LA GUAGUA: Aunque de embargo se disfrace, bloqueo se queda

LA GUAGUA: Aunque de embargo se disfrace, bloqueo se queda

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

En ¡Dejen a Cuba en paz!, escrito por la colega Yimel Díaz, hay un comentario digital que proponemos examinar entre todos. Allí, uno de los personajillos que plagan el ciberespacios intenta hacer creer que el bloqueo no existe.

 

 

Sintéticamente haremos algunas observaciones, pero no con el ánimo de que sea la respuesta definitiva, sino que sirvan para reactivar el pensamiento y, sobre todo, pensar en las causas de que quieran hacernos creer que no hay un cerco económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de EEUU a Cuba.

EEUU ha enviado a Cuba más de 3.000 millones de dólares anuales en forma de remesas, por décadas a través de casi 500 oficinas de Western Union, también estadounidenses, distribuidas a lo largo y ancho de la isla.

Para ser preciso, EEUU no es el país que ha enviado, sino que es la nación desde la cual personas mayoritariamente de origen cubano envían remesas a Cuba. Y no son únicamente estos los únicos que lo hacen a sus respectivos territorios.

Debido a la política de bloqueo el gobierno de EEUU ha tratado de impedir esas remesas como parte de la intensificación del bloqueo y ha materializado esos propósitos precisamente cuando la pandemia empezó a causar dificultades.

Además, son cientos de vuelos de aviones de compañías norteamericanas que llegan año a año a Cuba cargados de turistas

No son muchos los vuelos, pero la esencia del asunto es que sean las cantidades que sean, también como parte de la intensificación del bloqueo los fue limitando en cuanto al número de aeropuertos en los cuales podían aterrizar, y ha creado todo género de dificultades para impedirlos

con dólares en los bolsillos

En cuanto a los dólares, es oportuno aclarar que por la política de bloqueo, el gobierno de EEUU prohíbe que Cuba pueda usar los dólares norteamericanos en sus transacciones internacionales, por lo cual tiene que correr los riesgos que implican cambiarlos por otras divisas

y puedo seguir, porque la lista es extensa.

Extensa es la lista de mentiras, pero efectivamente, larga era ya la lista de acciones para hacer efectivo el bloqueo, pero si ya era enorme, se extendió aún más con las 243 medidas que aplicó en los precisos instantes en que el pueblo cubano empezó a sufrir los embates de la COVID-19

Esto indica que no existe ningún bloqueo,

Si nos guiamos por las remesas a través de Wester Union que lograron impedir, y por los vuelos que también alcanzaron a reducir antes de la pandemia, ya tenemos suficientes pruebas de que hay todo un bloqueo.

Si no existiera un bloqueo, cómo se explica que el gobierno de EEUU aplique sus leyes extra territorialmente y obligue a otras naciones a sumarse a esa guerra económica, cómo se explica que un buque de terceros países sea penalizado a no atracar en puerto de EEUU durante varios meses si entra a puertos cubanos, cómo se explica que terceros países no puedan vender a Cuba ningún producto que tenga más del 10 por ciento de componentes de EEUU…

sino un embargo financiero al cual la dictadura nombra bloqueo.

Pues ya que insiste, con que es embargo, entonces en vez de decir que es un injusto y genocida bloqueo, pudiera afirmarse que se trata de un injusto, criminal y genocida «embargo» que tiene alcance extraterritorial

El embargo solo impide a los norteamericanos, hacer INVERSIONES en Cuba.
Eugenio Wells le ha hecho un aporte al significado de la palabra embargo que en este caso, también afecta a terceros países a quienes el gobierno de EE.UU le ha impedido invertir en Cuba

Bloqueo en términos generales, es algo mucho más amplio, el cual consiste en hacer un cerco marítimo y aéreo a un determinado país.

Lejos de ampliar en términos generales, el personajillo que hace el comentario digital lo ha restringido a rodear físicamente la isla de Cuba para impedir el tráfico aéreo y marítimo, cuando en realidad ha creado un muro formado por leyes y amenazas para obstaculizar el comercio

Cuba le compra muchos productos a EEUU

Le compra algunos productos a EEUU y bajo fuertes restricciones, pero a pesar de ser tan limitado, gracias al «embargo», no se puede realizar mediante un comercio moderno, normal y civilizado como ocurre mundialmente

y siempre hizo negocios con infinidad de países en todo el mundo y los sigue haciendo.

Por supuesto que se sigue haciendo negocios, pero siempre con las limitaciones extraterritoriales impuestos por el «embargo» de EEUU que impide usar el dólar norteamericano, comprar por parte de Cuba lo que tenga más del 10 por ciento de componentes de EEUU, transportarlos en barcos que luego deben estar varios meses sin atracar en puertos de EEUU, y así, una larga lista

Prueba de ello son las enormes deudas que tiene con esos mismos países.

¿Deudas? y qué país no tiene deudas

El rebaño de engañados es grande, pero siempre hay tiempo de salir de él.

Ofende este personajillo a los gobiernos de la mayoría de los países del mundo al calificarlos de rebaño de engañados que todos los años votan mayoritariamente en la ONU en contra del bloqueo, ese al cual hay personajillos que insisten en llamarle embargo.

En resumen: Aunque traten de disfrazar al embargo, como la mona que se vistió de seda y mona se quedó, lo mismo le sucede al embargo económico, comercial y financiero, que bloqueo se queda.

Las guaguas pasadas se acceden desde aquí

 

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de Ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: «Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ¿no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.»

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu