Día del Campesino Cubano y aniversario 60 de la Anap: ¡La hora de los tomates!

Día del Campesino Cubano y aniversario 60 de la Anap: ¡La hora de los tomates!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

Dicen que es en Mamo­nal donde se logran los más altos rendimientos del tomate en Cuba; una voz popular que corre y trasciende, enalteciendo este polo productivo del noreste de Ciego de Ávila, su­ministrador de materia prima para el procesamiento en la fábrica de Conservas de Majagua.

Las atenciones culturales y la experticia de los campesinos salvó el tomate. Foto: Luis Carlos Palacios
Las atenciones culturales y la experticia de los campesinos salvó el tomate. Foto: Luis Carlos Palacios

Mamonal está a los pies de esa industria, a 130 metros sobre el ni­vel del mar; con suelos pardos, are­nosos, irregulares y fincas colin­dantes que tienen el tomate como cultivo privilegiado, sin demeritar otros que aportan al sustento.

La comarca debe su nombre a una finca donde había grandes ár­boles de mamoncillos, que quizás hayan dado sombra a los generales Máximo Gómez, Antonio Maceo y a sus tropas, durante la travesía por la trocha Júcaro-Morón.

 

Savia del campo

La odisea de Aramis Vázquez Mar­tínez pudiera ser la de cualquiera de los campesinos que cultivan to­mate en Mamonal: las lluvias de la tormenta tropical Eta, y otras de los meses de octubre y noviembre, mataron los semilleros y muchas de las plantaciones que ya crecían; sin embargo, Aramis se aferró a su optimismo y recortó las plantas, que al retoñar dieron abundantes frutos.

Cuentan que lleva seis meses cosechando en el empalado, de lo cual dio fe en entrevista exclusiva para Trabajadores: “Casualmen­te la estoy arrancando hoy (11 de mayo), todavía con frutos, para que no se convierta en foco de in­fección. Tengo que sanear ese suelo que garantiza las plantaciones de la próxima campaña.

“Dentro de dos meses estaré preparando suelos y echando semi­llas para sembrar temprano, que es la estrategia para recoger a finales de año”. Aramis Vázquez, uno de los campesinos más conocidos de la re­gión, hace plantaciones empaladas y rastreras con altos rendimientos y calidad. Casi toda la producción la entrega a la industria de Maja­gua y una parte es para semilla.

En su finca El Paraíso, de 13,40 hectáreas en usufructo, Aramis se enamoró del campo. “Había tenido distintos trabajos, hasta que hace 14 o 15 años decidí beber la savia del campo”. A los 47 años admite: “Soy empírico, todo se lo debo a la experiencia que transmiten los productores de la CCS Abel San­tamaría, aprovechar cada tiempito para leer instructivos técnicos y ca­pacitarme”.

Eso le permitió enrolarse en la vanguardia de una zona que siem­pre cumple los compromisos pro­ductivos. Califica los rendimientos como aceptables, pues a falta de fertilizantes y productos químicos usó medios biológicos y la tracción animal para el laboreo y el cultivo, porque “al tomate le gusta la fres­cura y la tierra suelta”.

Joel Roque Martín, director adjunto de la Empresa Integral Ciego de Ávila, resaltó el papel de los campesinos, quienes sustentan el 98 % de la producción y aplican diversas estrategias, entre estas la siembra de más áreas que las pre­vistas, lucha integral contra plagas y enfermedades, además de que el frío ayudó para superar la cantidad comprometida con las industrias.

Reconoce la eficiencia del polo productivo, y aseguró que de dispo­ner de un poco de insumos y com­bustible pudieran cosechar hasta 20 mil toneladas (t) de tomate, pero solo arribarán a unas 7 mil. A la in­dustria de Ceballos destinaron 300 toneladas.

 

Del centro al oriente

Jorge Luis Palomo, un asociado de la UBPC 28 de Enero, hace mara­villas en su finca, donde la sequía es extrema, pero la experiencia, el microclima y una máquina de riego eléctrica se conjugan para alcan­zar abundantes cosechas de toma­te, que alimentan las calderas de la fábrica de Conservas de Yara, en la provincia de Granma.

Yoandris Espinosa Pompa, pre­sidente de la UBPC, en áreas de la Agropecuaria Paquito Rosales, destaca 596 t a la industria y 104 para semillas. Allí, donde las llu­vias son escasas, con experiencia y semillas de calidad, potencian el regadío del tomate; y contribuyen a la sustitución de importaciones.

Kendris Gamboa, director de la empresa, resaltó el cumplimien­to de la entidad casi al término de una campaña atípica, con más de 2 mil 800 t a la industria, además de lo que se procesó en minindustrias y se vendió para consumo fresco.

La Agropecuaria Paquito Ro­sales se asienta sobre la planicie del río Cauto, posee suelos fértiles y productores especializados en el cultivo de tomate. Vineiris Rodrí­guez, su director técnico y de desa­rrollo, narra la dramática situación de la actual campaña, que conllevó un gran esfuerzo para proteger las plantaciones. Faltan por recoger otras 700 t, y lograron un encade­namiento con la Tropical Contra­maestre y las minindustrias para así continuar el procesamiento del tomate.

Rafael Santiesteban Pozo, pre­sidente de la Anap, ponderó la res­puesta del sector a la producción y diversificación agropecuaria al cumplirse los 60 años de la organi­zación. “Los campesinos pregun­tan constantemente cuánto más pueden hacer y ratifican el com­promiso de seguir aportando ali­mentos”.

 

Un compromiso con la industria

El Grupo Empresarial Agrícola entregó 20 mil t de tomate a las in­dustrias del Minal, 2 mil 500 más que las planificadas, informó Juan Carlos Anzardo, jefe de Hortalizas y Cultivos Protegidos, quien elogió los resultados de las integrales Cie­go de Ávila y Sancti Spíritus, y de las agropecuarias Paquito Rosales y Santo Domingo.

La calidad del tomate favoreció el rendimiento industrial. Foto: Agustín Borrego Torres
La calidad del tomate favoreció el rendimiento industrial. Foto: Agustín Borrego Torres

Desde finales de abril disminu­yó la entrada de tomate a la unidad empresarial de base (UEB) Fábrica La Conchita, en Pinar del Río, re­firió Idalberto Rodríguez Herrera, su director. Señaló que tenían con­tratadas para la presente campaña 5 mil 815 t y procesaron un cente­nar por encima de esa cifra.

Puntualizó que cuentan con di­versidad de envases de acuerdo a los destinos: comercio y gastrono­mía, cadenas de tiendas y turismo, y aseguró que hace meses sobre­cumplen lo pactado con los pri­meros clientes, pues lo reconocen como el fin más importante.

La gama de productos que elaboran comprende puré de to­mate, natural y salado, así como salsas para pizzas y pastas. Ante la ausencia de varios aditivos em­plean ají cachucha, que sustituye importaciones y le incorpora un sabor distintivo de la cocina cu­bana.

Evalúa el 2021 como un exce­lente año, en el cual se superan los estimados de algunas produccio­nes e incursionan en otras. La in­dustria está en óptimo estado para asumir las próximas etapas.

Similar diversidad ofrece la fá­brica de Conservas de Majagua, de Ciego de Ávila, donde están satis­fechos porque el suministro estable de tomate por parte de los campesi­nos del municipio permitió arribar a 7 mil 130 t, con las que han obtenido mil 315,3 t de concentrado al 20 %, base para la elaboración de disí­miles surtidos, dijo a nuestro pe­riódico Yordan Pina Vera, técnico de nivel medio en Procesamiento Industrial, quien agregó que en este período hubo un corrimiento de la arrancada de la industria de poco más de un mes, y un pico a finales de marzo.

“Con dos líneas de procesa­miento, una nueva y otra no tanto, no tuvimos que desviar materia prima, aunque la inestabilidad con los envases fue recurrente, sobre todo de bidones, que luego llega­ron y no hubo que lamentar pér­didas. Felizmente el tomate tuvo muy buena calidad y logramos al­tos rendimientos industriales”, co­mentó.

En Ceballos se procesaron 10 mil 150 t, de estas 7 mil 908 en el com­binado industrial, 605 en la minin­dustria de la UEB Producción de Vegetales y mil 638,5 t en las mi­nindustrias. Hubo limitaciones de los envases, pero no afectaciones del producto final.

Los campesinos siguen mar­cando el paso a 62 años de ganar todos los derechos promulgados por la Primera Ley de Reforma Agraria.

4 comentarios en Día del Campesino Cubano y aniversario 60 de la Anap: ¡La hora de los tomates!

  1. Muy buen trabajo ya Ana Margarita nos tiene acostumbrados a estas crónicas con arraigo campesino, recoge importantes momentos y cifras de producción de los dos mejores polos productivos de tomate a la Industria, Mamonal en Ciego de Avila y Yara en Granma, felicidades a los productores y a la periodista.

  2. El hijo del campesino alegre.

    Hoy tengo varias hectáreas
    Heredadas de mi viejo
    Ya se fueron los reflejos
    De una época precaria

    Con la lucha necesaria
    Se derribaron los muros
    Hoy los campos están seguros
    En manos revolucionarias

    Llegó la reforma agraria
    Para acabar con un daño
    Que desde tiempos antaños
    Solo provocaba rabia

    Yo cultivo frutas varias
    Muchas viandas y hortalizas
    Y en mi rostro la sonrisa
    Sirve como luminaria

    Viva la reforma agraria
    Vivan Fidel, Raúl y Canel
    Viva todo el campesino aquel
    Con su producción alimentaria

    De: Marciano Ortiz Matos, en homenaje al día del campesino.

    FELICIDADES.

  3. El campesino alegre.

    Yo soy aquel campesino
    Que vivo de mi sudor
    Me gusta ver el verdor
    En la tierra que cultivo

    Siento inmenso regocijo
    Al observar los sembrados
    Se notan los resultados
    Y cada día me animo

    Ante llegaba al camino
    Con el alma destrozada
    Familias desalojadas
    Lo recuerdo y me lastimo

    Nunca faltó un asesino
    Desalmado sin respeto
    Asesinaron a Niceto
    Ejemplo de hombre digno

    Victima del latifundismo
    Otros cayeron también
    Solo por querer el bien
    Y no seguir en el abismo

    Hoy yo saludo y me inclino
    Ante acciones revolucionarias
    La ley de reforma agraria
    Nos enderezó el destino

    Ahora somos como un racimo
    Llenos de felicidad
    En el campo, en la ciudad
    Se usa lo que producimos

    El bienestar que sentimos
    Me hace sentir alegre
    Hoy te invito a que te integres
    Pues para vencer nacimos

    Vivan nuestros campesinos
    Adelante la producción
    Viva la revolución
    Viva nuestro socialismo.

    De: Marciano Ortiz Matos, en homenaje al campesinado cubano.

    FELICIDADES.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu