Garantía de bata blanca

Garantía de bata blanca

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

 

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda
Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

Toronto.- El doctor en medicina Antonio Iznaga Dapresa cuida del deporte cubano desde la década de 1970, así que ha sido parte de muchísimos de sus triunfos. Su labor profesional es particularmente reconocida en el voleibol, pues ha velado por nuestras selecciones nacionales de ambos sexos desde sus años de máxima gloria.

Ha cumplido colaboración en el exterior e integrado delegaciones a eventos multidisciplinarios. Atesora un rosario de anécdotas que gusta compartir con compañeros y amigos, a las cuales sumará las vividas por estos días en los XVII Juegos Panamericanos. Sobre la labor suya y de sus colegas intercambiamos recientemente.

¿Cómo se organiza y fluye la labor médica en evento así?

Cada galeno seleccionado atiende aquí un grupo deportes, con prioridad para los que más medallas aportan, en nuestro caso los de combate y el atletismo. Siempre integran el staff al menos un ortopédico y una mujer, ya que en las condiciones de la villa de alojamiento, si se presenta una dificultad en la noche con una muchacha, es más fácil brindarle asistencia en la habitación.

Previo al viaje coordinamos con los colegas asignados en Cuba a cada una de las selecciones nacionales, para conocer detalles de los atletas, entre ellos las lesiones crónicas que pueden agudizarse. La labor durante los Juegos es sobre todo asistencial, cubriendo sesiones de entrenamiento y competencias, en lo cual participan también los fisioterapeutas. Por otro lado, en aquellos equipos que conocemos al dedillo, como el masculino de voleibol en mi caso, brindamos alguna ayuda psicológica a los jugadores.

Sin duda, son jornadas de trabajo agotadoras.

Nosotros nos enteramos de los resultados y otras noticias de los Juegos en las reuniones de la noche. Disfrutamos de pocos eventos porque casi siempre estamos en los camerinos o trasladándonos de un lugar a otro. Nuestro ritmo no es el mismo de los atletas.

Sin embargo, ellos agradecen mucho la presencia de ustedes…

Aportamos seguridad antes y durante la competencia. Varios deportistas poseen lesiones crónicas y debemos prepararlos para los eventos, pues de lo contrario no podrían obtener triunfos. Habló de poner una inyección, dar masajes o infiltrar un músculo. Lo otro es que ofrecemos la garantía de atender de inmediato una lesión.

Sobre esto último… ¿Recuerda alguna experiencia relevante?

En los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 la voleibolista Mercedes Pomares sufrió un esguince en medio de un partido y tuve que atenderla con urgencia: le infiltramos la zona dañada del pie y colocamos una venda. Recuerdo que se lo hice una sola vez, pues ella era muy fuerte, valiente y con el umbral del dolor altísimo. Con otros jugadores no ocurre así, pues tienen muy baja tolerancia y eso los incapacita y llega a colocar en riesgo el logro de un resultado.

En las últimas décadas la creciente problemática del dopaje ha añadido más tareas a los galenos…

La batalla contra este flagelo parte de la educación del atleta: por eso insistimos en que doparse constituye fraude, inmoralidad, un atentado contra el juego limpio y la salud. También alertamos ante cada nueva sustancia y método dopantes surgido, y sobre el principio de no usar medicamentos sin la debida prescripción.

¿Qué papel cumplen durante los controles antidopajes?

La Agencia Mundial Antidopaje realiza exámenes sorpresivos o planificados; llega con el nombre de la persona de su interés o la elige mediante sorteo. Los médicos cubanos siguen el proceso desde el principio: si la prueba es de orina se interesa por el líquido a consumir para acelerar la recogida de la muestra; observa cómo se escogen los frascos colectores y la manera en que se manipula el producto. Ante cualquier procedimiento mal intencionado o erróneo sugiere al atleta rechazar el análisis y repetirlo. Nuestra labor es de ayuda y acompañamiento.

¿Cuál sería su mayor premio acá?

Que ninguna lesión o dificultad de otra índole coloque en riesgo la carrera de un deportista cubano.

Acerca del autor

Licenciado en Periodismo de la Universidad de La Habana (UH). Especialista en los deportes de boxeo, voleibol, lucha, pesas y otros. Cubrió los XV Juegos Panamericanos de Río-2007, los XXX Juegos Olímpicos de Londres 2012, la final de la Liga Mundial de Voleibol 2011 y otros eventos internacionales celebrados en Cuba. Profesor de Teoría en la Comunicación de la UH y la Universidad Agraria de La Habana. Imparte cursos de esta y otras materias en diversas instituciones del país como el Instituto Internacional de Periodismo José Martí. Ha obtenido premios y menciones en el Concurso Nacional de Periodismo Deportivo José González Barros.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu