Las tuercas a la eficiencia (+ Fotos)

Las tuercas a la eficiencia (+ Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

La empresa de Transporte Agropecuario Pinar del Río de enero a septiembre del presente año recibió solo el 66,4 % del combustible planificado y logran el 92,5 de los ingresos previstos.

 

El pago por altos resultados estimula a los trabajadores beneficiados. Foto: Pedro Paredes Hernández
El pago por altos resultados estimula a los trabajadores beneficiados. Foto: Pedro Paredes Hernández

 

Subordinada al Grupo Empresarial Tabacuba la entidad cuenta con tres unidades empresariales de base (UEB), prestan servicios en la provincia y fuera de esta, y su misión fundamental es el traslado de tabaco, sin importar el destino.

 

Eficiencia

La laboriosidad de Vladimir Duperón Ávila es reconocida por todos, así como su consagración a una labor en la que carece de medios sofisticados que minimizarían el esfuerzo físico. Foto: Pedro Paredes Hernández

La eficiencia es resultado de la meticulosa coordinación para que no circulen carros vacíos y de un coeficiente de disponibilidad técnica superior al 70 por ciento. Emilio Triana Ordaz, director general, señaló que trabajan en la recuperación de otros equipos que les permitirán aumentar la capacidad de carga y abrirse a otros mercados, a partir de la diversificación que logran de su objeto social.

Destacó que ese indicador se alcanza pese al envejecido parque de camiones de que disponen, más para ese colectivo de 471 trabajadores; son aliados permanentes innovación y constancia, elementos a tener en cuenta para el pago por alto desempeño.

De esto último da fe Vladimir Duperón Ávila, quien trabaja como ponchero en el taller provincial perteneciente a la UEB José Argibay y carece de recursos modernos para cumplir con las funciones que realiza hace ya nueve años.

Es uno de los 19 trabajadores beneficiados con el pago por alto desempeño, lo que impacta favorablemente en su economía familiar, pues la plaza que ocupa tiene un salario fijo de 2 mil 400 pesos; muy por debajo del promedio de la empresa que es 6 mil.

También recibió el extra que representa la distribución de utilidades, se materializó el correspondiente a los dos primeros trimestres del año; el tercero calculado y notificado todavía no se paga, debido a una estrategia interna de manejo de la economía, dada la morosidad de varios clientes para cumplir sus compromisos financieros.

 

Motivaciones

 

Juan Acosta no piensa en el retiro, asegura que su familia y el camión son las cosas más importantes en su vida. Foto: Pedro Paredes Hernández

 

Juan Acosta Iglesias tiene 71 años, presume de su salud y asegura que todavía no piensa en la jubilación y menos ahora que está vinculado en su condición de chofer y trabajador directo a la producción en un sistema de pago a destajo; el último mes “que estuvo flojito porque hubo poco combustible, gané 5 mil 80 pesos”.

Habla del compañero que recibió 24 mil pesos por alto desempeño, y de las posibilidades que tienen actualmente los jóvenes; resalta que hace falta mucho sentido de pertenencia y sacrificio, pero que hay resultados, y se vanagloria de sus 38 años de labor en una empresa que prioriza el pago a los trabajadores y los gastos en mantenimiento a los camiones.

 

Beneficios

Hasta el cierre de septiembre el monto del dinero distribuido por concepto de utilidades en el colectivo asciende a 2 millones 753 mil 427 pesos.

Walfrido Hernández Silva, administrador de red y secretario general de una de las varias secciones sindicales con que cuenta la entidad, explica que desde el 2020 establecieron el reglamento para la distribución de estas, que fue un proceso de creación conjunta en el que siempre estuvo representado el sindicato.

Fue concebido como una herramienta para estimular la productividad, la eficiencia y la disciplina laboral e incluso el enfrentamiento al delito, porque si un colectivo reporta alguno pierde el derecho a este beneficio.

La medida responde a que eran frecuentes hurtos en algunas de las bases y ya constatan el impacto positivo de tal condicionante.

No todo se revierte en salario, ese financiamiento permite que la empresa asuma el mantenimiento y reparación de viviendas de trabajadores que lo requieran y que contribuya con la atención a casos socialmente críticos; también es el respaldo para la recuperación del parque automotor, adquisición de máquinas herramientas y mejoramiento de la infraestructura que garantice mayor seguridad y confort en las distintas áreas de trabajo.

 

Otro lado

Yaima Triana, comunicadora y secretaria general de otra de las secciones sindicales, tiene experiencias muy diferentes. La limitación de servicios por la COVID-19 y la insuficiente disponibilidad de combustible han hecho mella en la salud financiera de esta entidad.

Asegura que el incumplimiento de los indicadores incide negativamente sobre muchos aspectos, coarta el abastecimiento de medios y recursos para laborar, y en varias ocasiones fue preciso desplazar la fecha de pago de salario acordada en el Convenio Colectivo de Trabajo, lo cual crea una gran insatisfacción en el centro, aunque se sabe de los constantes esfuerzos del área económica para buscar alternativas viables.

Ello propicia un estado de ánimo desfavorable, y acota que carecen de utilidades, no reciben ese pago al cierre de los trimestres y esto frena el desarrollo futuro de la organización. El sindicato se preocupa con la Administración por el tema financiero y mantiene informados a los trabajadores sobre la situación.

Argumenta que la mayor complejidad no está en la comprensión, sino que esa persona que no devengó un salario no puede ofrecer explicaciones al cobrador de la electricidad, por solo poner un ejemplo de necesidades a cubrir.

 

Mal de muchos

La situación epidemiológica, el insuficiente aprovechamiento de las 43 medidas aprobadas para el sector empresarial, el recrudecimiento del bloqueo de los Estados Unidos a Cuba, el necesario aprendizaje que lleva la Tarea Ordenamiento y la crisis económica asociada a la COVID-19, son algunos de los elementos que inciden sobre los resultados de las entidades vueltabajeras, que al cierre de octubre cumplieron las utilidades solo al 28,4 por ciento.

Lo que repercute negativamente sobre el diapasón de beneficios que podrían traer consigo para los distintos colectivos laborales, lograr que la eficiencia forme parte de la cotidianidad es un viejo anhelo, pero ahora es la tuerca indispensable para fijar el puente que dé paso a la prosperidad.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu