Muerte de un maestro (+ FOTOS)

Muerte de un maestro (+ FOTOS)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

La verdad es que los maestros mueren solo en una dimensión física. Los alumnos (directos o colaterales) y el cuerpo palpitante de la enseñanza son garantías de supervivencia. La danza cubana se ha quedado sin una de sus figuras cimeras, Fernando Alonso. Pero el acervo del gran pedagogo del ballet nacional respira permanentes aires de renovación. Es obra viva.

Junto a Alicia Alonso (bailarina extraordinaria, inspiración y cuerpo de realizaciones) y Alberto Alonso (coreógrafo destacado, bailarín vehemente), Fernando integra el trío grande del ballet cubano, la simiente prodigiosa. La gran maravilla cubana de la danza académica, la internacionalmente reconocida escuela, no fuera realidad palpable sin su concurso entusiasta, sin sus muchos años de dedicación y empeño. Eso ya es historia, grabada con letras diamantinas. Fernando Alonso está salvado: mientras haya ballet en Cuba habrá testimonio de su camino creativo.

Ahora se dice fácil. Ahora hay compañía grande, y premios y aplausos en medio mundo, y escuela pródiga, y estrellas internacionales nacidas y formadas en Cuba… Ahora se habla, con mayor o menor conocimiento del asunto, de la manera cubanísima de asumir el ballet: el arabesque así, los brazos de esta forma, la pierna del attitude en perfecto ángulo de 90 grados, los fouettés enérgicos, el acento arriba, sensual y “dialogante” el pas de deux… Pero el método cubano fue obra complejísima, pletórica de tientos e investigaciones.

Se forjó en los salones de ensayo y en los escenarios, viendo, aprovechando, desechando, experimentando… Fue un proceso arduo, en el que confluyeron disímiles escuelas e influencias, siempre matizadas por el singular aire de los trópicos (el cubano siempre ha bailado al moverse), por el peso de una cultura autóctona. Fernando Alonso fue uno de los artífices principales de ese sistema. A partir de su trabajo con Alicia, fue enhebrando una metodología.

En los años sesenta el mundo de la danza aplaudió el nacimiento de una nueva escuela de ballet, la cubana. El principal maestro fue sin dudas Fernando. Pero la labor del profesor y artista no se circunscribió a ese ámbito. Fue uno de los fundadores y directores del Ballet Nacional de Cuba, que en los años de su gestión fue centro de un impresionante movimiento coreográfico. Formó a las principales figuras de aquellos años, con una solidez tal que algunos todavía hablan del “estilo de Fernando” cuando ven grabaciones de bailarines que fueron sus alumnos.

Fue también fundador y director de la Escuela Nacional de Ballet, y hasta hace muy poco acudía a sus salones para ofrecer conferencias, clases o incluso para ensayar piezas del repertorio clásico.

Con humildad y tesón partió a Camagüey a mediados de los años setenta, encargado de la dirección del ballet de esa ciudad. Y allí también hizo escuela. El Ballet de Camagüey se convirtió en una compañía reconocida fuera de las fronteras nacionales.

El maestro Fernando Alonso era una de las más reconocidas figuras de la danza escénica en Cuba. Sus muchos amigos, alumnos y admiradores sienten su muerte, es sin dudas una gran pérdida. Pero el legado principal queda incólume. Él mismo lo exclamó un día al final de un ensayo, en la Escuela Nacional de Ballet: ¡Bailen como si bailar fuera la vida!

Cronología:

1914- Nace en La Habana, en una familia muy vinculada al arte

1936- Debuta en el entonces teatro Auditorium, hoy Amadeo Roldán

1937- Viaja a los Estados Unidos, se casa con Alicia Alonso

1940- Ingresa como bailarín en el Ballet Theatre de Nueva York

1948- Funda junto a Alicia y Alberto el Ballet Alicia Alonso, hoy Ballet Nacional de Cuba (BNC)

1959- Fidel Castro le encomienda la reorganización del BNC

1975- Asume la dirección del Ballet de Camagüey

2000- Recibe el Premio Nacional de Danza en su tercera edición

3 comentarios en Muerte de un maestro (+ FOTOS)

  1. Parece que el escribe ignora que Alicia es un alacran.El problema es que Fernando conocia donde la prima ballerina tenia la ponzona.No lo hundio completo porque era Fernando el gran creador de todo …pero si que lo iintento .Alicia fue su creacion ..pero el personaje se apodero de la persona y la convirtio en un ser retorcido …osbsesionada por el ballet…no tuvo piedad con nadie para llegar a la cima…y ahi esta sola ..aparentando que el baile es su vida …hasta que se encierra en su cuarto ..y en su imaginacion se ve en un espejo pero no es Alicia es Giselle …es el Cisne Negro No…es solo una esqueletica y solitaria..figura …que espera la muerte ..aunque ella lo niegue

  2. con permiso de Yuris, pero Fernando Alonso se fue al ballet de Camaguey porque no le quedó más remedio. se divorció de Alicia porque se unió sentimentalmente a la solista del BNC Aida Villoch y juntos fueron a Camaguey al tener que salir del BNC. yo personalmente viví esa etapa. por cierto, no han habido comentarios en la prensa de Alicia o Aida.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu