Rodar con orden (+ FOTOS)

Rodar con orden (+ FOTOS)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Dentro del trabajo por cuenta propia se ha introducido en muchos lugares un fenómeno negativo, los ilegales, esos que pretenden ejercer la actividad sin contar con la debida autorización ni pagar su contribución al fisco.

Los servicios de transportación de carga y pasajeros se encuentran entre los más proclives a la comisión de tal violación, especialmente los relacionados con los medios de tracción animal y humana, es decir, coches y bicitaxis.

La ciudad de Holguín, con más de 300 mil habitantes y un extenso entramado urbano, constituye un ejemplo elocuente de la proliferación de esta nociva práctica para la sociedad en su conjunto, pues propicia la evasión fiscal, la indisciplina y el descontrol.

“La mayoría de los cocheros hacen lo que les da la gana, te cobran cuanto quieren y se parquean en cualquier lugar, a pesar de que tienen su piquera y rutas definidas”, dijo al respecto Carlos Batista Santos, mientras aguardaba por uno en las cercanías del hospital Lenin.

Hasta hace poco el precio establecido para este tipo de servicio urbano era de un peso por persona, pero a partir de que se liberó, en virtud de la oferta y la demanda, comenzó a subir de manera desproporcionada.

La situación se complica en el horario nocturno, cuando más escasea cualquier tipo de transporte, o en momentos difíciles como al llover. Entonces hacen zafra los ilegales, quienes en correspondencia con la necesidad actúan y cobran más.

Tal proceder afecta a quienes trabajan de forma legal, pues como dice Isbel Ricardo Cruz, cochero con más de 11 años de labor ininterrumpida, “los que no tienen patente andan por la libre en la calle y nos llevan los pasajes”.

Según Javier Campos Pérez, inspector estatal de transporte, la acción contra cocheros y bicitaxis ilegales se les dificulta y en la mayoría de los casos ni siquiera pueden multarlos, pues se niegan a mostrar el carné de identidad y no cuentan con autoridad para detenerlos ni conducirlos.

En relación con los camiones particulares, el funcionario indicó que no hay problema con los permisos, pero sí con el exceso de carga, debido a que no cumplen las normas con el consiguiente riesgo para los pasajeros.

Freno a las transgresiones

Con el objetivo de poner freno a las transgresiones de la legalidad socialista y como parte del empeño a favor de la disciplina social, los diferentes factores implicados en la concesión y control de los permisos trabajan de forma conjunta.

La Dirección Provincial de Transporte, con la ayuda de otros organismos, ha reordenado 15 piqueras de coches, ocho de bicitaxis y 10 rutas de carros urbanos, así como los 152 camiones vinculados a las terminales intermunicipales.

Para seguir avanzando en la organización de estos servicios se ha incrementado considerablemente el número de revisiones técnicas, los medios rotulados y el otorgamiento de licencias operativas, al tiempo que se abrieron talleres para reparaciones menores y pintura a particulares.

También se han efectuado operativos, con la participación de agentes de la Policía Nacional Revolucionaria, inspectores estatales y demás factores implicados, que han permitido una actuación más enérgica y decomisar varios medios de transporte, sobre todo de tracción animal y humana, cuyos propietarios no ejercían de forma legal.

Todas estas acciones, a la que se ha sumado la labor política del Sindicato de Transporte y otras organizaciones, han propiciado que muchos de quienes actuaban a espaldas de la ley hayan oficializado su situación.

De acuerdo con los datos suministrados por la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT) mil 683 transportistas no estatales se han inscripto en lo que va de este año, de los cuales 731 son bicitaxistas y 438 cocheros.

Junto a su contribución al fisco, que debe ascender a casi millón y medio de pesos en el 2013, solo por concepto del pago de la cuota mensual establecida, está lo que representa desde el punto de vista del orden y la disciplina.

Sin lugar a duda que en la provincia de Holguín se avanza en la organización de los transportistas no estatales, pero para seguir rodando con orden, como requiere el país y demanda la sociedad, no se puede bajar la guardia ni un instante.

No podemos olvidar que este tipo de prestación debe crecer y que todavía quedan violadores, los cuales se escudan en formas más sutiles de actuación (el alquiler de medios legalizados es una de ellas) y oportunistas atentos para hacer lo mismo en cuanto puedan: obtener cuantiosas ganancias sin pagar impuestos.

Un comentario en Rodar con orden (+ FOTOS)

  1. Este problema no es tipico solo de Holguín, Cárdenas Ciudad que siempre ha contado con servicios de transportación de este tipo, ya cuestan as llamadas guaguitas 3 pesos por pesona y los tradicionales 20 pesos a cualquier punto de la ciudad, además de que parquean donde les da la gana generando mal olor en las calles ya que los caballos hacen sus necesidades en los lugares donde parquean, y por su puesto tambien hay ilegalidades, el reordenamiento de esta actividad debe ser NACIONAL.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu