Anabel, la nueva inspiración del doctor Rafael (+ Fotos)

Anabel, la nueva inspiración del doctor Rafael (+ Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Desde el pasado 14 de agosto, el doctor Rafael Venegas Rodríguez tiene una nueva fuente de inspiración para luchar por la salud y la vida de sus semejantes, una labor a la que se ha dedicado a partir de su graduación en el año 2021, y con singular fuerza hace una década en la sala de Terapia Intensiva del  Hospital Militar Central Doctor Luis Díaz Soto, de La Habana, popularmente conocido como Naval, cuyos servicios dirige.

El doctor Reinol Delfín García Moreiro, jefe de la Misión Médica Cubana, entrega distinción 16 de Abril y el Sello de Oro. Foto: Jorge Pérez Cruz

“Esa fecha nació Anabel, uno de mis más preciados sueños y amores”, me dice entusiasmado y recuerda que no pudo recibirla aunque era su mayor anhelo, “porque  hacía alrededor de cuatro meses estaba en México como parte de una brigada del Contingente Henry Reeve que enfrentaba la pandemia”.

Rememora que cuando lo convocaron para esa misión ya llevaba 50 días de duro trabajo en su institución, una de las primeras en atender casos positivos  a la Covid-19 en Cuba, y con esa experiencia ante una enfermedad nueva para el mundo, muy contagiosa y letal, dio el paso al frente y pospuso los deseos de estrechar entre sus brazos al retoño.

Conversamos en la terminal aérea Rampa 4, del aeropuerto internacional Simón Bolívar, de Maiquetía, Estado venezolano de La Guaira, minutos antes de tomar el avión de regreso a la Patria. “Tengo tremendos deseos de verla”, me confesó y acudió al teléfono celular para ver y mostrarme su imagen.

En México…

Al Distrito Federal llegó  el 19 de junio de 2020, cuando el país acusaba “una tasa de incidencia y un índice de letalidad muy elevados, y fue  relevante la ayuda de la brigada, porque contribuyó a la disminución de los indicadores de mortalidad”, afirma con satisfacción.

En los primeros momentos estuvo brindando asistencia médica, junto a colegas nacionales, en varios hospitales de la ciudad capital, “inicialmente en la periferia  y después en el Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social,  donde estuve al frente de un  ensayo clínico muy importante realizado con el medicamento cubano Jusvinza para verificar su eficiencia  y  eficacia en la atención de pacientes graves y críticos”, relata.

Ya había estado cerca  de similar estudio de ese fármaco innovador de la biotecnología cubana realizado en La Habana y reflexiona: “Los pacientes tratados con este preparado en la etapa de hiperinflamación cerca de las 48 horas comienzan a notar mejoría clínica, radiológica y gasométrica”.

Argumenta que esos cambios influyen de forma significativa en los tiempos de ventilación mecánica, de estadía hospitalaria  e  incluso en la fase de convalecencia, “porque este padecimiento tiende a dejar como secuela fibrosis pulmonar y los resultados observacionales demuestran que los enfermos tienen un período de convalecencia más sano y sin invalidez respiratoria”.

Desde el celular Anabel lo acompañó y le dio nuevas motivaciones. Foto: Jorge Pérez Cruz

Regresó de México, cumplió con las medidas de aislamiento previstas en el protocolo y “estuve menos de una semana en casa. Apenas disfruté la compañía familiar y los encantos de mi Anabel, la que llevo en el corazón” y otra vez sin titubeos partió  a brindar sus   esfuerzos en esta batalla que libra la humanidad contra la pandemia.

En la Patria de Bolívar

Considera un gran honor haber venido a la Patria de Bolívar, donde se desempeñó como coordinador de los seis colectivos  que arribaron el 11 de  septiembre del año pasado y se sumaron a las brigadas médicas cubanas que desde marzo de 2019, cuando entró la pandemia aquí, están inmersos en el enfrentamiento.

“Cubrimos las seis regiones asistenciales creadas en el país con el objetivo de atender  a los pacientes diagnosticados con Covid-19 o sospechosos y a velar por la salud de nuestros compatriotas y venezolanos”, ratifica el doctor Raúl, especialista en Medicina Interna y Emergencia.

Relata que en  más de cuatro meses brindaron asistencia médica especializada a una cifra superior a los cuatro mil pacientes, venezolanos y cubanos, “estos últimos en menor cuantía, pues nuestra Misión Médica mediante pesquisas y el cumplimiento estricto de las medidas de bioseguridad disminuyó a niveles muy pequeños las tasas de incidencia  e infestación entre sus integrantes”, reconoce.

Tanto es así que los 94 contingentistas salieron de Venezuela sin lamentar contagios, “cuando llegamos, dice, nos dimos a las tareas de apoyo en la precisión de los flujogramas en los Centros de Diagnóstico Integral (CDI), en lo relacionado a la organización de  los lugares donde se realizan las principales actividades de desinfección  del personal médico y de enfermería que entra en la zona roja, entre otras labores mitigadoras  de riesgos”, asegura.

Detalla que realizaron más de 10 mil procederes de enfermería, de estos cerca de mil  invasivos, “abordaje venoso profundo, permeabilización de la vía aérea, y sondeo vesical, y de nefrología con 56 secciones de hemodiálisis, en las que participaron nuestros enfermeros especializados”.

También efectuaron más de tres mil gestiones de capacitación dirigidas fundamentalmente a medidas de bioseguridad y al manejo de enfermos críticos y graves y sobre la introducción y empleo de medicamentos de la biotecnología cubana en el manejo de los enfermos en esos estados.

“Fueron días de trabajo intenso, pero si la Patria de Bolívar y Chávez nos necesitan nuevamente aquí estaremos para brindar nuestro granito de arena”, enfatiza.

Otra vez La Habana

“Regreso a mi Patria para seguir contribuyendo en las distintas tareas que se me asignen, las que voy a realizar con el mismo empeño y el mismo esfuerzo que hasta ahora”, asevera consciente de que el Gobierno, el Ejército de Batas Blancas y el pueblo de Cuba están enfrentando de manera inteligente el rebrote de esta perniciosa enfermedad.

La doctora Odilia Gómez, viceministra del Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela, impone al galeno Raúl la orden al mérito del médico venezolano Gilberto Rodríguez Ochoa. Foto: Jorge Pérez Cruz
La doctora Odilia Gómez, viceministra del Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela, impone al galeno Raúl la orden al mérito del médico venezolano Gilberto Rodríguez Ochoa. Foto: Jorge Pérez Cruz

El doctor Raúl confía en la victoria y considera una fortaleza la manera en que  Cuba integra la ciencia y la asistencia médica, “porque ha permitido que los centros de ingeniería genética y biotecnología y de investigaciones médicas y otras instituciones de gran prestigio a nivel internacional desarrollen  sus estudios y pongan resultados prácticos al servicio del enfrentamiento a la Covid-19”.

Y con ese aval convoca: “Yo le pido a todo el pueblo de Cuba que escuchen y respeten las medidas de bioseguridad, son estándar y solo necesitan  de la voluntad individual y colectiva. A todos mis compatriotas que se involucren y contribuyan con el gobierno y el personal de la Salud en los esfuerzos que realizan   para tratar de disminuir la tasa de infección y el índice de mortalidad”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu