Cura de tabaco con energías renovables

Cura de tabaco con energías renovables

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

La Empresa de Acopio y Beneficio de Tabaco (ABT) San Luis es una de las entidades donde se fomenta el Proyecto Virginia, el cual apunta a incrementar las áreas de cultivo de esta variedad de la solanácea para tributar a la fábrica de cigarrillos insertada en la Zona Especial de Desarrollo (ZED) del Mariel.

 

El uso de fuentes de energía renovables para la cura controlada de la hoja es una experiencia a generalizar en otras tareas agrícolas. Foto: Pedro Paredes Hernández

 

Este año a pesar de las adversidades climatológicas, lograron la siembra escalonada y ello permitió que durante el proceso de cura de la hoja el gasto de combustible sea menor al evitarse los picos de cosecha.

Así lo asegura Medardo Díaz Marín, jefe de la brigada de asistencia técnica en la Empresa, quien señala que diariamente consumen entre 15 y 20 metros cúbicos de biomasa para generar la energía que demandan las 20 casas de cura controlada, instaladas en dos baterías independientes.

Están emplazadas en la comunidad de Santa María y junto a ellas se levanta un campo fotovoltaico con 200 paneles solares, 100 por cada 10 casas, y aunque todavía no están conectados al sistema energético nacional (SEN), al hacerlo durante el año tributarán la misma cantidad que tomen de la red en el período de zafra.

Trasladar la experiencia hacia otros programas de desarrollo agrícola para generalizar uso de energías renovables, en riego y mini industrias es una de las perspectivas de la entidad, que al cierre del 2020 tuvo pérdidas, pero en el primer trimestre del año ya da muestras de recuperación.

 

El Proyecto Virginia ya lleva tres años en implementación en el municipio San Luis. Foto: Pedro Paredes Hernández

 

El ahorro por empleo de combustibles alternativos en las dos campañas anteriores, representa 500 mil litros de diésel, en la presente han consumido al cierre de marzo menos de un millar y este gasto se asocia a momentos puntuales en que la combustión de la madera no aporta la temperatura idónea que requieren las casas de cura.

Sobre la procedencia de la biomasa Díaz Marín apunta que la aseguran mediante convenio con la Empresa Forestal y se obtiene de los llamados bosques energéticos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu