Subir la producción, bajar precios

Subir la producción, bajar precios

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (15 puntos, 3 votos)
Cargando…

La escalada de precios ha motivado una justificada  inquietud entre la población, máxime cuando se trata de la alimentación diaria de la familia granmense.

Aunque el asunto no es solo inherente a los productos agropecuarios tiene un peso específico en la economía hogareña, de ahí las innumerables quejas que provoca   la aplicación de la nueva política de comercialización   e irregularidades en la venta por calidad de la mercancía.

 

Foto: Luis Carlos Palacios

En la venta participan varios actores en la gestión económica estatal y no estatal e interviene el Comité de contratación y concertación de precios del Gobierno provincial que lo fija por acuerdo con el productor, teniendo en cuenta las fichas de costo, márgenes de utilidades y otros elementos.

Según funcionarios y especialistas del sector la solución está en producir más y mantener un mercado  bien abastecido con ofertas variadas para bajar los precios, lo que tuvo algún reflejo con la comercialización del maíz verde y el plátano burro.

Sin embargo, considero que lo observado hasta el momento no ha impactado, como se esperaba, e  incluyo la creación del primer mercado agropecuario  de nuevo tipo, en Bayamo, lo cual aún dista del propósito de satisfacer las crecientes necesidades de la ciudadanía.

Aresquis Hernández Ramírez, coordinador de programas y objetivos del Consejo de gobierno en Granma, informó de los nuevos precios que regirán, a partir del 1 de diciembre próximo y que incluye este semanario, para facilitar el acceso a productos de mayor demanda por la cercanía del fin de año.

Se comprará a los agricultores a 300 pesos el quintal del plátano burro y de la yuca, respectivamente,  mientras sus ventas serán a cinco pesos la libra cada una; el boniato a 750 pesos y comercializará a 10 pesos, en todos los casos se pagará por la calidad, según sea de primera, segunda, tercera y fuera de calidad.

Hernández Ramírez explicó que todos los mercados  y bases productivas del sistema de la Agricultura y otras empresas que se autoricen venderán a estos precios topados y seguirán con la oferta y demanda los espacios arrendados, carretilleros y otras formas de gestión económica, además de la Unidad empresarial de Frutas Selectas.

De igual manera el Comercio Interior asegurará las dietas médicas previa organización por los Consejos de Administración; las unidades presupuestadas van a seguir comprando los productos agrícolas a precios por acuerdo con las entidades que tienen contratos, además de los comedores obreros y la industria se regirá por las resoluciones respectivas de Finanzas y Precios.

Enfatizó que continuará el enfrentamiento a los precios abusivos y especulativos, por ejemplo, con la malanga y el tomate, entre otros, que no se justifican y deben ser sancionados los infractores por el Decreto 30 -2021 y de contravenciones personales en correspondencia con la violación de las normas establecidas.  (Tomado de La Demajagua)

5 comentarios en Subir la producción, bajar precios

  1. Responder estas preguntas: 1 QUE HACER :La unica solucion verdadera y estable para este problema es:
    Producir con eficiencia y calidad productos nacionales para garantizar una oferta estable y con precios acordes al valor del salario de los trabajadores y pensionados y esto se logra CON QUE:
    Creatividad
    Innovacion
    Gestion Tecnologica
    Saberes compartidos o trabajo en equipo COMO:
    Eliminando trabas a las fuerzas productivas Ej estructura productiva mas colaborativa y horizontal, eliminar la verticalidad en la toma de decisiones, desarrollar mas la autonomia municipal y los sistemas productivos locales, articular mas los llamados sectores de empuje como el turismo con el desarrollo local e ir eliminando la verticalidad nacional de esta actividad que de por si se desarrolla desde potenciales endogenos de cada localidad, ir eliminando el exceso de subordinacion nacional y provincial de los sistemas productivos , logrando encadenamientos productivos de todos los actores economicos presentes en cada localidad con independencia de la sectorialidad y del regimen de propiedad existente, modificando mentalidades en el proceso de direccion de los procesos productivos, en su analisis integral, en su diseño estrategico, en su modelacion integral, en sus tecnologias tradicionales y en su adapatacion a los escenarios actuales y potenciales asi como en el incremento de la capacitacion in situ y de forma virtual de los actores decisores y productivos , la comunicacion social e institucional hacia los pobladores maximos beneficiarios de estos procesos productivos y de servicios
    Cuando:
    De inmediato y sin dilacion, sin prisa , pero sin pausa previo analisis socioeconomico en coordinacion con la academia y con los pobladores de cada localidad.
    PARA QUE:
    Para el logro de una calidad de vida acorde con las demandas de 1er orden y la satisfaccion de las necesidades siempre crecientes de la poblacion y el mercado existente y el logro de una sociedad mas prospera y sostenible en dinamica simbiosis sinergica positiva con el medio ambiente.

  2. «Subir la producción, bajar precios»…
    Tratar temas sobre la alimentación diaria de la familia, por lo reiterado, conduce al riesgo de ser tildado como alguien que «piensa con la barriga». Aunque tal marcaje no nos agobie tanto como pudiera hacerlo la incomodidad de aquellas panzas características, casi imprescindibles e inevitables de quienes por resultado de la gula o por el testimonio probatorio de la calidad sobre los productos locales se muestran sus estómagos frente a las cámaras televisivas ante admiradores de sus libertinos volúmenes humanos, en momentos cuando se controlan los planes y compromisos en la producción. Reportajes sobre, cumplimientos e insuficiencias de productores de alimentos locales y nacionales; para el consumo interno y para la exportación. En ellos es curioso, sabemos identificar con facilidad para que tipo de mercado estarán destinados en divisa o en peso cubano devaluado (chavito) con sólo ver el tratamiento y la envoltura del producto, sin necesidad de explicaciones o comentarios adicionales.

    Volviendo al tema de la producción y los precios. Sin el alaraco que introduce este último tema, comprobamos cuanta distancia hay del
    cálculo de los tecnocratas en llamada «nueva política de comercialización»; con la que nos hemos visto obligados a sacar en la economía hogareña. Entonces reflexionamos, comprobamos que, a nivel de una mayoría de familias, los números no cuadran con la medida que se pretende reordenar o ajustar.

    Los actores mencionados en el artículo aparecen puestos como si sobrarán, hablese de gestiones económica estatales, privadas o de financistas y financiados, estos, ambos se mantienen en los márgenes de la subvención sin los resultados más inmediatos esperados tanto de unos como de otros y, lo peor es que en ese margen, la comercialización, al menos en La Habana, sigue en manos de ábacos que todo el mundo sabe y conoce no son los que utiliza la familia para sacar sus cuentas.

    Es cierto, mejor hablemos de otros temas, tal vez sobre aquellos donde la ciencia y la distribución con atino estén mas implicados. El problema es que los precios se han complejizado tanto que ya no están al nivel del ábaco familiar; mientras que la distribución parece regirse más por caprichos de modernidad que por justeza frente a bloqueos, tanto el imperial así como del capricho repetitivo en «la complejidad de tiendas habaneras».

    No obstante, ratificamos el titular que acompaña el artículo, respecto a «producir más…» para vender más. Así la distribución y el consumo necesario seguramente no estarían conceptualmente tan distanciado uno de otro, y también los debido a que precios tendrían que acomodarse a una «abundancia» que no tendría que centrarse solo en cientos de unidades de huevos, cientos de toneladas de arroz, pollo, u otros contados productos, los cuales solo alcanzan a ser suficientes cuando en su mayor parte son importados.

    Por qué no pensar en producir proporciones variadas y cada vez más diversas para que así sea el gusto del consumidor quien elija. Dejar que se impongan cantidades que sean objeto científico de la informática y de la dirección científica de la economía, en guía, libro, y manual para nuestros productores.

    Gracias.

  3. DE LOS ALTOS PRECIOS NI HABLAR UNA LIBRITA DE JAMON BIKI CUETA NADA MAS Y NADA MENOS 190 PESOS Y ASI LOS DEMAS PRODUCTOS A DONDE VAMOS A PARAR NOHAY SUELDO DE TRABAJADOR Y MUCHO MENOS DE PENSIOL DE UN JUBILADO QUE AGUANTE , ,Y DE LAS DIETAS MEDICAS MI PREGUNTA ES YA QUE DICEN EN SU ESCRITO SE RESPETARAN LAS DIETAS MEDICAS,CUANDO VOLVEREMOS A TENER EL TRAGUITO DE LECHE TAN NECESARIA PARA LOS ENFERMOS QUE CASI EN SU GRAN MAYORIA SOMOS ADULTOS MAYORES

  4. No hay justificación,esto está sin control estatal,es un salvece quién pueda y una vez más los más favorecidos son los revendedores, carretilleros e intermediarios q se han beneficiado con la abusiva tarea ordenamiento
    Hasta donde llegarán el alza de los precios?
    Quién parara está inflación ascendente?
    Quién nos protejera de los bárbaros vendedores?

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu