¡El bloqueo no quería que yo viviera!

¡El bloqueo no quería que yo viviera!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

La historia de Carmen Pereira es conmovedora. Desgranó sus vivencias con un orgullo increíble, sonriendo a veces, otras con los ojos humedecidos: el talento de un equipo de jóvenes galenos del Pediátrico Juan Manuel Márquez, de Marianao, la ayudó a ser un ser humano útil y feliz.

Carmen Pereira denunció el daño que le provocó el bloqueo, pero elogió a un equipo médico que la convirtió n un ser útil y feliz. Foto: Ana Margarita González

En la Audiencia Pública organizada por la Comisión Agroalimentaria del Parlamento, en la Cooperativa de Créditos y Servicios Desembarco del Granma, del municipio Boyeros, en la capital, Carmita comenzó diciendo: “El bloqueo no quería que yo viviera. Nací con una enfermedad congénita que impedía mí locomoción, y Cuba carecía de un aditamento que podrían colocar en mi cadera para que pudiera caminar; no había cómo traerla. Nací en plena crisis económica, aparentemente no había nada que hacer.

“En el pediátrico de Marianao me sometieron a varias intervenciones quirúrgicas siendo aún una lactante, y lograron que caminara; luego fui a la escuela de mi comunidad, a la universidad y me hice psicóloga. Como mis abuelos y mis padres son campesinos siempre quisieron que me vinculara al quehacer de los productores agropecuarios. Soy funcionaria del Buró Municipal de la ANAP (Asociación Nacional de Agricultores Pequeños), en Boyeros, y he satisfecho mis expectativas como cualquier otro joven cubano.

Las más de 200 personas que participaban en la audiencia aplaudieron la voluntad y entereza de Carmita; algunos la besaban al terminar sus palabras, otros lloraban al ver aquella muchacha, sostenida en su muleta, conquistó la vida con el orgullo de ser cubana: “Le digo a los que quieren irse de Cuba, que lo piensen bien antes de hacerlo, aquí ni el bloqueo económico, comercial y financiero, ni los adversarios de la Revolución, detiene el talento, la calidad humana, la solidaridad”.

Zenia Rodríguez, recordó el horrendo atentado del avión de Cubana en Barbados, instigado y materializado por terroritas al amparo del gobierno de Estados Unidos. Foto: Ana Margarita González

Zenia Rodríguez, presidenta de la organización de base de la ANAP en la CCS 28 de Enero, también de Boyeros, denunció los efectos del bloqueo a la producción de alimentos, sobre todo “cuando el esfuerzo de los agricultores se pierde por el efecto e plagas o enfermedades que han introducido en el país”.

Yaisely Hernández, investigadora del Instituto de Investigaciones Fundamentales de la Agricultura Tropical (Inifat) se refirió al perjuicio del bloqueo a este campo de la ciencia, por la imposibilidad de comprar equipamientos y reactivos imprescindibles en los laboratorios, que están carentes en el país, y al robo de talentos, lo cual hacen a partir de vender la imagen de que se puede prescindir de la ideología, o estimulando la ruptura entre la generación histórica de la Revolución y los jóvenes.

Ermeregildo Martínez, delegado de la Agricultura en La Habana, en nombre de los 17 mil obreros agrícolas y campesinos de la provincia, exclamó Yo digo #NoMásBloqueo, ¿y tú?

Durante la audiencia, artistas plásticos de Boyeros hicieron un mural de denuncia al bloqueo. Foto. Ana Margarita González

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu