Farmacias en Pina: ¿Anti o depresivos «medicamentos»?

Farmacias en Pina: ¿Anti o depresivos «medicamentos»?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Una septuagenaria mujer salió de casa a probar suerte porque le habían informado que funcionaría un sorteo para la posterior venta de los medicamentos en la farmacia del reparto Pogolotti, del poblado de Pina, en la provincia de Ciego de Ávila.

 

A pesar del alto índice de contagio por la Covid-19, las colas continúan en las farmacias del municipio avileño de Ciro Redondo. Foto: José Luis Martínez Alejo

Quien portaba los papelitos enumerados era la que introducía su mano en el biombo, para según ella, evitar el contagio con el coronavirus.
La compañera necesitada de los fármacos alcanzó el número ocho entre los que llaman «los de la calle en la cola», pero tardó cuatro jornadas para llegar a la puerta de la botica y recibir la información indeseada : ¡Se acabaron las aspirinas!
Otras pastillas pudo adquirir, tal vez necesarias para aliviar el dolor de cabeza que le ocasionaron las ofensas por parte de la encargada del biombo y de organizar o desordenar la cola.
En la otra farmacia, frente al antiguo hospital hoy policlínico Raúl Ortiz, una persona con discapacidad preguntaba si tenían prioridad en la compra los limitados físico motores entre el grupo de pacientes con ingreso domiciliario, y recibió no un anti, sino una depresiva respuesta por parte de la administradora: ¡Tienen que hacer la cola como los demás!

 

Las personas con discapacidades no tienen prioridad en las unidades farmacéuticas, donde acuden también ciudadanos con síntomas respiratorios que debieran no salir de casa, pero no todos los enfermos reciben los fármacos en sus hogares por la vía del ingreso domiciliario. Foto: José Luis Martínez Alejo

Y cuando le correspondió a la discapacitada su oportunidad, le dijeron: «Espere porque toca el cambio de turno…».
Son algunos ejemplos muy evidentes de que en el poblado avileño de Pina, el Grupo Temporal de Trabajo para el enfrentamiento a la Covid-19 no ha logrado implementar la mensajería a domicilio de los medicamentos y eso propicia el acceso a las farmacias de personas con síntomas respiratorios, en medio del presente rebrote altamente peligroso.
La deficiencia presente aún, cuando transcurre el mes 18 de lucha contra la pandemia, fue señalada por el viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca, en visita reciente al territorio pinense, en cuyo encuentro exigió implementar de inmediato la mensajería a domicilio.
Ardua será la tarea, pero no imposible si se compara con la de enfrentar con mano dura el robo de medicamentos en hospitales de la provincia avileña, sucesos conocidos en las últimas horas.

 

El vice primer ministro cubano Jorge Luis Tapia Fonseca orientó establecer de inmediato la mensajería de medicamentos para disminuir la movilidad y las colas en las unidades farmacéuticas. Foto: José Luis Martínez Alejo

El compañero Tapia Fonseca regresará pronto al municipio avileño de Ciro Redondo, a chequear lo que dejó de tarea, una de las características de sus métodos y estilo de trabajo, porque según el reafirmó, los mejores antibióticos antipandémicos son el aislamiento y la reducción de la movilidad en las calles, porque la atención al pueblo tiene que potenciarse a nivel de circunscripción.
De manera que, dentro y fuera de las unidades farmacéuticas en Ciro Redondo, hay de todo como en botica y no por el tarjetón.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu