Trabajadores

Viviendas a partir de locales en desuso (+Fotos)

En Unión y Río en Santa Clara, un antiguo taller estatal se transforma en ocho hogares para familias numerosas, niños enfermos que residen en el Hospital Pediátrico José Luis Miranda y casos sociales. (Fotos: Ramón Barreras Valdés).

Una de las variantes más efectivas para lograr proveer de viviendas a  necesitados es la adaptación de locales en desuso. En Villa Clara esta modalidad  ha sido poco aplicada hasta el momento,  no obstante está siendo  incorporada como una solución viable y rápida.

Almacén de la Empresa Constructora Militar convertido en una casa confortable con sala, comedor, seis cuartos, dos baños, cocina azulejada y otras comodidades. Foto: Vanguardia/Ramón Barras Valdés

Nuevas moradas se  han terminado en diferentes  zonas urbanas de Santa Clara con la edificación de viviendas en  locales desestimados por  diferentes entidades estatales,  los que han sido convertidos ahora en módulos habitacionales confortables  que dieron solución a familias damnificadas por eventos climáticos, madres con varios hijos, casos sociales y trabajadores.

Numerosa familia en almacén convertido en hogar. Foto: Vanguardia/Ramón Barras Valdés

«Para modificar estos inmuebles  en viviendas  es imprescindible la labor de proyectistas y constructores con el propósito de  realizar  las transformaciones en el menor tiempo posible, como una alternativa para  mejorar  y ampliar el fondo habitacional de Villa Clara», explicó Osvaldo Fariñas Viera, director Provincial de Planificación Física.

El directivo informó que en el territorio  han sido identificados más de 290 locales, con un estimado de 814,  cifra aún insuficiente.

Asimismo, precisó que estos espacios  deben ser evaluados  por los especialistas para determinar  si procede su intervención según el plan de ordenamiento urbano.

“Todo transita por un expediente que incluye un dictamen técnico en el que se determina un aproximado de las viviendas que pudieran ser construidas, a partir de las características del local y sus dimensiones”, puntualizó.

En Santa Clara hasta la fecha se han identificados unos 58 locales, alternativa  que también se aplica en todos los municipios,  en particular  Sagua la Grande,  Caibarién y otros poblados. Resalta la experiencia  de convertir en hogares parte de la  Academia Provincial de Boxeo,  espacio en el que fueron creadas  20 viviendas.

No obstante, el  director Provincial de Planificación Física llamó a la cooperación de todos los organismos,  no únicamente a ceder  locales, sino también  terrenos inscritos a favor de organismos, los cuales no tienen plan de desarrollo y entonces se procede a la segregación de estos al desarrollo habitacional.

“Los locales dan  la posibilidad de  habilitar muchas viviendas. Tenemos una  cantidad  considerable de personas afectadas por el ciclón  Irma y la tormenta subtropical Alberto, algunos con derrumbes totales y otros casos de albergados en Caibarién, y esta vía sería ideal para minimizar esas problemáticas. Los procesos los radica las direcciones de Planificación Física a las diferentes instancias, desde las municipales a la provincial y al Instituto de Planificación Física, y los presenta para su aprobación a los Consejos de la Administración municipales o provincial”, aclaró el directivo.

Según comentó Fariñas Viera,  el 2019  es un año de perfeccionamiento teniendo en cuenta que tiene que conjugarse con el plan de la economía, porque no solo  contempla  las viviendas sino el desarrollo del hábitat, que lleva infraestructura, servicios, entre otros; los planes de ordenamiento, su nivel de organización, las regulaciones urbanas y las áreas de desarrollo del Proyecto Hábitat.

Yudi Rodríguez Hernández, primera secretaria del Partido en el territorio, consideró que esta  cifra puede incrementarse, apeló a la conciencia de empresarios y  llamó a  los presidentes de Consejos Populares a  identificar áreas  e inmuebles que pueden ser utilizados para este fin, pues  por lo general  poseen  ya una infraestructura vial, eléctrica, redes hidráulicas, etcétera.

La provincia de Villa Clara  tiene un fondo habitacional deteriorado y un déficit de 46 mil 51 viviendas para resolver en diez años. Este año ese déficit debe de disminuir  al  construirse  entre mil 200 y mil 500 viviendas incluidos todos los programas  entre los que se encuentran los subsidios.