Un proceso que reclama transparencia

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 puntos, 7 votos)
Cargando…

Un buen número de opiniones de nuestros internautas se referían a la necesidad de que se dieran a conocer las nuevas normas jurídicas vinculadas al pago de las utilidades y que en sus centros estaban esperando por ellas para proceder. Finalmente estas fueron aprobadas y publicadas en la Gaceta Oficial.

Nelsa Pérez Comptis plantea que en su empresa Fábrica de Cigarros de Holguín Lázaro Peña, “no nos hemos puesto de acuerdo con el pago de las utilidades porque no quieren distribuirla según el trabajador que más aporte desde su puesto de trabajo, sino en base al salario que devengue cada cual y no es justo, porque nosotros estamos vinculados directamente a la producción y aportamos más que el personal indirecto”. Agrega que “siempre vamos a estar por debajo porque devengamos un salario menor, todavía allá no tienen bien claro cómo aplicarlo o no quieren darse cuenta por lo que necesitamos que emitan una resolución en base al pago de las utilidades, y se envíe a cada empresa que lo pague, si no el que va a salir perdiendo es el que en realidad aporta más a la economía del país”.

Carmen Luisa Remón Areviche plantea que en la entidad donde labora solo se ha tenido en cuenta para la distribución de las utilidades la evaluación, el llamado CPL, sin contar los días realmente trabajados; de esa forma, subraya, se iguala a todos, ya que por la evaluación que va desde 95 hasta 100 puntos todos perciben el mismo importe asignado al departamento y que se hace por apreciación de quien evalúa”, considera que “no es posible que quien haya tenido algún tipo de ausencia, ya sea justificada, reciba lo mismo que el trabajador que no ha faltado ni un día y hasta ha tenido que trabajar por alguna razón jornadas extras por el interés y la necesidad de la propia entidad”. Y concluye que no ve el estímulo por ninguna parte.

Trabajadores de la unidad empresarial de base (UEB) central azucarero José María Pérez, de Camajuaní, Villa Clara, están preocupados porque “durante toda la zafra hemos estado en los primeros lugares del país, reconocidos provincial y nacionalmente en la producción de azúcar y por cumplir por encima los parámetros planificados. Llegado el momento de cobrar y ante la pregunta de cuándo nos van a pagar las utilidades obtenidas la respuesta fue que no existen por tener muchos gastos”. Consideran que el deber de la dirección de la UEB es cuidar y velar por el control económico, y ellos no tienen la culpa si no lo hicieron. “Si se excedieron en gastos o los servicios que nos prestan otras UEB son muy caros, pedimos por favor que revisen y analicen la situación porque no debemos sufrir las consecuencias”, reclaman.

Un internauta que firma LAMP califica de injusto el requisito para repartir utilidades que la empresa no haya recibido la calificación de mal por auditoría, y pone como ejemplo que su hotel recibió una auditoría en el 2019 que tuvo esa calificación. Durante todo el 2020 a causa de la pandemia no se fue a hacer el recontrol y ahora “producto de nuestro esfuerzo y de trabajar todos estos meses arriesgándonos por el coronavirus, no hemos tenido eventos en el hotel y se lograron más de 3 millones de utilidades que no se quieren repartir entre los trabajadores. Creo que no es justo y lo que trae es desmotivación”, subraya.

Estas y otras muchas opiniones demuestran la necesidad de que los encargados de la distribución de las utilidades dominen las nueva normas, su contenido sea conocido por los trabajadores, y las organizaciones sindicales se preocupen porque el proceso de determinación del monto de las utilidades y de su distribución se caracterice por su transparencia, y se aclaren oportunamente las inquietudes que puedan surgir en el colectivo.

5 comentarios en Un proceso que reclama transparencia

  1. Clncidero q las utilidades en la Empresa de Tabaco Hnos zais de San Juan y Martinez P.Río la cual a ido a sufragar gastos y deudas acumuladas con el dinero de las gancias de los trabajadores quedando sin lugar los errores de las pérdidas ovacionadas x mala gestión de compra y mermas x ensima de lo permisible de lo cual los obreros no tienen responsabilidad y las utilidades han llegado para tapar posibles hechos de malversación o robo disfrazados de merma lo q significa millones d pesos y todo sigue igual mientras q el obrero paga lo q se a hecho mal.

  2. Transparencia. Es mas una quimera que un concepto en la actualidad. Nos hemos acostumbrado a vivir en un secretismo casi absoluto sobre las decisiones que afectan a los trabajdores en un simnúmero de empresas y entidades.
    Por otra parte, no se logra eliminizar, o tan solo minimizar, el verticalismo centralizado de las decisiones. Y los decisores no aportan sus razones, lo hacen a traves de una cadena de intermediarios, que en cada paso hace una interpretación personalizada, así cuando llegan a Liborio no tienen parecido al original.
    Hace mucho tiempo (y en su momento expresé mi opinión al respecto) que se tomaron un grupo de medidas que implemetaron los concepto de «directos e indirectos a la producción». En realidad, en una empresa TODOS son directos a la produccción, pues si no existe personal para llevar y controlar la economía, para dirigir los procesos productivos, garantizar la materia prima o simplemente mantener limpio y bonito el centro, el obrero que aprieta los tornillos sencillamente no podría hacerlo. Por eso no creo que unos u otros tengan más derecho a recibir una mayor remuneración en la distribución de las utilidades. Es lógico que quién mas estudió y mas preparado esté pueda ocupar un cargo con mayor salario que aquel que no la hecho. Pero la generación de las utilidades corresponde a efectivo desempeño de cada quién en su cargo y encargo, por lo que este reparto corresponde a todos en igualdad de condiciones. La distribución de las utilidades no debe asociarse al salario base, sino al desempeño de cada cual en sus funciones (el famoso CPL).
    Por supuesto, esta reflexión no la pude expresar en el contexto en que debía, porque en la Empresa en que laboro me dijeron «esto es así y ya». No se realizaron consultas a Liborio ni nadie. Solo lo elaborado en un salón climatizado. Y como en mi empresa (a tenor de los muchos comentarios que he leído en diferentes medios) ha sido en casi todas.

  3. Mientras al personal indirecto, administrativo, departamento de contabilidad y gerente de un complejo de Cimex se le pague como resultado de la distribución de utilidades dos y tres veces lo que un dependiente de una tienda en MLC de ese complejo, será disgusto lo que obtendrán no estímulo a la eficiencia y mejor servicio en los próximos trimestres.

  4. En la Empresa de Asegursmirnto y Servicios Integrales a la Ganaderia (EASIG), se ha producido una situación insolita en cuanto a la distribución de las utilidades.
    La situación es la siguiente: En el pasado mes de Enero arribó al país un buque que contenía pienso para distribuirlo a las Empresas del Grupo Empresarial Ganadero (GEGAN), a un precio bstante elevado y aqui es donde comienza el problema, pues se oriento a nuestrac empresa vender el pienso a un precio más bajo y que la diferencia seria subsidiada por el referido grupo.
    Se realizó la venta al precio que fijaron y que nos lo comunicó la dirección de la Empresa y resulta que al momento de distribuir las utilidades, se plantea que no fue subsiafo el pienso y que la diferencia alcanza niveles millonarios de pesos y hay que llevar esa cantidad al gasto originando un perdida astronómica y no solo eso, sino que se afirma que producto de esa perdida lo más seguro es que se alcancen utilidades en todo el año.
    Esta situación es lo injusto posible, pues nos preguntamos ¿cual es la responsabilidad de los trabajadores de que un directivo cometiera un error de tal magnitud yproducto de esa decisión afecte a los trabajadores de nuesta Empresa?.
    Es la injusticia más grnde que he visto en vida. Por ejemplo en nuestra UEB de Comercialización y Gestión Tenologica de Villa Clara, el nivel de utilidad despues de impuestos, en el periodo de Enero a Abril asciende a 813.7 MP, y con una correlación de Gasto de Salario por Peso de Venta se comportó en 0.09 pesos, lo que da la medida de los niveles de eficiencia alcanzados y ahora nos comunican (de lejos pues hasta ahora nadie de la Empresa o del Grupo se ha personado a explicar el tema), que sencillamente no se van a distribuir las utilidades.
    Lo que pedimos es que se analice este caso en profundidad y con los factores necesarios para que se resuelva esta situacion tal lamentanle. Todos los trabajadores estamos dispuestos a testigicar lo que sea mecesario.

  5. Las organizaciones sindicales se preocupen porque el proceso de determinación del monto de las utilidades y de su distribución

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu