La obra de infinito amor que comenzó en Argelia (Especial)

La obra de infinito amor que comenzó en Argelia (Especial)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 puntos, 2 votos)
Cargando…

“Médicos y no bombas” es lo que Cuba sería capaz de llevar, de ofrecer, de esparcir por el mundo. Así lo definiría el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, y así ha sido por 58 años en los que más de 400 mil profesionales de la salud cubana de las diversas especialidades han llegado hasta lugares inimaginables para salvar y dar vida, sin pedir nada a cambio, o quizás sí, una sonrisa, un abrazo amigo y el respeto sincero por la obra realizada.

 

 

Es difícil no encontrar hoy un hogar cubano en el que un padre, una madre, un tío o prima, un hermano o sobrina, un vecino o amiga no haya brindado sus servicios, sus conocimientos, su tiempo y haya arriesgado hasta su propia vida por enaltecer las de cientos de personas en otras partes del mundo, que mucho lo han necesitado. Por eso, este 23 de mayo, día que marca el inicio de la colaboración médica cubana en el exterior tras la salida de los primeros 29 médicos, cuatro estomatólogos, 14 enfermeros y siete técnicos de la salud hacia la República Argelina Democrática y Popular en 1963, dialogamos con el Doctor Reynaldo Menéndez, jefe de la Brigada Médica cubana que actualmente labora en esa hermana nación.

 

Infografía: Margarita Carrazana

 

 

Un recuento necesario

Foto: Cortesía del entrevistado

Para el doctor Menéndez, entre Argelia y Cuba, a pesar de la gran distancia geográfica y que pertenecen a continentes diferentes, con ancestros y orígenes distintos, hay mucho de coincidencia histórica relacionada con las luchas de sus pueblos, pues ese país – como el nuestro – sufrió a lo largo de toda la historia, invasiones, colonizaciones, agresiones, que hicieron crecer en su pueblo un pensamiento libertario, de guerreros.

“Las relaciones datan de antes de la independencia, al igual que la solidaridad argelina con la guerra que desarrollaban los rebeldes en la Sierra Maestra. Había una admiración mutua entre las formas en que nuestros pueblos estaban tratando de liberarse. Tanto es así, que el 27 de julio de 1961 Cuba es el único país del hemisferio occidental que reconoce al pueblo argelino en el exilio».

«El 5 de julio de 1962 se declara la independencia de Argelia y en septiembre de ese año es elegida miembro de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En un viaje de su líder Ahmed Ben Bella a Nueva York para asistir a la ceremonia de admisión, llega a Cuba. El 17 de octubre de 1962, apenas a cinco días antes de estallar la Crisis de octubre y luego de un encuentro con nuestro Comandante en Jefe, Fidel se dirige a inaugurar el Instituto de Ciencias Preclínicas y Básicas Victoria de Girón y en un discurso histórico, ante el éxodo masivo de más de tres mil médicos que estaba sufriendo la Revolución, se trazan estrategias para el desarrollo de los recursos humanos y se anuncia la decisión del gobierno cubano de brindar ayuda a Argelia en el campo de la salud”, rememora Menéndez.

Foto: Cortesía del entrevistado

Para él, es imposible olvidar la confianza y la visión de Fidel al asegurar que no faltarían voluntarios y que – aunque solo se enviarían poco más de 50 profesionales en un primer momento a ese hermano país – dentro de 8 o 10 años serían muchos más. “(…) quién sabe cuántos, y estaremos ayudando a nuestros hermanos […] porque la Revolución tiene el derecho de recoger los frutos que ha sembrado”, señalaba el líder cubano.

Allí fue donde por primera vez se enalteció un principio básico que ha tenido hasta hoy la colaboración cubana: la entrega absoluta, incondicional y siete meses después, llega la primera brigada médica a esa nación.

“Esto nunca se olvida. Está latente en todo el pueblo argelino, donde la palabra Cuba, la palabra Fidel, Revolución o el nombre del Che Guevara están tan vigentes y hasta el más humilde de los argelinos lo agradece cuando vas por las calles y eso demuestra la valía de aquellas ideas de Fidel, cuánta razón tenía”, precisa.

Durante nuestro diálogo, el médico cubano destaca que al frente de aquel primer grupo estuvo el Doctor José Ramón Machado Ventura, ministro de Salud Pública de la Revolución y desde entonces hubo una representación importante de la mujer; llegan a Argelia y son asignados a seis ciudades diferentes, colaboración que fue creciendo por diferentes vías y formas hasta que en 2005 tiene un reimpulso con la construcción de cuatro hospitales oftalmológicos por donde han pasado miles de profesionales cubanos. Comienza la cooperación de forma más profunda y organizada, centrada en la salud de la madre y el niño, la lucha contra el cáncer,  especialidades como la urología y en el campo de la investigación y la docencia.

 

 

Cuba en Argelia, hoy

Al preguntarle sobre la labor de los cubanos en esa nación en estos momentos, el jefe de nuestra Brigada médica nos cuenta que hoy está integrada por más de 800 colaboradores, de los cuales más del 70 por ciento son mujeres y se encuentran en los lugares más necesitados, en el sur, en la Argelia profunda, en zonas del desierto del Sahara donde el acceso a los servicios de salud tiene mayores dificultades que en el Norte desarrollado.

 

Foto: Cortesía del entrevistado

 

“Estamos en las 15 provincias y trabajamos en los hospitales, sobre todo en el Programa Materno Infantil. Con satisfacción podemos decir que en el tiempo que llevamos juntos, argelinos y cubanos, la tasa de mortalidad materna, la neonatal, la escolar, la humanización del parto, el índice de cesárea, han tenido un impacto positivo. Hemos aplicado conceptos científicos y humanistas que han ayudado en el mejoramiento en sentido general de los indicadores en cada uno de los lugares en que estamos y eso el pueblo argelino lo agradece mucho”, precisa.

 

 

Y en tiempos de COVID-19, ¿cómo valora una celebración como esta?

 

Infografía: Margarita Carrazana

 

“Sí, este aniversario se celebra en condiciones diferentes, una situación internacional muy compleja, pero aun así, Argelia, que reportó su primer caso de COVID-19 en febrero de 2020, jamás ha dejado de tener el acompañamiento de los cooperantes cubanos. Aquí nadie se amilanó, ni se cansó, ni abandonó la tarea, y eso ha sido una muestra de cuánto se crecen nuestros profesionales en situaciones muy difíciles».

«Hemos tenido que atender a decenas y decenas de argelinos en las llamadas zonas rojas, niños con el virus. Se han realizado cesáreas, se ha trabajado en otras campañas y siempre unidos a los argelinos que han tenido un trabajo muy intenso en el manejo de la pandemia y en estos momentos los resultados son muy alentadores».

 

Foto: Cortesía del entrevistado
Foto: Cortesía del entrevistado

 

«Se nos garantizaron los medios de protección, cursos de capacitación, participamos en la preparación de los argelinos y también en esta etapa hemos sido una gran familia. Estamos optimistas y esperamos que la historia también recuerde cuánto hicimos juntos frente a la pandemia”, resalta con sano orgullo.

 

Infografía: Margarita Carrazana

 

¿Algún mensaje final?

“En momentos en que se hace todo lo posible, impulsado por el imperialismo, por denigrar el esfuerzo de los profesionales cubanos, los recursos que brindamos, nuestra inteligencia, nuestro humanismo, entrega y altruismo, acá nos mantenemos vivos, trabajando, al lado de la Revolución, independientemente de las calumnias, lo cual enfrentamos solo con mucho trabajo, trabajo y más trabajo, y con modestia, desinterés. La historia está escrita y se construye todos los días, no la puede borrar ningún enemigo por fuerte que se considere. Esta obra de amor, de belleza, de sublime amor, no la podrá detener nadie”, concluye.

 

 

 

Desde el inicio de la cooperación en Argelia hasta diciembre de 2020:


– Se han realizado un total de  40 173 650 prestaciones que incluye todos los actos médicos, consultas, cirugías, exámenes diagnósticos, etc. De ellos 15 698 967 son consultas generales, especializadas y medios diagnósticos.

–  Se han efectuado  867 021  cirugías, de ellas, 418 588 son oftalmológicas.

 

Foto: Cortesía del entrevistado

 

El programa materno infantil se desarrolla en 40 establecimientos hospitalarios o Policlínicos en 15 wilayas (provincias) .

– La tasa de mortalidad materna al cierre de 2020, fue de cero por cada 100 mil.

– La mortalidad neonatal en las instituciones donde laboran los cubanos descendió de 20,1 por cada mil nacidos vivos en últimos 10 años. El  2020 concluyó con 10,1 por cada mil nacidos vivos.

– La mortalidad materna se redujo de 58,0 por cada 100 mil nacidos vivos a 19,2 por cada 100 mil en 2020.

 

(Fuente: BMC en Argelia)

 

 

Un comentario en La obra de infinito amor que comenzó en Argelia (Especial)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu