Emisiones de CO2 de edificios alcanzan nuevo récord mundial

Emisiones de CO2 de edificios alcanzan nuevo récord mundial

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Las emisiones del gas dióxido de carbono (CO2) provenientes del funcionamiento de los edificios alcanzaron el año pasado un nuevo récord de 9,95 gigatoneladas debido a un mayor uso de combustibles fósiles para la generación de energía, ha revelado el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

 

Las emisiones directas de los edificios deben reducirse a la mitad en el 2030 para encaminar al sector hacia la neutralidad climática en el 2050.Foto: tomada de The Agility Effect

 

El Informe del estado global 2020 sobre los Edificios y la Construcción, realizado por la Alianza Global para los Edificios y la Construcción (GlobalABC, del PNUMA) y divulgado este miércoles, señala que el referido incremento del principal gas de efecto invernadero (GEI) se produce tras haberse mantenido estable durante años el consumo global de energía de los edificios.

Según el reporte, el alza significa que el funcionamiento de los edificios, junto a la construcción de los mismos, emiten ahora, a nivel mundial, el 38 % de los GEI relacionados con la energía, indicador que aleja a ese sector de su potencial para contribuir a frenar el cambio climático, objetivo trazado por el Acuerdo de París.

El citado pacto internacional persigue alcanzar para el año 2050 la meta de cero emisiones netas de GEI, que son producidos principalmente por la quema de combustibles fósiles, y cuya continuada acumulación en la atmósfera ocasiona el progresivo calentamiento de la Tierra, fenómeno este que a su vez genera el trastorno climático global cada vez más pernicioso por el que transita nuestro planeta.

Con el propósito de alcanzar el carbono neto cero para el 2050, la Agencia Internacional de Energía (AIE) calcula que las emisiones directas de CO2 de los edificios deben reducirse un 50 % para el 2030;  y las emisiones indirectas del sector de la construcción tienen que rebajarse un 60 %, lo cual equivale a que estas últimas se reduzcan en alrededor de un 6 % anualmente hasta el 2030.

A pesar de su importancia para las emisiones globales de CO2, los edificios siguen siendo un área que carece de políticas de mitigación específicas, motivo por el cual el PNUMA insta a los países que aún no han presentado a la ONU sus segundos planes climáticos nacionales  —la mayoría de los Estados—, a que incluyan acciones en esa dirección.

En este sentido, el organismo indica que los Gobiernos deben intensificar sus compromisos y apoyar regulaciones que estimulen la construcción de edificios con cero emisiones netas, lo que significa priorizar los códigos energéticos de construcción basados en la acción climática junto con medidas de certificación generalizadas.

También exhorta a las autoridades a realizar una recuperación ecológica posterior a la pandemia de la COVID-19 y a actualizar los planes climáticos nacionales, al tiempo que recomienda a empresas y propietarios guiar sus acciones mediante objetivos basados en la ciencia, así como interactuar con las partes interesadas en el diseño, la construcción y la operación de los edificios, además de hacerlo con los usuarios de las viviendas.

 

Los Gobiernos deben priorizar los edificios bajos en carbono en los paquetes de estímulo pos-COVID-19 y en la actualización de sus compromisos climáticos, recomienda el PNUMA. Foto: tomada de  Construible

 

Igualmente, sugiere a los inversores y a otros actores de la cadena a reevaluar toda la inversión inmobiliaria desde la óptica de la eficiencia energética, adoptar conceptos de economía circular para reducir la demanda de materiales de construcción, y adoptar soluciones basadas en la naturaleza que mejoren la resiliencia de los edificios.

“El aumento de las emisiones en el sector de los edificios y la construcción enfatiza la necesidad urgente de una estrategia triple para reducir agresivamente la demanda de energía en las áreas construidas, descarbonizar el sector energético e implementar estrategias de materiales que reduzcan las emisiones de carbono del ciclo de vida”, afirmó Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA.

“Los paquetes de recuperación verde pueden ser la chispa que nos hará avanzar rápidamente en la dirección correcta. Transitar hacia un sector de edificios y construcción bajo en carbono ralentizará el cambio climático y generará importantes beneficios para la recuperación económica, por lo que debería ser una prioridad clara para todos los Gobiernos”, enfatizó la titular de la prestigiosa agencia de Naciones Unidas.

(Con información de página web del PNUMA y DiarioSigloXXI)

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu