No hay brazos cruzados ante los coleros

No hay brazos cruzados ante los coleros

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

El Gobierno revolucionario realiza ingentes esfuerzos para garantizar el abastecimiento de productos esenciales para la población ante la actual circunstancia epidemiológica. Sin embargo, algunas personas empañan con su actuar inescrupuloso este objetivo.

 

Diversos criterios escuchamos cada día sobre la reventa de mercancías, el acaparamiento y la venta de turnos ante las filas que bordean o pasan las tiendas, a las que muchos, tras horas de espera, ni siquiera llegan a entrar. Pero, realmente, qué hay detrás de este fenómeno y cómo se enfrenta.

 

Varios son los modus operandi de los denominados coleros. Algunos aguardan la hora del cierre de las tiendas en parques, portales y lugares cercanos. Sobre las 6 de la tarde, se comienzan a sacar libretas y repartir los turnos.

Quien apunta monopoliza los 10 primeros lugares en la cola; el resto se reparten en orden de llegada, si bien suelen concentrarse en pocas personas los 100 primeros tickets que los dependientes de la tienda entregarán en la mañana siguiente para la compra de los productos

A veces, utilizan a familiares, conocidos o clientes para marcar más de una vez o incluso en varias tiendas, lo cual les permite acaparar mercancías e intentar burlar las medidas adoptadas por el personal de los centros comerciales o los agentes del MININT que velan por el orden y el cumplimiento de las medidas sanitarias.

De cualquier forma ya, desde la noche, la cola está hecha. Luego, se disponen a vigilar la lista durante la madrugada, organizan la cola al día siguiente, y venden los turnos acopiados a la población o, en algunos casos, se lo canjean a los acaparadores por algún producto de la tienda.

 

 

Mientras, en La Habana Vieja y Centro Habana, zonas decretadas en aislamiento social, estas ilegalidades se han asociado además a la compra y venta por un valor de hasta 40 cuc de las tarjetas asignadas por el Gobierno a cada núcleo familiar, las cuales pasan a ser alquiladas ilícitamente a pobladores y coleros de otros municipios.

Las ilegalidades asociadas a las colas se manifiestan a lo largo de toda la capital, con una marcada presencia en Playa, lugar donde se concentra el mayor número de establecimientos comerciales abiertos. En Tiendas como la del Hotel Tritón, La Copa, 3ra y 70, la TRD situada en calle 3ra y 40, la Tienda Caracol emplazada en Vía Azul Avenida 26 y Avenida Zoológico, en los centros comerciales de 5ta y 112, Minimax de Vía Blanca y TRD Maravilla, la actuación de los “coleros” es más notable.

Disímiles son los artículos que viajan desde estas tiendas hasta las residencias de revendedores, para ser promocionados luego en redes sociales y en sitios webs como “La Cuevita”, “Todo se vende”, “Por la livre”, vitrinas del mercado negro que persiste en la Isla. Por ejemplo, una ciudadana, desde su casa en San Miguel del Padrón, revende a precios exorbitantes artículos que casi llegan a la cesta de algunas de las personas que tras filas interminables regresaron a casa sin ticket y con las manos vacías. A ellos, la señora les vende el paquete de pollo a 20 CUC, el detergente a 4, según el tipo, el litro de aceite envasado a 100 CUP y las salchichas a 60 pesos en moneda nacional.

Al sobreprecio se suman otros peligros para los clientes del mercado negro como el de ser estafados, y el riesgo de que los productos adquiridos estén adulterados o incumplan con las medidas de inocuidad.

Las autoridades competentes no se han quedado de brazos cruzados ante tales sucesos. Desde el inicio de la pandemia, en el país se ha actuado sobre 1 285 coleros. De ellos, 453 recibieron medidas profilácticas, 634 fueron multados y 280, acusados por los delitos de Actividad Económica Ilícita, Desobediencia, Acaparamiento y Propagación de Epidemias. De las 1 367 acciones de enfrentamiento realizadas en la capital, el 85% se concentró en los municipios Centro Habana, Playa, Plaza, Diez de Octubre, Habana Vieja, Boyeros y San Miguel del Padrón.

 

Asimismo, el Presidente de la sala de lo penal de Tribunal Supremo Popular, Magistrado Otto. E. Molina Rodríguez, nos definió en qué consisten las tipicidades delictivas entre las que incurren los denominados “coleros” y su sanción en el código penal. Afirma que es un fenómeno que posee una peligrosidad que lo enmarca en los tipos penales que el código prevé: actividad económica ilícita, la especulación y el acaparamiento. Estos delitos influyen en el desabastecimiento de los comercios y provocan una alteración en la correcta distribución y consecuentemente, no lleguen a las personas todas las mercancías necesarios para satisfacer sus necesidades.

Explicó que la actividad económica ilícita está previsto en el artículo 228.1 y prevé que, el con ánimo de lucro, realice alguna actividad de producción, transformación, venta de mercancía o prestación de un servicio sin la debida licencia. Contempla un marco sancionador desde 3 meses a 1 año de privación de libertad o multas de 100 a 300 cuotas, o ambas sanciones.

En el caso de que la persona haya adquirido los productos pero su propósito es revenderlo, estaría incurriendo en el delito de especulación previsto en el artículo 230 inciso a, del código penal. Respecto al acaparamiento, según explica el magistrado, este delito cuando se aprueba por el Tribunal no discurre por buscar ánimo de lucro, sino a partir de que la persona intenta acaparar productos para sí, pero en cantidades injustificadas acorde a sus necesidades normales.

El pueblo es el mayor afectado con el actuar oportunista de estas personas, por lo que corresponde a la mayoría impedir que unos pocos acaparen lo que nos corresponde a todos. Dicho problema está lejos de llegar a feliz término, si bien se continuará enfrentando por las autoridades cubanas, con el apoyo decisivo de la población.

(Tomado del sitio digital del MININT)

9 comentarios en No hay brazos cruzados ante los coleros

  1. Es bien cierto que «Gobierno revolcionario realiza inherentes esfuerzos para garantizar el abastecimiento de productos esenciales para la población» no solo ante la actual circunstancia epidemiológica, sino en todo momento. Sin embargo, representantes de organismos y al gunas personas empañan con su actuar inescrupuloso este objetivo.
    Cierto que se han tomado medidas pero estas no se promulgan lo suficiente, ademas de que son muy leves teniendo en cuenta la cuantía del daño ocasionado a la economía interna,al estado y al pueblo. Debieran publicarse en los medios informativos los nombres y rostros junto con la medida impuesta para que les diera vergüenza y el pueblo lo reconozca
    Me sumo ademas al criterio ¿qué papel juegan los jefes de sectores? Pues ellos deben conocer a sus pobladores y siempre todo se sabe.
    Súmase a esto que estando en pleno aislamiento en la tienda «La Casita de 16″situada en 16 / 31A y 7ma solo a 3 cuadras de mi casa he podido comprar contando el día de hoy 3 veces en casi 5 meses debido a que personas de «todos» los municipios se desplazan hacia el municipio Playa, sin embargo trabajo en Plaza colindando con Centro Habana y no se me permitia comprar en ni en PLaza, ni en Centro Habana.
    Dada la actual sitiacion, la llegada del verano y el periodo vacacional de los estudiantes y con el objetivo de:
    Poder identificar y controlar a los escrupulosos coleros, acaparadores y revendedores.
    Tener menor desabastecimiento por territorio.
    Menor aglomeraciones en los establecimientos donde se vende en CUC
    Menor cantidad de personas desplazándose innecesariamente, etc, etc.
    Se debería permitir la compra en las tiendas recaudadoras de CUC solo a las personas correspondientes al municipio al cual pertenecen. Medida esta que seria efectiva solo para la 2da y 3ra fase.
    El Estado cubano distribuye las mercancías para todos los municipios por igual aunque no en igual momento pero esto no exonera de que todos tengamos.

  2. Escanear el carné de identidad para saber si una personas compra más de una vez es sin dudas un método que dejas muchas interrogantes la aprimera es que no siempre hay todo lo que un consumidor necesita en una tienda y hoy solo pude comprar aceite y me lo llevo a casa, mañana me entero que entró jabón de tocador y pasta dental y voy a comprar lo que se me puede vender y pan el sistema de dice que no podré tener acceso a sistema por la sencilla razón que estoy marcado desde ayer, eso demuestra gran imprecisión, pues te dice que entraste y compraste pero no dice que compraste.
    Dos el hijo de una señora o señor que son ancianos que no pueden salir a realizar compras tampoco podrá satisfacer las necesidades de algunos productos para sus viejos, pues ayer compró para su hogar y no podrá entrar al menos así aguien lo determinó en Las Tunas por 7 días, pero él asiste a sus padres que no pueden por la edad ir a las tiendas, como resuelven este dilema.
    Tres usar el carné de identidad que es un documento identificativo para controlar la concurrencia a las tiendas, me parece que se debe revizar hasta que punto es legal hacer eso ya que técnicamente no se está efectuando nigún trámite legal u otra cuestión análoga, ni existe normativa legal vigente que me obligue a presentar mi documento de identidad como condición sine qua non para poder comprar productos de primera necesidad que son regulados pero no normados. Las intenciones son buenas pero todo debe ser hecho conforme a DERECHO.

  3. Yo me pregunto ¿si las autoridades saben que en Revolico y otros sitos web se estan haciendo estas ofertas porque no actua, si las autoridades que estan controlando la cola estan escaneando los carnets, y a la vista le salta que esa persona ya compro ayer o antier porque le permite comprar de nuevo?, a eso sumale que por lo menos en La Palma Arroyo Naranjo a las 2 y media o tres sale una autoridad y te dice por ej. solo se van a dar 20 ticketes porque es lo que queda y despues al otro dia ves que vuelven a sacar la misma mercancia que el dia anterior habian dicho que se acabo, o sinó te dicen que solo van a despachar esos tiques porqu son LAS DOS DE LA TARDE Y LA TIENDA TIENE QUE CERRAR A LAS CINCO,a veces protestamos porq no limitan la cantidad de productos por personas y ellos mismos dicen que es decision de la tienda que ellos no tienen nada que ver con eso que lo de ellos es cuidar la cola, es verda que tenemos escasez, pero pienso que se pueden aplicar medidas `para evitar tanto descontrol y disgusto en la población que como yo trabaja y nunca puedo comprar nada

  4. Las colas son un problema real, ahora también hay otras colas que son injustas en su procedimiento y me explico:

    Por ejemolo en holguin ya están vendiendo las esperadas unidades de motos y solo tienen acceso a dichas unidades las personas que viven en la cabecera Provincial pues los ciudadanos de los municipios por la distancia y otras condiciones como no tener donde quedarse en la cabecera provincial están sin solución, y estoy hablando con base pues llame al mismo gerente de la tienda SASA y dijo que lo de ellos es vender no controlar la cola y hasta cierto punto es entendible, sin embargo lo que no es entendible es que por vivir a 178 KM (Moa) no se pueda comprar dichas unidades. No es justo estar como un mendigo en Holguun sin tener donde quedarse y que no hagan nada absolutamente para priorizar a los que desgraciadamente viven más lejos, y por si fuera poco llamé a la recepción para saber por que # iba la cola para saber cuando viajar y dicen que ellos no saben que lo de la cola es afuera. Es razonable que alguien se de cuenta de esos baches que afectan a los más desfavorecidos y hagan algo al respecto. Lo curioso es que he escrito hasta la redaccion del granma y ni siquiera se han molestado en decir nada, todo se queda en esfuerzo ciudadano por que le respondan y nada. Otra persona me dijo: ni pierdas tu tiempo que esa empresa es militar y ellos hacen lo que les da la gana, ciertamente estoy por creer que es por gusto, ojala y por esta vía alguien tenga dignidad y valor para dar la cara e investigar que solución se le puede dar a ese problema real, pues al final es beneficio en MLC para la economía

    • Y ni siquiera hay una manera de que alguien gestione eso de priorizar a los más distantes, ojo: no se esta hablando solo de la distancia sino de la estadía en la provincia sin lugar donde quedarse cuando el turno está cerca, por semanas y nadie hace nada es salvese quien pueda como una anarquía todo como animales sin usar valores que supuestamente identifican esta sociedad. Realmente se nota que se está
      pudriendo gradualmente y poco a poco se irá a pique según se puede percibir en estos tiempos y en acciones sin una solución como esa que les he planteado.
      Eso sin mensionar que los coleros ahí están a la orden del día muchos que ni siquiera tienen motor pues por que tienen un amigo militar, pueden resolver lo que quieren con sobornos y favores, y los más lejos geográficamente nada pueden hacer, solo sufrir la injusticia de inquietarse desahogarse en un escrito como este a ver si lo escuchan y resignarse a que pase o que todos saben: sin respuesta de nadie y todo por gusto.

  5. Ya yo estoy tan decepcionada que casi es mejor ni hablar del tema, de los inescrupulosos revendedores que se lo llevan todo, para luego venderlos a precios Exorbitantes y de sobra en cada zona el Jefe de Sector, el del Orden Público y otras autoridades saben quienes son los que se dedican a esta actividad ILICITA, hay que tomar medidas fuertes y severas para poder acabar con esta otra PANDEMIA, pues la COVID NO PUDO CON NOSOTROS PERO ESTA SI VA A ACABAR CON EL PUEBLO.

    • Estoy de acuerdo con su comentario. De entra al facebook y se muestran los producto que en la mayoría de los casos son entregados a domicilio y NO PASA NADA

  6. Yo soy de Las Tunas, el fenomeno creo que esta a nivel de pais,, me pregunto es tan dificil tomar una medida…. exigir presentar la libreta de abastecimiento y decir a nivel nacional…. en la pagina 5 se anotara el aseo… en la pagina 7 los carnicos…. no puede ser que esto se vaya de control, la covid no pudo con nosotros pero estos coleros estan acabando con el pais, los he visto comprar y guardar mercancias en casa cercanas y regresar de nuevo a la cola…. hasta dondes posible seguir permitiendo esto…. como unico se acaba esto es utilizando esa herramienta que nos ha dado tranquilidad… LIBRETA DE ABASTECIMIENTO…. no importa de que zona sea, llegara el momento que todos habran comprado una vez al menos…. yo nunca he comprado, solo detergente en un dia de cola, perder de trabajar…… Pienso que el pais esta buscando una buena solucion

  7. Me parece bien, pero que no haya brazos cruzados con los revendedores, ahora permitidos con las tiendas MLC. Donde no hay regulación de productos y ayer en Matanzas una persona sola se llevó 7 paquetes de detergente de 5 kg cada uno. Una cosa que no hay, que se sabe él la revendera porque al cubano le encanta la ley del menor esfuerzo. Entonces se le permite? Ni siquiera los que tienen tarjeta podrán comprar las cosas pq unos pocos se las llevan todas. Acaso no lo ven? Cuando lo van a resolver?

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu