El milagro de los 95 años de Nelson Mandela

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Nelson Mandela, amo de su destino, capitán de su vida, el hombre que estremeció al mundo al ponderar la reconciliación y el perdón en Sudáfrica, cumple 95 años. Será en unas horas y el acontecimiento, de gran trascendencia internacional, se antoja un nuevo milagro en la trayectoria de Madiba o Tata, como llaman cariñosamente al líder antiapartheid, ingresado en el Medi-Clinic Heart Hospital de Pretoria.

En la prisión de Robben Island, donde pasó la mayor parte de los 27 años de cárcel a que fue sometido, Mandela gustaba de leer poemas y uno de ellos, Invictus de William Ernest Henley, se convirtió en su favorito.

Tenía que buscar asideros adicionales para resistir el calvario, llenar el alma con contenidos hermosos y no perder de vista que la esperanza se afincaba en la razón y en el deseo de vivir, relataba Madiba en sus memorias del confinamiento.

Mitos, leyendas, cábalas y hasta momentos poco edificantes en su entorno subrayaron los momentos más recientes del Premio Nobel de la Paz de 1993. Una recurrente afección pulmonar lo llevó de vuelta al hospital el pasado 8 de junio.

Desde entonces su estado de salud se mantuvo crítico y por momentos se pensó en el desenlace fatal. Sus problemas pulmonares surgieron en Robben Island, donde el régimen del apartheid trató de apagar los destellos brillantes de Mandela.

Los tiempos de Madiba, y aquí radica otro hecho sobresaliente del primer presidente negro de Sudáfrica (1994-1999), estuvieron marcados por su llegada relativamente tardía al disfrute pleno de la vida.

Sin embargo, su espíritu indomable y entrega le permitieron adelantar sueños y consagrar también sus esfuerzos en la creación de su familia. Tuvo seis hijos y tres matrimonios. Actualmente está casado con Graça Machel, con quien se unión a los 80 años.

Abogado amante de la música de Tchaikowsky y Handel, fue el artífice de una estrategia política genial al conseguir que el fútbol rugby (deporte antes símbolo del apartheid) se convirtiera en pasión nacional.

Así, el triunfo de los Springboks en la Copa Mundial de 1995 sirvió para consolidar a la Nación Arcoiris todavía resentida por los años de opresión y discriminación racial, un hecho relatado por Clint Eastwood en la película Invictus de 1999.

Este jueves 18 de julio de 2013, a las ocho de la mañana, millones de estudiantes sudafricanos le cantarán un vibrante «Happy birthday» Madiba; se pintarán paredes de escuelas, se donará ropa a necesitados y se limpiarán tumbas de veteranos en la lucha antiapartheid.

(Tomado de PL)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu