Cambio climático agrava crisis mundial del agua, afirma la ONU

Cambio climático agrava crisis mundial del agua, afirma la ONU

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

El cambio climático está provocando el aumento de las catástrofes relacionadas con el agua, como las inundaciones y las sequías; y dada la disminución de la disponibilidad de ese vital recurso en muchos lugares del planeta, y el crecimiento de la población mundial, se incrementará el número de personas afectadas por esos fenómenos naturales, advierte la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Una mejor gestión del agua, superior monitoreo y alertas tempranas, ayudarían a mitigar las crisis que desatan la abundancia o carencia del vital líquido, apunta un nuevo informe de la Organización Meteorológica Mundial. Foto: Tomada del National Geographic
Una mejor gestión del agua, superior monitoreo y alertas tempranas, ayudarían a mitigar las crisis que desatan la abundancia o carencia del vital líquido, apunta un nuevo informe de la Organización Meteorológica Mundial. Foto: Tomada del National Geographic

De tal manera, la cifra de 3 mil 600 millones de personas que no tuvieron un adecuado acceso al agua al menos durante un mes en el  año 2018 continuará en aumento, y superará los 5 mil millones para el 2050, según una nueva investigación internacional coordinada por la citada agencia de Naciones Unidas.

“Debemos tomar conciencia de la inminente crisis del agua”, advirtió el profesor Petteri Taalas, secretario general de la OMM, al comentar el recién divulgado Informe sobre el estado de los servicios climáticos en 2021: agua,  en cuya elaboración participaron más de 20 entidades dedicadas a las investigaciones científicas y labores afines, entre ellas varias agencias de la ONU.

Según el reporte, los cambios en las precipitaciones tanto mundiales como regionales debido al calentamiento global están transformando los patrones de lluvias y las estaciones agrícolas, impactando la seguridad alimentaria y el bienestar humano.

Al respecto, Taalas recordó cómo el año pasado continuaron los eventos extremos relacionados con el agua: “Las lluvias extremas causaron inundaciones masivas en Japón, China, Indonesia, Nepal, Pakistán e India. Millones de personas fueron desplazadas y cientos murieron”; y luego significó:

“Pero no es sólo en el mundo en desarrollo donde las inundaciones han provocado grandes trastornos. Las inundaciones catastróficas en Europa también dejaron cientos de muertos y daños generalizados”.

La agencia mundial de meteorología (OMM) cifró en 3 mil 600 millones el número de personas sin un acceso adecuado al agua al menos durante un mes en el año 2018, y prevé que para el 2050 esa cifra supere los 5 mil millones. Foto: Tomada de ICHI.PRO

El alto funcionario añadió que la falta de agua sigue siendo una causa importante de preocupación para muchas naciones, especialmente en África, donde más de dos mil millones de personas viven en países con estrés hídrico y carecen de acceso a agua potable y saneamiento.

El reporte apunta que desde al año 2000 los desastres relacionados con las inundaciones han aumentado en un 134 % en comparación con las dos décadas anteriores; y la mayoría de las muertes y pérdidas económicas por inundaciones sucedieron en Asia, un continente cuyos sistemas de alerta temprana no son aún los requeridos.

Señala además que el número y la duración de las sequías se incrementaron en un 29 % en el mismo periodo. La mayoría de las muertes por sequía se registran en África, región que tampoco cuenta con sistemas de alerta sólidos.

Asimismo destaca que el total de agua en la superficie de la tierra y en el subsuelo —lo cual incluye la nieve y los hielos—, decreció anualmente un centímetro durante los últimos 20 años, situación que empeora porque solo el 0,5 % de esa agua es dulce accesible y utilizable; y apunta que 107 países no están en la vía correcta para alcanzar el objetivo de gestionar de manera sostenible sus recursos hídricos para el año 2030.

También el informe alerta acerca de la existencia de una gestión fragmentada e inadecuada del agua y sobre los insuficientes recursos para afrontar la emergencia climática que atraviesa el planeta.

Los autores de la investigación afirman que para lograr el bienestar social, económico y ambiental que precisa la población mundial, es necesario adoptar con urgencia un grupo de medidas que permitan alcanzar a nivel global una gestión integrada de los recursos hídricos a largo plazo.

En esta dirección, formulan un conjunto de recomendaciones entre las que se incluyen adoptar estrategias integradas sobre el agua y el clima, mejorar la gestión cooperativa del preciado líquido, aumentar la inversión en este imprescindible bien así como en los sistemas de acopio de información y de alerta temprana, encomiendas esencialmente dirigidas a los responsables de generar y controlar las políticas en todo el mundo.

No debiera ser desoído este urgente llamado de la ciencia a preservar de modo seguro y acorde con nuestras necesidades el agua que podemos utilizar, un elemento esencial no solo para la humanidad sino también para la vida en la Tierra, y que hoy sustenta todos los objetivos internacionales adoptados sobre desarrollo sostenible, adaptación al cambio climático y reducción de riesgos de desastres.

Sobradas razones asisten al titular de la OMM, Petteri Taalas, cuando subrayó: “Necesitamos despertar a la crisis del agua que se avecina”.
(Con información de páginas web de la OMM y Noticias ONU)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu