Díaz-Canel a los trabajadores del Cencec: «Han hecho una proeza»

Díaz-Canel a los trabajadores del Cencec: «Han hecho una proeza»

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (15 puntos, 3 votos)
Cargando…

Por: Alina Perera Robbio

«Hemos acudido a esta actividad con deseos, con alegría, con entusiasmo, y también con el sentimiento de que debíamos expresarles a ustedes el reconocimiento, la gratitud por toda la labor realizada en estos treinta años, y en particular en este más de año y medio en que hemos tenido que estar enfrentando, en condiciones muy duras, la pandemia de la COVID-19».

 

Foto: Estudios Revolución

 

En esas palabras compartidas por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quedó condensado un reconocimiento muy merecido y que fue razón de ser del acto que tuvo lugar en la tarde de este lunes, el cual estuvo dedicado al Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos (Cencec).

En el capitalino Salón de Protocolo del Laguito, donde se produjo un emotivo encuentro para honrar la entrega de otro grupo de cubanos grandes de estos tiempos, el Jefe de Estado invitó a los trabajadores del Cencec a imaginarse cuántos empeños investigativos estuviesen hoy inacabados, cuántos resultados no hubieran tenido como desenlaces la eficiencia, la efectividad, o la seguridad, «si no contáramos con la calidad con que ustedes han diseñado esos ensayos clínicos, con la manera en que los han implementado, los han desarrollado, y sobre todo cómo los han controlado».

El valor de ese trabajo —destacó el Presidente Díaz-Canel— adquirió su máxima, su verdadera dimensión frente al desafío que ha significado la COVID-19, cuando la dirección el país pidió a sus científicos que Cuba pudiese tener soberanía con sus vacunas.

«De inmediato —recordó el dignatario—, en un proceso que ha sido yo diría de récord, en pocos meses, como resultado de las investigaciones, salieron los candidatos vacunales; y después ustedes (…) crecieron en un ámbito tremendo de nuestras instituciones de Salud».

El Jefe de Estado reconoció que «como parte del resultado del trabajo de ustedes (los profesionales del Cencec), del trabajo de nuestros científicos, del trabajo de nuestro sistema de Salud, de nuestro pueblo también —que ha resistido con dignidad y con heroísmo—, hoy podemos afirmar que vamos controlando la enfermedad, que vamos dando pasos seguros en ese control; sin confiarnos, manteniéndonos alertas, pero consolidando los resultados que vamos teniendo y que sobre todo se han multiplicado después de la aplicación, ya de manera más amplia, más intensa, de nuestras vacunas».

 

Foto: Estudios Revolución

 

No es un cumplido reconocerles esto a ustedes, expresó el mandatario: «Ustedes siempre han tenido resultados importantes». Y mencionó la visión del Comandante en Jefe sobre la necesidad de una institución como el Cencec. Fue Fidel, dijo, quien definió «que para que las hipótesis de investigación se pudieran realmente validar, hacía falta un centro como este, que casi convierte las hipótesis en tesis, porque es el que valida; y ustedes en todos estos años han tenido un desarrollo tremendo en procesos que son muy complejos y que son muy exigentes, como son los procesos de diseño, desarrollo y sobre todo de control de los ensayos clínicos».

«Han hecho una proeza», enfatizó el Presidente cubano a los trabajadores de la importante institución rectora de la investigación clínica, a quienes, en nombre del Partido Comunista, del Gobierno, de las organizaciones de masas, y del pueblo «que tan seguro se siente con esas vacunas en las cuales ustedes también han jugado un papel fundamental», les dio sentidas gracias y les habló de grandes desafíos que la Isla sigue teniendo por delante.

A ellos, en su aniversario 30, el Primer Secretario del Comité Central del Partido extendió una certeza que días antes compartiera con trabajadores de otro lugar importantísimo, que se complementa con el Cencec —como es el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed)—: «Estamos convencidos de que le pusieron corazón a Cuba, y que por eso Cuba vive». 

 

Foto: Estudios Revolución

 

La tarde estuvo llena de justos elogios: El Secretariado Nacional de Trabajadores de la Salud, y BioCubaFarma, acordaron otorgar el Sello «Hombres de Ciencia» a un grupo de trabajadores del Cencec —es ese un alto reconocimiento instituido por la Central de Trabajadores de Cuba (CTC)—; por su parte el Secretariado Nacional de la Federación de Mujeres Cubana (FMC) hizo entrega del Sello Aniversario 60 de esa organización a un grupo de trabajadoras; y fundadores de la importante institución fueron destinatarios de un trofeo por la entrega que tantos frutos ha dado.

De igual manera, por su consagración y aportes a la Salud, y en especial por el enfrentamiento a la COVID-19, el Cencec recibió un Reconocimiento Especial otorgado por el Ministerio de Salud Pública. Momento particularmente especial se produjo cuando el colectivo recibió la bandera Proeza Laboral que la CTC confiere a quienes realizan de forma extraordinaria, en un tiempo determinado, acciones o tareas que por su impacto tienen una impronta en la actividad económica o social del país, o fuera del mismo.

 

Foto: Estudios Revolución

 

«Nuestra infinita gratitud» por el «aporte sustantivo a la obra de la Salud Pública». Así expresó su elogio el Secretario General de la CTC, Ulises Guilarte de Nacimiento, al hacer entrega del reconocimiento a la Dra. Amaylid Arteaga García, directora de la institución, quien tuvo a su cargo las palabras pronunciadas a nombre de los trabajadores.

La fundación hace tres décadas —resaltó Arteaga García—, del Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos, «constituyó un hito para la ciencia en el sector de la Salud. Su origen guarda relación con la creación de centros científicos para el desarrollo de la biotecnología, los medicamentos, y las vacunas».

Al momento de la inauguración del centro, dijo, «ya se acumulaban en el país numerosos productos que necesitaban de evaluación clínica para el registro sanitario, lo que demandó de una institución especializada».

 

Foto: Estudios Revolución

 

La directora evocó momentos difíciles que no doblegaron voluntades, recordó la entrega de fundadoras como María Amparo Pascual —cuyo nombre, al ser mencionado, produjo una ovación—; mujer especialísima, que hizo llegar un mensaje al acto de reconocimiento: «nadie podía imaginar, en 1991, hasta dónde llegaríamos al arribar a los 30 años. No ha sido un camino fácil, ha requerido persistencia, apoyo, y el empeño de cumplir con el mandato que nos dieron la Revolución y Fidel».

«A los largo de estas tres décadas —reflexionó la Dra. Amaylid Arteaga García— el Cencec ha conducido un total de 176 ensayos clínicos, con la participación de 28 promotores de la industria farmacéutica nacional e internacional, lo que ha posibilitado la inclusión de  75 187 sujetos, y ha contribuido al registro y extensión en la práctica médica de un total de 69 productos».

Hoy la institución, dijo, «desarrolla tareas del control de los 126 ensayos que se ejecutan en esta etapa en el sistema nacional de Salud, y conduce 66 ensayos clínicos de 18 promotores, incluidos cuatro internacionales».

«Querido Presidente —Expresó Arteaga García al Jefe de Estado—, no es posible abarcar todo el quehacer del colectivo en tan breve espacio. Han sido años de mucho trabajo y entrega. Solo decir que somos un colectivo que le pone todos los días el corazón a Cuba y a su ciencia». He hizo énfasis: «Somos parte de este pueblo humilde que respalda de manera irrestricta a la Revolución y a usted, somos de los agradecidos que salvaguardan la memoria de nuestro invicto Comandante; nosotros somos cubanos de Patria o muerte».

Fue una tarde de honrar a mujeres y a hombres de gran valía, en una jornada que también estuvo presidida por el Secretario General de la CTC, Ulises Guilarte de Nacimiento, y por Teresa Amarelle Boué, Secretaria General del Comité Nacional de la FMC; ambos, miembros del Buró Político. De igual manera se encontraban Jorge Luis Broche Lorenzo, miembro del Secretariado y Jefe del Departamento de Educación, Deportes y Ciencia en el Comité Central del Partido, así como el ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, entre otros dirigentes.

 

(Tomado de pcc.cu)

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu