El salario necesita ser mejor defendido

El salario necesita ser mejor defendido

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

El mejor ejercicio de representación que hoy puede materializar el sindicato consiste en conseguir un salario decoroso, digno y justo para los afiliados, como consecuencia de la eficiente creación de bienes y servicios, manifestó en Matanzas Ulises Guilarte de Nacimiento, integrante del Buró Político del Partido y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

 

Guilarte de Nacimiento llamó al movimiento sindical matancero a cambiar su modo de actuación para elevar su influencia en las transformaciones económicas. Foto: Noryis.

 

Al presidir la reunión de balance anual de la CTC, la primera del país, insistió en convertir las asambleas de información del plan de la economía y el presupuesto en el contexto idóneo para promover en los trabajadores el compromiso de “pelear” por cumplir cada una de las cifras, porque es de ahí de donde salen las riquezas, mejoran los ingresos y se puede obtener una oferta que se acerque  a la demanda y tribute a bajar los altos precios.

“Eso solo será posible si el movimiento sindical cambia su modo de actuación, sobre todo en la base, donde mejor se concretan las misiones de la organización”, consideró, al cuestionar a algunas de las 29 empresas que concluyeron el 2021 con más gastos que ingresos, “algo que no se puede permitir en este 2022”, dijo.

Guilarte razonó sobre los inconvenientes de un panorama así en colectivos definitorios en la producción de alimentos, especialmente en el sector agropecuario, donde una decena, entre ellos Porcino y  la Genética Pecuaria Matanzas, vio afectada su patrimonio financiero y, en consecuencia,  la remuneración de quienes debieron conformarse con un salario básico.

En una economía en crisis como la cubana, instó,  es preciso cambiar el enfoque e interpretación de los problemas para acabar de convertirnos en una organización  más aportadora. “No podemos seguir lamentándonos por los recursos carentes, hay que focalizar las discusiones en las potencialidades, en queé más hacer con la materia prima a mano,  y luego innovar y aplicar la ciencia y la técnica para sacar provecho de las oportunidades”.

 


Según el informe presentado por Osmar Ramírez Ramírez, secretario general del Comité Provincial de la CTC, Matanzas concluyó el período con sobrecumplimientos en las ventas netas totales, las utilidades antes de impuestos, quedó por debajo en el gasto por peso y  superó su plan de exportaciones.

Así y todo, 53 de las 96 empresas no completaron los expendios previstos en un año donde el salario medio fue de 3 mil 689 pesos, mil 168 menos que lo pactado, un asunto que sigue provocando mil y unas opiniones debido a que si bien no debe pagarse sin respaldo productivo, los remuneraciones tienen que parecerse al aporte.

En este aspecto, Guilarte de Nacimiento reiteró que como resultado de las demandas emanadas del XXI Congreso de la CTC, hoy el salario consta de un parte fija (escala salarial) y otra móvil, esta última aplicable al sector empresarial que, como tendencia en predios yumurinos apenas se beneficia del pago por alto desempeño, y persisten inconformidades con la Resolución 124 (distribución de utilidades).

 

Los desafíos de los agropecuarios, con 10 de las 29 empresas con pérdidas económicas, lo expresó Raidel Cabello,  secretario general de ese sindicato. Foto: Noryis.

 

“Estamos llamados a desplegar una gran  ofensiva para que las políticas que hemos aprobado desde el sindicato logremos hacerlas vivas y prácticas”, expresó el secretario general de la CTC, muy certero en el concepto de que la negociación sindicato-empleador debe  dejar de ser un acto rutinario, mucho más en tiempos en los que todo cuanto se pacte en términos de remuneración debe ser de común acuerdo entre las partes.

Se refirió a que es el momento de defender y plasmar en el Convenio Colectivo de Trabajo, el principal instrumento de lucha de la organización, las partidas “que nos interesan”. En sus palabras, alentó al sindicato a  romper la inercia y a recuperar la habilidad de discutir de tú por tú con la administración, de forma tal que satisfaga su misión de representar bien a los empleados.

Guilarte manifestó el desafío implícito en la atención a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), así como también a las cooperativas no agropecuarias, para  lograr la organización de un segmento que ya representa en Cuba el 15 por ciento de la población económicamente activa, relevante no solo por su rol en la generación de bienes y de servicios, sino también  en la creación de fuente de empleos.

 

El representante de una de las Mipymes de Matanzas compartió con los presentes las experiencias como nuevo actor económico en la esfera gastronómica.  Foto: Noryis.

 

Reconoció las potencialidades del movimiento sindical matancero para alcanzar la eficiencia como objetivo supremo en una provincia que debe demostrar en la práctica sus virtudes para convertirse en una de las más productivas del país.

Para conseguirlo, remarcó, la CTC y sus sindicatos en Matanzas deben transformar su modo de actuar desde el aprendizaje constante que supone la capacitación.

Al concluir la reunión de trabajo, Liván Izquierdo Alonso, primer secretario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba, se refirió a las herramientas existentes para transformar la vida económica y social del país y cuánto debe aportar a ello el movimiento sindical matancero. “Dondequiera que funcione el sindicato, la Revolución está mejor defendida”, afirmó.

Como parte de su agenda de trabajo en Matanzas, en horas de la mañana del 14 de enero Guilarte asistió a la jornada de clausura por el Día de Trabajador Eléctrico, acto efectuado en áreas de la planta Antonio Guiteras, el bloque unitario más eficiente del país.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu