La Guagua: El nasobuco y la vida

La Guagua: El nasobuco y la vida

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Personas capaces de repeler la agresión a como dé lugar frente a un asesino, se niegan a usar un simple pedazo de tela convertido en un nasobuco que le puede evitar la muerte.

Hay quienes se han desarrollado al margen de la sociedad, rechazan las normas de las mayorías, pero merecen un tratamiento diferente a esos otros irresponsables que sin causa ninguna lo hacen por contradecir y violar lo establecido.

Y un proceder especialísimo requieren los que se las dan de científicos sabelotodo, que le buscan la pelusa a la contrapelusa y frecuentemente preparan el caldo de cultivo de los malintencionados, quienes echan a correr falsas noticias.

En todos los casos debieran valorar que Cuba está adoptando un plan de prevención, enfrentamiento y control a la Covid-19 desde mucho antes de que aparecieran los primeros tres casos, y que las medidas han dado resultados exitosos.

Si las decisiones están creando escenarios muy favorables, antes de ponerlas en duda, aunque sea por respeto, se deben mirar los datos que diariamente se someten al análisis popular tanto en la conferencia de prensa matinal del doctor Durán, como en la reunión diaria de chequeo encabezada por el Presidente de la República.

No obstante, hay quienes pretenden cuestionar ya el uso del nasobuco que, por cierto, en otras latitudes han sido deficitarios y reclamados hasta por profesionales de la salud que enfrentan la pandemia causado por el nuevo coronavirus SARS CoV 2.

En comentarios digitales emitidos en Quinto día sin fallecidos por la Covid-19 (+ Video),  publicado el 18 de mayo, Luz Mara dice:

A pesar de existir indisciplinados que violan el uso del nasobuco debemos seguir trabajando en lograr disciplinar a esas personas y concientizarlos del cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias. Me siento muy feliz al saber que hoy es el quinto día sin fallecidos, sigamos extremando las medidas, que tenemos la fe de salir adelante pronto y triunfantes de esta crítica situación.

Dr. Carlos M. Santana dice:

Para lograr reducir a cero hay que hacer cosas diferentes a las realizadas hasta el momento y está en la mente de las personas y más en el personal de salud, y me refiero a los casos de Matanzas en un Centro Asistencial, algo que no debía de ocurrir cuando debemos ser el ejemplo a seguir.

Al hacer recorridos en los territorios de cada provincia por las autoridades pertinentes verán la cantidad de personas sin el uso del nasobuco, los pequeños grupos de tomadores de ron, así como otras indisciplinas que no se deben permitir, que solo se eliminan si se buscan.

Como toda actividad humana, hacer al final las cosas bien finitas y pensar en lo más mínimo para no descuidar las medidas orientadas como está llamando nuestro Presidente y ojalá no salgan más chichiricu en centros laborales.

Dispuesto dice:

De acuerdo con usted, Santana. Ahora, fíjese en algo paradójico. Esos pequeños grupos de tomadores, adictos o no, sin vínculo de trabajo, que se repiten en los que no utilizan nasobuco y que su porciento de alcohol en el cuerpo es alto, no son los que más se enferman. Al menos debieran de revisarse las estadísticas. Para nada justifico el no acatamiento de las medidas. Solo un señalamiento a tener en cuenta.

Por otra parte, el que Matanzas y La Habana detectaran solo 4 es muy buen síntoma, estamos en la fase de terminación, en hora buena es como pulir el piso. No bajar la guardia y establecer esas cosas diferentes que menciona Santana, además de las introducidas por el Estado.

 

 

En resumen: Digan lo que digan, y aunque se debe tener en cuenta lo que dicen, si en Cuba da resultado incluir el uso del nasobuco, por lo menos en estos días decisivos, hay que intensificar las medidas de obligatoriedad de tenerlo.

Por cierto, quienes abogan por no usarlo debieran estudiar el caso cubano y preguntarse por qué otras naciones con enormes riquezas no logran lo que alcanza este pequeño país asediado por la primera potencia mundial.

En la Mayor de las Antillas están dando resultado las medidas, medidas que incluyen la obligatoriedad de usar el nasobuco.

 

Para acceder a guaguas ya pasadas, basta con un clic aquí

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu