Díaz-Canel: Fuerza Cuba, que resistiremos, avanzaremos y, como siempre, venceremos (+Video)

Díaz-Canel: Fuerza Cuba, que resistiremos, avanzaremos y, como siempre, venceremos (+Video)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 puntos, 1 votos)
Cargando…

Comparecencia en la radio y televisión cubanas del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, junto a integrantes de su equipo de gobierno

 

 

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presenta los miembros del Estado que participan en la comparecencia especial para explicar información de la actual situación energética y otros temas.

 

Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez,
Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Foto: Estudios Revolución

Explica que también hay periodistas de diferentes medios de prensa, que tienen la posibilidad de hacer preguntas.

Comentó que desde mediados de la semana pasada habían decidido que un grupo de compañeros, vinculados a las tareas de enfrentamiento a la pandemia, brindaran una información amplia a nuestro pueblo. Ese es el objetivo de esta comparecencia.

Asimismo, durante el encuentro se pretende esclarecer un grupo de matrices que, en las últimas horas, han tratado de imponer, así como acciones de descrédito sobre las maneras en que Cuba enfrenta la pandemia, con el propósito de crear descontento y fracturar la unidad del pueblo.

 

El ministro de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, explicó que el país realiza un enorme esfuerzo para mantener las instalaciones de electricidad y el servicio al pueblo, en medio de una tensa situación provocada por el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos.

 

Foto: Estudios Revolución

 

Las limitaciones financieras y de crédito del país para reparar las termoeléctricas han estado muy marcadas por el bloqueo, así como los problemas en el acceso a los combustibles. “Ha sido un escenario extremadamente tenso en el que ha vivido el país en los últimos años”.

Desde el día 21 junio han ocurrido varias afectaciones, que se han incrementado en últimos días, porque salió Guiteras, que aporta 300 megawatts. Se ha sumado a ello la inestabilidad de otras plantas.

También se ha incrementado la demanda considerablemente, en más de 320 megawatts en el pico de la noche, lo que significa más consumo que días anteriores y ello provoca mayores afectaciones.

En la situación energética actual han incidido dos factores fundamentales: las averías en las centrales termoeléctricas y en la generación distribuida, unido a este incremento significativo de la demanda, lo cual ha provocado mayores afectaciones al servicio eléctrico del país.

En la madrugada del martes se debe proceder a sincronizar el bloque al sistema electro energético nacional, agregó.

En tanto, el bloque uno de Felton, en el oriente del país, está en proceso de arranque y debe quedar sincronizado antes del mediodía de hoy, con un aporte de 180 megawatts.

También, prosiguió, se concluyeron los trabajos en la unidad número 1 de Felton, que tuvo una avería significativa en 2016 y que con mucho esfuerzo se ha ido recuperando. “Todo el equipamiento que se ha montado en la última etapa ha sido con personal cubano y asistencia técnica a distancia”.

El ministro pidió comprensión al pueblo y subrayó que “se trabaja ininterrumpidamente en resolver los problemas técnicos que tenemos en la generación base, para en el menor tiempo posible lograr la estabilidad y volver a tener una generación que pueda suplir la demanda que hoy necesita el país”.

 

Foto: Estudios Revolución

Compleja situación epidemiológica también impacta en la cobertura energética

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, recordó que en el 2019, cuando comenzó el recrudecimiento de las medidas restrictivas que aplicó la administración Trump y se aplicó el Título III de la Ley Helms-Burton, se explicó a la población que Cuba entraría en un período difícil con dificultades y carencias económicas, que pasaba también por adquirir a tiempo los combustibles necesarios para la marcha de la economía nacional.

En ese momento, continuó, se enfiló la política de sanciones con el objetivo de que no entrara ningún combustible al país. Ante esto, el gobierno cubano decidió proteger la generación eléctrica destinada a la población, incluso a costa de tener que ralentizar o disminuir la actividad económica del país.

 

“Durante más de un año y medio hemos estado sin apagones excepto los que se produjeron por averías de los sistemas de distribución de los sistemas electroenergéticos. Es ahora cuando entramos en un déficit de generación por roturas de las plantas de generación”.

 

El presidente abundó que son procesos que hemos tenido que enfrentar y vencer, ante una política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país, y consideró que los problemas que tenemos hoy tienen que ver con sus efectos acumulativos.

Al referirse a los problemas en el acceso a los combustibles, el mandatario dijo que el país no siempre ha podido tener a tiempo todos los combustibles necesarios y explicó que el sistema electroenergético nacional dispone de una generación térmica que trabaja con crudo cubano y otra base de generación distribuida —que apoya los mayores picos de demanda—, que funciona con diferentes tipos de combustibles. “Cuando no se tiene los surtidos de combustibles de manera oportuna, sobrecargas la generación en alguna de esas plantas”.

Por tanto, “muchas veces los grupos electrógenos que están previstos para trabajar con una determinada cantidad de horas-días han estado trabajando casi todo el día, acompañando a la generación térmica, lo cual provoca desgaste y las horas de operación, junto con los mantenimientos que hay que ejecutar, se consumen más rápido por lo que quedan menos días para poder tener en vitalidad los sistemas. Esta situación ha causado un grupo de problemas”, dijo.

“Esa acción de sobrecarga en algunas de estas tecnologías, la carencia de piezas de repuesto y los financiamientos que no hemos podido recibir, debido a la política cruel y agresiva del bloqueo económico recrudecido y la persecución financiera y  energética sostenida, que mantiene la actual administración del gobierno de los EE.UU., ha provocado que no tengamos el financiamiento para cumplir los ciclos de mantenimiento, para poder reparar y tener las piezas de repuesto”.

 

Polanco: Siguen tácticas de la llamada ‘lucha no violenta’ para generar inestabilidad

Ante la pregunta de cuál es su valoración de la situación actual, el presidente cubano dio la palabra a Rogelio Polanco, quien vivió todas las acciones del manual de lucha no convencional en países como Venezuela.

 

Foto: Estudios Revolución

 

Polanco agrega que en Cuba estamos viviendo lo que se conoce como «guerra de cuarta generación». Explica que es similar a lo vivido en Venezuela, donde se alcanzó un nivel muy intenso con las guarimbas.

Recordó el intento de introducción forzosa de ayuda humanitaria por la frontera de ese país, “algo inédito e inusual”. Como parte de las teorías de golpe blando se unen las medidas coercitivas unilaterales de carácter económico, comercial, financiero, para provocar carencias, necesidades y limitaciones en el acceso a recursos financieros, medicamentos y alimentos.

“Es parte de un manual que se ha aplicado rigurosamente en varios países, desde el Medio Oriente, Europa y también América Latina. Es una estrategia intervencionista para aplicar lo que se ha denominado el cambio de régimen. Por tanto, sigue tácticas de la llamada ‘lucha no violenta’ para generar inestabilidad y caos en los países, provocar a las fuerzas del orden para inducir acciones de represión que, a su vez, generen la percepción de violación de derechos humanos y eso genere, a su vez, nuevas acciones mediáticas para movilizar a quienes son parte de la acción de desestabilización”.

 

Añadió que todo esto se potencia por los medios de comunicación masiva. “Ahora con la existencia de un espacio público digital que replica de manera compulsiva y violenta todas estas narrativas para provocar la ingobernabilidad. La irrupción de este espacio digital facilita la generación de noticias falsas, tergiversación, manipulación de los hechos y busca, a través de la emocionalidad, que se provoquen este tipo de acciones, denigrar a las autoridades y todo eso para que, mediante plataformas globales digitales, se logre una hegemonía en los flujos de información mediante algoritmos”.

El miembro del Secretariado del Comité Central del PCC y jefe de su departamento ideológico afirmó que la pretensión es evidente, “es quebrar la voluntad del ser humano. Es fracturar a las instituciones, socavar la unidad nacional de los países. Para eso se dedican cuantiosos recursos, no es algo improvisado. Es algo muy bien diseñado, estructuras y agencias de los Estados Unidos con laboratorios dedicados a crear estas condiciones y lograr sus objetivos”.

No hay tecnología ni estrategia de esta naturaleza que pueda contra la voluntad del pueblo. Venezuela ha demostrado que es posible derrotarlo, como lo está haciendo Cuba, dijo Polanco.

 

No hemos llamado al pueblo a enfrentar al pueblo, sino a defender sus derechos

El Presidente Díaz-Canel desmotó el funcionamiento de la maquinaria ideológica y violenta que se mueve detrás de los disturbios que han ocurrido en Cuba. También denunció la matriz de opinión que se trata de imponer de que se ha llamado al pueblo a enfrentar al pueblo, cuando lo que ha ocurrido es que se ha llamado al pueblo a defender sus derechos.

 

Foto: Estudios Revolución

Díaz- Canel dijo que ahora pretenden cuestionar los sucesos de este domingo porque alegan que se hizo un llamado al enfrentamiento entre los cubanos.

Nosotros hicimos un llamado al pueblo a defender su Revolución, y el pueblo fue a debatir, a argumentar, pero los manifestantes respondieron con violencia y el pueblo se defiende, señaló.

El mandatario también preguntó, a propósito del «famoso cambio de régimen», ¿a quién le molesta nuestro régimen?, a la mayor parte del pueblo no, porque la mayoría lo ha refrendado en miles de debates públicos.

¿A quién le molesta? ¿A Estados Unidos? ¿Por qué no ven las virtudes de un sistema que trabaja para todos, y tiene resultados en esferas de la salud, educación, seguridad social, tranquilidad ciudadana. Desafortunadamente, apuntó, alientan maniobras que terminan en el vandalismo y eso hace cerrar más las filas, nos unen más, nos ponen más claro cuáles son las verdaderas intenciones, y hacen nacer posiciones genuinas de defensa, porque no se puede lograr una respuesta obligada de defensa de la Revolución.

Quisieron alentar dicha situación, aseveró el Presidente cubano, en medio de un complejo escenario de la pandemia, donde hay que extremar el aislamiento. ¿No es eso cruel, inhumano, genocida? Por ello, han tenido la respuesta que merecían y estamos conscientes de cómo podemos vencer esa agresión.

“Nosotros somos capaces de producir comprando materias primas la mayor parte de ese cuadro básico. Hay otros que tenemos que comprar. Con 300 millones nosotros logramos el rendimiento para el que tendríamos que gastar de 1 500 a 1 900 millones. Y hoy no hemos dispuesto ni de los 1 500 millones, ni tan siquiera de los 300. En medio de esto hemos tenido que dedicar una parte de esos pocos ingresos a enfrentar la pandemia y desarrollar las vacunas”.

El presidente se refirió a cómo nuestros científicos han desarrollado las vacunas sin los miles de millones de los que disponen otros países. “Hay teclas e informaciones que no lo tiene ningún programa de computación que son los del compromiso y la voluntad, los de la reafirmación de ser soberanos que la tienen nuestros científicos y con eso es con lo que se ha logrado producir vacunas.

Hizo referencia al tema de las tiendas en divisa y recordó que en varias ocasiones se ha explicado cómo se llegó a esa medida, “que no era deseable”.

“Y hemos captado divisas, ¿dónde se nos cortó esa posibilidad? Como parte de las medidas restrictivas y el habernos puesto en la lista de países supuestamente patrocinadores del terrorismo, entonces no hemos podido exportar la divisa que hemos captado y eso nos ha cortado los flujos financieros para cumplir con ese propósito”.

Por eso —dijo— es legítimo que tengamos insatisfacciones, pero también tenemos que ser capaces de visualizar y definir bien dónde nos quieren manipular y separar. “Todos estos que alientan estas cosas y que quieren aparecer como salvadores de la situación cubana, no les interesa ni la Salud ni la alimentación del pueblo.

“Quieren cambiar un sistema para imponer ¿qué tipo de gobierno en Cuba? El de la privatización de los servicios públicos, el que da más posibilidades para una mayoría rica y no para una minoría. El que no tendría en cuenta los intereses y las necesidades de todos, el que no haría esfuerzos adicionales como los que tenemos que hacer.

“¿No es un discurso muy hipócrita y cínico que tú que me bloqueas, que llevas a cabo la política que viola los derechos humanos de todo un pueblo durante más de 60 años y la recrudezcas en medio de una situación tan compleja como la pandemia, y te quieras presentar como el gran salvador? Levántame el bloqueo, levántame las 243 medidas y vamos a ver cómo tocamos, vamos a ver de lo que es capaz de hacer este pueblo que ha hecho una inmensa obra social subordinada casi a una economía de guerra por cuenta de estas medidas.

“¿A qué le temen? Al ejemplo de Cuba, a lo que pueda hacer Cuba en otras situaciones de más posibilidades económicas. ¿Por qué no pueden ser capaces de convivir civilizadamente en una relación con un país, aunque tengamos diferencias ideológicas, que no constituye ninguna amenaza para los Estados Unidos. A nosotros no nos interesa cómo el gobierno y el pueblo norteamericanos quieran hacer su gobierno.

“Pero sí exigimos que nos respeten la autodeterminación, la soberanía y la manera en que la mayoría de los cubanos han aceptado defender el socialismo”.

¿Y en dónde encuentra todo esto mayor eco?, se preguntó el presidente. “En un sector que, tenemos que asumirlo, es parte de nuestras insuficiencias, de los problemas sociales que no hemos podido resolver. Pero hay un sector que delinque. Ayer vimos delincuentes. Hay miles de maneras de modo pacífico donde los revolucionarios, los revoluciones no conformes e insatisfechos e incluso los no revolucionarios, se puedan manifestar.

“Pero ayer la propuesta no era pacífica.Ayer hubo vandalismo, se rompieron y tiraron piedras a tiendas en divisa, se robaron artículos de las tiendas en divisa. Ayer apedrearon a fuerzas de la policía, viraron carros. Un comportamiento totalmente vulgar, indecente y delincuente”.

 

 

“Nosotros no llamamos al pueblo a enfrentar al pueblo. Nosotros hicimos un llamado al pueblo a defender su revolución y sus derechos, y el pueblo apoyó. Nosotros no hemos alentado a nadie desde las posiciones de fuerza o violentas. El pueblo fue a discutir y a argumentar, pero lo enfrentaron con violencia, y el pueblo se defiende y defiende sus derechos”.

Díaz-Canel señaló que con todo este montaje quieren separar y fracturar pueblo de Estado, Gobierno y Partido. “Muchas veces dicen nosotros vamos a favorecer al sector no estatal para que no haya participación del Estado, pero a ese sector también lo han desfavorecido con todas esas medidas de restricciones. Todo el discurso se desvanece y se fractura con las acciones y la manera en que lo hacen que es totalmente una mentira.

“Para algunos esto puede parecer un vano discurso, pero ahí hay muchos sentimientos y emociones. No se puede lograr una respuesta obligada de la población como la que se logró ayer. Quisieron alterar la tranquilidad del domingo, el día de compartir con la familia. La quisieron alterar, además, en medio de una situación de pandemia compleja, donde los principales esfuerzos son para el aislamiento social y distanciamiento físico para cortar la transmisión de la enfermedad.

A más de un año del primer caso, ¿cuál es la situación de Cuba frente a la COVID-19?

 

Foto: Estudios Revolución

 

Una tercera pregunta de la prensa busca la valoración acerca del enfrentamiento de Cuba a la COVID-19 durante este más de medio año de pandemia. El Presidente indica que el Ministro de Salud, José Angel Portal Miranda, responda a esta interrogante.

 

Foto: Estudios Revolución

La situación actual de la pandemia tenemos que verla con los antecedes que están muy asociados a esta situación que hemos dado de contexto y la manera en que el país trabajó el enfrentamiento a la pandemia, dijo el Presidente.

La pandemia llegó como un reto en medio de la situación de desabastecimiento y de las medidas recrudecidas del gobierno de Estados Unidos.

También evaluamos el momento en que se han producido estas medidas. Cuando se empezaron a correr algunas tendencias de la prensa de Estados Unidos para analizar la relación con Cuba, sale esto para presionar a la administración.

Lamentablemente, en el país disminuye la percepción de riesgo y circulan cepas que son más agresivas y con más transmisión, lo cual ha provocado un pico pandémico.

Cuba demoró más que nadie en entrar a este pico pandémico. Este pico pandémico también lo vamos a sobrepasar.

¿Cuáles fueron los conceptos con que trabajamos? Primero, la salud de pueblo. A todo el que podamos llevar a una institución estatal lo llevamos.

Primero el contacto, el sospechoso y todas esas personas iban a las instituciones estatales, ahí atendíamos eso y logramos frenar la transmisión.

Ha sido el esfuerzo de esos científicos que durante mucho tiempo los aplaudimos a las 9 de la noche y creo que ahora hay que aplaudirlos más por todo el esfuerzo que están haciendo.

Podemos pasar unas diapositivas para demostrar los resultados de Cuba comparada con países del primer mundo, señaló.

No nos estamos comparando para criticar, sino para saber cómo estamos y qué más podemos hacer.

Aquí están las cifras por países, miren qué diferencia con la mayoría de los países, que la mayoría tienen situaciones económicas más robustas que la nuestra, ninguno está bloqueado, todos tuvieron picos pandémicos. A ninguno les dijeron que los iban a intervenir, que les abrirían corredores humanitarios, denunció el Jefe de Estado.

Con la vacuna Abdala y el candidato Soberana, las pruebas se hicieron en presencia de la cepa sudafricana. Miren el indicador de muerte por millón de persona. Solo Japón tiene un indicador mejor que nosotros. Vean el indicador del por ciento de letalidad.

Vamos a comparar a Cuba con las Américas, menos casos por millón de habitantes, menos casos por millón de personas en el mundo.

Cuba tiene 0,64% de letalidad. ¿Es por Cuba que hay que preocuparse? Hay quien hipócritamente dice que este país, con esos indicadores, que Cuba requiere una intervención humanitaria que ustedes saben en qué va a parar. Es el mismo discurso de doble rasero de siempre.

¿Dónde están los asesinatos en Cuba? ¿Por qué no se preocupan por los asesinatos que hay en América Latina? Una vez más se ve que la OEA juega su papel en la guerra no convencional.

¿Cuándo la OEA ha planteado el rechazo al bloqueo a Cuba? Los datos desbaratan esas teorías calumniosas con que nos tratan de agredir, por eso estamos actuando en estas condiciones.

 

Foto: Estudios Revolución

Con el pico pandémico ha ido creciendo el número de casos y el crecimiento de esos casos -con las capacidades que tenemos en ingreso en algunas provincias- comienza a ser mayor. Por tanto, ese concepto de que todo el mundo vaya a una institución, no lo podemos cumplir.

En una provincia como Matanzas, que tenga todos los días 2 000 casos, eso daría como promedio 14 000 capacidades. Vamos a llevarlo a otro concepto. Una escuela en el campo, una escuela en el campo tiene capacidad para 500 estudiantes. Necesitaríamos 28 escuelas en el capo, pero como debemos mantener distanciamiento, harían falta 28 por 3.

Matanzas hoy tiene abiertos 110 centros donde están tratando a los enfermos, también tenemos a los sospechosos y los contactos de los contactos. En provincias que tienen esta situación, no es posible tenerlos a todos en instituciones estatales.

Entonces tenemos que ir al ingreso domiciliario, que sigue llevando una enorme responsabilidad institucional porque hay que visitar el paciente casa por casa, pero lleva una enorme responsabilidad de la familia, que tiene que tomar un grupo de medias para que el ingreso sea efectivo.

Estamos en esa complejidad. Al abrir más cetros, hay que poner más personal de la salud. En estos momentos estamos abriendo estos centros, pero también los vacunatorios, por tanto, también se nos tensan los recursos humanos.

Si hay más enfermos, se necesitan más medicamentos. Tenemos que tener en cuenta la cantidad de críticos y graves para evitar que nos colapsen las salas de cuidados intensivos.

A nosotros una muerte nos preocupa, entre ellas la muerte de cuatro niños y ocho mujeres embarazadas. Tenemos protocolos para atender a los que han padecido la enfermedad.

Tenemos nuestras fortalezas. Hoy el país ha vacunado el 34% de la población mayor de 19 años con una dosis. Lamentamos todas las muertes, pero también tenemos que reconocer todo lo que se ha hecho.

Si no hubiéramos hecho todo lo que hemos hecho, hubiéramos tenido más muertes.

Nos llega al estado de gravedad el 1,69% de los pacientes que tenemos, de los graves salvamos las dos terceras partes y de todos los casos salvamos al 90%. Esos elementos dibujan cómo es la situación de la COVID.

Si una persona se empieza a vacunar con una primera dosis y se enferma, ese ciclo de vacunación se interrumpe. Hay que seguir todas las medidas responsablemente con relación a las conductas de las personas, el distanciamiento físico, para que en el menor tiempo posible podamos sobrepasar este pico epidémico y poder trabajar más diferenciadamente con las otras categorías.

____________________________________________________________________________

El Ministro de Salud Pública de Cuba, al intervenir, agregó que lo importante es cómo tenemos que enfrentar lo que está pasando en el país con la pandemia y la responsabilidad que tenemos todos en ganar esta importante batalla.

Llevamos 486 días en enfrentamiento a la pandemia, dijo.

En estos momentos se manifiesta la mayor intensidad en la trasmisión de la enfermedad. Esto ha generado sobrecarga en las instituciones de salud. Ha generado fallas en algunos territorios a partir del número de casos.Se ha concentrado el 37% de los casos en La Habana, Matanzas y Santiago de Cuba, alertó.

En la primera semana de diciembre se comenzó a atender una tendencia al incremento. Se mantiene un comportamiento al aumento progresivo, mes a mes.

Promedio diario de casos, 1 687. Los casos importados, 78 al día como promedio, predominan los casos autóctonos. Salvo la Isla de la Juventud, el resto de los territorios tienen una importante transmisión. Ninguna provincia escapa hoy a la situación compleja. En la última semana los casos activos han venido creciendo de manera considerable.

Los casos de contagio en menores de edad en estos últimos meses supera la cifra de la anterior jornada cada día. Hemos tenido que lamentar la muerte de menores de edad, incluidos lactantes y en muchos de ellos hemos visto la evolución hacia la gravedad, señaló.

En el actual esquema de vacunación los niños no están incluidos. Se suma el incremento de un número de fallecidos en la última semana. La letalidad acumulada, aunque baja.

El número de fallecidos en números absolutos duele cuando se concentra en un territorio y cuando mueren personas jóvenes. Matanzas ha crecido de manera significativa en el número de fallecidos, dijo.

El Ministro también enumeró los elementos que nos han fallado en el plan de enfrentamiento: hay un grupo de protocolos que se han estado violando tanto por organismos, por entidades, por la población.

Ha habido poca efectividad en las medidas de restricción, lo que favorece el contagio de persona a persona, ha habido fallas en la detección de personas que tiene síntomas, violación de medidas en centros laborales, disminución real de la percepción de riesgo de la enfermedad, y a eso se suma —agregó— que estamos en los inicios de la intervención sanitaria en la población, existe agotamiento de la población, y se ha empezado a resquebrajar la disciplina.

El personal de la salud no ha tenido descanso desde que comenzó a epidemia.

Persisten las concentraciones en lugares públicos, la baja exigencia sanitaria, y, además, está la aparición de nuevas variantes y patrones mutacionales que en criterio de nuestros expertos han estado influyendo en la transmisibilidad en nuestro país.

 

Una nueva pregunta de la prensa estuvo referida a ¿cómo funciona el sistema estadístico del país en relación con la COVID-19? 

Díaz- Canel dijo que el análisis estadístico ha sido fundamental, y se ha hecho desde varios ámbitos, como los modelos matemáticos, y nos han alertado de situaciones concretas y nos han indicado caminos a seguir.

 

Foto: Estudios Revolución

En la estadística, subrayó, se han defendido los principios de transparencia, exactitud y veracidad y hemos sido honestos, bajo el principio de que no vamos a mentir nunca respecto a la información a la población.

Además, agregó, se trabaja, indistintamente, unos y otros, de manera individual, personal y colectiva con nuestras bases de datos. En la sede del Palacio de la Revolución, apuntó, hay un tablero de mando, con una información actualizada, en tiempo real, del comportamiento de la pandemia. Y existe una la serie histórica de toda la estadística de la COVID-19, que nos permite hacer análisis, y así trabajan todas las estructuras.

Para ampliar la información, José Ángel Portal Miranda señaló que, para manejar una epidemia con datos en tiempo real, se requiere un esfuerzo enorme.

En el sistema de salud, explicó, las estadísticas sanitarias están organizadas en sus tres niveles: primario, secundario y terciario, y a ese empeño tributan alrededor de 5 500 profesionales y técnicos de varias disciplinas.

Este sistema, aseveró, se caracteriza por su transparencia, confiabilidad y continuidad de la información, buscando la calidad del dato primario que se toma en la base, donde se hace la acción sanitaria. Desde ahí se emite a todos los niveles y se garantiza su trazabilidad hasta los registros centrales.

Según Portal Miranda, como parte de la organización del sistema, se crearon 16 indicaciones que rigen el flujo de la información y siete están automatizadas y poseen mecanismos de verificación. De hecho, apuntó, las estadísticas cubanas son verificadas internacionalmente.

Respecto a las indicaciones, comentó que van desde el movimiento de las enfermedades respiratorias y la utilización de las camas; de modo que se pueda saber cuántas altas se dan el día, cuántos casos positivos…

A este trabajo, añadió, se han incorporado la autopesquisa sanitaria, las herramientas informáticas, los test rápidos, los PCR, y todo ello garantiza la información, gracias a un gran esfuerzo de muchas personas que aseguran, en tiempo real y con total transparencia, las estadísticas que respaldan la situación.

Una nueva pregunta fue ¿cuánto cambió la agenda de Gobierno con la COVID-19 y cuánto ha gastado el país en ese enfrentamiento?

El miembro del Buró Político y Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, inició su intervención, diciendo que, a su juicio, ningún Gobierno del mundo estaba preparado para enfrentar esta pandemia.

 

Foto: Estudios Revolución

Habló de los antecedentes, el estudio de las experiencias en otras naciones, y la aprobación de un Plan Nacional de Enfrentamiento a la pandemia, que el 9 de marzo se explicó en detalles al pueblo.

La aplicación de este Plan y sus actualizaciones, dijo, unido a la participación popular y los expertos, permitió tener un avance exitoso en el enfrentamiento a la pandemia y fuimos sorteando los rebrotes.
El 6 octubre se hizo otra actualización del plan de medidas, y se prueba la fase de una nueva normalidad, a partir del control efectivos de varios territorios. Necesitábamos impulsar la economía.

Hoy, con la nueva fase de transmisión comunitaria, se ajusta a todo lo dispuesto y se definen requerimientos sanitarios de estricto cumplimiento.

Se define, por ejemplo, el ingreso domiciliario, que no es lo mismo que aislamiento domiciliario, que es una modalidad generalizada en el mundo.

Se modifica en manejo clínico y se extreman las medidas asociadas a la movilidad. No hemos logrado siempre la comprensión suficiente sobre la necesaria limitación de la movilidad. Pero desde el propio Gobierno hemos decretado que las actividades económicas y sociales sean las mínimas, solo aquellas que sean imprescindibles.

Hemos hablado del trabajo a distancia, el teletrabajo, se han buscado medidas para los interruptos, pero en cuanto a la situación laboral hacemos un llamado para profundizar en este tema y en los lugares más complejos solo tener presencialmente las personas imprescindibles y apoyar todas las modalidades.

A ello se une la movilidad del pueblo para adquirir servicios básicos, en medio de la escasez de ofertas.

Hemos insistido con los gobiernos en la búsqueda de medidas para acercar los suministros a las comunidades y los barrios, lo que va a permitir una mejor organización.

Se han tomado medidas asociadas a la movilidad del transporte, empezando por el transporte estatal con reducciones sensibles; y se buscan maneras de organizar el transporte privado.

Sobre la vacunación, insistió en que no va a resolver por sí sola los problemas.

También insistió en que cada territorio tiene que tener su plan de medidas, que se parezca al territorio, pues esta batalla se logra en el municipio, el plan más importante es el del municipio.

El plan no es inmóvil, y hay que enriquecerlo, pero la improvisación es fatal.

Sobre la organización de la labor del Gobierno, comentó que desde un principio se aprobó el Grupo temporal de trabajo del gobierno para el enfrentamiento y control a la COVID, que preside Díaz-Canel, dirige el Primer Ministro, y en el que participan muchos compañeros.

Este grupo no es un grupo burocrático. Esas reuniones son calientes y se discuten los problemas a fondo. Rinden cuenta los gobernadores y se hacen críticas fuertes. No se improvisa. Se presentan soluciones y propuestas; y se toman decisiones y se dan las orientaciones a las demás instancias.

También se plantean experiencias y tendencias. Este grupo tampoco ha sido inmóvil y ha cambiado sus  métodos de actuación. Se crearon los grupos de trabajo temporales en los territorios, a nivel provincial y municipal, pero el mejor grupo que tiene que trabajar es el del municipio.

También se creó un Grupo de Ciencia para el enfrentamiento a la COVID y desde entonces se hacen reuniones todas las semanas con los expertos y los científicos. No hay un tema repetido, y el nivel de aporte ha sido insustituible para que el país tome las decisiones. Ese grupo ha salvado muchas vidas, desde el diseño de protocolos y actuaciones.

También se creó un observatorio de Salud y se fueron aprobando los diferentes protocolos de manejo clínico.

Ya hay seis versiones.

Igualmente, agregó el Primer Ministro, se han presentado 254 proyectos de investigación, innovación, ensayos clínicos, y ellos incluyen los candidatos vacunales.

También comentó sobre la creación de un grupo integrado por compañeros y funcionarios del Partido y el Gobierno, y se incluyeron siete ministerios para inspeccionar los territorios. Esta nueva estructura ha detectado problemas, planes que no se parecían a los territorios y reuniones que chequeaban asuntos no necesariamente vinculados a la COVID-19.

A partir de este trabajo, en el Grupo, el presidente orientó crear siete comisiones temporales de trabajo dirigidas por un miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y un vice primer ministro, dirigidas a las provincias con mayores complejidades. Eso ha sido muy valioso en la ayuda a la organización.

También habló de los recorridos por todos los territorios. En 2020, dijo, se realizaron más de 40 visitas, chequeando las principales prioridades.

Refirió que  se ha implementado en esta etapa el Plan Nacional de Desarrollo hasta 2030 y se ha actualizado la estrategia económica y social del país.

«No hemos trabajado solo para resistir, sino que no hemos renunciado al desarrollo», señaló Marrero.
A todo lo anterior se suma la implementación de todos los acuerdos del 8vo. Congreso del PCC, incluyendo los 201 Lineamientos.

Este gobierno está vivo, no se cansa, no tiene miedo, estamos llenos de energías y entusiasmo, y tenemos el desvelo por buscar satisfacción de nuestro pueblo, pero no nos tiembla la mano al exigir, señaló.

Concluyó con el mensaje de que «tenemos plena confianza en el pueblo y en el futuro» porque «es duro lo que estamos pasamos pero lo vamos a vencer», dijo.

 

Alejandro Gil Fernández, Ministro de Economía y Planificación

Sobre la situación económica actual y los gastos que asumido el país, en medio de la pandemia y con un arreciado por el bloqueo, el vice primer ministro Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación, explicó que solo en reactivos, equipos médicos, medios de protección, material gastable y medicamentos, fundamentalmente productos importados, el país invirtió en el año 2020, unos 102 millones de dólares, no previstos en el plan y, durante el primer semestre del 2021, la inversión ha sido de 82 millones de dólares.

 

Foto: Estudios Revolución

Al respecto, explicó que todo ha transcurrido con problemas para encontrar proveedores, precios superiores, difícil acceso a los productos, y muchos otros inconvenientes que incorpora el bloqueo a un país como el nuestro.

Estamos hablando, reiteró, de 184 millones de dólares invertidos.

Además, tenemos población en centros de aislamientos, población en instituciones hospitalarias, y no solo son gastos de medicamentos, hay también gastos de la alimentación, de vestuario, de lencería, de aseo, limpieza, electricidad, agua, etcétera.

Ejemplificó que un paciente en un centro de aislamiento le cuesta al país 990 pesos por día.

Mientras, un paciente confirmado en una instalación hospitalaria, cuesta 4 165 pesos por día y un paciente confirmado que requiera cuidados intensivos representa un costo de 13 045 pesos, diariamente como promedio.

Por supuesto, aseguró, ninguno de esos pacientes se lleva del hospital una factura, lo que se lleva es el agradecimiento a los médicos por haberle salvado la vida. Todo lo asume el presupuesto del Estado.

Si en el 2021, a esta altura, sentenció, se han invertido unos 82 millones, queda claro que este año vamos a sobrepasar las cifras del 2020.

_____________________________________________________________________________

Marta Ayala Ávila, Directoa del CIGB: Cada cubano que recibe una dosis es responsable del resultado de esa vacuna

Soberana y Abdala pasaron todas las etapas de estudios clínicos, que fueron de primer nivel.
Nosotros hicimos dos estudios clínicos simultáneamente; y los hicimos en contexto epidemiológicos complejo, dice la científica.

 

Foto: Estudios Revolución

En Cuba circulaba la variante Beta, lo que provoca que el resultado de eficacia de nuestros candidatos los ubique ahora entre las vacunas de mayor eficacia a nivel mundial.

tas herramientas nos pueden ayudar mucho a enfrentar esta situación.

Aquí se trata de no perder un minuto. Tenemos la posibilidad de aislar las cepas, de tener una vacuna con esos mutantes.

Estamos actualizados. Ya se está hablando en el mundo de la necesidad de la tercera dosis o de ir a la tercera dosis de una variante mutada, pensamos que hay intereses comerciales, pero también en la posibilidad de tener una tercera dosis con las variantes mutadas.

Con mucho esfuerzo nuestras plantas están trabajando a mucha capacidad para que nuestro pueblo pueda disponer de las vacunas para la inmunización.

Abdala recibió ya el autorizo de uso de emergencia. Es la primera vacuna latinoamericana y caribeña; y recibe el autorizo del uso de emergencia a través del CECMED, que es una agencia reguladora con mucho prestigio internacional.

Para satisfacción nuestra, la propia directora le dijo a usted, Presidente, que ya era una vacuna.

Sentimos una altísima responsabilidad de trasladar nuestros conocimientos sobre qué es estar vacunado, y qué hace la vacuna.

La vacunación hay que completarla. Abdala tiene tres dosis espaciadas entre ellas por 14 días, pero todavía eso no vulve inmune a la persona.

Hemos demostrado que 14 días después de la última dosis es que se expresa la inmunidad. Hay que dar un tiempo para que, después de vacunada la persona, desarrolle una inmunidad que sea respuesta al coronavirus.

Los países que han tenido mayor nivel de vacunación, el primer indicador que ven es cómo han disminuido los pacientes en las terapias intensivas, cómo han disminuido los graves y los críticos, y después los que se contagian.

Tenemos un gran compromiso, estamos conscientes desde el CIGB de que tenemos que fabricar muchas dosis de vacunas.

Quiero agradecer a los vacunados que hayan confiado en nosotros. También les pediría que seamos responsables de manera individual. Ahora somos parte del resultado de las vacunas cubanas.

Cada cubano que recibe una dosis es responsable del resultado de esa vacuna.

 

¿Cuál es la estrategia cubana para la exportación de vacunas?

Al respecto, el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, destacó, en primer lugar, la capacidad de Cuba, un país pequeño y bloqueado, de desarrollar cinco candidatos vacunales contra la COVID-19, reflejo de la visión de Fidel de crear nuestra industria biotecnológica.

La exportación es uno de los ejes que queremos desarrollar para enfrentar este escenario de crisis prolongada.

 

Foto: Estudios Revolución

Con esta estrategia, dijo, la primera premisa es la vocación solidaria de Cuba, que ha mantenido durante décadas y durante la pandemia se ha hecho evidente con la presencia de brigadas Henry Reeve en disímiles países.

Lo segundo, agregó, es que el primer destino de las vacunas que estamos produciendo en Cuba es la población. Este año aspiramos a inmunizar a toda la población cubana y estamos trabajando, incluso, en candidatos vacunales para edades pediátricas.

A lo anterior se suma, apuntó, el propio prestigio de nuestros científicos y la experiencia cubana en la exportación de vacunas, como la antimeningocócica, contra la Hepatitis B, la pentavalente, entre otras.

No obstante, se trata de un proceso complejo y hemos sido muy cuidadosos, subrayó Malmierca Díaz, y todavía no hemos exportado ninguna vacuna, porque hace muy poco nuestra entidad regulatoria, e CECMED, aprobó el uso de emergencia de Abdala y esperamos que Soberana 02 también lo logre en corto tiempo.

Esta entidad tiene un alto aval a nivel internacional y regional y todo ello son fortalezas, para que cuando exportemos estas vacunas se haga con responsabilidad y seriedad, sin ningún riesgo de tipo epidemiológico, aseguró el titular de Comercio Exterior.

De acuerdo con Malmierca Díaz, los contratos que se pueden suscribir se basan en compartir información sobre los ensayos clínicos realizados, y ya se han firmado dos contratos de suministros, uno con Venezuela y otro con Irán, y están en marcha negociaciones con Argentina, Vietnam, Nicaragua, Namibia, Sudáfrica y otros.

Añadió que, estamos seguros que la capacidad productiva de nuestras instituciones nos va a permitir vacunar a nuestro pueblo y además exportar, desde este año.

Sabemos que algunos países han hecho contrato con otras instituciones que producen vacunas internacionalmente y se han quejado por los incumplimientos, pero los contratos que suscriba Cuba se harán con la garantía de honrar lo pactado con los diferentes clientes, concluyó.

 

Rodrigo Malmierca Díaz: la política de cooperación creada por la Revolución se basa en la solidaridad, el humanismo y tiene un largo historial de donaciones puntuales recibidas y ofrecidas por nuestro país

Al referirse a la campaña de difamación que se ha desatado contra la Isla, basada en que el gobierno no acepta la ayuda internacional, el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), Rodrigo Malmierca Díaz, recalcó que la política de cooperación creada por la Revolución Cubana se basa en la solidaridad, en el humanismo y tiene un largo historial de décadas y de donaciones puntuales recibidas y también ofrecidas por nuestro país.

Sobre la colaboración que Cuba recibe, -dijo-  se cuenta con una legislación aprobada mediante el Decreto Ley 16 del 2020 de la Cooperación Internacional, que reunió todas las diversas normas jurídicas que existían sobre el tema, y que es muy transparente y diáfana en cuanto a los mecanismos que se pueden utilizar para cooperar con la nación.

«Esto permite que, tanto gobiernos nacionales como gobiernos regionales de otros países, empresas, organismos internacionales del sistema de Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales e incluso personas naturales, puedan brindar asistencia a Cuba, y esto puede ser a través de proyectos de cooperación que tienen una complejidad más alta o donaciones puntuales», subrayó.

Puntualizó Malmierca Díaz que en esta legislación se define que el Mincex, que también atiende los temas de cooperación internacional, es el organismo de la Administración Central del Estado responsable de controlar y facilitar estas acciones de cooperación.

Asimismo, precisó que las Embajadas y Consulados cubanos en todo el mundo están bien informados de cuáles son los mecanismos para que estas posibles ayudas puedan llegar a nuestro país.

El titular del Mincex igualmente sostuvo que el Estado ha definido con mucha claridad cuáles son las prioridades de la ayuda que podemos recibir, y que en estos tiempos de COVID-19, incluso, se desarrolló un procedimiento especial y expedito para recibir la ayuda internacional.

«Se han recibido, desde que se inició la pandemia, más de 500 ofrecimientos de ayuda por 45 millones de dólares, ofrecimientos que nos llegan de más de 50 países, la mayoría en productos, medicamentos, material gastable que se utiliza en la atención a los pacientes, equipos médicos», significó.

Destacó también una donación por parte del Gobierno chino de respiradores pulmonares, uno de los equipos más importantes para atender pacientes en estado crítico o grave.

Hizo alusión a otros gobiernos que han enviado donaciones además de China: Rusia, Venezuela, Canadá, España, India, Sudáfrica, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, y más.

Agregó el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera que hay una cuenta habilitada en el Banco Financiero Internacional, de la cual se ha divulgado cuál es el suit bancario para hacer donaciones, y ha recibido en estos meses de COVID-19 alrededor de un millón y medio de dólares.

Señaló Malmierca Díaz que el principal obstáculo para que esta ayuda llegue al país no es el Gobierno cubano, sino el bloqueo impuesto por los Estados Unidos, el cual afecta para hacer transferencias financieras, pero incluso para transportar las donaciones que vienen del exterior.

El Ministro reconoció el esfuerzo de la Comunidad cubana en el exterior y de asociaciones de cubanos residentes en otros países, para el envío de ayuda a Cuba de manera organizada, a través de los consulados y embajadas; así como el esfuerzo de empresas que tienen negocios con la Isla.

Informó que estos días la empresa alemana MCV Comercial va a enviar otro lote de 26 ambulancias Mercedes Benz, que ya están navegando hacia Cuba y que son muestras de la solidaridad con nuestro país.

«Tenemos un historial muy limpio en cuanto a la distribución de los recursos que llegan a Cuba por la vía de la cooperación; el gobierno se ha encargado siempre de hacer una buena distribución de esta ayuda, de utilizarla en las prioridades de nuestro desarrollo económico social, y creo que esta campaña que se ha tratado de implantar ciertamente se apoya sobre todo en la mentira y manipulación de la información», aseveró.

 

Díaz-Canel agradece ayuda solidaria y sincera a Cuba

Al respecto, el mandatario cubano agradeció la ayuda solidaria, sincera que llega desde diferentes partes del mundo, desde grupos e instituciones de solidaridad con Cuba, desde la gente honesta que hay en el mundo y sabe apreciar la realidad tan dura que vivimos y cuáles son sus causas.

También se refirió a la ayuda que llega desde países amigos como la recibida por el presidente Nicolás Maduro y los mensajes de apoyo desde México y el presidente Andrés Manuel López Obrador, del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Esa ayuda la vamos a aceptar, porque es legítima, enaltecedora, emancipa y demuestra lo mejor del pensamiento mundial.

La ayuda que no vamos a aceptar, enfatizó, es la injerencista, que no es ayuda, es injerencia y la tratan de disfrazar con términos, y viene con malas intenciones y esa no la vamos a permitir bajo ningún concepto.

Durante su intervención, Díaz-Canel sostuvo que, una vez más, la prepotencia yanqui fracasa al creer que, apostando a estos planes simulados, iban a lograr un aislamiento de cuba, y hoy el mundo nos apoya. «Cuba no está sola», afirmó.

«Cada vez el gobierno de los Estados Unidos se aísla más por tener esa actitud beligerante, sin razón alguna contra Cuba y contra nuestro heroico pueblo. Cuba sigue vive y Cuba vence».

Hemos tenido expresiones de solidaridad, de apoyo y disposición de cubanos residentes en el exterior, continuó, y a esa comunidad le expresamos también nuestro respeto.

¿Cuál es la postura del Gobierno respecto a las ayudas, sin permitir la injerencia en el país?

El miembro del Buró Político y ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, consideró que Cuba provoca una gran solidaridad a nivel internacional.

Según el canciller, desde hace meses y, sobre todo en las últimas semanas, se han estado recibiendo numerosos ofrecimientos de solidaridad, de apoyo práctico, de donaciones, muchas veces modestas, pero de un enorme valor simbólico y moral, que alientan el esfuerzo de nuestro pueblo.

Mencionó el apoyo de Gobiernos, organizaciones internacionales, grupos de personas, asociaciones de solidaridad, organizaciones de cubanos residentes en el exterior y otros.

 

 

Hace poco tiempo, comentó, se emitió un comunicado por el presidente norteamericano, Joe Biden, en relación con los acontecimientos sucedidos este domingo en Cuba, y, de forma, general, el mundo ha reaccionado con respeto, a partir de la conducta intachable de nuestro país, siempre apegada a la verdad, siempre transparente, siempre con el pueblo y para el pueblo.

Pero con cinismo, hipocresía y manipulación, añadió Rodríguez Parrilla, políticos en Estados Unidos se refieren a estos sucesos. En su comunicado, Biden pide al «régimen de La Habana» que escuche al pueblo cubano, «que alivie sus necesidades».

En ese sentido, concordó, estaría bien que el mandatario estadounidense escuchara al pueblo cubano que desde hace años se ha manifestado contra el bloqueo, y si algo quiere hacer, es oír también a los ciudadanos norteamericanos y levantar esta política a Cuba y las 243 medidas que heredó del presidente Trump.

Incluso, sugirió el canciller, podría eliminar lo impuesto durante la pandemia, porque el gobierno de Estados Unidos ha usado el virus como un aliado para recrudecer el bloqueo, de una manera brutal y cruel.

Podía también, continuó, dejar de usar los medios de represión con que reprime la policía en Estados Unidos a afrodescendientes, minorías, periodistas… y podía dejar de exportar esos medios de represión tremendos a otros países del mundo.

El 15 de junio, recordó, se lanzó una primera convocatoria de la campaña que usa la etiqueta SOS. Cuba, dirigida a dañar la votación de la Asamblea General de Naciones Unidas contra el bloqueo a Cuba, que expresa la posición de la comunidad internacional. Pero esa campaña, subrayó, fracasó frente al resultado de las votaciones, donde Estados Unidos quedó totalmente aislado, y han introducido cambios en ese accionar.

Ayer en Cuba, aseveró el titular de Relaciones Exteriores, no hubo un estallido social; hubo disturbios, desorden, causado por una operación comunicacional que se prepara desde hace tiempo, a la que se destinan recursos multimillonarios, laboratorios, plataformas tecnológicas con fondos del gobierno de los Estados Unidos.

Según el canciller, la prensa internacional reconoce que hubo acciones de violencia en los disturbios; pero no el estallido social por el cual el gobierno estadounidense ha estado trabajando, de manera oculta o más públicamente en los últimos tiempos.

Bruno Rodríguez reiteró que, en los últimos años, el pueblo ha sufrido un bloqueo intensificado, dirigido a dañar con precisión quirúrgica los ingresos del país, los cual se traduce en carencias y privaciones que afectan a las familias cubanas.

Manifestó que, desde el 23 de junio, se alertaba a la comunidad internacional que, en el gobierno norteamericano, en la mafia anticubana, en sectores de extrema derecha, en la Florida, calculan, aunque se equivocan, que si provocan penurias y promueven lideres artificiales y e intentan crear una situación en las redes que no existe en la realidad, pueden lograr sus objetivos. Elementos propios de la guerra no convencional se han empleado en estos días.

No obstante, afirmó Bruno Rodríguez, la respuesta contundente del pueblo hizo fracasar la operación comunicacional y la campaña, aunque hoy se retoma con otros ejes, y el intento de generar una situación de ingobernabilidad y de desorden social.

Aquí, apuntó, ha habido un ataque brutal contra quienes defienden la verdad y medidas dirigidas a impedir la revisión de la política que los demócratas han planteado, en temas que tienen que ver con la población, como los viajes, las remesas, los servicios consulares…

Además, detalló, se vuelve a abrir otra vez, el tema relacionado con aquellos que deliran con generar un flujo migratorio irregular hacia los Estados Unidos, que es una apuesta peligrosa que cuesta vidas.

En medio de todo este escenario, como ya se dijo, el 15 de junio se lanza la etiqueta SOS. Cuba, por lo que, aquí, aseveró el canciller: «acuso y emplazo al gobierno estadounidense a que reconozca o desmienta que la compañía, radicada en Miami, que generó esta etiqueta y esta campaña, recibió un certificado del gobierno republicano de la Florida para actuar con fondos estaduales.

«Emplazo a que confirmen o desmientan que los principales operadores políticos de esta compañía, conectados con una publicación financiada por el gobierno de los Estados Unidos, y que es parte del conjunto de medios, sobre todo radicados en Miami, que actúan sistemáticamente contra Cuba y que generaron esta campaña, han recibido financiamiento del Departamento de Estado y de la USAID, como parte de la guerra de información contra nuestro país.

«Los emplazo también a que desmientan que los operadores políticos que lanzaron esta etiqueta han estado organizando manifestaciones con signos de violencia contra la embajada cubana en Washington, que no hace mucho fue atacada a tiros, sin que el gobierno norteamericano haya dicho una palabra».

Bruno Rodríguez también denunció que, desde un laboratorio mediático, radicado en la Florida, se lanzó en Twitter, el 5 de julio, la campaña Intervención humanitaria en Cuba.

Una intervención humanitaria, aclaró, fue lo que sucedió en Yugoslavia en 1999. Los bombardeos de la OTAN fueron una intervención humanitaria no autorizada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Por ello, los que instigan a eso, están llamando a una intervención militar norteamericana en Cuba, violando nuestras leyes y el Derecho internacional.

Emplazo a Twitter y al gobierno norteamericano, expresó el canciller, «a que reconozcan o desmientan que operadores políticos utilizaron, de manera activa, etiquetas, grupos de robots, trolls, que son usuarios coordinados con medios automatizados para inundar las redes, en esta campaña contra Cuba».

A pesar de las denuncias, Twitter no aplicó sus propias reglas para tratar de impedir que estas actuaciones se consumaran, incluso con llamados al magnicidio y a la violencia, resaltó.

Además, el ministro cubano de Relaciones Exteriores emplazó a Twitter, «a que diga si es cierto o no que se alteraron los sistemas de geolocalización de las cuentas, para engañar a las personas y hacer ver que más de la mitad estaban en Cuba, cuando eso es totalmente falso».

En las próximas horas, aseguró, «presentaremos información copiosa sobre estas imputaciones al gobierno norteamericano y a la compañía Twitter, sobre lo cual disponemos de toda la evidencia».

 

Tenemos el deber legítimo de defender la obra revolucionaria

Durante su intervención final, el Presidente de la República explicó que esta semana debían ocurrir, según el calendario de trabajo del Estado, las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular correspondiente a este periodo, pero se ha pospuesto por la situación actual, aunque de alguna manera en esta comparecencia se ha dado toda la información que no se dará en la sesión de la Asamblea,
Hemos estado dándole información durante más de cuatro horas, pero era necesario para que nuestro pueblo está actualizado, aclaró.
Hemos dado información honesta, veraz, transparente de la situación de nuestro país. Hemos expresado y defendido, yo diría que con vehemencia y con firmeza, nuestras verdades.

Hemos denunciado la agresión permanente contra la Revolución, contra la nación y contra el pueblo cubano, resumió.
Nos hemos emocionado por la información que aquí se ha dado sobre acontecimientos que, no por esperados, dejan de ser trascendentales y estremecedores.
En ese sentido, se refirió a la autorización del uso de emergencia de Abdala, que lleva consigo el reconocimiento como la primera vacuna latinoamericana que lo consigue; y, por otra parte, el reconocimiento de la eficacia con un 91,2 % de Soberana, ambos hitos científicos, del patrimonio creativo de nuestra Revolución, que insertan perfectamente el concepto de que tenemos una resistencia creativa, que resiste las adversidades, pero también crea para superar el presente y mejorar el futuro.

También, dijo, esta información, ha estado acompañada de noticias desagradables como el incremento de los contagios con la COVID-19, situaciones que creíamos que no nos iban a tocar, y que ahora nos dan una perspectiva de lo mucho que tenemos que seguir haciendo para vencerla y para llevar a nuestra población a una mejor situación.

«Nos duele, nos mortifica, nos angustian todas estas situaciones, pero también nos ocupa un enorme sentido de compromiso y responsabilidad, y una vez más queremos patentizar nuestro lamento por las pérdidas humanas y nuestras condolencias por esas pérdidas a los familiares y amigos, a fin de cuentas, a todo nuestro pueblo, que está unido en este combate».

 

Foto: Estudios Revolución

 

Hemos repudiado claramente, ratificó, los disturbios de agresión, de vandalismo, de delincuencia, de vulgaridad que se orquestaron este domingo, con todas estas explicaciones y argumentos que dio nuestro canciller y que hoy están siendo defendidos por la calle.

Aquí nunca podemos olvidar nada de lo que se plantearon y a lo que convocaron los que lideraron desde el punto de vista del mercenarismo, aquí se llamó al linchamiento, a la intervención extranjera, a que había que quitarles la vida a los comunistas. Esas son expresiones y son cargos por los que tendrán que responder todos los que participaron en esos hechos.

«Con toda esta información que hemos compartido, partiendo de nuestras convicciones cabría preguntarse si es cierto que necesitamos una intervención humanitaria, y yo creo que la respuesta es bien clara, en Cuba no se necesita intervención humanitaria. Cuba y el mundo lo que necesitan es mucha solidaridad en tiempos como este y si alguien ha sido abanderado de esa solidaridad genuina es este pequeño país que ahora es cuestionado por la manera en que enfrenta la pandemia».

Alegó que fue este país, el que envió, en medio de la pandemia a un grupo importante de brigadas colaboradores de la salud a muchos otros países. Aquí lo que necesitamos, sentenció, es que se retiren las 243 medidas de bloqueo, adicionales, y que se derogue el bloqueo. Eso es lo único que demanda Cuba.

«Al presidente que ha aconsejado o que ha invitado a que se escuche al pueblo cubano o que se trabaje por eliminar sus problemas, en eso estamos enfocados todos los días. A ese presidente hay que decirle que escuche al mundo, que escuche a los millones de personas que condenan el bloqueo a Cuba, que escuche a los cubanos y que escuche también a los millones de norteamericanos y a los cubanos residentes en los Estados Unidos, que también están en contra de ese bloqueo».

Un pueblo capaz de crear medicamentos, vacunas, equipos en medio de un cerco financiero total, merece admiración y respeto, merece que se le permita trabajar y crear en paz, subrayó.

Sobre esa paz, dijo que es la que defendemos, no la violencia, no alentamos guerra civil como han querido poner algunos en los titulares, lo que sí tenemos es la voluntad, la convicción y el deber legítimo de defender la obra revolucionaria, de quienes intenten socavarla, siguiendo un plan anexionista, generando vandalismo, agresión, e incluso, incitando al asesinato.

Nuestro gobierno, reafirmó, defiende dentro de la Revolución, los derechos de todos, sean o no revolucionarios. Aspiramos al bienestar para todos, incluimos a todos en nuestra concepción de justicia social, pero no estamos dispuestos a entregar la obra, ni la independencia, ni la soberanía, ni la autodeterminación que hemos ganado, conquistado con la Revolución.

En la tarde del domingo, recordó, había provocadores violentos que cometieron hechos vandálicos, que alteraron el orden, que llamaron a una intervención extranjera, que aseguraron que la Revolución se caía. Ese anhelo nunca lo van a disfrutar, el pueblo respondió, defendió su Revolución, nosotros tenemos un compromiso con proteger la tranquilidad y la seguridad ciudadana, la paz tan necesaria para podernos centrar en el enfrentamiento efectivo ante la pandemia y para poder avanzar en nuestros planes de desarrollo económico y social.

Ese ideal, compartido por la mayoría, lo vamos a defender sobre todo los revolucionarios, y todo el que se sume; y ese es el verdadero sentido de que en Cuba las calles son de los revolucionarios, que no es para nada discriminatoria, pero significa que la principal responsabilidad la tiene los revolucionarios, y asimismo a todos los que se sumen a defender la Revolución.

Fuerza Cuba, que resistiremos, avanzaremos y, como siempre, venceremos, concluyó el mandatario.

 

(Tomado de Granma y Cubadebate)

2 comentarios en Díaz-Canel: Fuerza Cuba, que resistiremos, avanzaremos y, como siempre, venceremos (+Video)

  1. Los trabajadores de la Empresa Procesadora de Café con sus cuadros al frente, apoyamos las palabras y el llamado hecho por nuestro Presidente de la República de Cuba y estamos en la primera línea de combate para enfrentar al amigo, conscientes de que a nuestros revolucionarios no les temblará en ningún momento sus brazos, corazón y mente para defender las conquistas y principios de nuestra Sagrada Revolución. ¡CUBA VIVA CUBA! ¡COMANDANTE EN JEFE, ORDENE!

  2. El llamado de nuestro Presidente fue correcto: …»Al combate corred bayameses, que la Patria os contempla orgullosa…» Las calles no se le podían ni pueden dejar a los mercenarios, a los vende patria, a los traidores, ni a los confundidos. Los revolucionarios tomaremos las calles cuantas veces sea necesario. Pedimos para los trasgresores de las leyes todo el peso de las mismas, contempladas en nuestra Constitución. ¡Abajo los mercenarios, apátridas y traidores! ¡Abajo el genocida bloqueo! ¡Viva el gobierno revolucionario, continuador de la obra de Martí y Fidel! ¡Viva el pueblo cubano!

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu