Nueva victoria de Cuba en la ONU (Especial)

Nueva victoria de Cuba en la ONU (Especial)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

De «¡Contundente victoria!» calificó Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, la votación efectuada este miércoles en la Asamblea General de Naciones Unidas acerca de la Resolución Necesidad de poner fin al bloqueo economico, comercial y financiero de EE. UU. contra Cuba.

«El discurso imperial cínico, mentiroso y calumnioso es tan inmoral, descarado y obsoleto como lo es el criminal bloqueo. El mundo está con Cuba. Se aisla EE.UU., no tiene derecho a sancionar. Nuestro agradecimiento a los pueblos y gobiernos que nos apoyan», añadió.

 

 

Por vigésimo novena ocasión desde 1992, los países del mundo demandaron de manera categórica en el principal órgano deliberativo de Naciones Unidas el levantamiento del bloqueo impuesto hace 62 años por Washington. En la votación se registraron tres abstenciones y solo votaron en contra del levantamiento del cerco Estados Unidos e Israel, quienes quedaron aislados ante el reclamo de la mayoría de la comunidad internacional.

 

 

Ciento ochenta y cuatro naciones condenaron con su voto el bloqueo de Estados Unidos a Cuba y demandaron su levantamiento. Solo el propio verdugo y su incondicional aliado, Israel, persistieron en enfrentar a la comunidad internacional. Se abstuvieron Brasil, Colombia y Ucrania. Estuvieron ausentes en la votación Moldavia, Somalia y Myanmar. La República Centroafricana tampoco votó pues tiene derechos restringidos porque no ha pagado su cuota de país miembro de Naciones Unidas. Descargue en PDF: Acta oficial de la votación (86 descargas)

 

Infografía: Margarita Carrazana

 

Canciller cubano: Exigimos que nos dejen vivir sin bloqueo

 

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció hoy ante la Asamblea General de la ONU el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra en Cuba en medio de la pandemia de Covid-19.

 

 

En el 2020, mi país como el resto del mundo, tuvo que enfrentar los desafíos extraordinarios de la crisis sanitaria, pero el Gobierno norteamericano asumió el virus como aliado en una despiadada guerra no convencional, recalcó.

Justo en ese complejo contexto, señaló, Washington recrudeció de manera deliberada y oportunista el bloqueo, que provocó a Cuba pérdidas por alrededor de cinco mil millones de dólares durante ese último año.

El expresidente Donald Trump aplicó 243 medidas coercitivas unilaterales para restringir el arribo de viajeros y perjudicar a terceros mercados turísticos, detalló el ministro de Relaciones Exteriores.

Además, adoptó medidas propias de tiempo de guerra para privar a la mayor de las Antillas del acceso a combustible.
También persiguió a los servicios de salud que Cuba presta a varios países de todo el mundo, incrementó el acoso a las transacciones financieras y se propuso amedrentar a inversionistas y entidades comerciales extranjeras, expuso el titular en ONU.

 

Algunas afectaciones al sector financiero

Desde 2005 hasta la fecha, más de 35 bancos extranjeros han cerrado sus operaciones con Cuba (24 durante la administración Trump).

Una docena fue sancionada con multas por violar las regulaciones de la OFAC al operar con países sancionados por EE. UU. entre los cuales se incluye a Cuba.

En la escalada de sanciones contra la Mayor de las Antillas iniciada en el 2017 destaca la cancelación de claves de mensajería Swift empleada por bancos extranjeros para intercambiar con sus homólogos cubanos.

La negativa a establecer este tipo de relación afectó a 106 bancos y tiene un impacto amplio pues la mensajería Swift es la principal red a través de la cual se desarrollan gran parte de las relaciones bancarias internacionales.

Solo en el 2020 se registraron afectaciones al sistema bancario cubano en 191 acciones asociadas a 99 bancos extranjeros.

 

Con sus medidas coercitivas unilaterales, Washington impidió el flujo de las remesas a las familias cubanas, asestó duros golpes al sector cuentapropista e impidió el vínculo entre los cubanos dentro y fuera de la isla, señaló Rodríguez.

Todas estas medidas se mantienen vigentes y en completa aplicación práctica y paradójicamente van conformado la conducta del actual Gobierno de Joe Biden, justo en los meses en que Cuba experimenta los embates más duros de la pandemia de Covid-19, alertó.

La plataforma de campaña del partido demócrata prometía a los electores revertir las acciones de Trump, en particular la eliminación de las restricciones de los viajes a Cuba, las remesas y cumplimiento de acuerdos migratorios, recordó el canciller.

Una amplia mayoría de los estadounidenses apoyó el levantamiento del bloqueo y los cubanos que viven en esa nación norteña desean relaciones normales y bienestar para su familia, solo unos pocas élites tienen ambiciones electorales diferentes, resaltó.

“El daño humano del bloqueo es incalculable, la vida de ninguna familia cubana escapa de los efectos de esta inhumana política”.

Que nos dejen en paz, que cese la persecución, es la demanda de Cuba, sostuvo el canciller cubano. Que se ponga fin a la manipulación, y a la discriminación, que cesen los obstáculos a la comunicación entre los cubanos que viven en Estados Unidos y la tierra que los vio nacer.

El bloqueo es una política anacrónica e ineficaz que ha terminado por desacreditar y aislar a los propios EE. UU. Es inaceptable manipular la lucha contra el terrorismo con fines políticos y electorales. Nueve días antes de la toma de posesión del actual presidente, el gobierno de Donald Trump incluyó a Cuba en una lista arbitraria que tiene efectos importantes en el sistema financiero mundial.

Nadie puede sostener con honestidad que Cuba tiene vínculos con el terrorismo internacional. No obstante, el Departamento de Estado volvió a calificar a Cuba como un país que no coopera lo suficiente con los esfuerzos antiterroristas de EE. UU.

En otro momento de su intervención el canciller enfatizó que el golpe artero a las finanzas de su país en medio de la pandemia de Covid-19 provoca la escasez de medicamentos de uso hospitalario, que representan la diferencia entre la vida y la muerte, y de otros imprescindibles para mantener la salud de la población.

De igual forma, señaló que privó a la industria nacional de insumos necesarios para la producción de alimentos, lo cual deriva en desabastecimientos que generan ansiedad y sufrimiento en la ciudadanía.

Precisó que las importaciones de alimentos desde Estados Unidos se realizan bajo estrictas licencias y condiciones discriminatorias, además de que sus discretos montos son incomparables con los efectos del cerco norteamericano.

Insistió en que tales acciones no son fortuitas, sino que responden a una estrategia de dañar el nivel de vida de los cubanos, crear desesperación ante el desabastecimiento, las largas colas en medio de la pandemia y el aumento de precios para deliberadamente castigar al pueblo

El jefe de la diplomacia cubana detalló que el cerco estadounidense ha tenido un impacto mayor en este periodo, pues la nación caribeña incurrió en gastos en el orden de los 300 millones de dólares y más de dos mil millones de pesos (83 millones de dólares) para enfrentar esa emergencia.

Destacó que en medio de ello, los cubanos estuvieron protegidos por un sistema de salud sólido, universal y gratuito, que se activó junto al sector del conocimiento científico y su industria biofarmacéutica en función de protocolos eficaces de tratamiento y manejo de la enfermedad.

En este sentido señaló la creación de capacidades de hospitalización, la garantía de los servicios de cuidados intensivos, el acceso gratuito a pruebas de diagnóstico y la apertura de laboratorios de biología molecular en todo el país; así como el diseño de ventiladores pulmonares, cuando el bloqueo impidió la llegada de estos equipos.

Como resultado, Cuba mantiene una mortalidad comparativamente más baja que otras naciones, particularmente entre el personal sanitario, los infantes y las embarazadas, significó.

Rodríguez exaltó que, pese al bloqueo, la isla caribeña desarrolló cinco candidatos vacunales contra la Covid-19, y hasta el momento inoculó a más de dos millones 300 mil cubanos con al menos una dosis.

De igual forma, resaltó el propósito de vacunar al 70 por ciento de la población este verano, y al total en este año, aun cuando se obstaculiza de forma severa el escalado industrial de la producción de vacunas.

El canciller añadió que, en medio de una fuerte campaña calumniosa contra la cooperación médica cubana, 57 brigadas médicas del contingente internacional Henry Reeve contribuyeron al enfrentamiento de la pandemia en 40 países y territorios.

El bloqueo es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos del pueblo de Cuba, remarcó, y constituye un acto de genocidio, a tenor con la Convención de Ginebra.

Más adelante Rodríguez Parrilla agradeció las muestras de solidaridad internacional con su país y las acciones organizadas en diferentes latitudes para pedir del fin del bloqueo de Estados Unidos.

Según destacó, alienta contar con el respaldo de miles de personas que, en todo el mundo, se han congregado en estos días para reclamar a Washington que ponga fin al cerco.

El titular expresó su agradecimiento por esas «ayudas solidarias de nuestros compatriotas y de los amigos de Cuba en diversas latitudes que tanto apreciamos, incluidas las que, con mucho esfuerzo ante la oposición de su Gobierno, han podido llegar desde este país». Entre esas personas están numerosos cubanos, «que enaltecen la bandera de la estrella solitaria incluso aquí».

Por decisión soberana y para el bien de la Nación, Cuba lleva años de esfuerzo sostenido en la actualización de su modelo de Estado socialista, de derecho y justicia social, señaló. En ese empeño cuenta con el respaldo de una muy amplia mayoría de los ciudadanos que así lo expresaron en referendo libre, directo y universal, expuso. Se trata de una tarea audaz y altamente compleja en cualquier circunstancia, que se hace mucho más difícil frente a la persistente hostilidad del imperialismo estadounidense que, en ningún caso, va a detener ni a doblegar la voluntad de las actuales y futuras generaciones de cubanos, recalcó el titular.

Como el virus, expresó el ministro de Relaciones exteriores, el bloqueo asfixia y mata, y debe cesar.

 

Los por qué de un voto

Como es habitual en este tipo de debates y votaciones en la Asamblea General, algunos de los países tuvieron la oportunidad de ofrecer los por qués de sus votos.

Entre los que hicieron uso de esa prerrogativa estuvieron Siria, Irán, la República Popular Democrática de Corea, Angola y Surinam.

 

El representante de Siria comentó que su delegación se enorgullecía de haber votado, de forma continuada, a favor de esta resolución. El diplomático subrayó que las cifras hablan por sí solas y son una muestra de cuánto afecta la política estadounidense al pueblo cubano: “No podemos permitir que esto siga así”, concluyó.

 

Por su parte, la representante de Irán aseguró que las medidas unilaterales son un obstáculo para un mundo justo. “Sobre todo somos conscientes de la repercusión en la salud del pueblo cubano”, destacó. “La comunidad internacional debe trabajar para enfrentar estas medidas unilaterales contra los países”, advirtió.

 

El representante de la República Popular Democrática de Corea dijo que el gobierno de los EE. UU. ignora el apoyo internacional de los países que en las Naciones Unidas han votado en contra del bloqueo. El bloqueo recrudecido -destacó- afecta en estos tiempos de pandemia la vida y la salud de los cubanos, ponerle fin es una exigencia de la comunidad internacional. “Mi delegación insta a EE. UU. a retirar de manera inmediata el bloqueo contra Cuba y reitera su apoyo al gobierno y al pueblo de Cuba en este justo empeño”, concluyó.

 

Por su parte, el representante de Angola señaló que es lamentable e injusto el bloqueo contra Cuba, impuesto desde hace seis décadas. Destacó que año tras año es abrumador el apoyo de la comunidad internacional a esta resolución presentada por la Isla desde 1992. “El bloqueo no solamente afecta al pueblo cubano, sino también a aquellos que deciden mantener relaciones con Cuba”.

Afirmó que esta política constituye una violación del pleno disfrute de los derechos humanos del pueblo cubano.

 

Al intervenir en la asamblea, la representante de Suriname reafirmó que se suma a la comunidad internacional para poner fin a esta política obsoleta. “Mi delegación no acepta de ningún modo el bloqueo contra Cuba y su pueblo”, aseguró.

“La imposición de más medidas en medio de la pandemia -afirmó- socava aún más los esfuerzos de Cuba por lograr el bienestar socio-económico”.

La diplomática destacó que Cuba ha sido solidaria con la comunidad internacional, enviando médicos a varios países del mundo y resaltó los logros alcanzados en el desarrollo de sus propias vacunas contra la COVID-19.

 

Voces contra el bloqueo

El bloqueo impuesto por los Estados Unidos a Cuba desde 1961 constituye un serio obstáculo a las aspiraciones del pueblo cubano al desarrollo económico y social, y ocasiona daños y sufrimiento a la nación. Esa es la gran verdad en la que han coincidido los oradores de esta mañana en Naciones Unidas.

 

El Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), por ejemplo, ha abogado sistemáticamente por el fin incondicional del embargo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba.

El delegado de Azerbaiyán, y muchos otros, rememoraron el documento adoptado en Argelia durante la 17ª Conferencia Ministerial de los Estados miembros, en mayo de 2014, que contenía la condena al bloqueo como postura de principios, actitud que fue ratificada en la Conferencia de ministros de Relaciones Exteriores del Movimiento, celebrada en julio de 2019 en Venezuela, y por la 18ª Cumbre de Países No Alineados, celebrada en Bakú en octubre de 2019

El Grupo de los 77, mecanismo de concertación de los países en desarrollo para articular sus posiciones en las negociaciones económicas y sociales, también mantuvo firme su postura condenatoria.  Retomó la Declaración Ministerial de la 43ª reunión anual de Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados miembros del Grupo de los 77, que tuvo lugar en Nueva York el 27 de septiembre de 2019 que en el párrafo 230 reafirma “el llamado al Gobierno de los Estados Unidos a poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba y se expresó preocupación por la ampliación de la naturaleza extraterritorial del embargo, incluida la plena aplicación del título III de la Ley Helms-Burton”.

 

 

El representante de Venezuela reconoció el espíritu solidario de Cuba y saludó el reciente logro científico de los científicos de la nación caribeña quienes formularon dos vacunas (Soberana y Abdala) de altos porcientos de eficacia contra la Covid-19, calificadas como “importante victoria por la libertad y la salud”. “La humanidad necesita más vacunas y no más bloqueos”, dijo. Calificó el bloqueo de EE. UU. a Cuba como de “negación al derecho a la soberanía nacional”, un “ataque al sistema de relaciones internacionales”.

La violencia económica se ha convertido en arma preferida de EE. UU. para expandir su guerra perpetua contra la humanidad, es una práctica que se convierte en un peligro creciente para la comunidad internacional y es por eso que cuando defendemos a Cuba estamos defendiendo la seguridad y la paz mundial, aseveró.

Hoy en Venezuela se lucha contra una coalición de potencias que pretenden regresarnos a la condición de colonia, y es la misma que libra Cuba hoy. Por eso votaremos a favor de la resolución y lo estaremos haciendo también por la independencia de las naciones.

La representante de San Vicente y las Granadinas recordó la decisión audaz del expresidente estadounidense Barack Obama cuando en el 2014 decidió normalizar las relaciones con Cuba, política que esperan sea retomada por el actual mandatario Joe Biden. Recordó que su país, como otros, se ha beneficiado de la ayuda solidaria de cubana y confía que la aprobación de esta Resolución sea un clarín para que EE. UU. retome el derrotero de la seguridad y la paz.

En tanto, la representación de Singapur, a nombre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), pidió el levantamiento de esa medida norteamericana lo antes posible.

La Asean reafirmó su apoyo al proyecto de resolución que se presentará hoy y pide el fin del bloqueo, texto similar al aprobado sistemáticamente por una abrumadora mayoría de los Estados miembros de ONU.

 

Vietnam también ratificó su amistad con nuestro país y el rechazo incondicional al bloqueo y en nombre de los países del Asia Pacifico instó a terminar el bloqueo en pro de la paz y el desarrollo regional. «Reiteramos el rotundo apoyo a nuestros hermanos de Cuba y el respeto a la carta de la ONU», dijo el representante de esta nación.

 

El representante de Argelia expresó que el apoyo de la gran mayoría de los países a esta resolución es un mensaje poderosísimo para que se levante de una vez el bloqueo contra Cuba.

Vasili Nebenzia, representante de Rusia ante Naciones Unidas, pidió a todos los Estados miembros de Naciones Unidas que se solidaricen con el pueblo cubano en el reclamo de acceder a condiciones igualitarias para el desarrollo socioeconómico. Adelantó que su país votaría a favor del proyecto de resolución «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba” sin que se impongan condiciones previas e instó a los Estados a hacerlo también.

“Cualquier medida discriminatoria o de injerencia en la soberanía nacional y de intromisión en los asuntos internos de los Estados son inaceptables”, advirtió el embajador ruso.

Apuntó que su país no ve ningún cambio visible en la política de exterior de Estados Unidos con respecto a Cuba bajo el gobierno del presidente, Josep Biden. «Esperamos que eso cambie y reine la razón”, señaló.

 

 

China expresó que el bloqueo de EE.UU. contra Cuba es un tipo de medida coercitiva unilateral que agrede a todos los países y viola las leyes del derecho comercial. Esta política atenta contra el cumplimiento de la Agenda 2030 por parte de Cuba.

Es una necesidad poner fin al bloqueo y llamó a los países a que rechacen toda medida de carácter extraterritorial que atente contra la soberanía de las naciones, concluyó.

 


La Comunidad del Caribe (Caricom) abogó hoy ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por el cese del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Estado Unidos a Cuba.

“Como en el pasado, reiteramos nuestra oposición y rechazo sin ambages a la imposición de medidas coercitivas unilaterales, y seguiremos llamando a que se ponga término de manera inmediata e incondicional al bloqueo impuesto a Cuba por el gobierno de los Estado Unidos», enfatizó a nombre de ese bloque regional el representante permanente de Haití ante la ONU, Antonio Rodrigue.

Expresó además la preocupación constante por el impacto negativo de esa política en el desarrollo económico de la nación caribeña y el bienestar general del pueblo cubano.

Recordó que ese paquete de medidas impuestas por Washington a La Habana hace más de 60 años es objeto de rechazo por la mayoría de la comunidad internacional y la opinión pública, por lo que demandó el levantamiento de las mismas en respuesta a una legítima preocupación de los países integrados a Caricom.

Señaló también que la imposición de esas medidas coercitivas constituye una violación flagrante de los principios y propósitos de la carta de la ONU y el derecho internacional que defienden la soberanía de los Estados, la no intervención en sus asuntos internos, y el derecho de los pueblos a la autodeterminación.

Rodrigue destacó los lazos de cooperación entre Cuba y los países miembros de Caricom, intensificados como resultados de años de colaboración socioeconómica activa en esferas como el comercio, los servicios de salud y la formación de capital humano.

En ese sentido anotó que el carácter extraterritorial del bloqueo afecta el derecho de las naciones del Caribe al desarrollo de las relaciones con Cuba, país, acotó, “con el que compartimos historia y cultura, y con el que mantenemos una relación ejemplar de amistad y colaboración”.

El diplomático resaltó la ayuda de Cuba a la Comunidad del Caribe en el contexto de la pandemia de la Covid-19 con el envío de profesionales de la salud para apoyar a los especialistas locales.

Rodrigue señaló que esa enfermedad provoca pérdidas y daños importantes a las poblaciones y economía de los países del Caribe, de ahí el reconocimiento a la asistencia médica prestada por Cuba de las limitaciones impuestas por el bloqueo.

“Cuba desplegó brigadas médicas en los estado miembros de Caricom para fortalecer sus respectivos equipos de atención sanitaria en la batalla contra la pandemia”, subrayó.

El diplomático puso como ejemplo el caso de Haití, su país, donde más de 340 especialistas cubanos de la salud ayudan a combatir a la Covid-19.

Manifestó a nombre de sus compatriotas y el gobierno haitiano el agradecimiento por ese gesto fraternal y la cooperación solidaria, que en momentos tan difíciles son más necesarios que nunca, opinó.

 

El representante de Nicaragua se une a los pueblos del mundo para reiterar su rechazo al criminal, ilegal e inmoral injusto bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba.

“El pueblo cubano es extraordinario y ha librado una batalla titánica resistiendo invasiones, acciones terroristas, sanciones económicas, el bloqueo y todas las patrañas del imperialismo”, manifestó.

Los lamentables estragos económicos y financieros del bloqueo continúan, a pesar de que cada año desde 1992 el universo de países de la Asamblea General han llamado para la eliminación de esta medida.

Nicaragua -dijo- observa con preocupación las sanciones del bloqueo en tiempos de pandemia contra Cuba y son un crimen de lesa humanidad. “El bloqueo violenta los derechos del pueblo cubano”.

Denunciamos el paquete de medidas en contra de las empresas, buques y navieras que transporten combustibles hacia la Mayor de las Antillas.

El bloqueo ha privado al pueblo cubano de ventiladores pulmonares mecánicos, mascarillas, kits de diagnósticos, reactivos y otros insumos para el manejo de la enfermedad.

Durante su intervención, el representante de Estados Unidos informó que su país se opone a esta resolución, en tanto “las sanciones son una manera legítima de lograr la seguridad nacional y una serie de herramientas para promover la democracia y el respeto a los derechos humanos y ayudar al pueblo cubano a ejercer las libertades fundamentales”.

“Reconocemos -dijo- los desafíos que enfrenta el pueblo cubano”, mientras defendió cínicamente el bloqueo alegando que es una política que “favorece y empodera al pueblo cubano”.

 

 

En nombre de la Unión Europea intervino el representante de Portugal, quien señaló que el bloqueo impuesto contra Cuba tiene un efecto desastroso en la economía de la Isla y afecta el nivel de vida del pueblo cubano.

“La Unión Europea señala que poner fin al bloqueo puede facilitar la apertura de la economía cubana”, destacó. La política de EE. UU. contra la Isla también ha limitado la capacidad del país de importar dispositivos médicos y suministros necesarios en la lucha contra la COVID-19.

El representante de Egipto reiteró la postura firme de su país en apoyo del pueblo y gobierno cubano. “Las medidas unilaterales impuestas con este bloqueo tienen una consecuencia directa y negativa sobre sectores vitales y graves repercusiones para el bienestar de los cubanos”.

Señaló además las consecuencias del bloqueo para el sector de la salud en este año de pandemia y reafirmó que la comunidad internacional nunca dejará de pedir el fin del bloqueo “para hacer posible que los cubanos se sumen a los esfuerzos internacionales por alcanzar los ODS”.

 

Namibia condenó el bloqueo contra Cuba y reafirmó su apoyo a la resolución presentada en esta jornada en las Naciones Unidas.

“El bloqueo obstruye la implementación del plan nacional de desarrollo socioeconómico de Cuba”, destacó el representante del país africano, quien enfatizó en el recrudecimiento de esta política en medio de la pandemia.

El diplomático señaló que “el bloqueo afecta el desarrollo normal de las relaciones internacionales y daña con gravedad los intereses legítimos de muchos Estados, instituciones y personas en el mundo”.

Asimismo, el representante namibio condenó la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

“Cuba no ha escatimado esfuerzos para contribuir al bienestar de millones de personas en todo el mundo”, aseveró y agregó que el fin del bloqueo es una justa oportunidad para los cubanos.

La delegación de Filipinas dijo que el bloqueo es una política injusta e injustificada, y denunció su carácter extraterritorial, así como la inclusión de Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo. EE.UU. debe poner fin a este bloqueo injusto, exigió el diplomático.

 

Antigua y Barbudas recordó que han transcurrido decenios desde que los Estados Unidos impusiera el bloqueo a Cuba. Hemos hecho un reclamo de larga data -indicó- para que se elimine el bloqueo, porque ha causado  daños al pueblo de Cuba y es una preocupación para las familias.

El representante de Antigua y Barbuda destacó que durante la pandemia el pueblo no ha dejado de ser solidario con otros países y ha enviado médicos y enfermeros para ayudar a enfrentar la COVID-19. “El pueblo cubano puede seguir contribuyendo en la lucha internacional no solo con sus profesionales de la salud, sino también al desarrollar su propia vacuna”.

“Pedimos que se ponga fin al bloqueo. Llegó el momento de pasar la página a favor de la paz y el entendimiento”, sentenció.

 

La imposición de medidas unilaterales por el gobierno de Estados Unidos ha causado un daño inmensurable a Cuba y su pueblo, afirmó al comenzar su intervención la representante de Sudáfrica.

La diplomática dijo que su país continuará rindiendo homenaje a los cubanos que entregaron la vida para una Sudáfrica libre y democrática.

“El bloqueo -aseguró- sigue cercenando el potencial de Cuba con un gran precio”.

Sudáfrica destacó la resiliencia del pueblo cubano y advirtió que “llegó la época de entablar un diálogo constructivo y de no continuar con el aislamiento”.

 

(Con información de PL y Cubadebate)

 


Otra jornada histórica contra el Bloqueo

Desde 1992 los períodos de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas incluyen en su Debate General un tema que evalúa la resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba, el cual resulta, desde entonces, apabullantemente aprobado.

La ocasión es propicia para que Cuba actualice al mundo acerca de los últimos perjuicios ocasionados por la injusta política yanqui, y de paso, constata la solidaridad del mundo con la pequeña nación subdesarrollada de vocación solidaria que acaba de aportar al mundo dos exitosas y eficaces vacunas contra la Covid-19.

Este es un año atípico. Lo habitual en Onu era que los Estados Miembros se reunieran en septiembre en el Salón de la Asamblea General, en Nueva York, para celebrar el período de sesiones anual y el trascendente Debate General. La 75º sesión ha sido diferente debido a la crisis sanitaria mundial, contexto en el que se pospusieron algunos temas y se favoreció la participación virtual en encuentros y reuniones.

No obstante, tomando en cuenta la relativa mejoría de la situación epidemiológica mundial gracias al impacto favorable de la vacunación contra el virus del SARS CoV-2, se decidió la discusión presencial de algunos temas, entre ellos el número 42, vinculado a la resolución de condena al bloqueo estadounidense, aunque no con el aforo lleno de ocasiones anteriores.

Hasta Nueva York viajó el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla para, junto a la representación diplomática cubana en Onu, defender la postura de la Mayor de las Antillas y denunciar que a pesar de ir contra los anhelos de la comunidad internacional, el expresidente Donald Trump reforzó el bloqueo con más de 200 sanciones, ninguna de las cuales ha sido derogada por el actual mandatario Joe Biden.

La jornada de este 23 de junio estará encabezada por el presidente de la Asamblea, el diplomático turco Volkan Bozkir, quien someterá a discusión el informe elaborado por el secretario general de la Onu, Antonio Guterrez con las respuestas recibidas de más de 160 gobiernos y representantes de agrupaciones regionales, así como de una treintena de órganos y organismos de Naciones Unidos, más otros organismos invitados.

En todos los casos se condena el bloqueo por violatorio del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas. También se denuncia la crueldad de mantenerlo y reforzarlo en las difíciles circunstancias de la pandemia de la Covid-19.

 

Desde las redes, el mundo dice no

En redes sociales, cubanos y cubanas y amigos de todo el mundo siguen muy de cerca la votación que tendrá lugar en la AGNU contra el bloqueo a Cuba y en redes sociales se han sumado a compartir sus criterios y ratificar su apoyo a la Mayor de las Antillas con la etiqueta #ElMundoDiceNo

 

 

Abuso por denunciar, verdades que decir

“Este #23deJunio volverá a ser un día histórico. La verdad de #Cuba, en voz de nuestro canciller @BrunoRguezP, se levantará ante la Asamblea General de Naciones Unidas @ONU_es para exigir que se ponga fin al #Bloqueo de EEUU. La justicia está de nuestro lado y el mundo lo sabe“, ha dicho el twitter el primer secretario del Partido y presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Poco después agregó que “Hoy #Cuba vuelve al podio de la Asamblea General, @ONU_es.

 

Hay mucho abuso que denunciar y verdades que decir. No pedimos. Exigimos: #EliminaElBloqueo.”, a lo que varios seguidores respondieron frases como “¡#EEUU volverá a quedar aislado por su política retrógrada y criminal. #CubaNoEstáSola; y “junto a usted los cubanos dignos, los que luchamos y lucharemos por la justicia social, los que siempre defenderemos nuestra Patria, nuestra #Cuba, exigimos: #NomásBloqueo”

 

El bloqueo afecta la seguridad alimentaria

Este miércoles el canciller cubano informó que la Junta Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (@WFP) aprobó el Plan Estratégico para Cuba correspondiente al período 2021-2024, el cual “reconoce al bloqueo de EE. UU. como principal obstáculo para garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición en el país”.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) trabaja en Cuba desde 1963 para respaldar al Gobierno en la promoción de la seguridad alimentaria y la nutrición.

En 2015, el organismo de Naciones Unidas puso en marcha su primer programa cuatrienal para Cuba y en enero de 2020 comenzó a ejecutar actividades para preparar el nuevo plan estratégico que acaba de ser pactado.

El PMA desarrolla programas en cinco provincias del oriente cubano (Granma, Guantánamo, Holguín, Las Tunas y Santiago de Cuba), por ser más propensas a la sequía, lluvias torrenciales, y ocasionales movimientos sísmicos. También trabaja en Pinar del Río y Matanzas, territorios que han visto afectada gravemente la seguridad alimentaria debido a perjuicios ocasionados por ciclones tropicales.

El programa de trabajo actual del PMA en Cuba se centra en la creación y el aumento de la capacidad mediante transferencias destinadas específicamente a atender las necesidades en materia de alimentos y nutrición y a fortalecer las redes de protección social de Cuba relacionadas con la alimentación en general.

En la respuesta al secretario general de Naciones Unidas Antonio Guterrez a propósito de la resolución contra el bloqueo a Cuba, las autoridades del PMA reconocieron que prestan “apoyo a las autoridades nacionales y locales en la transición hacia sistemas de protección social más sostenibles y específicos”.

Afirmaron que la política de EE.UU. tiene efectos negativos en la economía cubana y en las condiciones operacionales del PMA: “El elevado costo de importar equipos o insumos para la agricultura es un factor que limita la productividad agrícola en Cuba y repercute en la capacidad del país de satisfacer todas las necesidades alimenticias. Esto representa una importante carga presupuestaria para el país, pone en peligro a los que más dependen de las redes de protección social y entraña un importante reto para la seguridad alimentaria en Cuba”.

Además, la capacidad del PMA para obtener servicios y productos de empresas radicadas en los Estados Unidos o de empresas que tramitan los pagos a través de filiales estadounidenses también se ve afectada por el bloqueo, lo que incide directamente en los proyectos y en el funcionamiento continuo de la oficina en Cuba.

 

 

 

Califican bloqueo a Cuba como una vergüenza para Estados Unidos

El bloqueo económico a Cuba es una vergüenza para Estados Unidos, dijo hoy Carlos Fonseca Terán, secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista de Liberación Nacional, en Nicaragua.

Es una vergüenza porque es un fracaso, algo que algún momento el propio país del Norte ha debido reconocer, hasta llegar a la situación surrealista de abstenerse durante una votación (2016) en Naciones Unidas, valoró Fonseca Terán en declaraciones a Prensa Latina.

Lo otro es el gran rechazo del mundo a esa política, lo cual pone en evidencia que la democracia solo es una falacia, una excusa de la derecha y las oligarquías para agredir a los pueblos, porque no respetan la opinión internacional (expresada en las abrumadoras votaciones a favor de la resolución cubana contra el bloqueo a lo largo de casi 30 años), añadió.

Cuando Estados Unidos y sus serviles condenan a un gobierno progresista, de izquierda, popular, asumen que es la voz de la comunidad internacional, tal como sucedió con el reconocimiento (por unos 50 estados) del autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, comparó el dirigente sandinista.

La comunidad internacional si en algún momento se ha expresado auténticamente ha sido en el repudio al bloqueo a Cuba en el seno de Naciones Unidas, y Estados Unidos no logró frenar esos resultados a pesar de ejercer presiones brutales contra algunos países, argumentó

Es una situación que perjudica a la imagen internacional de Estados Unidos, lo desprestigia a nivel mundial, como muestra de una política obsoleta y totalmente desfasada, recalcó.

Fonseca Terán considero que la lucha contra el bloqueo a Cuba es una de las causas más nobles y justas existentes en el mundo, y entre ellas de las que cuentan con mayor respaldo.

Con respecto a Cuba, Estados Unidos ha perdido hasta el sentido común, actúa de una forma verdaderamente irracional que ni a ellos mismos les conviene, es una política estúpida, pero además sobre todo criminal, e ilegítima y repudiable desde todo punto de vista, expuso en responsable de las relaciones internacionales del Frente Sandinista.

En el contexto de la pandemia, señaló, el asunto del bloqueo se ha puesto más en evidencia, cuando a pesar del recrudecimiento de esa política hostil la isla caribeña es capaz de emprender en proceso de investigación-producción de sus propios candidatos vacunales, pero la hostil medida le dificulta el acceso a las jeringas para poder aplicarlas.

Recordó que en plena pandemia, manejada por Cuba de manera ejemplar, el gobierno estadounidense no fue capaz de ‘hacer un alto al fuego’, y en su lugar recrudeció sus agresiones económicas contra la isla. (PL)

 

 

Un comentario en Nueva victoria de Cuba en la ONU (Especial)

  1. Gracias a todos los gobiernos que de forma honesta votaron por el fin de esta genocida política unilateral del imperio que se propone rendir por hambre a un pueblo que no se rinde ni se vende. Muchas Gracias. Da gusto escuchar a nuestro Canciller Bruno Rodríguez Parrilla, cuando de forma mesurada, actualizada y enfática va narrando el daño multimillonario que en más de 60 años le ha causado al noble, esforzado, solidario y valiente pueblo cubano al que pertenezco. Hace falta que esta nueva victoria de la solidaridad y honestidad surta el efecto que corresponde a una Resolución de las Naciones Unidas en el menor tiempo posible. ¡Victoria, y con los mambises montados encima!

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu