Ciencia hecha en Cuba: estrategia para un mejor posicionamiento mundial

Ciencia hecha en Cuba: estrategia para un mejor posicionamiento mundial

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

 

Elba Rosa Pérez Montoya, ministra del Citma.
Elba Rosa Pérez Montoya, ministra del Citma.

 

A fin de promover el desarrollo científico del país y los nuevos desafíos para este campo se desarrollará en La Habana la I Convención Internacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

En las palabras inaugurales del evento, la Doctora en Ciencias Elba Rosa Pérez Montoya, ministra del Citma, expresó que ese encuentro es el primero en su tipo, el cual se inicia en un escenario de alta complejidad.

“Los efectos del cambio climático son cada vez mayores; el incremento del nivel del mar, de la temperatura global y la ocurrencia de desastres naturales son evidencia clara de este fenómeno y del impacto que está ocasionando a la vida del hombre.

“Urge entonces poner la ciencia, la tecnología y la innovación en función de preservar la especie humana. ¿Por qué no cambiar el destino de los recursos que hoy invierten en la industria armamentista y ponerlos en f unción de producir alimentos que permitan acabar con el hambre a nivel mundial?”, reflexionó.

Uno de los objetivos de esta convención es que se pueda intercambiar ampliamente sobre cómo hacer uso de la ciencia y la tecnología en función del bienestar y la prosperidad de nuestros pueblos.

“No habrá cambio estructural genuino y virtuoso sin la participación digna de todos los sectores que intervienen en la vida socioeconómica y ambiental de una nación. Ningún cambio estructural será íntegramente exitoso sin poner a la ciencia la tecnología y la innovación al servicio pleno de la sociedad”, dijo la ministra.

En su intervención, expuso que a pesar del bloqueo los resultados de la actividad científica cubana, en sentido amplio, son perceptibles. Hoy día el país prioriza sus esfuerzos científicos-tecnológicos en varias direcciones primordiales, como son la biotecnología, la producción de alimentos, las fuentes renovables de energía, la informatización y automatización de la sociedad, las investigaciones sociales y la mitigación y adaptación al cambio climático. Ejemplo de ello son los altos indicadores de los servicios de salud en Cuba, así como el desarrollo de la industria biotecnológica para el beneficio de la población toda.

Aún ─dijo─ quedan muchos retos, el principal es lograr una conexión más acelerada de la ciencia con la producción de bienes y servicios, basada en productos innovadores de alta tecnología.

Cuba ha identificado a la innovación y la ciencia como factores centrales del proceso de desarrollo y de los objetivos de justicia social, lo que obliga a los trabajadores de este sector a comprometerse con el futuro del país.

Actualmente se trabaja en la reorganización de las entidades de este campo intelectual y en la implementación del nuevo sistema de programas y proyectos; todo ello prueba fehaciente por parte del gobierno por consolidar la actividad científica en Cuba.

“Sabemos que la brecha tecnológica con el mundo desarrollado es amplia, lo cual no quiere decir que nuestros investigadores no se formen en campos como la nanotecnología, la biología molecular y la digitalización de la producción.

Conferencia magistral del Dr. Agustín Lage Dávila, director del Centro de Inmunología Molecular, durante la inauguración de la Convención Internacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que se desarrolla en el Palacio de las Convenciones, en La Habana. Foto: Marcelino Vázquez
Conferencia magistral del Dr. Agustín Lage Dávila, director del Centro de Inmunología Molecular, durante la inauguración de la Convención Internacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que se desarrolla en el Palacio de las Convenciones, en La Habana. Foto: Marcelino Vázquez

 

“Tampoco será posible un mundo sin sostenibilidad ambiental hay que cambiar los hábitos y estilos de vida. Para ello es esencial la cooperación entre las naciones. En este difícil escenario habrá que transitar con estrategias basadas en el conocimiento, desarrollo humano pleno en función de la población mundial”, comentó.

“Cuba siempre estará satisfecha de compartir de las capacidades de las cuales dispone. “Es futuro de nuestra patria tiene que ser necesariamente de hombres de ciencia”, concluyó.

Durante los años de Revolución nuestros científicos e investigadores han demostrado al mundo que la ciencia cubana no es patrimonio o privilegio de minorías, sino que está comprometido con la extraordinaria idea del Comandante de la Revolución Fidel Castro Ruz, el cual expresó que Cuba necesitaba mucho de hombres de pensamiento, los cuales pongan sus conocimientos del lado del bien y la justicia.

Durante la Primera Convención, la cual se extenderá hasta el próximo día cuatro de noviembre, se presentarán medulares resultados de la ciencia sociales humanísticas, la popularización de la ciencia, la formación del potencial científico y el rol de las mujeres y los jóvenes en la actividad creadora.

 

Acerca del autor

Graduada de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2014. Desde entonces se dedica a escribir e investigar sobre temas sociales, envejecimiento y de dinámica de población. Además es una de las redactoras principales de la página de Salud, especializándose en temas relacionados con la salud, la ciencia y tecnología. Ha asistido a varios cursos de postgrado, en el Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas y en el Instituto Internacional de Periodismo; relacionados con el estudio de la sociedad cubana .

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu