Trabajadora santiaguera narra doble tributo a la mujer

Trabajadora santiaguera narra doble tributo a la mujer

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

Nos envía la siguiente colaboración la trabajadora María Magdalena Cabrera Zamora (Santiago de Cuba, 1967), Licenciada en Estudios Socioculturales que labora en la Universidad de Oriente, poetisa, artesana en tejido y aficionada al teatro:

 

Varias féminas fueron homenajeadas en el encuentro, entre ellas la Mayor Bárbara Hechevarrìa y la poetisa Magdalena Cabrera (primera y quinta de izquierda a derecha). Al micrófono, Irene Bordado, directora de la refinería.

En el contexto de las actividades que se realizan en todo el país en celebración del aniversario 60 de la Federación de Mujeres Cubanas, la refinería santiaguera Hermanos Díaz se vistió de homenaje para festejar también las seis décadas de la nacionalización de esa empresa por Fidel, el 6 de agosto de 1960. La simultaneidad no fue gratuita, pues la importante entidad marcha en los últimos 20 años bajo la dirección consecutiva de mujeres. Sus tres más recientes directoras han sido las ingenieras Magalis Gonzàlez Gómez, María Luisa Serrano Davigne y la actual, Irene Bordado Lucio. El encuentro contó también con la distinguida presencia de la única mujer Jefa de un Comando de bomberos en Cuba, la Mayor Bárbara Hechevarría Vinent, con más de 30 años de servicio y 8 años en tan alto cargo.

La actividad cultural, en el teatro de la refinería, fue dirigida por el actor José Pascual Varona, Pini, con la Peña científico-cultural Desempolvando, de nuestro Archivo Histórico Provincial, la lectura de las décimas que resumen la historia de este centro y que adjunto a esta nota, así como una pincelada humorística bajo el título ¡Fuego, bombero!

 

REFINERÍA HERMANOS DÍAZ

 

(1) Bahía, en Punta de Sal,

Espín terrenos vendió,

tractor de un gallego vio

Texas Internacional.

La refinería esencial

se levanta sin demora:

Garay, fundador, la adora.

Nació en el 55,

“Tres Piedras”, con mucho ahínco

fue la empresa constructora.

 

(2) Qué Odisea era trabajar…!

Bush, distinguido doctor

para elegir al mejor,

y avales buenos llevar.

Tu análisis procesar

allá en Garzón con Roldán:

otros no se aceptarán.

Manolo, el salario empeora

50 centavos la hora,

y 20 a su lancha van.

 

(3) Se niega en Revolución

Texas, procesar con ética

crudo de la Unión Soviética

y viene la intervención.

En el 60, emoción,

pues Junio 29 arde

cuando a las 6 de la tarde

la bandera americana

se arrió, y con la mente vana

vimos marcharse al cobarde.

 

(4) Un americano osado

propuso a Héctor, hombre fiel,

irse a trabajar con él

y el talento no es robado.

“Antes yo era un empleado”

le respondió con desdeño

y olvídese de su empeño:

“a mi usted no me confunde,

¡Me quedo, nadie me hunde

ahora soy cubano … y dueño!”

 

(5) La nacionalización:

en el 60, estallaban,

las empresas, se “ñamaban”

con Fidel en plena acción.

Una insólita agresión

de lanchas con mercenarios;

muere un revolucionario:

René. Enfrentó a los matones

su sangre en Cayo Ratones

era el más triste escenario.

 

(6) Hoy sin yanquis ni demonios,

libres, colmados de honores,

alegres, trabajadores

son dueños del patrimonio.

Hay 28 matrimonios,

parejas llenas de apego,

una cifra que no es juego

y corazones ardientes:

¡Eviten llamas candentes

y propagación del fuego!

 

Magdalena Cabrera, 6 de Agosto 2020. (Arreglos: Pini).

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu