Empresa de Ómnibus Nacionales garantiza viaje seguro ante la Covid-19 (+ Fotos)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

El colectivo de trabajadores de la Empresa de Ómnibus Nacionales de Cuba, específicamente los más de 300 que laboran en la muy conocida Terminal de Ómnibus de La Habana, implementa numerosas medidas para contribuir al empeño de evitar la propagación de la COVID-19, la pandemia que tiene en vilo a la comunidad internacional.

Maria Esther Quevedo, secretaria general del sindicato en la Estación Central. Fotos: Gabino Manguela Díaz

Cada vez que llega un ómnibus desde cualquier lugar del país los pasajeros tienen que lavarse las manos, combatir el virus con  hipoclorito al 0,1 %, todo eso antes de recoger su equipaje. Lo mismo ocurre a la inversa, es decir, antes de abordar el transporte que los llevará a su destino, una práctica que ya se hace habitual. Los viajeros ganan cada vez mayor conciencia de esa necesidad.

Desinfección de asientos con hipoclorito de sodio al 0.5 % en uno de los salones de espera

En breve recorrido por áreas de la Estación Central de Ómnibus de La Habana llaman la atención varias cosas: nada de alarma, nada de frenesí descontrolado, todo lo contrario, calma, sensibilidad, disciplina, inteligencia, muestras de que Cuba enfrenta al malvado coronavirus con una preparación de muchos años y el optimismo que ofrece la experiencia de batallas anteriores.

Son casi 100 salidas de ómnibus cada día para transportar entre 22 mil y 25 mil pasajeros. La rutina diaria en el lugar hace prácticamente imposible evitar las aglomeraciones del público que  viaja a decenas de destinos en todo el país.

Allí radica además la llamada Terminal Viazul, dedicada mayoritariamente al traslado de viajeros extranjeros, turistas fundamentalmente, llegados a Cuba desde diversos lugares, incluidas zonas con marcada incidencia del virus. Ellos deciden utilizar ómnibus hacia muy diversos destinos nacionales.

“Por razones lógicas con ellos tenemos una atención personalizada, al detalle, la misma que ofrecemos a lo largo y ancho del país. Disponemos de todas las condiciones para esa atención”, asegura Yeni Cairo, al frente de las Agencia Viazul Habana.

Marbelis Beltrán, directora en funciones de la unidad empresarial de base (UEB) Estación Central, resume en una sola frase la difícil tarea que emprenden cada día: “Hay que tener los ojos muy abiertos, estar concentrados, pues tenemos que detectar a cualquier persona con síntomas que lo pueda ser sospechosa de portar el virus. Si encontramos a alguien con tos, fiebre u otro malestar que nos alerte, entonces lo llevamos a la doctora, quien lo ausculta y decide profesionalmente si puede viajar o no.

Marbelis Beltrán, directora en funciones de la Estación Central. “Tener los ojos muy abiertos”

“Lo mismo sucede durante los viajes. Los choferes llevan 10 o 12 nasobucos desechables por si alguien en el trayecto lo necesita. El ómnibus lo lleva entonces hasta un puesto médico del pueblo o ciudad en el itinerario y allí los médicos deciden si continúa viaje. Es lo establecido y cumplir con tal medida es obligatorio”, nos indica.

Al respecto, la doctora subraya que es fundamental explicar bien a cada pasajero que llega al puesto médico las medidas puestas en práctica. Hemos atendido en estos días no pocos pasajeros con algunos síntomas, principalmente tos, pero felizmente ninguno ha resultado sospechoso del coronavirus y todos han podido viajar”.

Asimismo, la directora de la Terminal de Ómnibus de La Habana detalló otras acciones emprendidas en el concurrido lugar. “Tanto a la entrada de la Estación Terminal como en otros puntos hemos colocado lavamanos con recipientes con hipoclorito. Las superficies de asientos en los salones de espera se limpian cada dos horas; también desinfectamos cada ómnibus que llega. Todo el personal que lo necesita tiene sus guantes, los nasobucos no faltan y cada chofer dispone de 10 de ellos para sus travesías.

“En cada matutino que efectuamos, la doctora ofrece a los trabajadores distintas informaciones sobre el virus, y diariamente, en horas de la tarde, todos los miembros del consejo de dirección recibimos una información con los detalles de lo ocurrido en el día”.

El combate de los trabajadores de la Estación Terminal de Ómnibus de La Habana forma parte de las muchas acciones puestas en marcha en todo el país para cerrarle cada puerta al coronavirus. “Mis trabajadores están preparados, son optimistas”, aseguró finalmente María Esther Quevedo, la secretaria general del sindicato en esa importante UEB.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu