Día del Trabajador de la Administración Pública: Vitales antes y después

Día del Trabajador de la Administración Pública: Vitales antes y después

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

De sus 50 años de vida, Yamilet Menéndez Díaz ha dedicado más de 30 a la actividad bancaria en un único centro laboral: la su­cursal 250, ubicada en Línea y Paseo, en el Vedado capitalino. Aquí ha tenido varias responsabilidades (cajera, custodio de fon­do operativo, supervisora) y en la actuali­dad se subordina directamente a la direc­tora de la entidad y, además, se ocupa de los recursos humanos y de la capacitación del personal.

La limitación de usuarios en el interior de las sucursales bancarias para garantizar el distanciamiento físico será una de las medidas que se mantendrán durante las tres fases pos-COVID-19. Foto: Agustín Borrego
La limitación de usuarios en el interior de las sucursales bancarias para garantizar el distanciamiento físico será una de las medidas que se mantendrán durante las tres fases pos-COVID-19. Foto: Agustín Borrego

Fue precisamente en esa entidad, per­teneciente al Banco Metropolitano, donde se inició la Jornada por el Día del Traba­jador de la Administración Pública, que cada año se celebra el 4 de julio, al conme­morarse el natalicio del revolucionario En­rique Hart Dávalos, quien fuera trabajador bancario en este lugar.

Yamilet siente orgullo por la historia del sector, que en tiempos del nuevo coro­navirus SARV-CoV-2 continúa prestando servicios a la población, aunque solo los in­dispensables, como es de suponer.

A propósito de la fecha, el secretario general del Sindicato Nacional de Tra­bajadores de la Administración Pública, Yaisel Osvaldo Pieter Terry, comentó que la organización que dirige es muy hete­rogénea —“es sostén y control de la eco­nomía”— pues la integran, entre otros, el sector jurídico, el sistema bancario, varios organismos de la Administración Central del Estado, las organizaciones políticas y de masas (UJC, FMC, CDR, CTC), y deter­minadas ocupaciones de los trabajadores no estatales.

El también miembro del Comité Cen­tral del Partido transmitió una felicitación a los más de 246 mil afiliados, e insistió en la necesidad de continuar laborando en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, en la puesta en marcha de las medidas previstas para las tres fases de la pos-COVID-19 y ratificó el papel de los trabajadores de la Administración Públi­ca, quienes en una gran mayoría se desem­peñan como servidores públicos, tal es el caso del sistema bancario y financiero.

En este sentido, Katerine Aliño Car­ballo, vicepresidenta del Banco Central de Cuba, expresó que sus estructuras man­tuvieron la vitalidad, al margen de la si­tuación epidemiológica que afrontó el país a partir del mes de marzo. Explicó que se adoptaron un grupo de medidas con el ob­jetivo de reducir el impacto de la enferme­dad en las instituciones, prevenir el con­tagio y la propagación de la enfermedad, mantener las operaciones impostergables para la población y aquellas de comercio exterior que son garantía para la economía nacional.

La limitación de usuarios en el interior de las sucursales bancarias para asegurar el distanciamiento físico, el uso de las pla­taformas digitales de pago que contribu­yen al desarrollo del comercio electrónico, la emisión de tarjetas a colaboradores en el exterior, a titulares de cuentas en dólares estadounidenses, subsidios para la compra de materiales de la construcción y reim­presiones por roturas o extravíos, son al­gunos de los servicios que estarán vigentes durante las tres fases.

Al especificar sobre la primera de es­tas, señaló que se incorporarán aquellas prestaciones que en estos momentos es­tán detenidas, las cuales dependerán de la apertura de las actividades en otros secto­res y del restablecimiento del transporte público.

Asimismo, precisó que el horario de atención a la población en las oficinas ban­carias se mantiene de lunes a viernes hasta las 3:30 p.m., aunque en otras provincias puede variar de acuerdo con lo aprobado en los Consejos de Defensa territoriales.

En un segundo momento se incorpo­rarán otros servicios en las áreas comer­ciales de las oficinas bancarias, como por ejemplo el restablecimiento de la apertura de cuentas a plazo fijo, los créditos para la adquisición de materiales de la construc­ción, la venta de sellos de timbre y trámi-tes relacionados con la Ley General de la Vivienda.

La directiva refirió la importancia de reforzar las medidas higiénico-sani­tarias y organizativas en todas las ins­tituciones, además agregó que algunas prácticas —con efectividad demostra­da— permanecerán y formarán parte del día a día bancario, entre ellas el tra­bajo a distancia como el teletrabajo en los cargos y áreas que así lo permitan.

Sin lugar a dudas, los trabajadores de la Administración Pública tienen mucho qué hacer, quienes, según Yamilet Menén­dez Díaz, deben estar conscientes de que “el cliente es lo más importante”, para lo cual resulta imprescindible ofrecer siem­pre un servicio profesional y eficiente, como lo merece el pueblo.

Información relacionada

De Sancti Spíritus, mi aporte solidario

Un comentario en Día del Trabajador de la Administración Pública: Vitales antes y después

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu