LA GUAGUA: La noticia, el perro, el hombre y las mordidas (I parte)

LA GUAGUA: La noticia, el perro, el hombre y las mordidas (I parte)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Un periodista (inolvidable para quienes lo tuvimos como profesor en 1968): Evelio Tellería Toca, cuando impartió las clases sobre el concepto de noticia, comentó la frase de William Maxwell Aitken:

Si un perro muerde a un hombre, no es noticia; pero si un hombre muerde a un perro, eso sí que es noticia.

Aquel magnate de la prensa había amasado una gran fortuna como banquero en Canadá antes de trasladarse a Inglaterra y ser un activo político conservador que dirigió y fundó periódicos donde no es difícil imaginar lo que publicaba a juzgar por su definición de noticia.

Las clases de Tellería sobre el concepto de noticia serán abordadas en otras guaguas, pues en este viaje nos limitaremos a preguntar por qué quienes asumen el papel de enemigos mediáticos de la Revolución Cubana no cumplen con considerar que lo raro e inusual es noticia y debe ocupar espacios preferentes al ser equivalente al hombre mordiendo al perro.

 

Lo que contradice las creencias provocadas, lo que bate récord, si es favorable hacia Cuba resulta silenciado y ni siquiera le dedican el tiempo y el espacio debidos al análisis de las causas por las que el qué o el quién son así ni cómo lo logran.

Eso sí: el dónde (si de Cuba se trata) y el cuándo están siempre presentes, pero con epítetos repetidos una y otra vez de manera mecánica y con técnicas sutiles, refinadas o hasta burdas y ridículas para formar opiniones de que emprende un proyecto social fallido con un gobierno absolutamente culpable de todas las dificultades y fenómenos que pueden ser hasta los climatológicos de la caprichosa naturaleza.

En cuanto al silencio de una colosal singularidad actual como la inmunización de los niños con vacunas propias, hay un post en Facebook de Antonio Rodríguez Salvador que dice:

No me parece enteramente negativo que los medios internacionales no se hayan hecho eco de que Cuba vacunará a su población infantil en apenas un mes. Por un lado parece ilógico que no sea noticia algo tan extraordinario, pero yo recuerdo un verso, en una canción de Serrat, que dice: «cuando se abre una flor, al olor de la flor se le olvida la flor». O sea, si bien es un hecho extraordinario tener la primera y única vacuna efectiva contra la covid en edades pediátricas; por otra parte, a nadie asombra que sea Cuba quien la haya desarrollado. Tan natural es que una flor dé perfume.

Sin embargo, si el Mintur informa sobre la apertura gradual de fronteras, aunque explique las condiciones en las cuales se basa la decisión:

Teniendo en cuenta el avance en el proceso de vacunación en Cuba, su efectividad demostrada y la perspectiva de que más del 90% de toda la población concluirá los calendarios de vacunación en noviembre

Y sin importar tampoco que no se trata de una apertura a tontas y a locas, sino que

se preparan las condiciones para abrir gradualmente las fronteras del país a partir del 15 de noviembre del 2021

Inmediatamente arremeten, en este caso con las tácticas de sembrar dudas y apelar al miedo, para lo cual necesitan que sean invisibles los sólidos y rápidos pasos que va dando Cuba para inmunizar al 90 % y ojalá más de la población en noviembre.

El Ministerio de Turismo de la República de Cuba informó:

Se flexibilizarán los protocolos higiénico sanitarios a la llegada de los viajeros, los cuales estarán centrados en la vigilancia de pacientes sintomáticos y la toma de temperatura. Además, se realizarán pruebas diagnósticas de manera aleatoria, no se exigirá PCR al arribo y se reconocerá el certificado de vacunación de los viajeros.

Se iniciará la apertura del mercado interno turístico de manera gradual en correspondencia con los indicadores epidemiológicos de cada territorio.

Esto no es lo común en el mundo, por lo tanto es el equivalente al perro mordido por el hombre y se ajusta al concepto de noticia de aquel magnate de la prensa burguesa, pero ni siquiera apelan al sentido común de que si existen sólidos argumentos para decidir los preparativos de una gradual apertura, lo más elemental es captar los turistas, algo que no puede empezar a hacerse el día 14 si la flexibilización se inicia el 15.

No obstante, suponiendo que se haga así, que el comienzo de las operaciones para atraer vacacionistas se realice el día antes, entonces nadie dude que aprovecharían la ocasión para atacar con que falta previsión y hay ineptitud y todas esas frases propias de la verborrea de la impotencia.

En resumen: sabiendo lo que significa para Cuba su reapertura como destino turístico y en correspondencia con la política de bloqueo que ha estado tratando de impedir el desarrollo de esta fuente de ingresos de divisas al país, es comprensible que el concepto de noticia basada en los mordiscos humanos no les convenga y entonces hagan la figura del silencio.

En este punto se detiene esta guagua y dentro de breves días, el próximo domingo, reiniciaremos el viaje con este tema. Mientras tanto, haga sus comentarios digitales sobre el asunto.

Clic aquí para acceder a Guaguas anteriores

 

En una reunión con trabajadores de la Cooperativa de Ómnibus Aliados en La Habana, el 30 de marzo de 1959, Fidel dijo: «Ustedes saben que uno de los lugares donde más se discute de política, de revolución, de economía y de todo, es en el ómnibus, ¿no? Es como una plaza pública el ómnibus, es como una mesa redonda; un ómnibus es como una mesa redonda permanente, donde todo el que sube opina. (…) a veces pregunto qué se habla en los ómnibus, para enterarme de cómo andan las cosas.»

Un comentario en LA GUAGUA: La noticia, el perro, el hombre y las mordidas (I parte)

  1. Muy de acuerdo con el razonamiento de nuestra contienda: de león contra mono; y además el mono amarrado. Así que ningún argumento previo nos favorecera aunque hayamos leido sobre aperturas en varias parte de este mundo ahora globalizado por la pandemia. Ante ello parece sensato detener esta guagua. Vacunar a toda nuestra población y entonces ponerla en marcha de nuevo. Comentar sobre cómo la ciencia si es capaz de paralizar al virus.
    Gracias.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu