Ciencia en el surco (+ Fotos)

Ciencia en el surco (+ Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

La combinación del conoci­miento científico, tecnologías y buenas prácti­cas es imprescindible para mitigar el impacto del cambio climático sobre la agricultura.

El Doctor en Ciencias Nelson Rodríguez, di­rector de la unidad empresarial de base (UEB) Estación Experimental de Tabaco de San Juan y Martínez, señaló la necesidad de incrementar la cantidad de especialistas en la base produc­tiva, con énfasis en los ingenieros agrónomos.

 

Disciplina tecnológica

La disciplina tecnológica en la atención a las plantaciones decide en el incremento de los ren­dimientos, ya que el potencial de las variedades hoy empleadas es superior a 2,5 toneladas por hectárea (t/ha), en condiciones experimentales hasta tres, y se alcanza menos de la mitad.

Es fundamental la cultura de los producto­res, porque la sumatoria de los errores que se cometan en el cultivo inciden sobre el resultado final, si no se realizan bien actividades como el tape del palito y el aporque, disminuye entre un cinco a un 10 % la expresión máxima del creci­miento de la planta. Igual sucede con las otras acciones demandadas, por ejemplo la aplicación de fertilizantes en el momento y cantidad indi­cada.

 

Imprescindible resulta el empleo de semilla cer­tificada y avalada para su comercialización, violar esta parte del proceso pone en riesgo todos los indi­cadores de rendimiento y calidad de la cosecha.

 

 

Es en el tabaco negro donde hay más avance en la obtención de variedades, la criollo 98 y co­rojo 99, creadas por la Estación, confirman con creces su calidad de año en año; en tanto las corojo 2006 y 2012, las califica como búnkeres por su resistencia a plagas y enfermedades.

Corojo 2018 es un híbrido, las pruebas en condiciones de producción arrojan buenos in­dicadores; tiene como limitación que hay que obtenerlo de cara a cada campaña, porque no es viable la autofecundación o polinización.

El tope en materia de rendimiento ya fue ob­tenido en las variedades, el reto a nivel de labo­ratorio está en el mejoramiento genético, incre­mentar la adaptabilidad a las manifestaciones del cambio climático y calidad de la hoja, que incluye la resistencia a las plagas, especialmente aquellas como la pata prieta, que es muy versátil y reducir la aplicación de productos químicos, los residuos de estos en la hoja y el costo.

En visita efectuada al municipio, Marino Murillo Jorge, presidente del Grupo Empresa­rial Tabacuba, solicitó que la institución reali­zara un diagnóstico sobre la preparación que tienen los directores en el territorio y dio in­dicaciones para trabajar en la superación de estos.

La Estación Experimental tiene la responsa­bilidad de ofrecer asesoramiento científico-técni­co a las entidades productoras de la solanácea en Pinar del Río y para ello es una premisa esencial fortalecer el vínculo con el sector empresarial.

 

Uso de la tecnología

Es fundamental no emplear la tecnología para subsanar errores de planificación, especial­mente con respecto a las casas de cura contro­lada, a las que muchas veces se destinan hojas que no tienen la máxima calidad. Ello genera un gasto de combustible y costo para el vegue­ro que no se respalda con la capa que obtiene, lo que daña la eficiencia del productor y de la empresa.

 

Baterías de túneles de tabaco. ACN FOTO/Rafael FERNÁNDEZ ROSELL

 

Los túneles para semilleros son una al­ternativa viable para garantizar la dispo­nibilidad de plántulas durante la siembra, de ahí que se protejan ante las inclemencias climatológicas. No menos importante es ade­cuar la fecha de inicio de la campaña, pues las lluvias del mes de octubre provocan fre­cuentes pérdidas en los primeros campos. Habrá que ajustarse a los patrones de preci­pitaciones actuales, sobre todo en tiempos de limitados recursos y que gane preponderan­cia la selección de las variedades, de acuer­do al tipo de suelo, momento de la siembra y modalidad.

El cultivo del tabaco forma parte de las más raigales tradiciones de Pinar del Río, y la apli­cación de la ciencia en el proceso productivo es indispensable para su desarrollo y competitivi­dad en el mercado internacional.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu