centrífugas, cambio de motores, en fin, no es el mismo central, que si bien se hicieron todos los esfuerzos por AZCUBA de modernizar y equiparar la tecnología a la de la nueva planta generadora, debió tenerse en cuenta que los cambios en la demanda de electricidad afecta el buen funcionamiento. Las protecciones eléctricas de diseño no se pueden alterar más allá de lo que establecen las normas y la tolerancia de los equipos y conductores. Las características del bagazo difieren a las concebidas en el diseño y de ahí la necesidad de emplear mezcla con marabú, cuya cosecha se realiza con cosechadoras muy eficientes y robustas como las que se necesita para cortar el marabú de nuestros campos, que además, están certificadas por la entidad competente en el país. Por más de dos años no se reciben piezas de repuestos para las máquinas por falta de liquidez externa para adquirirlas y el marabú que se ha logrado cosechar ha sido con la inventiva de los trabajadores y el apoyo de otras entidades de la agricultura; pero recuerde que no es lo mismo picar arroz u otros cereales que picar marabú. La zafra del marabú es los 365 días del año y se necesitan repuestos, como también neumáticos para los equipos que transportan la biomasa, que son los mismos desde que se adquirieron, en la gran mayoría.En resumen, el periodista debió investigar mejor, porque no creo que «el central esté macho» y la bioelectrica no de la talla» pues el vapor y la corriente no le faltaron al central mientras hubo biomasa, hace falta analizar si lo usaron eficientemente, se aportó al Sistema electroenergético nacional energía que representa un ahorro considerable de diesel al país, eso no se comenta. Y concluyo con un llamado de la alta dirección del país : hay que salvar al sector azucarero; pero sólo trabajando unidos y dando solución a los problemas lo lograremos.

  4. Excelente seguimiento a un tema que revela los errores humanos de un proceso inversionista que no acaba de hacer realidad lo que un día prometió.

  5. Siempre las culpas la paga la Biolectrica, pero no se dice que el bagaso que suministra el central a la bioelectrica no tiene la calidad requerida para quemarlo en las calderas, que alguien decidio montar una desfibradora que consume mas de 2MW y le da una preparacion al bagaso que no le es posible quemas las calderas de la Bioelectrica, que una simple decicion de quitar esta desfibradora o racionalizar un % de los martillos con que cuenta este equipo pudiera resolver este gran problema en muy poco tiempo, ademas mata dos pajaros de un tiro, la calidad del bagaso y los continuos disparos por sobreconsumo de corriente que esta teniendo el central.
    Tampoco se comenta la inestabilidad en la molida que tuvo el central en los primeros 13 o 14 dias de zafra que provoco que la bioelectrica consumiera todo el marabu que tenia en sus almacenes sin poder hacer una mescla de 70% de bagaso y 30% de marabu para pader alargar los dias de trabajo en espera de las piezas de repuesto que estan por entrar para poder poner a trabajar la mayoria del parque de cosechadoras con que cuenta, son muchas cosas que conspiraron con la decision final, creo la culpa no debe caer en manos de la Bioelectrica como estan reflejando todos los comentarios.

  6. No se entiende que pase ésto y que hace apenas 15 dias, Trabajadores reportó la visita del Vicepresidente a este mismo lugar y ¡TODO ERA FELICIDAD!. ¿Qué resolvió la visita? ¿Que se previó? ¿Que se le informó al visitante?….Muchas preguntas se hace este ciudadano que ama a su país, a su Revolución, que ha luchado y lucha por ellos y quisiera al menos entender cómo enfrentamos los problemas.

  7. Que pena, una vez más los planes no se cumplen, los pronósticos se caen, lo más lindo que eso que esta pasando lo hablan los pobladores del batey ahora, los que toman las decisiones ni se dan por enterado, se gasta millonessss en cosas que al final no resulta, pobres trabajadores del central de mi querido pueblo, la suerte esta echada, ojalá ocurra un milagro para que de nuevo arranque Ciro!!!

  8. OTRA VEZ, VEMOS COMO SE COMETE UN CRASO ERROR EN LA GESTION ECONOMICA Y ASI ESTAMOS TRATANDO DE SALVAR A LA INDUSTRIA AZUCARERA?
    ES MUY DOLOROSO LEER Y TRATAR ESTE ESCABROSO TEMA, PERO LO QUE SI ES CIERTO QUE NO PODEMOS SEGUIR DANDO BANDAZOS.

  9. ¿Mala suerte, planes mal hechos, falta de análisis y visión, o falsas ilusiones?
    Hace solo unos meses con la presencia de dirigentes de más alto nivel se dijo que todo estaba listo, hoy, al mirar a través del trabajo periodístico un breve rastro de causa y efecto la cosa se detiene en unas máquinas rotas que no tienen medios para repararse y un dificit de materia prima vegetal nunca sembrada. En un curso para cuadros aprendí el método de análisis usado en este reportaje, se le llama los cinco porqués, pero bien se aprende que no son solo 5 porqués, sino que hay que seguirse preguntarse por qué hasta llegar al problema fundamental. Por eso creo que hay que seguir y preguntar, ¿por qué no hay forma de reparar esas máquinas, por qué no hay piezas, por qué no se sembró la biomasa necesaria en tiempo, por qué nadie previó esto, por qué no se hizo lo que se debió? Y creo que todas tienes respuestas por muy duras que sean las respuestas. Creo que sería muy importante hacerlo, porque las preguntas sin contestar el pueblo se las responde solas, y luego no solo se obtienen pérdidas millonarias, sino que el desánimo y la pérdida de confianza en la empresa cubana y el los que dirigen se pierde, más que perderse se ensucia, genera hastío, y lo peor de curar, la decepción, porque hasta hace poco se prometió mucho y se ilusionó a la gente, y por desgracia era una ilusión preñada de desengaños. Espero que todos podamos medir las gravísimas consecuencias que este local problema es capaz de generar.

  10. Me pregunto: quién paga por eso, qué ocurrirá con los responsables.
    OJO: nuestra economía no puede darse el lujo deaceptar este tipo de cosas.

  11. Nada, que seguimos dando bandazos y ¿ a quién le pasarán la cuenta por este desatino ?
    ¿Seguirá pagando Liborio estas contentillas irrentables de algunos responsables decisores que le direron luz verde a esta barbaridad sin garantías de materias primas ?
    Todavía seguimos hablando de la «EFICIENCIA DEL SeCTOR EMPRESARIAL «, queremos pero no podemos..

  12. A quien culpamos, tambien al bloqueo, en parte, pero como dice buena fe la maldita culpa no la tiene nadie y la tiene todos, estudio de factibilidad de la biolectrica , estudio de factibilidad de la remodelacion del central, estudio de factibilidad para la siembra de plantaciones energeticas, estudio de factibilidad para la maquinaria agricola de cosecha de la biomasa, estudio de factibilidad para la seleccion varietal de biomasa(marabu y otras energeticas) estudio de factibilidad de la composicion varietal de la biomasa(marabu y otras energeticas),el estudio de factibilidad tecnologico para analizar la compatibilidad de la tecnologia( maquinas cosechadoras) con el clima tropical de altas temperaturas, humedad relativa que implica desgaste de la misma )tropicalizacion de la tecnologia), la tecnologia sovietica era muy duradera marcas como MTZ -80-YUNZ, SNP , ZIL aun estan activas y han trabajado en ambientes hostiles, tema garantia y postventa de esta tecnologia, en fin todo se resume a la fase fundamental del proceso inversionista que es la de preinversion que incluye las ideas conceptuales antes de pasar a la fase de proyecto de ingenieria todo eso lo establece el decreto ley 327 del proceso inversionista y lo relacionado con la inversion extranjera, pero lo fundamental es que no hay caña( bagazo) y no hay biomasa( marabu bastante pero no se puede cosechar y no reserva de plantas energeticas) y sin esto no funciona ni el central y mucho menos la bioelectrica y lo otro para producir biomasa hay que tener reserva de plantas energeticas y para esto hace falta tecnologia de viveros tanto tradicionales como tecnificada.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu