Somos muchos los dispuestos a dar la vida (+ Fotos y Video)

Somos muchos los dispuestos a dar la vida (+ Fotos y Video)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (16 puntos, 7 votos)
Cargando…

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la Re­pública, Miguel Díaz-Canel Ber­múdez, realizó una comparecen­cia especial este domingo, tras los disturbios y provocaciones ocurridas en varias localidades del país.

Foto: Estudios Revolución

Comenzó esclareciendo los antecedentes de la situación que estamos viviendo. “Hemos sido honestos, hemos sido diáfanos, claros y en todo instante le he­mos estado explicando a nuestro pueblo las complejidades de los momentos actuales”.

Señaló que hace más de un año y medio, cuando se inicia­ba el segundo semestre del 2019, se explicó que íbamos a una co­yuntura difícil, a partir del re­crudecimiento de las medidas del bloqueo, encabezado por la administración Trump, que in­cluía la persecución financiera y energética con el objetivo de asfixiar la economía del país y que esta provocara ese anhelado deseo que tienen de que ocurra un estallido social masivo en Cuba.

Asimismo argumentó que con toda la propaganda hecha, “in­tentan convocar a las llamadas intervenciones humanitarias que acaban en intervenciones milita­res e injerencias que aplastan los derechos e independencia de to­dos los pueblos”.

Dentro de las afectaciones recordó las 243 medidas duran­te la administración Trump y la decisión de incluir a Cuba en una lista de países patrocinadores del terrorismo. “Una lista espuria, ilegítima y unilateral que asume Estados Unidos como potencia que domina el mundo.

“Todo eso fue provocando una situación de desabastecimiento en el país, de alimento, medica­mentos y de materias primas e insumos para poder desarrollar nuestros productos que tributan a la exportación. Todo eso afectó la capacidad de divisas para ex­portar y la capacidad de los pro­cesos productivos para un grupo de bienes y servicios”.

A todo lo anterior explicó que “se ha sumado una feroz cam­paña de desacreditación como parte de la llamada guerra no convencional que trata, por una parte, de fracturar la unidad en­tre Partido, Gobierno, Estado y pueblo. Trata además de poner al gobierno como insuficiente e in­capaz de proporcionar bienestar al pueblo.

“Y les ha molestado mucho en estos 60 años el ejemplo de la Revolución Cubana. Y constante­mente han aplicado un bloqueo cruel y acciones restrictivas que no han tomado nunca con ningún otro país”, aseguró.

Acto seguido comentó que en medio de esas condiciones lle­gó la COVID-19, que no solo ha afectado a Cuba, sino a países ricos, que también no tuvieron toda la capacidad para enfren­tar los efectos de esa pandemia en sus inicios, pues en muchos de esos países del primer mundo co­lapsaron los sistemas de salud y las salas de terapia intensiva.

“En medio de estas restric­ciones, con la reserva que ha creado el país, con lo poco que hemos podido adquirir este año, hemos enfrentado estos re­tos y desafíos. Lo hemos hecho con valentía, coraje, sin claudi­car. Y sobre todo compartiendo lo poco que tenemos y lo hemos hecho con el mundo, porque ahí están las brigadas médicas Hen­ry Reeve que han ido a un grupo de lugares que fueron afectados severamente por la pandemia”, añadió.

Resaltó que se han ido con­trolando brotes y rebrotes con una capacidad tremenda de sa­crificios de nuestro personal de salud y científicos de casi todo el país involucrado en esto, en tan­to ponderó los cinco candidatos vacunales y el proceso de vacu­nación que se lleva a cabo.

“En los últimos meses han comenzado a circular cepas más agresivas que provocan más transmisión de la enfermedad y comienzan a aparecer un grupo de complicaciones. En primer lu­gar, los casos ocurren con una velocidad que superan las capa­cidades que hemos podido crear para atender en instituciones es­tatales”, reconoció antes de ex­plicar la apertura de capacidades en otros centros y los problemas reales que hemos tenido con la generación eléctrica, lo cual ha provocado apagones molestos a la población.

“Al tener más enfermos hay también más consumo de medi­camentos y también nuestra re­serva se va agotando. Las posi­bilidades de adquirirlos son muy difíciles, pero en medio de todo eso seguimos pensando en todos, trabajando para todos”, dijo.

“Entonces de manera muy cobarde, muy sutil, muy opor­tunista y perversa, a partir de situaciones más complicadas en Matanzas y Ciego de Ávila, estos que siempre han estado apoyan­do el bloqueo, comienzan a apa­recer con doctrinas de interven­ción humanitaria y corredores humanitarios para fortalecer el criterio de que el Gobierno cu­bano no es capaz de salir de esta situación. Como si ellos estuvie­ran tan interesados en resolver los problemas de salud de nues­tro pueblo.

“Si ellos estuvieran tan inte­resados y quieren que se resuel­van los problemas del pueblo, abran el bloqueo y vamos a ver como tocamos. ¿Por qué no lo ha­cen? ¿Por qué no tiene valor para abrir el bloqueo? ¿Qué funda­mento legal o moral sostiene que un gobierno extranjero le pueda aplicar esa política a un país pe­queño en medio de situaciones tan adversas? ¿Eso no es un cri­men de lesa humanidad? ¿Y los que se prestan a ellos a qué se es­tán prestando?

“Entonces enarbolan crite­rios de que nosotros somos una dictadura. ¿Una dictadura que se preocupa por darle a toda su población salud, que trata de dar bienestar para todos, que en me­dio de esta situación es capaz de tener políticas y programas pú­blicos en función de todos?, que está aspirando a vacunar a todos con una vacuna cubana, porque sabíamos que nadie nos iba a vender vacuna porque no tene­mos dinero para ir al mercado internacional a comprar vacuna. Qué dictadura más extraña”.

En otro momento de su inter­vención sentenció: “La vida, la his­toria y los hechos demuestran qué está detrás de todo esto: asfixiar y acabar con la Revolución. Para eso están tratando de desalentar a nuestro pueblo, confundir a nues­tro pueblo. Y cuando la gente está en situaciones severas como esta ocurren hechos como los que vi­mos hoy en San Antonio de los Ba­ños”, adonde el Presidente acudió este domingo.

Explicó que allí un grupo de personas se agrupó en uno de los parques más céntricos de la ciudad para protestar, reclamar, entre las que se encontraban personas de pueblo que tienen necesidades y viven parte de estas carencias y dificultades; así como personas revolucionarias que pueden estar confundidas y no tener todos los argumentos a partir de manifestar ciertas insatisfacciones.

“Pero esto estaba encabezado por un grupo de manipuladores que sí se están prestando a los de­signios de esa campaña que salen en redes sociales, las famosas SOS Matanzas, SOS Cuba, el llamado al cacerolazo en varias ciudades de Cuba para que hubiera mani­festaciones de este tipo y hubiera disturbios sociales. Eso es muy criminal y cruel en medio de este momento en que tenemos que lo­grar que la gente esté en sus casas, protegiéndose”.

Díaz-Canel comentó que esa masa de revolucionarios se enfren­tó a los contrarrevolucionarios. “Y después marchamos por el pueblo y recorrimos el pueblo para demos­trar que en Cuba ¡las calles son de los revolucionarios!”, enfatizó.

“El Gobierno de Cuba, el Esta­do, encabezado por el Partido, tie­ne toda la voluntad política para discutir, para argumentar, para reconocer los problemas que tene­mos, pero para participar también con nuestro pueblo, al cual le da­mos espacio, para la solución de nuestros problemas, pero recono­ciendo cuál es la verdadera causa de nuestros problemas, sin dejar­nos confundir.

“Nosotros no vamos a entregar la soberanía, ni la independencia ni la libertad de esta nación. Rati­fico que somos muchos revolucio­narios en este país, que estamos dispuestos a dar la vida y no por consignas sino por convicción. Tie­nen que pasar por encima de nues­tros cadáveres si quieren enfrentar a la Revolución.

“Separamos a los revolucio­narios que puedan estar confun­didos, a los habitantes de Cuba que puedan tener determinadas preocupaciones, pero no vamos a admitir que ningún contrarrevo­lucionario, mercenario, vendido al imperio, y recibiendo dinero de las agencias de inteligencia, dejándo­se llevar por todas esas estrategias de subversión ideológica, vayan a provocar una desestabilización en nuestro país.

“Estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a to­dos los comunistas, a que salgan a las calles en cualquiera de los luga­res donde se vayan a producir estas provocaciones, hoy, desde ahora y en todos estos días, y enfrentar­las con decisión, con firmeza, con valentía”, concluyó.

Un comentario en Somos muchos los dispuestos a dar la vida (+ Fotos y Video)

  1. Los trabajadores de la Empresa Procesadora de Café con sus cuadros al frente, apoyamos las palabras y el llamado hecho por nuestro Presidente de la República de Cuba y estamos en la primera línea de combate para enfrentar al amigo, conscientes de que a nuestros revolucionarios no les temblará en ningún momento sus brazos, corazón y mente para defender las conquistas y principios de nuestra Sagrada Revolución. ¡CUBA VIVA CUBA! ¡COMANDANTE EN JEFE, ORDENE!

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu