El país más terrorista se autotitula antiterrorista

El país más terrorista se autotitula antiterrorista

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 3 votos)
Cargando…

Durante seis décadas Cuba ha sido blanco de todo tipo de terrorismo, desde atentados con bombas a aviones, hoteles y sus embajadas, intentos de asesinar a sus máximos dirigentes, ataques con armas de fuego a sus representaciones diplomáticas y oficinas en el exterior, hasta el bloqueo criminal que aún se le impone a pesar del rechazo unánime de la comunidad internacional.

 

 

Todos esos hechos violentos han sido orquestados y financiados desde territorio de EE.UU., cuyos regímenes se autoproclaman luchadores antiterroristas, e incluso se atreven a confeccionar una lista espuria de países patrocinadores del terrorismo, en la que desfachatadamente incluyen a la nación caribeña.

Un 6 de octubre, de 1976, miembros de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y connotados mercenarios pagados por Washington hicieron explotar con bombas un avión de Cubana de Aviación en pleno vuelo, cuando despegaba de Barbados con destino final a La Habana.

En ese abominable crimen perdieron la vida 73 personas inocentes, en su mayoría cubanos, incluido su joven equipo de esgrima, y sin embargo sus asesinos nunca fueron juzgados como merecían, merced la protección de sus patrones.

 

 

Fragmento del trascendental discurso pronunciado el día 15 de octubre de 1976 por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, en el acto de despedida de duelo de las víctimas del ataque terrorista contra un avión cubano en pleno vuelo, entre los que se encontraban el equipo nacional juvenil de esgrima, hecho que la historia de Cuba reconoce como el crimen de Barbados.

 

Hechos criminales similares se han perpetrado contra la isla antillana desde el triunfo de su Revolución, el 1 de enero de 1959, y no han cesado hasta nuestros días.

El más reciente de todos fue un ataque, en la madrugada del pasado 30 de abril, a la Embajada de Cuba en Washington, protagonizado por un ciudadano nombrado Alexander Alazo,quien disparó deliberadamente con una ametralladora Ak-47 contra la sede de la legación.

No obstante las continuas solicitudes de las autoridades de La Habana para que se esclarezca esa acción castrense y se juzgue como merece a su autor, la Casa Blanca mantiene absoluto silencio al respecto, lo que la hace cómplice una vez más del terrorismo que desde hace 60 años alimenta hacia Cuba.

La lista de acciones subversivas violentas desde y en territorio estadounidense contra la mayor de la Antillas es interminable.

Recordemos la fracasada invasión de mercenarios por Playa Girón (Bahía de Cochinos), en 1961, la explosión intencionada del barco La Coubre en el puerto habanero, en 1960, y los secuestros y ataques con artefactos explosivos a diplomáticos en varias capitales, que terminaron con la vida de cientos de cubanos.

No se pueden olvidar, entre tantos hechos criminales, los más de 600 intentos de asesinatos del líder histórico de su Revolución, Fidel Castro, y los atentados con bombas en hoteles y restaurantes de La Habana en 1997, con saldo de un joven italiano fallecido, numerosos heridos y grandes daños materiales.

Vea también:

 

A pesar de esa permanente agresividad alentada y pagada por Washington, Cuba ha cooperado en reiteradas ocasiones con EE.UU., en la lucha frente al terrorismo, y lo saben muy bien sus servicios especiales de inteligencia, entre ellos la CIA.

La nación caribeña siempre ha rechazado y condenado todas las formas de terrorismo, incluyendo el de Estado, y un ejemplo de ello fue el haber sido uno de los primeros países en hacerlo cuando el derribo de las Torres Gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001.

En todos los escenarios internacionales ha reiterado además que el terrorismo sigue siendo un grave desafío para la comunidad internacional, y no podrá erradicarse mientras prevalezcan dobles raseros, manipulaciones, selectividad y oportunismos políticos para hacerle frente.

 

Recomendamos:

 

Barbados, el pueblo recuerda (+Fotos y Video)

Pronuncia discurso durante un acto político en Bridgetown, Barbados, en conmemoración por el Crimen de Barbados, 1 de agosto de 1998. Foto: Estudios Revolución/ Fidel Soldado de las Ideas

El 6 de octubre de 1976 la historia de Cuba vistió luto. La destrucción en pleno vuelo de un avión de Cubana cobró la vida de las 73 personas a bordo. Barbados es uno de los actos más sangrientos y dolorosos que ha vivido la mayor de las Antillas. Solo el valor de un líder, solo el calor un pueblo herido, compacto y firme tras la noticia, mantuvo en pie a las familias de las víctimas. Cada 6 de octubre, el pueblo de Cuba recuerda.

Ese mismo mes y año, el día 15, en el acto de despedida de duelo de las víctimas, efectuado en la Plaza de la Revolución José Martí, nuestro comandante expresó: “No podemos decir que el dolor se comparte. El dolor se multiplica. Millones de cubanos lloramos hoy junto a los seres queridos de las víctimas del abominable crimen. ¡Y cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!” (Leer más)

Cuando se habla de terrorismo…
Cuando se habla de terrorismo, desde los Estados Unidos, resulta inevitable pensar en quiénes han sido los mayores promotores de este fenómeno en nuestra área y cómo lo han hecho y, de igual manera, precisar quiénes han sido las mayores víctimas de este terrible accionar. Para responder esas inquietudes es imprescindible remitirse a la historia, lo cual proyecta el papel de los Estados Unidos, respecto a este fenómeno en relación con Cuba, desde hace más de seis décadas.

Un somero repaso a la conflictiva relación bilateral Cuba-Estados Unidos evidencia la tendencia histórica a la dominación sobre la isla caribeña por parte del poderoso vecino, aun cuando todavía no había desarrollado la condición de potencia en la arena mundial; luego remite al logro parcial de tal propósito a partir de la intervención norteña en la guerra hispano-cubana en 1898 y su resultado, con la imposición del apéndice constitucional conocido como Enmienda Platt, así como las múltiples vías utilizadas para consolidar un sistema de dominio neocolonial que habría de quebrar en 1959. (Leer más)

¡Cadáveres amados los que un día…! (+ Fotos)
Foto: René Pérez Massola
Foto: René Pérez Massola

Este domingo 6 de octubre se cumplían 43 años de la sentencia que Eliecer Romero González hiciera a sus padres al conocer del atentado terrorista contra un avión cubano con 73 pasajeros a bordo, todos muertos: “Yo voy a ser como ellos”, dijo entonces el pequeño de apenas 9 años, y ahora aquel niño pronunciaba las palabras centrales en la sentida peregrinación en el cementerio de Colón, en recordación de las víctimas del crimen.

Frente al Panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en la necrópolis de Colón, donde reposan los restos de los hermanos caídos, Romero González, hoy capitán de Cubana de Aviación, resumió la rabia y el dolor que aún luego de más de cuatro décadas siente nuestro pueblo ante tamaña barbarie. (Leer más)

Crimen de Barbados: Una herida que el tiempo no cierra
Foto: Jorge Pérez Cruz

Después de 43 años del abominable atentado, Gaspar Sotolongo Pérez, jefe de la Misión Cubana en Venezuela Barrio Adentro Deportivo, rememora imágenes de aquellos tiempos y de los muchachos, con quienes compartió sueños, expectativas, fuertes jornadas de entrenamiento…

Entonces, Sotolongo tenía 17 años de edad y el resto tampoco sobrepasaba los 20, “en esa época, recuerda, la esgrima empezaba su despegue en la arena internacional, los resultados ya se avizoraban. Precisamente en 1976 participamos en Rumanía en los Juegos de las Esperanzas Olímpicas, un torneo organizado por los países socialistas, y el   florete masculino obtuvo la medalla de bronce.  (Leer más)

Crimen de Barbados: justicia maniatada
Luto, dolor, indignación, ansias insatisfechas de justicia. Ese es el saldo del abominable crimen que significa la voladura del vuelo 455 de Cubana de Aviación, el 6 de octubre de 1976. La acción fue concebida y organizada por los contrarrevolucionarios de origen cubano Luis Posada Carriles y Orlando Bosch, alentados y sufragados por consecutivos Gobiernos estadounidenses, y ejecutada por los mercenarios venezolanos Freddy Lugo y Hernán Ricardo.

Pocos meses atrás, sin sonrojo alguno, el presidente Barack Obama nos ha invitado a olvidar el pasado. ¡Como si eso fuera posible! ¿Acaso desconoce que nuestra historia está plagada de hechos violentos fraguados en su país, que han sembrado luto y dolor en nuestro pueblo, y de otros dirigidos a diezmarlo mediante el hambre y las enfermedades? (Leer más)

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu