Díaz-Canel: «Nosotros estamos desafiados a innovar constantemente»

Díaz-Canel: «Nosotros estamos desafiados a innovar constantemente»

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Este 2022 tiene que ser un año de afincar bien el paso, de no retroceder en lo aprendido y logrado; de seguir sostenidamente en la resistencia creativa, lo cual significa que el desafío de Cuba está no solo en resistir la compleja y difícil realidad que se le presenta, sino también en lograr avances sostenidos.

 

 

 

Tal definición puso el tono a múltiples reflexiones que el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, compartió este miércoles, desde el Palacio de la Revolución, durante la videoconferencia con gobernadores e intendentes del país, importante encuentro que ya es habitual y que también estuvo encabezado por el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, así como por el vice primer ministro y titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP), Alejandro Gil Fernández.

«Nosotros estamos desafiados a innovar constantemente», expresó el Jefe de Estado durante su amplia intervención, que versó sobre prioridades para el trabajo en 2022, y sobre las problemáticas que Cuba debe asumir hoy, entre las cuales mencionó el asedio del bloqueo como parte de la agresividad indudable y escalonada de la política de Estados Unidos contra la Isla, las afectaciones provocadas por la COVID-19, la compleja situación económico-social que tiene el país, y la no menos desafiante dinámica demográfica, que ya no es cosa del futuro sino un reto del presente.

«En esos cinco temas –dijo– están las cosas más generales y más complejas que tenemos que abordar», y añadió que «para todo eso tenemos estrategias», algo sobre lo cual el mandatario hizo una explicación detallada de lo que se ha hecho y queda pendiente.

En lo concerniente a la estrategia político-ideológica, Díaz-Canel apuntó: «Tenemos que estar claros de que el centro fundamental de esa estrategia es precisamente implementar y dar seguimiento y continuidad a todas las ideas, conceptos y directivas que emanaron del 8vo. Congreso del Partido Comunista». Y más adelante enfatizó en que, dentro de dicha tarea de luz larga, es fundamental «tener como basamento la gestión de Gobierno, cómo se desarrolla la gestión de Gobierno».

Sobre lo anterior, puntualizó: «el Gobierno nuestro defiende el socialismo». Y eso, dijo, significa que «lo que se concreta ante todo, cuando estamos defendiendo el socialismo, es la máxima justicia social posible; (…) todo lo que conspire contra eso, todo lo que nos cree desigualdades, nos acreciente desigualdades y no garantice justicia social, está en contra del socialismo en el país».

«Es muy importante –enunció– reconocer y defender las esencias del socialismo, que son la independencia, la soberanía, la democracia socialista, la paz, la eficiencia económica, la seguridad ciudadana y las conquistas de todas las justicias sociales, que responden también a un anhelo, a un afán martiano».

 

El Primer Secretario del Partido, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, señaló la importancia de defender las esencias del socialismo, que son la independencia, la soberanía, la democracia socialista, la paz y la eficiencia económica, entre otras. Foto: Estudios Revolución

 

En situaciones como las que enfrenta Cuba, razonó el dignatario, la gestión del Gobierno debe tener «una convicción, y es que no podemos dejarnos vencer por el peso de las dificultades que tenemos que enfrentar», en un mundo lleno de complejidades, «y donde es necesario (…) dar una nueva vitalidad a la movilización popular, cuyas iniciativas nos fortalecen».

«La rutina –expresó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista– ha minado muchos de nuestros procesos; en tiempos de la COVID-19 desmontamos muchos procesos, y hoy apremia sacudirse esas inercias que hemos tenido».

Hizo referencia entonces a la importancia del trabajo en la base, especialmente en los municipios; habló de cerrar brechas entre lo que se diseña como política y lo que se va implementando. Y trajo a colación conceptos insoslayables como poder popular, democracia, control popular, antimperialismo, institucionalidad, diálogo (como los sostenidos por la dirección del país, durante 2021, con diversos sectores sociales), educación de profundo alcance, economía eficiente y hecha de interconexiones entre todos sus actores.

Particular énfasis hizo en la tarea de atención a los casos sociales, sobre todo aquellos que no han logrado una movilidad ascendente. Y en cuanto a las acciones transformadoras en los barrios, el Jefe de Estado valoró: «En 2021 nos concentramos mucho en resolver los aspectos físicos de los barrios»; resaltó que lo hecho «fue una expresión de la resistencia creativa que nos hemos planteado». En medio de una situación compleja, argumentó, «hemos avanzado en un grupo de cosas que estaban dormidas, (…) pero ahora hay que ir también a lo espiritual, a los elementos emocionales y sentimentales que hay en ese barrio, a la pedagogía con que tenemos que enseñar y educar», (…) para demostrar que con las personas participando, y no solo desde las cosas materiales, sino también desde acciones de los afectos, «podemos dar una esperanza desde el socialismo y desde la Revolución».

Acciones que favorezcan a la juventud, entender que en lo económico tenemos que ser capaces de producir y de crecer a pesar del bloqueo, fortalecer nuestro sistema empresarial, luchar contra los altos precios y contra las manifestaciones de corrupción, adecuar el destino de los presupuestos a las necesidades de cada territorio, y seguir reordenando el comercio. Sobre esas tareas para 2022, y otros propósitos, habló también el Presidente de la República. Y en una mirada al mundo, destacó el valor de cerrar filas junto a todos aquellos que comparten con Cuba la defensa de las mejores causas por el ser humano.

El inicio de la intervención del Jefe de Estado fue el análisis, en la reunión, de cómo marcha el cumplimiento de la Política de la Vivienda. En ese punto, el vice primer ministro, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, hizo hincapié en la necesidad de que esa política sea respetada, y el vice primer ministro, Alejandro Gil, expresó que –ante el hecho de que para 2022 el plan de construcción de viviendas duplique el de 2021– Cuba asume un reto que implica mayor organización y un seguimiento que debe llegar hasta el barrio.

Otro punto de la agenda fue el Plan de soberanía alimentaria y educación nutricional de la población. Al respecto se habló de revisar, comunidad a comunidad, la disponibilidad de tierras para producir, y se compartieron análisis sobre una comercialización que no dispare los precios. «Tenemos que revisar –dijo el vice primer ministro, Jorge Luis Tapia Fonseca– el precio con que se está comercializando, tenemos que revisar provincia a provincia».

Otro tema de la reunión tuvo que ver con precisiones sobre la desagregación, notificación y aprobación del Plan de la Economía y el Presupuesto del Estado para 2022. Entre otras ideas esenciales, se abogó por avanzar en la descentralización de las facultades y de los recursos, y trabajar para que cada provincia y cada municipio tengan un plan territorial que sea traje a la medida, el cual, más allá de las cifras, pueda traducirse en acciones por el bienestar de las comunidades.

 

Vea también:

Cómo y para qué hacer ciencia e innovación en finanzas y precios (+ Video)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu