Fidel me condecoró dos veces

Fidel me condecoró dos veces

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Su nombre coincide con el de la protagonista de una popular telenovela, pero su fama bien ganada la conquistó con una trayectoria laboral ejemplar que la hizo merecedora del Título de Heroína del Trabajo de la República de Cuba.

Foto: Heriberto González Brito

Muy pronto Isaura Lanza Nieves cumplirá 92 años, y si bien en su rostro y su cuerpo el paso del tiempo ha dejado las naturales huellas que la vejez imprime, conserva el recuerdo de todos y de todo, y escucharla incursionar en el pasado, con esa pasión que la ha acompañado siempre, es como ser testigo de un filme con protagonistas muy vinculados a nuestra historia.

Lo primero que me cuenta es que ella, su vecino de enfrente y el de la esquina nacieron en el mismo año: 1927, y fueron nada menos que Juan Almeida y Armando Mestre.

Cuando Isaura tenía 16 años murió su padre, y tuvo que abandonar los estudios y el sueño de hacerse abogada para ponerse a trabajar en la textilera Tedeca (Telares de Calabazar), primero en la hilandería y después se hizo tejedora; allí tuvo como compañeros de labor a Pedro y Julio Trigo, futuros participantes en las acciones del 26 de julio de 1953.

Por casualidad, y sin sospecharlo, Isaura fue la última persona que vio a Macho, como ella solía llamarle familiarmente a Almeida, antes de partir al combate. Después cuando él y Mestre estaban en prisión, la muchacha empleaba parte de sus escasos recursos para comprarles algo a los dos, sobre todo a Mestre, porque por Macho se preocupaba su numerosa familia, pero a Armando nadie lo iba a visitar.

Fue muy duro para ella conocer del asesinato de Julio Trigo, en el Hospital Civil, y posteriormente, después del desembarco del Granma, de Armando Mestre.

Llegó entonces la hora de actuar: vendió bonos del 26 de Julio en la fábrica, distribuyó propaganda clandestina, recolectó medicinas… Me cuenta como si hubiese acabado de ocurrir, aquella madrugada en la que antes de irse al trabajo colocó una bandera del Movimiento en la escuela de la esquina de su casa, y recuerda con una sonrisa cómplice cómo se hizo la inocente cuando al regresar vio el alboroto de un fotógrafo y la policía.

“En el 59, precisa, cogí el sindicato, durante años dirigí el buró sindical y atendía mi fábrica y la textilera El Vaquerito, de Santiago de las Vegas”. Fue Vanguardia Nacional diecinueve años consecutivos, y hasta se hizo innovadora. Cuando la caída del campo socialista y la URSS, comenzaron las dificultades para la llegada de las materias primas, cerraron Tedeca.

“Parece que Fidel se enteró  de mi tristeza y de que yo quería escribirle una carta, porque me envió al ministro para que me explicara las razones del cierre y entendí. Entonces me ubicaron en el Parque Lenin, hasta mi jubilación a los 83 años”.

Foto: Cortesía de la entrevistada
Foto: Cortesía de la entrevistada

Dos veces ha estado frente a Fidel, y fue en 1996 cuando le otorgaron la Orden Lázaro Peña de Segundo Grado y al año siguiente el Título de Heroína del Trabajo de la República de Cuba. En esta ocasión, el Comandante en Jefe, aunque ella tenía otro color de pelo, la reconoció y le dijo “¿Tú otra vez?”. “Sí”, le respondió ufana: “¡Me lo gané!”.

Isaura confiesa que durante su larga vida ha perdido varios familiares, pero la muerte de Fidel la impactó profundamente, y al afirmarlo, los ojos se le humedecen. “Con su Revolución él transformó el país, acabó con los males, con la injusticia. En la fábrica había muchachitas de 15 años que no sabían poner su nombre, y eso cambió totalmente. Ese Fidel es muy grande” y no es casualidad que lo diga en presente.

Desde la altura de sus casi 92 años, esta luchadora de siempre señala que a veces la gente dice cosas que hay que enfrentar y aclarar. Y no hay dudas que seguirá con esos bríos, porque, como ella afirma con orgullo: “Vivo por la Revolución.”

Puede descargar aquí: Separata Lunes 25 de noviembre de 2019 #FidelVive: Aniversario III (3695 descargas)

Hay un comentario a Fidel me condecoró dos veces

  1. Isaura, usted es una digna representante de la mujer cubana, la mujer revolucionaria y agradecida con esta inmensa Revolución cubana que tantas oportunidades nos ha dado a todos. Tuvo el privilegio de dos veces se condecorada por nuestro invencible Cmdte. en Jefe. !Felicidades y larga vida para usted con mucha salud!

Escribir una respuesta