El pan suave… y el dinero duro

El pan suave… y el dinero duro

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (54 puntos, 11 votos)
Cargando…

La inflación econó­mica que duele sin explicación catedrá­tica al cubano es la que enfrenta todos los días cuando se le­vanta, y sin que nada cambiara en el contexto internacio­nal o nacional, le dicen que la jaba de pan de 30 pesos vale ahora 40, 45 y hasta 50; o que los paquetes de pe­rro caliente y picadillo que cuestan 35 pesos en los establecimientos es­tatales, el mercado informal o negro lo tiene a 100, 110 y hasta 120 pesos, en dependencia del lugar.

Y ahí es cuando varios nos pre­guntamos. ¿El Gobierno no sabe que ese pan sale de panaderías es­tatales (si alguien lo duda le invito a que busque una panadería casera con tanto abastecimiento y calidad) y, aunque resuelve muchas merien­das y desayunos, que el precio es totalmente especulativo y conse­cuencia de robo de harina? ¿La ha­rina subió de precio en el mercado externo o se lo exageró quien lo su­ministra por puro placer de ganar más en tanto descontrol?

¿Por qué ya casi ninguna pa­nadería estatal tiene pan libera­do (excepto la Cadena Cubana del Pan), sin embargo, pululan los carritos y hasta puntos de ventas particulares con pan suave, flauta y demás variedades? ¿Nos hacemos todos los de la vista gorda (inspec­tores, policía y más) o es realmente imposible toparles a los cuenta­propistas una jaba con el producto más querido por Pánfilo?

Los precios inflados a la fuer­za y el desabastecimiento que aún persiste en el comercio interior de productos de primera necesidad son dolores de cabeza para ciuda­danos y directivos. Los primeros no encuentran respuesta para que de la noche a la mañana salga más di­nero de sus bolsillos por obra y gra­cia de intermediarios, que parecen libres de polvo, paja y quizás hasta de tributos. Los segundos persisten en explicar que más ofertas nacio­nales es el único camino, aunque la manera de conseguirlo demora y el costo está siendo alto, con impacto en lo social y político del sistema.

Hace solo unos días en un agro del Cerro estaban en la tarima, junto a las viandas, paquetes de pi­cadillo y los conocidos perritos. Al preguntarle por el precio, rápida­mente se miraron y a coro dijeron los vendedores: 100 pesos cada uno. ¿Acaso no se sabe que la guerra contra los coleros ha bajado enor­memente la guardia y hay quienes han hecho un modo de vida o tra­bajo hacer colas para revender? Y no hablamos de bebidas, cigarros u otros. Nos referimos apenas a pro­ductos de primera necesidad, a la comida.

Lo increíble es que así vamos deshojando el almanaque y cada uno nos volvemos cómplices de esas ventas fraudulentas, por más que el pan sigue estando suave y el dinero muy duro para cubrirlo todo.

Acerca del autor

Máster en Ciencias de la Comunicación. Subdirector Editorial del Periódico Trabajadores desde el 2019. Editor-jefe de la Redacción Deportiva desde 2007. Ha participado en coberturas periodísticas de Juegos Centroamericanos y del Caribe, Juegos Panamericanos, Juegos Olímpicos, Copa Intercontinental de Béisbol, Clásico Mundial de Béisbol, Campeonatos Mundiales de Judo, entre otras. Profesor del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, en La Habana, Cuba.

34 comentarios en El pan suave… y el dinero duro

  1. Que puedo decir que no este dcho,solo que en mi municipio que pertece a la provincia de Cienfuegos todo es un descaro y los dirigentes ni x enterado de nada que suceda con los altos precios,solo la población sufre de esta inflación.tal parece que todos los que tiene que ver con esta tarea están comiendo de gratis.y lo mas triste no hay a quien quejarse pxq todo el mundo te da balselina y justifica lo mal echo y después la comen contigo.

  2. Ya era hora que se pudiera publicar lo que sentimos y la realidad, vamos a ver si de esta forma nos avergonzamos y resolvemos lo que se puede resolver y nos dejamos de tanto teke, tenemos bloqueo, pero a veces el mayor es el de nosotros mismos, que no somos capaces de resolver los problemas que tanto afectan al pueblo

  3. Quién puede exigir por los precios de los cuentapropistas,si el primero que no respeta precios es el Estado. Hoy fui a comprar una lata de Vita Nuova, que normalmente valía 5 pesos y poco,en MLC, ya bastante caro porque no nos pagan en esa moneda, y la tuve que pagar a 8.47. En otros países hay tiendas caras y otras baratas, y aquí por el Estado hay tiendas caras y otras mas caras: hasta cuándo!!!

  4. REALMENTE ESTIMADO JOEL, TU ANALISIS SOBRE EL PAN ES MUY BUENO PERO CONSIDERO QUE EL ASUNTO DEBE AMPLIARSE A TODO(LOS CARRETILLEROS,LAS PLACITAS,MERENDEROS DE CUENTA PROPISTAS)LOS CUALES COMO DEPREDADORES AUMENTAN DE LA NOCHE A LA MAñANA, Y YO ME PREGUNTO YA NO HAY CUERPO DE INSPECTORES,CUAL ES EL TEMOR DE APLICAR POR ALGO QUE NUESTRO COMANDANTE EN JEFE FIDEL ABOGO QUE ES LA JUSTICIA SOCIAL Y QUE ESTA REVOLUCION SE HABIA HECHO PARA LOS POBRES,SALUDOS PARA UD.

  5. Saludos, muy buen articulo, Joel García le invitamos visite el DUBAI de Cuba, Bayamo, aca si se les fue la mano con los precios altos, le pongo ejemplos, subliminar una Jarra en La Habana esta alrededor de 300 pesos, aca en Bayamo es a 700 pesos, las muy codiciadas motorinas, en La habana estan alrededor de 80 000 y 90000 pesos, aca? en 120 000. saque usted sus propias concluiones, lo esperamos. Saludos

  6. Aquí no hace falta más análisis ni periodistas q hablen de lo mismo,lo q hace falta es q le pregunten a los q dirigen lo q comentan aquí.
    La inflación no se va a eliminar y el q espere eso está soñando y saben pq????
    Porque el estado sigue liberando dinero para la calle rompiendo el equilibrio entre oferta y demanda
    Fórmula…..
    Más dinero-mercancia=inflación
    No se restantes más hablando la misma muela q al final el q tenga q compré y el q no q se muera pues así es en lo q se ya convertido cuba

    • Gracias Tany por su comentario. El periodismo intenta aportar a la realidad. No es la misma muela. NO hacemos un periodismo de muela. Y ojalá que Cuba no se convierta en eso, que compre el que más tenga y que se muera el que no tenga. Para eso no se hizo la Revolución. Saludos.

  7. La calidad del pan es pesima, ejemplo de ello es la panaderia de Flores y Estevez, ademas de que nunca hay pan liberado, el cual sale por la trastienda. Se necesita control y supervision sobre esto. Saludos,

    • Gracias Yanet. La calidad del pan daría para otro comentario. Y que el pan sale por la trastienda eso es una verdad no solo en su panadería, sino en muchas. Pero seguiremos denunciándolo. Saludos.

  8. muy buen comentario, pero al final todo queda en esto, a ningun gobierno local, nacional le interesa , todos hablan el mismo idioma repitiendo las frases aprendidas de memoria: tenemos que hacer, vamos hacer, habra que hacer, pero el momento de hacer nunca llega, la frase hicimos esto nadie la dice, los precios suben, la familia cubana esta obstinada, y como diria el compa;ero cristobal esto no lo tumba nadie porque todos los dias amanece mas en el piso y sin intervencion alguna

  9. Excelente análisis, la pregunta es la siguiente: ¤Lo que venimos diciendo hace rato los del bolsillo lastimado, que tan bien se describe en esta publicación, solo lo vemos nosotros los sapientes??????». Existen muchas extrategias, reuniones, grupos de trabajo etc., para hacer la contraguerra a quienes nos denigran desde el exterior. Ahora, si uno aolo de esos grupos de dedicara a resolver estos problemas, pues listo; al momento bajan los precios. Los adminostradores minoriatas no venden productos en sus establecimientos, van directo los revemdedores e incluso, en casos denuciados por el que suscribe, lo revende el mismo custodio nocturno. Cuanta razón tenías Fidel, «Esto no lo tumba nadie….a lo que agregaría si miedos: «Lo tumbamps nosotros con nuestra chapucería.

    • Gracias Cristóbal. Fidel estaba claro, solo la corrupción puede acabar con la Revolucion. Y eso es una verdad que sigue sobre nuestros hombros. Abrazos.

      • Buenas tardes, Joel. Unas palabras a su comentario.
        Sucede que la memoria no debe perderse por ningún concepto. Esta Revolución ha costado mucha sangre y vidas, Y ESO NO PODEMOS PERMITIRLO (que se acabe la Revolución). Y he aquí donde la alta dirigencia está obligada a no quitarse los gauntes de boxear, subirse al ring y «fajarse» contra el inmovilismo y la falta de voluntad para enfrentar y solucionar los tantos problemas que agobian al pueblo hoy mismo. Y ¡mucho cuidado! que esa falta de voluntad por los que dirigen a distintos niveles son los primeros responsables de «tener puestas las pelotas», porque tienen la misión, en tanto representantes destacados del Estado, de «ponerle el cascabel al gato» y meterse de lleno en los precios que tanto afecta al cubano de a pie, atacar sin cuartel a los coleros y revendedores, entre los principales criminales en nuestro país, que no tienen piedad ni compasión con los más necesitados, que somos la mayoría, incluyendo niños y ancianos (no perdonan a nadie) y eso lacera sobremanera la esencia de nuestra digna existencia.
        Cada organismo tiene su ministro, cada provincia su Secretario del PCC, Gobernador y Delegado del MININT, cada municipio su Secretario del PCC y el Intendente, cada uno seguro que puede hacer más para darle un vuelco importante a esta situación tan peligrosa para la supervivencia del país.
        No descubro el agua tibia si expreso que la corrupción tiene bastante tela por dónde cortar. Y da para muchos trabajos periodísticos. Mis respetos.

  10. La inflación ya pasa de castaño a castaño oscuro, tal pareciera que es hasta provocada convenientemente. Porque ?es normal que los precios suban diariamente, sin que nadie de cualquier nivel de un explicación coherente, verdadera?
    En la URRSS cunado aplicaron la llamda glasnov todo fue camino al derrumbe, las empresas estatales se las vendieron a precios irrisorios a aquellos empresarios que la dirigian y en contubernio con todo el que estab de acuerdo con el derrumbe.
    Nuestro gobierno e institucoones hacen lo posible por garantizarnos al pueblo mediante la libreta lo esencial, y lo demas? si cuando tenía la esperanza de que me subieran el salario podría tener mun descanso y podría dedicarme a terminar mi casa, a solucionar ciertas cosas que he dejado por no tener solvencia, y ahora a poco tiempo de jubilarme QUE HACER? si es que el descontrol es tal que da verguenza.

    • Tiene mucha razón. La inflación nos golpea y fuerte, y más si se trata de jubilados. El descontrol llega a niveles preocupantes, incluso sabiendo que en época de crisis, casi siempre suceden esos fenómenos. Pero algo hay que hacer. Gracias por comentar. Saludos

  11. tienen toda la razon en sus comentarios yo creo que ya se debería tomar parte por los órganos competentes en esto porque es en cualquier lugar que vas los precios van a acabar con los que trabajamos y mientras tanto otros viviendo de nuestro sudor y sin consideración ya que esto es la alimentación de ancianos y niños

    • Roberto, los precios están excedidos por el tema especulativo y por el abuso de muchos vendedores. Y lo lamentable no es que lo hagan con productos que no son de primera necesidad, sino con la alimentación y el pan, que es vital.
      Saludos

  12. «El pan suave… y el dinero duro»
    La inflación para el cubano es un nuevo reto con desiguales condiciones a la hora de enfrentarla cuando aplicamos la cátedra a nuestra economía familiar.
    Es la categoría que deja a un jubilado quien logró ahorrar una cantidad X, en su proyecto de vida laboral activo y socialmente útil; quien al despertar cada mañana ve cómo lo acumulado para otra etapa posterior a la vida laboral, digamos 40, va quedando reducido a 20, luego a 15…. Expliqueme Usted, de qué le vale al jubilado la interpretación catedrática sobre el por qué no funcionan los ajustes teóricos nada empíricos de nuestra experiencia real socialista más reciente, cuando estas argumentaciones escapan ya de solucionar mi nueva práctica de sustento económico basado en un proyecto errático de acumular chavitos para ello, sin posibilidades de nuevos «mercaintentos» . Cuando una pensión, por «explicación catedrática» no tiene en cuenta la categoría laborar acumulada, cuando la jubilación se queda como una fotografía de su momento-tiempo, queda estática en el menor corto tiempo que le pueda quedar de una imagen pasada, sin avanzar a la par de los ajustes. Su categoría histórica, su esfuerzo y trabajo pretérito por ser prehistorica a los ajustes económicos teóricos sobre otros capitales que no son el humano quedan ahí. Viendo como categorias ajustadas la igualan y sobrepasan. Ni siquiera su memoria historica, la que fue realidad un día sirve socialmente como referencias a lo que fue una medida de lo más o menos útil a la sociedad, en las mismas categorías sobre aportes, iguales a los que se reparten ahora en los ajustes de capitales materiales, empresariales estatales, cooperativos, asociados o privados.

    El pan, señor mio, si es de trigo tiene un contexto internacional en nuestro caso; pero una vez adquirido, importado cae en terreno de la tecnocracia nacional localizadas en dominios de los consolidados, uniones, panaderias, administraciones, panaderos, sindicatos, partido, juventud, consumidores, de todos quienes estemos presentes cuando se extrae «dinero sueve del pan crudo». Cuando cae en dominios fuera de todo cálculo catedrático no empírico sobre manejos de la inflación, vista como un ajuste intrincico del capital, material, bancario, industrial y mercantil, los que lamentablemente no entran en los ajustes sociales socialistas, pues estos aún no tienen una catedra consolidada en las teorías que intentamos explicar.
    Gracias.

    • Mi preocupación respecto a los jubilados es la siguiente, en el año 2018, después de trabajar 48 años, me jubile con 1100 pesos, con el Ordenamiento salarial, aumente a 2658 pesos, lo que no alcanza para vivir con los precios actuales, sin embargo compañeros que se están jubilando este año, con mucho menos tiempo de trabajo que yo, dado el aumento salarial, lo hacen con más de 5500 pesos, creo que injusto para los que trabajamos tantos años y ahora nuestra jubilación es pobre y no nos alcanza, considero se debería hacer algo al respecto, muchas gracias Joel por su artículo.

  13. Joel antier tomé varias fotos de vendedores de pan en el mismo centro de Matanzas con el propósito de escribir algo. Me alegra que lo hayas hecho tú. Aquí hay sitios especializados en venta de pan, que insisten en asegurar que solo se abastecen del mercado en MLC, con lo cual, por supuesto, no concuerdo. Cuando no alcanzo pan enbla Cadena, tengo que morir en particular. Como estoy en construcción, he gastado más en pan que en cemento y arena. Un abrazo por tan buen turno al bate.

  14. Saludos Joel García, cuan acertado su comentario. Yo soy madre y me vuelvo loca tratando de encontrar algo para la merienda de mi hija. Debajo de esa crisis, cito a un profesor querido: «hay una enorme corrupción». Gracias por exponer la verdad que como decía Eddy Brown, traductor de la CTC por muchos años: Si es verdad es revolucionaria. Mamá Justa.

    • Gracias Mamá Justa. Es la merienda de muchos niños y jóvenes. La verdad hay que exponerla y nos toca hacerlo desde el periodismo comprometido

  15. Muy de acuerdo con el escrito,esas preguntas me las hago todos los días y a las autoridades no le duele nada,el pueblo sufriendo las consecuencias del descontrol,la negligencia,el mal trabajo de los jefes,el desvío de recursos…y el estado indirectamente inflando los bolsillos de los revendedores,coleros,vagos que se reinventan todos los días para subir los precios.Si se puede tomar medidas y topar Hasta cuando vamos a seguir así.

    • Gracias Esther. Seguiremos denunciando en espera de que tomen medidas. consideramos que se puede topar un precio a estos revendedores. La idea no es privar al pueblo del producto, pero ahorita estaremos pagando la jabita de pan a 100 pesos si seguimos como va. Saludos.

  16. Asi mismo es, en nuestro barrio del Cerro a escasas cuadras de la 4ta unidad pululan los revendedores de pan sin que la policia se moleste en investigar de donde sale toda esa mercancia.

    • Alejandro gracias. La policia compra ese pan tambien. Pero el tema es la impunidad con que ya se vende ese pan por nuestras calles. Y va desde la necesidad que hace falta hasta el robo que sabemos se produce para hacerlo. Saludos

  17. …. Y no o pasa nada, todo e mundo lo sabe, muy bueno tú comentario de denuncia, una denuncia más, ojalá caiga en oídos receptivos, lo peor el pueblo, el pueblo, no la plebe que existe (igual que en el Imperio Romano), causa de su desintegración, ojalá no pase en Cuba, pues el pueblo, repito pueblo va perdiendo la confianza en la Revolución, cada día crece la inflación, el ministro de Economía dijo que era difícil pero no imposible(pafraseando lo que dijo), ha empeorado el problema. Esperemos milagros!!!

    • Gracias Julia Juana. No hay milagros. Solo produciendo más saldremos de la escasez, pero hay también mucha indisciplina y descontrol. Es la parte de la cara que debemos atacar ahora. Saludos

  18. Al fin alguien que la canta como es!
    Parece que hay más preocupantes políticas que económicas en las altas esferas. Sin darse cuenta que es en la mesa del comedor donde nacen las inconformidades de la inmensa mayoría.

  19. Completamente de acuerdo con ud,los precios suben de un día para el otro sin limites y nadie hace nada,todo sigue igual,no se ven los productos que harían bajar esos precios, suministrados por el estado,la venta a sobreprecioS se hacen ya al «descaro» delante de todo el mundo ,y los inspectores ?bien gracias

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu