La otra vacuna que es el arte

La otra vacuna que es el arte

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

Dolores no podía ni caminar y temía caerse, pero una mano joven le ayudó a llegar, le acompañó durante todo el tiempo de espera, le narró una historia y hasta la despidió; a Susana le parecía aburrida la estancia hasta que conoció al dúo de cantantes que por las noches amenizaban el ambiente del centro de aislamiento, esos mismos que en la mañana le llevaban la merienda.

 

Los jóvenes de la brigada Golpe a Golpe amenizan la estancia de las personas en los centros de vacunatorios. Foto: Gretel Díaz Montalvo

Escenas como estas resultan habituales en centros de aislamientos y vacunatorios  de Camagüey, pues mientras los médicos y enfermeras cuidan a los pacientes o los vacunan con Abdala, jóvenes artistas, dedican sus días a calmar a los tensos y amenizar el entorno con su arte.

Curar almas

Desde que la situación epidemiológica se agravó en el territorio agramontino, incluso desde antes, y los centros de aislamientos aumentaban a la par del número de infestados con la Covid-19, la ayuda de muchas personas fue necesaria para poder atender a los pacientes.

Entre los primeros facilitadores que se fueron a apoyar donde hiciera falta estuvieron los asociados de la filial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS); jóvenes, miembros además de la brigada Golpe a Golpe, que desde entonces se han pasado semanas en hogares de ancianos, centros de asistencia social y hasta en zonas rojas como la de la escuela Vocacional de Arte Luis Casas Romero.

 

Mesas cargadas de libros para la venta de los volúmenes también se encuentran en los vacunatorios  de Camagüey. Foto: Gretel Díaz Montalvo

En esos lugares limpiaban, trasladaban comida… hacían lo que fuera necesario y cuando tocaba descanso se ponían a mostrar su arte para que todos se sintieran bien.

Quizás por eso no fue de extrañar que, cuando se anunció que en las llanuras agramontinas se realizaría una intervención sanitaria para mitigar el nivel de contagio con la Covid-19, Ihordan Torres Hernández, presidente de la AHS en la provincia, y sus muchachos decidieran apoyar en los vacunatorios.

“Llevar nuestro arte a los lugares más complicados, asegura, no es algo nuevo, siempre lo hemos hecho. Así que con los jóvenes vanguardias de Golpe a Golpe apoyamos en los vacunatorios, es la manera más linda de estar y de contribuir a bajar las tensiones y preocupaciones de los que acudan a vacunarse.

Los artistas cantan, declaman y muestran videos  de otros jóvenes para que las personas mientras se vacunan conozcan del buen arte que se hace en la provincia hoy. Foto: Gretel Díaz Montalvo

“Para ello conformamos pequeñas brigadas, integradas por un escritor y un trovador o un artista de la plástica y un cantante para que promocionen lo que hacemos, muestren videos y cápsulas promocionales y mientras tanto hacemos más llevadera la espera y estamos presentes apoyando”.

Así desde que comenzó la vacunación, proceso que ya transita por la aplicación de la segunda dosis en el municipio cabecera y ya se extendió a otros como Nuevitas, Florida y Carlos Manuel de Céspedes, se pueden encontrar en cada vacunatorio a uno de estos jóvenes artistas cantando, declamando… mostrando el arte joven que se cultiva en Camagüey.

Pero no lo han hecho solos, pues el Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL) se unió, con puntos de ventas y acciones de promoción de la lectura, muchas protagonizadas por sus autores.

Y es que llegar hasta los vacunatorios y acercar los libros a las personas es otra muy buena manera de amenizar, tal como asegura Neydis García, especialista principal del Centro Literario Severo Sarduiz, quien además alega que es esta una de las mejores ideas y alternativas para promover la lectura.

Como añade “así acompaño un proceso vital, por lo cual me siento orgullosa. Además, les transmito paz y confianza a las personas mientras esperan en los centros.

“Claro, que para que los volúmenes no se conviertan en posibles transmisores de la enfermedad no dejamos que los manipulen sin cumplir con las medidas de higiene”.

Gracias a esta opciones los centros hospitalarios y vacunatorios pierden la frialdad que algunos puedan detectar y las personas se sienten casi en casa, y mientras los especialistas los van atendiendo, el arte también los va curando.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu