Esclarecen medidas para garantizar la economía en segundo semestre

Esclarecen medidas para garantizar la economía en segundo semestre

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

El aseguramiento de los servicios vitales para la población será una de las prioridades para el desempeño económico del segundo semestre en Cuba, no obstante las limitaciones financieras existentes, explicó el vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo Jorge, al intervenir este viernes ante el Parlamento.

La caída de los ingresos por exportaciones y una contracción en el suministro de combustible son las causas de las medidas de ajuste que anunció el también Ministro de Economía y Planificación, quien informó que durante el primer semestre hubo un crecimiento del 1% del producto interno bruto.

Restringir los pagos en divisas del país, administrar con cuidado la toma de créditos externos para no generar endeudamientos excesivos y el ajuste en el consumo de los portadores energéticos, son las principales precauciones para enfrentar la situación.

En no pocos casos estás directivas se cumplirán a partir de las inejecuciones ya constatadas durante los primeros seis meses del año, tanto en la contratación de inversiones a partir de los créditos, como de los volúmenes de producción en algunos sectores, los cuales ya no podrán consumir los portadores energéticos que tenían previstos.

La reducción estimada del consumo de electricidad será de un 6 % de lo previsto en todo el ámbito de la economía, porque habrá un respaldo de los niveles programados para el sector residencial, al cual se destina el 60% de la generación eléctrica.

También se mantendrá la electricidad que necesitan los sectores decisivos del sector estatal, como el turismo, el níquel y otras industrias claves.

Las prioridades para el segundo semestre, profundizó Murillo Jorge, serán las actividades económicas que generan exportaciones, las que sustituyen importaciones o producen alimentos, la circulación mercantil minorista, la producción de materiales de la construcción y el mantenimiento del equilibrio financiero interno.

Habrá una proyección restrictiva sin cambiar el plan de la economía, aseguró el vicepresidente del Consejo de Ministros, lo cual incluye el seguimiento a los sistemas de pago por rendimiento en el sistema empresarial, no afectar la producción de lo que después haya que importar y ajustar las partidas que conlleven un gasto en divisas y no se asocien con la actividad principal de las entidades.

La necesidad de activar reservas de eficiencia todavía existentes fue otra idea fundamental, a partir del ahorro y un mejor uso de los inventarios.

En cuanto a las inversiones, Murillo Jorge precisó que no se cumplirán en un 17%, pero que rondarán los 6 mil 500 millones de pesos, lo cual es una cifra mayor que la del 2015, y habrá un respaldo para los principales programas de desarrollo del país.

De particular interés fue el enfoque sobre los ingresos de los trabajadores, pues está prevista una afectación al salario medio en el sistema empresarial, que debe rondar los 644 pesos de los 693 que preveía el plan.

Explicó que no puede haber ajustes en los planes económicos de las entidades para mantener los pagos por rendimiento con montos similares a los que estaban previstos a partir de una producción mayor. No es posible vender menos y cobrar lo mismo, porque ese salario no tendría entonces respaldo productivo, precisó.

Las importaciones de alimentos se mantendrán en los niveles que estaban planificados, gracias a una baja de los precios en el mercado mundial, aunque también habrá incumplimientos en la producción nacional que será preciso suplir con compras en el exterior.

Las recientes rebajas de precios minoristas en productos alimenticios de gran demanda tampoco tendrán afectaciones para su respaldo, y se analizan caso a caso otras necesidades que plantean los organismos como pueden ser los portadores energéticos para mantener el bombeo de agua o los niveles de transportación pública en la capital.

Esclareció también los rumores sobre una reducción del 50% del combustible en julio para los organismos, lo cual fue una indicación para comenzar este mes, pero hubo una adecuación posterior que resultó en un promedio del 28% de rebaja.

Tampoco hay contradicción entre estas medidas coyunturales y la discusión que actualmente se realiza acerca de la conceptualización del modelo económico y social, y el plan de desarrollo hasta el 2030, razonó.

Murillo Jorge ratificó que ante las limitaciones en la disponibilidad de divisas, se impone un uso más eficiente de los portadores energéticos. Se mantendrá el aseguramiento de los servicios vitales para la población, las inversiones estratégicas para el desarrollo del país y la explotación al máximo de todas las reservas de eficiencia con que cuenta la economía, concluyó.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu