Preservan historia de industria fundadora de la nación

Preservan historia de industria fundadora de la nación

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 puntos, 3 votos)
Cargando…

Un sitio de ensueño y remembranzas rinde tributo a la historia, constancia y perseverancia de los trabajadores del sector azucarero, quienes este 13 de octubre, celebran su día: El Museo de la Agroindustria Azucarera de Cuba.

 

 

Esta institución con fines históricos y culturales está enclavado en el antiguo central Reforma, luego Marcelo Salado, a pocos metros de la entrada a la ciudad de Caibarién, en Villa Clara. El mismo forma parte de la preservación y rescate histórico de uno de los elementos fundadores de la nación y su cultura.

El museo tiene áreas al aire libre y otras en maquetas que rememoran los inicios de esa industria en la isla y estampas esclavistas, así como otras que incluyen la maquinaria del propio ingenio, abarca el surgimiento, desarrollo y evolución de la industria azucarera cubana.

 

La idea de hacer un museo en este central surge con la reorganización económica que desarrolló Cuba durante los primeros años del periodo especial y aprovechando las potencialidades turísticas que se emprenderían en la zona, al ser un paso obligado hacia la cayería norte, y las ciudades de Remedios y Caibarién.

Posee un área dedicada a la producción de azúcar, se muestran diferentes variedades de caña, las formas más primitivas empleadas en la obtención del dulce grano hasta la industrialización del proceso. También la fabricación de alcoholes y mieles, las diferentes maquinarias empleadas, entre ellas máquinas de vapor y la centrifuga en la que Jesús Menéndez realizó la función de puntista , varias locomotoras cada una de ellas con una historia particular y exclusiva y el uso del ferrocarril.

 

Se conserva también la campana, construida en 1865, con cuyo tañido se llamaba a la dotación de esclavos del viejo trapiche. Además, centros de recepción de caña y restos de un antiguo asentamiento de esclavos con barracón incluido, un batey azucarero en el cual se enmarca el museo, así como la casona del antiguo dueño de la zona, donde en 1898, mantuvo su campamento por varios días el Generalísimo Máximo Gómez, convertida en escuela primaria e instalaciones de una CPA cañera.

Esta instalación es patrimonio, savia y sostén de una industria que sigue siendo necesaria, decisiva para la economía y desarrollo de Cuba.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu