Efectos del cambio climático durarían milenios, advierte informe de ONU

Efectos del cambio climático durarían milenios, advierte informe de ONU

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 puntos, 2 votos)
Cargando…

El calentamiento de la Tierra está cambiando el clima en todos los rincones a una escala no vista en miles y hasta cientos de miles de años, y algunos de esos cambios en marcha serán irreversibles por miles y hasta cientos de miles de años.

La velocidad a la que se produce el calentamiento del Ártico es más del doble que la media mundial. En general, la tasa media de calentamiento observada entre 2006 y 2018 se ha acelerado en comparación con el período comprendido entre 1971 y 2006. Foto: Tomada de Meteorología en Red
La velocidad a la que se produce el calentamiento del Ártico es más del doble que la media mundial. En general, la tasa media de calentamiento observada entre 2006 y 2018 se ha acelerado en comparación con el período comprendido entre 1971 y 2006. Foto: Tomada de Meteorología en Red

También se avizora un rápido incremento de la temperatura global en un futuro cercano, lo cual traería consigo catastróficas consecuencias para la humanidad y para toda la vida en el planeta, tragedia que podría evitarse si se adoptan con urgencia las medidas requeridas para poner freno al acelerado calentamiento en curso.

Así advierte el informe “Cambio climático 2021: Bases físicas” elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, de la ONU), principal órgano internacional para la evaluación científica de ese grave fenómeno, informar sobre las posibles repercusiones medioambientales y socioeconómicas de esta amenaza existencial, además de formular propuestas al respecto.

De acuerdo con el reporte, divulgado esta semana, la creciente concentración en la atmósfera de los gases de efecto invernadero (GEI), generados por actividades humanas, ha provocado que la temperatura del planeta se haya elevado 1,1 grados centígrados (°C) desde el período preindustrial (1850-1900) hasta la actualidad, un nivel nunca visto en los últimos dos mil años.

Pero más alarmante aún resulta que la temperatura global alcanzará —e incluso pudiera superar — los 1,5 °C de calentamiento en los próximos 20 años, según predice el profundo estudio, realizado por más de 700 investigadores de 66 países.

En este punto, cabe recordar que el Acuerdo de París contra el Cambio Climático, suscrito en el 2015 en la capital francesa por los países miembros de la ONU, estableció un conjunto de medidas dirigidas a limitar el alza de las temperaturas entre 1,5 y 2 °C para finales del presente siglo.

Pero a todas luces, tan vital objetivo no se alcanzará si no se incluyen con urgencia acciones más ambiciosas, como vienen reclamando con insistencia la Organización de Naciones Unidas, la comunidad científica mundial y las numerosas voces que se multiplican cada día con mayor fuerza desde los más diversos confines de la Tierra.

De no reforzarse las medidas contra el calentamiento global, los autores del informe pronostican que en las décadas venideras los cambios en el clima aumentarán en todas las regiones del planeta.

En este sentido, anuncian de modo general que con un aumento de 1,5°C habrá más olas de calor, las estaciones cálidas serán más largas y las frías más cortas; y con un aumento de 2° C, los eventos extremos de calor serán más frecuentes y se llegará a niveles de tolerancia crítica para los cultivos agrícolas y la salud humana.

Pero no se trata solo de variaciones en la temperatura, sino de los múltiples cambios que se producirán en los más diversos escenarios, y que se acrecentarán cuanto mayor sea el calentamiento.

La comunidad científica mundial coincide en la necesidad de realizar “una reducción enérgica y duradera de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero (GEI)”, a fin de “limitar la magnitud del cambio climático”. Foto: Tomada de El Telégrado
La comunidad científica mundial coincide en la necesidad de realizar “una reducción enérgica y duradera de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero (GEI)”, a fin de “limitar la magnitud del cambio climático”. Foto: Tomada de El Telégrado

Entre tales modificaciones, el informe destaca una mayor intensidad en las precipitaciones e inundaciones asociadas; y un incremento en las sequías, la aridez de los suelos y los incendios. Cambiarán los patrones de lluvias, pues aumentarán en latitudes altas, mientras decrecerán en zonas subtropicales. Se intensificarán los ciclones tropicales y las tormentas extratropicales.

Un mayor calor también ampliará el deshielo de la capa de permafrost y la pérdida de la nieve de temporada, así como el derretimiento de los glaciares y la pérdida de la capa ártica en el verano.

Los cambios en el océano conducirán a un calentamiento con mayores olas de calor marinas, la continuidad de la acidificación del agua y la reducción de los niveles de oxígeno, con severas afectaciones a los ecosistemas marinos, incluyendo la biodiversidad que allí habita.

Asimismo, continuará la subida del nivel del mar en las áreas costeras, lo que contribuirá a mayores inundaciones en las zonas más bajas y a una mayor erosión. Los fenómenos extremos costeros que antes se producían cada cien años, ahora se registrarán cada año.

Al referirse al informe —considerado la evaluación más clara y completa del calentamiento de la atmósfera, los océanos y la tierra realizada hasta la fecha—, el Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), profesor Petteri Taalas, afirmó:

«La cruda realidad del cambio climático se está manifestando en tiempo real ante nuestros ojos. Es un anticipo de lo que espera a las generaciones futuras. Algunos de los cambios negativos ya se han integrado en el sistema climático, pero otros aún pueden combatirse si reducimos sin demora las emisiones (de GEI) de forma pronunciada, rápida y sostenida”.

Desde todas partes del planeta, expertos, observadores y  activistas medioambientales coinciden en que el informe constituye un convincente y oportuno llamado a todas las naciones del orbe, que durante la primera quincena del próximo noviembre deberán reunirse en Glasgow, Escocia, para realizar la correspondiente Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP 26).

El documento deberá contribuir también al mayor éxito de este evento, con la valoración regional más detallada que aporta sobre el cambio climático, incluyendo información útil para los impactos de riesgo, la adaptación y la toma de decisiones.

No sin fundadas razones ha proclamado el Dr. Petteri Taalas:

“Es el momento de actuar».

(Con información de los sitios web de la Organización Meteorológica Mundial y Noticias ONU)

Para más información, consultar:

Informe del IPCC: “Cambio climático 2021: Bases físicas”

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu