Sesionó en La Habana XX Cumbre del Alba- TCP (Cobertura Especial)

Sesionó en La Habana XX Cumbre del Alba- TCP (Cobertura Especial)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Díaz-Canel: Con la pandemia crecieron los índices de pobreza desempleo y desigualdad

 

El Primer Secretario del PCC y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, tuvo a su cargo el discurso inaugural de la XX Cumbre del Alba-TCP, dio la bienvenida a todos  y reconoció que es realmente estimulante retomar los encuentros presenciales y no solo porque es señal de que vamos superando la emergencia sanitaria.

 

 

El líder cubano saludó el regreso de Santa Lucía a las cumbres presidenciales y la reciente  victoria electoral del PSUV y el Gran Polo Patriótico en los comicios regionales de Venezuela. Felicitó al  comandante presidente Daniel Ortega, quien encabeza un nuevo gobierno de unidad y reconciliación nacional en Nicaragua, así como a Luis Arce Catacora, quien recibió el respaldo del  pueblo boliviano.

Expresó su solidaridad “con los hermanos del Caribe” y reconoció que con la pandemia crecieron los índices de pobreza desempleo y desigualdad.  Lo más terrible es que la emergencia sanitaria  no frenó el neoliberalismo, sino que la cooperación internacional quedó relegada frente a los intereses nacionales y se ha dificultado incluso el acceso a insumos médicos y vacunas.

Se desaprovechó la velocidad con que los científicos encontraron la vacuna contra la Covid-19, lamentó. El imperialismo de EE.UU. reforzó sus planes hegemónicos y a pesar de ello, las fuerzas progresistas y los movimientos sociales de la región respondieron con firmeza.

El primer orador fue el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, nación que junto a Cuba resultó fundadora del Alba-TCP el 14 de diciembre del 2004.

 

Maduro: El Alba ha sido nuestro espacio

 

Foto: Tomada de ACN

 

El Alba-TCP es la casa de los sueños grandes, de la igualdad entre hermanos, sin chantajes ni presiones, dijo el líder venezolano. Recordó que a través de este mecanismo los comandantes Fidel y Chávez aceleraron el acceso de los humildes a la salud y la educación.

También mencionó que los fundadores del Alba , en su audacia, fundaron Petrocaribe, proyecto solidario con las naciones caribeñas “que volverá y será más fuerte”, dijo.

El Alba no solo ha sido un espacio para soñar un mundo sin colonialismo, en él conviven pueblos libres, integrados, sin guerras imperialistas, sin amenazas de uso de la fuerza. El Alba ha sido una casa para soñar, levantar y hacer sentir la voz colectiva de nuestros países, como ha sucedido en Naciones Unidas, en los espacios donde se debate la sobrevivencia de la especie humana, en el Movimiento de Países No Alineados, en el Grupo de los 77 + China, y en otros mecanismos multilaterales.

En el mundo prepandemia, el Alba permitió juntar a profesionales de la salud y la pedagogía para ayudar a nuestros pueblos; y  enfrentar crisis como las que ocasionaron las catástrofes naturales del huracán de Antigua y Barbuda, o el volcán en San Vicente y las Granandinas. Allí el Alba fue el primero en llegar con ayuda. Por eso es “importante fortalecer y valorar este espacio común”.

Han sido gloriosos estos 17 años que demostraron que el camino de la integración es necesario y posible, pero  hay que dar un paso más, y ese es el llamado que Venezuela viene a ratificar a esta XX Cumbre, que organicemos un plan de acción conjunta.

 

 

 

¡Qué interesante sería que los Estados miembros del Alba-TCP le diéramos la máxima importancia estratégica al Plan que será presentado en este evento y lo colocáramos al lado de las prioridades nacionales¡

Maduro pidió un aplauso para el legado científico de Fidel Castro que posibilitó las 5 vacunas cubanas, y reconoció la labor de los científicos de la Mayor de la Antillas, sector donde las mujeres son mayoría, reconoció.

Destacó además que en este año el imperialismo pretendió desestabilizar a Cuba, pero esta hoy vive y renace

El líder venezolano pidió que “agarrándonos de las manos”  rechazáramos las patrañas que pretenden sembrar contra Nicaragua, nación que  merece amor, apoyo y solidaridad, donde Daniel Ortega ganó con un por ciento del padrón electoral muchísimo mayor que el que muestran comicios presidenciales de naciones europeas que no tienen moral para cuestionarle los resultados a nadie.

El Alba tiene experiencias valiosas para  trazarse planes ambiciosos que abarquen los sectores económicos, productivos y financieros. Tenemos un banco del Alba, un Consejo Monetario y una moneda común (sucre), eso nos permitiría ir juntos a producir todo lo que necesitan nuestros pueblos.

Parece una utopía irrealizable, pero en todo caso es una utopía necesaria.  Uno ve a la región indopacífica integrándose, igual que la Unión Europea, mientras que en Latinoamérica cada  quien está por su lado, a pesar de saber que separados somos débiles y que nadie alcanzará por sí solo el verdadero desarrollo.

Por eso abogamos por un conjunto de decisiones y medidas para avanzar más en la integración y la creación conjunta de riquezas, alimentos, bienes y servicios. Pido una ayuda especial en ese sentido a la Secretaría Ejecutiva y a  Bolivia en su condición de presidencia pro témpore, concluyó.

 

Daniel Ortega: Los que atacan al Alba son una vergüenza para la humanidad

 

Foto: Tomada de @Cancillería de Cuba

 

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega elogió la unidad y la resistencia forjada en la dignidad y el amor. Aseguró que el Alba-TCP ha sabido crear y aportar desde la resistencia a las más terribles agresiones que el imperialismo pone en práctica.

Nos reunimos en estos días de pandemia, cuando azota el mundo la otra pandemia del capitalismo salvaje y del imperialismo que destruye naciones, provoca  caos, desintegra a los Estados.

El imperialismo, en nombre de la democracia destruyen procesos progresistas,  predica la paz y hace la guerra, habla de terrorismo y lo practica en su  peor versión, lo han empleado contra los pueblos de Cuba, de Nicaragua, de Bolivia, de Venezuela…

Han cometido crímenes, y lo siguen haciendo, como el de la deportación, ahora la de Alex Saab, nacionalizado venezolano, cuyo delito era garantizar alimentos del pueblo venezolano.

Cuando Bolivia ha reivindicado los derechos de ese pueblo de larga tradición de lucha, también fue agredida y ahora que los hermanos lograron romper las cadenas de la dominación, quieren regresárselas.

En el caso de Nicaragua sucede que estamos en la ruta de un canal interoceánico, fuimos robados y saqueados por los conquistadores, que luego comenzaron a enfrentarse entre ellos por el control de un pequeño río que recorre una parte de esa ruta, a la que solo faltaría un pequeño tramo para salir al océano. Eso explica las tantas intervenciones de Estados Unidos en mi país, expuso.

Con orgullo, Ortega narró la gesta antimperialista de Augusto César Sandino, desde que era un joven, casi niño, hasta el día fatal de 21 de febrero de 1934 en que lo asesinan por órdenes de los yanquis.

De esas luchas y traiciones venimos nosotros, reconoció, por eso somos profundamente antimperialista. En 1979 derrotamos al último marino que había dejado, a Somoza, y nos impusieron entonces otra guerra, la que nos hizo Ronald Reagan y nos dejó más de 50 mil muertes además de la  destrucción de escuelas, puentes, carreteras… Desde que empezamos la campaña de alfabetización, se lanzaron a asesinar maestros.

Desde 1979 hasta 1990 se mantuvo esa guerra financiada con narcotráfico por el gobierno yanqui con esa democracia suya, cínica, falsa y terrorista. Fue un escándalo, se enjuició a Oliver North, pero debía haberlo sido el presidente Ronald Reagan.

El Alba-TCP ha sido un acto de valentía que no se ha planteado formar un ejército ni acción alguna para dañar a ninguna nación, ni siquiera a las que más nos hacen daño.

El Alba propone integración, unidad para combatir la pobreza, para acabar con el hambre, mejorar las condiciones de nuestros pueblos, teniendo en cuenta las asimetrías, es un programa lleno de justicia, amor al prójimo, de cristianismo. Los que han atacado al Alba y a Petrocaribe son una vergüenza para la humanidad.

 

 

 

Arce Catacora: Con salud y alimentos podemos seguir avanzando

Luis Arce Catacora, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, comenzó su discurso solicitando el perdón de Cuba por los abusos y múltiples formas de agresión que padecieron los colaboradores cubanos en noviembre del 2019, cuando las fuerzas de derecha tomaron el poder en la nación suramericana.

 

 

Nunca será suficiente el agradecimiento a Cuba por la ayuda prestada a Bolivia, especialmente en materia de salud y para ser libre de analfabetismo, dijo.

En medio de la crisis mundial del capitalismo, Bolivia va por el camino de la recuperación económico y estamos seguros de que volveremos a ser un referente en Suramérica, a pesar de la amenaza que representa el imperialismo despiadado y a la pandemia de la Covid-19.

Es nuestra obligación proteger a todos los ciudadanos del mundo porque es la única manera de enfrentar la pandemia, y para ello necesitamos integramos, afirmó.

La crisis multidimensional de capitalismo está mostrando la gran desigualdad existente entre los países. La pandemia ha provocado impactos negativos y representa un enorme desafío a las naciones.

El líder boliviano denunció el desigual acceso a las vacunas, mercantilizado por el capitalismo, y propuso que las empresas transnacionales liberen las patentes de las empresas transnacionales, que no se permita el acaparamiento de los inmunógenos y que en cambio se fomente el acceso justo y oportuno a ellos.

Denunció el orden económico mundial injusto y depredador, frente al cual se impone la integración efectiva y eficiente. En ese entorno es inaceptable la imposición de medidas económicas unilaterales que aumentan el sufrimiento de nuestros pueblos y limitan la capacidad de acción de los gobiernos Reconoció el Plan de trabajo post pandemia 2021 realizad por la Secretaría Ejecutiva del Alba y propuso trabajar de conjunto en la biotecnología y en la reactivación económica que tenga como eje al Banco del Alba para fomentar el desarrollo.

 

 

 

Concretamente, Arce presentó la idea de estimular proyectos para producir fármacos y alimentos, de manera que pueda alcanzarse la seguridad alimentaria en nuestros países, refirió. Hemos vivido períodos importantísimos, el Alba ha sido una instancia multilateral que ha sobrevivido y ofrecido resultados positivos , hay que impulsarlo hoy, de cara al neoproteccionismo selectivo que vivimos hoy, frente al cual la respuesta debe ser la integración en objetivos comunes.

El problema de la pandemia no se resolverá a corto plazo y pone en riesgo la vida y la seguridad alimentaria de nuestros países por eso proponemos ser autosuficientes en la producción de medicamentos y alimentos.

Con salud y alimentos podemos seguir avanzando. Los países han encarado los problemas de los últimos años de acuerdo a su capacidad, es hora de avanzar. Bolivia pone a disposición del Alba-TCP, con humildad, su granito de arena para diseñar una estrategia que nos permita salir adelante en materia económica y también de salud.

 

Ralph Gonsalves: La identidad cultural latinoamericana como defensa del ALBA

 

 

El presidente de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, en su discurso, apoyó el proyecto de  Declaración Final de la Cumbre y expresó gratitud por la identificación de los problemas y la mención del héroe de su país, incluido en el panteón de los próceres del ALBA-TCP.

Reconoció cómo el mecanismo de concertación política del ALBA-TCP lucha por la paz y la seguridad de todos los pueblos, por el mantenimiento y la defensa de la Carta de las Naciones Unidas.

«Me complace sobremanera que exista un párrafo por la reparación de los daños causados por la esclavitud y la identificación de nuestras luchas», aseguró el mandatario granadino y agradeció a todos los miembros del ALBA-TCP por el aporte y apoyo en la reconstrucción de su país tras el desastre causado por la erupción del volcán.

Calificó de correcto el plan de trabajo diseñado para la recuperación pospandemia del bloque y enfatizó en sus seis pilares destacando la seguridad alimentaria, la garantía de la comunicación y la transportación. «Si llevamos a la práctica asiduamente este plan estaremos en mejores condiciones para el desarrollo», afirmó el presidente granadino.

Pidió que se incluyera en los documentos de la cumbre dos aspectos básicos: El derecho a la memoria y la consolidación de la solidaridad. Sobre ellos especificó que se trata de la defensa de nuestra identidad y la garantía de futuro.

Por otra parte aseguró que «estamos en una economía global y política muy complicada y la COVID ha elevado los retos.

El mandatario mencionó varios de los desafíos para sostener la soberanía y la independencia, según nuestro propio deseo. Dijo que es vital que hallemos la vía para dedicarnos mejor al trabajo con un país siempre presente entre nosotros, con consecuencias para nosotros, con sus propios intereses imperialistas. «Hablo de las relaciones con EE.UU.», dijo.

Ese país se ha dedicado a una guerra contra Cuba y también contra Venezuela, Nicaragua y las fuerzas progresistas de Bolivia. Es un país complicado y debemos buscar espacios. Tenemos que hallar vías para ver cómo nos relacionamos, principalmente con el pueblo estadounidense, subrayó. (Tomado de Granma)

Keith Mitchell: La cooperación y la solidaridad son pilares fundamentales del ALBA

Keith Mitchell, primer Ministro de Granada manifestó que es un gran honor estar presente en esta reunión representado a su pueblo.

 

 

Recordó en que la década del 80 cuando visitó Cuba, Fidel le dijo que era hombre muy valiente por llegar en Cuba en un momento tan complejo; pero, ratificó que acercarse a Cuba y a la Caricom fue una decisión correcta.

Destacó que Estados Unidos comete un gran error en continuar la hostilidad contra Cuba. Agradeció a la Isla por la profunda hospitalidad y calidez de su pueblo cada vez que ha visitado la Mayor de las Antillas, y además por la ayuda brindada a su país, junto a Venezuela, para enfrentar la pandemia de la COVID-19 y el apoyo cuando su nación ha sido devastada por desastres naturales. «No puedo olvidar su solidaridad, a pesar de los problemas internos que tienen», expresó.

Ratificó el compromiso de su país con los principios del ALBA y en trabajar unidos para resolver problemas comunes. «Granada se unió al Banco del ALBA porque estaba convencida de los beneficios que traería», dijo.
Entre los desafíos comunes subrayó el cambio climático y fortalecer la organización a través de la cooperación, «necesitamos más integración para lograr los beneficios económicos que nuestros pueblos merecen». Debemos guiarnos por el enfoque de la unidad», reiteró.

Habló, además, sobre la necesidad de la unidad entre los países del Caribe, y la designación de esa zona como especial en aras de proteger sus ecosistemas. Instó a levantar el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba, y recordó que siempre que tiene la oportunidad solicita la eliminación de esta criminal política. Denunció, también, la inclusión de Cuba en la espuria lista de países que patrocinan el terrorismo.

«Debemos garantizar el desarrollo sostenible de nuestros pueblos, la cooperación y la solidaridad son pilares fundamentales de esta organización», planteó. Abogó por la concreta implementación de los Acuerdos de París en cuestión del cambio climático y por promover la ciencia y la tecnología y profundizar los lazos comerciales.

Celebró las iniciativas del ALBA en materia de Salud y reconoció el valor de las integraciones, fortaleciendo la comunicación pueblo a pueblo. ( Tomado de Granma)

Jan Douglas: El agradecimiento de Dominica al Alba-TCP

El ministro, Jan Douglas, de Dominica, inició sus palabras recordando a los padres fundadores del Alba-TCP, Fidel Castro y Hugo Chávez, por su gran visión de una integración.

 

 

Aseguró que Dominica se ha beneficiado de este bloque integrador, y ejemplificó que durante el huracán María, fueron socorridos por varias naciones del mecanismo concertador, principalmente por Cuba con el envío de profesionales de la Salud.

Mencionó la preparación recibida por muchos jóvenes de Dominica, que se formaron en diversas profesiones en las universidades cubanas y hoy laboran en el desarrollo económico de esa isla caribeña.

Elogió la labor de la brigada médica cubana y expresó el agradecimiento por esta ayuda. «Nos hemos beneficiado con la Operación Milagro», que ha devuelto la vista a miles de dominicos con intervenciones quirúrgicas oftalmológicas complejas.

Recordó la donación a su país de una unidad de cuidados intensivos que ha logrado salvar muchas vidas y recuperar la salud de muchas personas.

Agradeció al bloque regional por la ayuda brindada a su pueblo y dijo que de esa manera se garantizan los lazos de amistad y solidaridad que lograrán sobrevivir a nuevas generaciones.

«Hoy nuestros retos sociales y económicos como región son enormes y solo la unidad y la cooperación nos podrá dar la supervivencia».

La guerra que acontece en el mundo actual se realiza no con bombas sino con elementos sofisticados de subversión interna, por tanto es necesaria la unidad para contrarrestar la embestida imperial que llega al poder con golpes de estado parlamentarios.

Concluyó sus palabras con la exhortación a continuar trabajando para cumplir con los sueños de los padres fundadores. A nombre de nuestro pueblo dominico damos las gracias por los beneficios del Alba-TCP, finalizó. (Tomado de Granma)

 

Dean Jonas: la Alianza nos motiva a construir sociedades sostenibles

Dean Jonas, ministro de Transformación Social, Desarrollo de Recursos Humanos y Economía de Antigua y Barbuda, reconoció que esta Cumbre permite buscar estrategias y soluciones para enfrentar los desafíos de la Covid-19 y el cambio climático, así como condenar los bloqueos que sufren algunos de nuestros países sin causa alguna.
Reconoció que la pandemia ha sido uno de los principales daños a la salud pública mundial, ha profundizado las desigualdades sociales, y representa un shock para estados insulares vulnerables como los caribeños.
El titular afirmó que el mecanismo de integración regional permite coordinar la respuesta a los impactos múltiples de la actual crisis sanitaria que ha confirmado la interconectividad del mundo.
Jonas insistió que la Alianza puede ofrecer bienestar económico y social a los pueblos de la región al contribuir a la construcción de sociedades mucho más sostenibles. El cambio climático sigue siendo un problema principal para nosotros, dijo y agradeció a Venezuela por la respuesta oportuna ante el último huracán que azotó a las islas de Antigua y Barbuda.
Nuestra supervivencia climática necesita que trabajemos juntos, las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI) tienen un impacto en nuestras economías. Por ello, y a pesar de nuestro tamaño, debemos encontrar soluciones innovadoras que nos permitan sobrevivir y desarrollarnos.
El representante antiguano condenó la aplicación de políticas coercitivas contra Venezuela y Nicaragua, y rechazó que la asistencia humanitaria de Cuba sea vinculada al tráfico de personas, “sin su ayuda muchos países no habríamos podido responder a la pandemia”.
Sin la oportuna intervención de la brigada Henry Reeve, que hicieron todo lo posible y más por controlar la pandemia en Antigua y Barbuda, hubiera sido imposible. Que el 60 % de la nuestra población esté vacunada y tengamos pocos casos positivos es un testimonio de esa colaboración.
Nosotros necesitamos la vacuna cubana y como han expresado otros representantes caribeños, tenemos a varios ciudadanos que dicen que solo se vacunarán con ella.
Confiamos en que la Alianza ayudará a nuestros pueblos y los motivará a construir sociedades sostenibles, sentenció.

 

Vance Amory: el Alba- TCP se ha mantenido unido

El 80 % de nuestra población se encuentra vacunada, reconoció el sancristobaleño Vance Amory, asesor en la Oficina del Primer Ministro y coordinador de esa nación ante el Alba-TCP. Ello nos permite abrir nuestra economía pues una vez protegidos pueden regresar al trabajo y con ello ayudar a sus familias y al país.

 

 

Conocemos los efectos debilitadores de la pandemia y el impacto negativo que ha tenido en el mundo. En ese contexto, el representante de San Cristóbal y Nieves agradeció la ayuda de Cuba y Venezuela a su país y a las naciones insulares en general. Hemos recibido gran apoyo de Cuba en el desarrollo de los recursos humanos y queremos dejar constancia aquí de la extraordinaria labor de la brigada médica cubana que laboró en los primeros meses de la pandemia, resaltó.

A pesar de los efectos devastadores de la pandemia, el Alba- TCP se ha mantenido unido, con el deber sagrado de preservar la región como una zona de paz. Nuestro pueblo y gobierno continuarán apoyando las iniciativas del organismo.

Continuaremos siendo firmes defensores de esta organización. Los principios expuestos en el Plan de trabajo post pandemia para el 2022 traerán mayor unidad, prosperidad y desarrollo sostenible para todos.

 

Sacha Llorenti: Leales siempre, traidores nunca

El Secretario ejecutivo del Alba-TCP, Sacha Llorenti, presentó el Plan 2022 y recordó los principios fundacionales de este bloque referidos a reestructurar el Alba-TCP con otras organizaciones internacionales principalmente de África, Asia y Europa.

 

 

Habló de una agenda común sobre la base del respeto a la soberanía y la autodeterminación, la solución a los problemas sanitarios y los efectos de la pandemia, la garantía de la seguridad alimentaria y la democratización del agua.

Se hará un gran énfasis en la agenda económica a través de una serie de acciones para construir un plan integral financiero y monetario, dijo.

Se pidió establecer las prioridades de la Alianza y celebrar varios encuentros el próximo año, principalmente, referidos a los bancos creados para el financiamiento de los proyectos y para garantizar las vacunas.

Se pidió evaluar la posibilidad del Sucre, y otras criptomonedas para las relaciones comerciales entre los países miembros.

La eliminación del bloqueo hacia los países más vulnerables y el que enfrenta Cuba hace más de 60 años, fue otro de los puntos medulares.

Se habló del relanzamiento de Petrocaribe y de las misiones sociales y se pidió una nueva convocatoria a un foro social y continuar el trabajo en la política comunicacional y del Alba cultural.

Se insistió en el fortalecimiento del escenario político con la reunión de cancilleres y la coordinación de las fuerzas políticas de nuestras alianzas; en reactivar el programa de Alba Salud y de Agricultura.

Se abordó la creación de un observatorio contra la injerencia para identificar cómo se distribuye el dinero del imperialismo para destruir los procesos democráticos de la región.

Sacha Llorenti concluyó sus palabras recordando el concepto de Revolución de Fidel y aseguró que seremos leales siempre, traidores nunca. (Tomado de Granma)

 

Díaz-Canel: El ALBA es nuestro espacio y es nuestra casa

Durante la conclusión del encuentro el Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, explicó que se sostuvieron profundos debates y quedó aprobada por todos los participantes la declaración final.

 

 

Díaz-Canel añadió los temas fundamentales analizados durante el encuentro:

-Se ratificó la necesidad de valorar y fortalecer nuestro espacio que es el ALBA.

-Se recordó que el ALBA es la alternativa contra los acuerdos del nuevo colonialismo económico.

-El ALBA es nuestro espacio y es nuestra casa, afirmó el Primer Secretario del Partido.

-Se llamó a cumplir un programa para la acción conjunta y dar la máxima importancia estratégica a los verdaderos mecanismos de la unión, confirmando que el tema de la Salud es vital.

-Se denunciaron los intentos del imperialismo que siembra divisiones y la aplicación de medidas unilaterales.

-Se exhortó a avanzar aprovechando aún más el Banco del ALBA y produciendo alimentos.

-Se denunciaron las maniobras de intervención que en nombre de la democracia provocan el caos.

-Se denunciaron las causas de la migración internacional.

-Se denunció el terrorismo de Estado.

-Se denunciaron las mentiras del imperialismo que predica la paz y practica la guerra.

-Se resumieron los más de 100 años de intervenciones del imperialismo en Nicaragua.

-Se agradeció el aporte de Cuba en la asistencia sanitaria.

-Se llamó al diseño de una estrategia pos-COVID-19 enfocado en la biotecnología y en el impulso económico con el apoyo del Banco del ALBA.

-Se debe garantizar la producción de la cantidad de fármacos necesarios y de alimentos.

-Se denunció el neoproteccionismo selectivo.

-Se destacó el apoyo solidario del ALBA ante desastres naturales.

-Se aseguró que no debe haber asunto alguno que intervenga en las relaciones entre los miembros del ALBA.

-Se reconoció el impacto de la solidaridad para enfrentar la recuperación.

-Se rechazó la inclusión de Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo y el bloqueo estadounidense contra la Isla.

-Se exhortó a trabajar en conjunto para enfrentar los efectos del cambio climático.

-Se denunció la desigual distribución de vacunas.

-Se reiteró la disposición a continuar colaborando con los países del ALBA, concluyó el Presidente cubano. (Tomado de Granma)

 

Puede ver: Díaz-Canel en su discurso al ALBA: Tenemos el deber y el honor de impulsar y fortalecer esa obra magnífica

 

 


En vivo: Desde el Palacio de la Revolución, XX Cumbre del Alba- TCP

Saluda presidente de Cuba a participantes en cumbre de ALBA-TCP

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, dio la bienvenida hoy a los miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que participarán en la XX Cumbre.

 

 

En un mensaje difundido en su cuenta oficial de Twitter, afirmó que en la cita “hablaremos de integración, unidad y todos los retos y desafíos que tenemos por delante”.

De igual forma, el jefe de Estado enfatizó en que el evento será un espacio para honrar el legado de los líderes Fidel Castro (1926-2016) y Hugo Chávez (1954-2013), quienes fundaron la Alianza en La Habana el 14 de diciembre de 2004.

“Bienvenidos hermanos del ALBA a Cuba, que es la casa de todos”, subrayó el jefe de Estado. (Con  información de PL)

 

 

 

Alba-TCP: Como el viento tras la semilla de la integración

 

El 13 de diciembre de 1994 ocurrió en La Habana el primer encuentro entre el Comandante en Jefe Fidel Castro uz y el entonces joven rebelde Hugo Chávez Frías. Ese día surgió una amistad inquebrantable entre dos hombres, también representó un hito en el hermanamiento de Cuba y Venezuela, y en el resurgir del sueño de la unidad regional.

En las décadas siguientes, Fidel y Chávez impulsaron la idea de la unidad  de manera decisiva, coherente con aquella que  desde el lejano 1815 el Libertador de América, Simón Bolívar, había advertido en su  Carta de Jamaica: “el gran factor que puede llevar a que la independencia se concrete es la integración (…). Se puede contar con todos los elementos económicos y militares, pero si no se garantiza la unidad, el proyecto está condenado a fracasar»

Batallas después, en 1819, Bolívar fundó la Gran Colombia con  Venezuela y  la Nueva Granada. Luego se sumaron Panamá (1821), Quito y Guayaquil (1822). El resultado fue la unión de las actuales repúblicas de Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela (incluyendo la disputada Guayana Esequiba), así como otros territorios que con el fracaso del proyecto pasaron a Brasil, Perú, Nicaragua y Honduras.

El Libertador estaba convencido de que esa estructura supranacional garantizaría  la independencia y la integridad territorial; adoptaría el arbitraje como forma de solución pacífica de los conflictos entre los nuevos Estados; y excluiría de manera definitiva a los Estados Unidos pues “parecen destinados por la providencia a afligir a América con miserias en nombre de la libertad”.

La idea bolivariana se basaba en varios elementos unificadores, entre ellos el idioma y la religión católica, generadores a su vez de tradiciones, preceptos morales y estructuras sociales compartidas. Con esas y otras certezas, organizó en 1826 el Congreso Anfictiónico de Panamá que, a pesar de no haber podido concretar el proyecto integracionista, dejó claro que la unión continental hispanoamericana, fuerte e indomable, es el único camino para la real independencia.

A la idea integracionista le nació entonces su competencia, la Doctrina Monroe.

Poco después de aquella histórica Conferencia de Guayaquil (26 y 27 de julio de 1822), en que se reunieron los dos grandes libertadores de América, Bolívar y José de San Martin, el presidente estadounidense James Monroe emitió una declaración que a su vez contó con el apoyo de los expresidentes Thomas Jefferson, James Madison y del Secretario de Estado John Quincy Adams, que también sería también presidente. Surge así la doctrina Monroe.

La frase ‘América es para los americanos’ debe entenderse como ‘América para los estadounidenses’. En sus preceptos iniciales, la doctrina especificaba que «nada de intervención europea en América” y “nada de intervención americana en Europa».

El politólogo cubano Néstor García Iturbe (1940-2018) sostuvo en uno de sus artículos, que el monroísmo siempre ha signado la política exterior de EE. UU. hacia América, y que durante el siglo XX podrían contabilizarse no menos de 40 acciones que lo demuestran, mayoritariamente encabezadas por los Marines, sin dejar de tomar en consideración operaciones de otros cuerpos militares, además de la CIA:

“Las acciones realizadas van desde ocupación de países, golpes de estado, represión a las fuerzas de izquierda y otras donde en todo momento se han defendido los intereses económicos de los grandes consorcios estadounidenses. El listado de acciones es extenso y tétrico. La ayuda a los “contra” en Nicaragua, la muerte de Torrijos y la invasión de Granada son algunos ejemplos de las distintas formas adoptadas”, refiere el experto.

En el siglo XXI, la Doctrina Monroe han continuado poniéndose de manifiesto, y un buen ejemplo es el Plan Colombia, utilizado para formar una potente fuerza militar que responda a los intereses estadounidenses. También podrían mencionarse el fallido golpe de estado en Venezuela en el año 2002; el derrocamiento del gobierno constitucional de Honduras; los golpes de estado ‘constitucionales’ en Paraguay y Brasil; la constante guerra contra Cuba, donde además del bloqueo se utilizan métodos de subversión política ideológica para tratar de derrocar la Revolución; las campañas (y el derrocamiento) contra Evo Morales y las acciones contra los gobiernos constitucionales de Nicaragua y El Salvador.

Frente a esa realidad la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América–Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP) es la semilla que germina tras aquel abrazo fundacional de Fidel y Chávez en 1994 y brota el 14 de diciembre del 2004.

 

 

Este martes, tras dos años distancia física por la emergencia sanitaria, Cuba acoge la XX Cumbre del mecanismo de concertación e integración pensado para defender la paz y para la unidad latinoamericana y caribeña. Asisten representantes de los 10 estados miembros y ha sido calificada por el diplomático boliviano Sacha Llorenti, presidente de la Secretaría Ejecutiva del Alba-TCP, como la “cumbre de la solidaridad, la hermandad y la dignidad”.

La pandemia será el eje de estos debates, dijo la vicecanciller cubana Josefina Vidal, pues la COVID-19 ha agudizado los problemas que ya enfrentábamos, ante los cuales la Alianza ha elaborado un Plan de Trabajo para el 2022, que será analizado y aprobado durante el evento.

En abril de este año se organizó el encuentro de Altas Autoridades del Área de Comunicación de los Estados Miembros del Alba-TCP, que concluyó que el tema necesita de atención especial y coordinación. Ahora se propondrá a los jefes de delegaciones, la creación de un observatorio para realizar informes periódicos sobre a qué se destinan los  224 millones de dólares creados recientemente por Estados Unidos para promover acciones desestabilizadoras en la región.

El Alba-TCP también busca fomentar las capacidades nacionales y su engarce regional, para ello coordina encuentros del consejo de complementariedad económica en aras de fortalecer la cooperación.

La solidaridad, otro pilar esencial del Alba, estableció un puente aéreo humanitario para el traslado de vacunas, personal médico, tratamientos, e insumos desde la Mayor de las Antillas hacia otras naciones como Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, y San Vicente y las Granadinas.

En los momentos más críticos de la epidemia en la Isla, Cuba también recibió ayuda, específicamente 3.5 toneladas de insumos médicos, donadas por Barbados, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, y Santa Lucía, trasladadas por la aerolínea venezolana CONVIASA.

Los países del Caribe Oriental disponen de un fondo de 2 millones de dólares como alivio económico para la compra de vacunas. El personal médico cubano que brinda su colaboración en muchos de estos países ha participado en la atención a pacientes contagiados con el virus y en la vacunación de la población

Estos son apenas algunos ejemplos del legado del Alba-TCP en este 2021, algunos de los cuáles sientan las bases de lo que sucederá en el 2022, donde vale recordar la sapiencia del  gaucho Martín Fierro (personaje del argentino José Hernández): “Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera (…) si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera”.

Y “los de afuera” están siempre al acecho.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu