Santiago de Cuba se “desendacena”

Santiago de Cuba se “desendacena”

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (16 puntos, 4 votos)
Cargando…

Teniendo en cuenta la reducción de la incidencia de la COVID-19 en la suroriental provincia santiaguera el Grupo Temporal de Trabajo para el enfrentamiento a la pandemia decidió suspender a partir de este miércoles las medidas de restricción de movimiento y prestación de servicios que estaban en vigor desde hace más de seis meses.

 

La nueva normalidad exige de los santiagueros el apego a las medidas establecidas para evitar el contagio con un virus que ha disminuido por que se mantiene en circulación. Foto: Miguel Rubiera

 

Los pobladores del territorio recibieron con regocijo el anuncio hecho público la víspera, a través de los medios locales de comunicación, por Beatriz Johnson Urrutia, Gobernadora de la provincia, quien recalcó la importancia de asumir la nueva etapa con la responsabilidad que implica el hecho de que la circulación del SARS COV2 sigue latente aunque en baja proporción.

De acuerdo con esta desescalada el movimiento de personas y vehículos, tanto privados como estatales, será sin limitación de hora, en tanto regresa a sus horarios  habituales la prestación de servicios en oficinas de trámites, restaurantes, bares, peluquerías, barberías, gimnasios, talleres de reparación de enseres, bancos, tiendas de comercio minoristas, instituciones culturales, y otras similares.

Se autoriza igualmente el acceso a playas y piscinas, aunque en estas últimas funcionarán con el 50 por ciento de su capacidades para propiciar lo que debe ser norma en todos los sitios públicos: el distanciamiento físico de por lo menos dos metros entre personas.

La transportación intermunicipal también se reanuda, en tanto se espera que en breves horas se retome la interprovincial, decisión que está a cargo de las direcciones nacionales de los ferrocarriles y de ómnibus.

Sólo en materia de servicios necrológicos se mantienen las medidas aprobadas desde el inicio de la pandemia de no realizar velatorios en las casas, limitar el número de dolientes en las capillas, reducir a dos horas el funeral de los fallecidos por COVID-19 y a cuatro horas el del resto de los difuntos.

La incidencia de la pandemia ha ido disminuyendo paulatinamente en la provincia de Santiago de Cuba entre otras cuestiones por la aplicación de medidas de rigor en cuanto a la movilidad de las personas y el incremento de los vacunados contra la mortal enfermedad.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu