El futsal cubano y el sueño de la sexta participación en mundiales

El futsal cubano y el sueño de la sexta participación en mundiales

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 puntos, 2 votos)
Cargando…

El tabloncillo de la Facultad de Ciencias Médicas del capitalino hospital Julio Trigo acoge, desde hace unas semanas, la preparación de la selección nacional cubana de futsal que participará en el premundial de la disciplina, pactado para celebrarse en Guatemala entre el 3 y el 9 de mayo. El objetivo del conjunto, dirigido por el avezado entrenador Clemente Reinoso, es conseguir pase al Mundial de Lituania 2021, lo que constituiría la sexta participación de la Mayor de las Antillas en citas de este tipo.

 

Selección cubana de futsal que viajará al premundial de Guatemala. Foto: Cortesía de Isvén Román

La actividad no se detiene pese a las adversidades. Un año de pandemia ha lacerado el team work y en esta última “burbuja” preparatoria afrontaron casos de Covid a lo interno de la plantilla, no obstante, una máxima se esparce con el viento desde su cuartel general: los muchachos van a aprovechar el tiempo y luchar con todo por el boleto a tierras lituanas.

Primer rival: la Covid 19

El arquero capitalino Ariel Pérez recuerda que previo a la Covid tuvieron una concentración que culminó con una serie de encuentros amistosos en Brasil y Costa Rica y sirvió para medir el nivel del equipo. Sin embargo, al regresar y ante la cuarentena impuesta por el virus, la preparación se realizó desde el hogar a partir de las orientaciones del colectivo técnico.

“Durante el aislamiento la preparación fue buena, ya que nunca antes se había pasado por algo similar. Tratamos de cumplir uno de los principios del entrenamiento deportivo que es la individualización del trabajo y se consiguió. Ciertamente, hubo dificultades y no todos podían hacer los ejercicios de carrera aeróbica, porque en sus provincias o barrios no se podía salir de la casa. Pero después de ver que no venían en cero, aumentamos los volúmenes”, afirma el ex jugador y actual preparador físico de la selección, Isvén Román.

“Estos dos primeros microciclos los han asimilado bien, y el desempeño en la cancha lo demuestra. Nos enfocaremos en potenciar la rapidez en sus diferentes manifestaciones y las direcciones más determinantes del futsal, todo basado en juego real, hasta llegar a realizar un modelaje competitivo de lo que nos encontraremos en el premundial”, añade Román.

Asimismo, el cierre cienfueguero Daniel Hernández confiesa que el contexto en el que han tenido que enfrentar los últimos tiempos no es el idóneo, aunque no por esto los ánimos van a decaer: “Gracias a la Comisión hemos hecho dos etapas de burbuja: una en Ciego de Ávila y ahora aquí en la capital. La preparación ha sido bastante corta para afrontar una competencia de esa magnitud; pero, a pesar de esto, estamos exprimiendo cada minuto sobre la cancha y hemos podido ejercitarnos bien dentro de lo posible”.

“La situación actual, por supuesto, no ayuda en nada. Hemos tratado de ser disciplinados, cumpliendo con los ejercicios orientados para no perder al menos el físico y aprovechar en estos cortos momentos para unirnos y compartir como equipo, algo primordial para conseguir nuestra clasificación”, manifiesta el guardameta Pérez.

Mientras tanto, el preparador de arqueros Wilfredo Carbó explica que el tabloncillo está en buen estado y, si bien no tiene las medidas oficiales, la filosofía es mirar hacia adelante. “En el caso de los porteros, aparte de los aspectos técnico-tácticos, se ha enfatizado en la reacción y la agilidad. Aunque ha sido poco tiempo, intentamos hacerlo valer”, expuso.

 

Wilfredo Carbó (pulóver anaranjado) en el entrenamiento de arqueros. Foto: tomada del perfil de Facebook de Wilfredo Carbó.

Sin embargo, en ocasiones, la adversidad puede convertirse en un factor decisivo para encarar los retos con un ímpetu mayor y así lo ve el jugador granmense Alejandro Marrero.

“Saber que es bastante difícil la situación epidemiológica y sanitaria del país a nosotros como deportistas nos hace más fuertes, porque nos estamos sobreponiendo a una situación físico-mental muy dura. Nuestro equipo está enfocado desde un principio en los entrenamientos. Todos, desde los entrenadores hasta los atletas y el personal de salud, pensamos en una misma dirección, que es hacer las cosas bien y con mucha disciplina, desde lo técnico-táctico hasta lo físico y psicológico”, comenta.

“En estos momentos seguimos trabajando con entrenamientos integrados, haciendo hincapié en el sector defensivo y en la finalización de la ofensiva. Podemos decir que, a pesar del poco tiempo de preparación, se ven bastante bien, pero no estamos al ciento por ciento. Todavía nos falta jugar con algunos equipos para poder medir el nivel competitivo de los jugadores”, asevera el director técnico del conjunto, Clemente Reinoso.

Clemente Reinoso observa a sus jugadores. Foto: Cortesía de Isvén Román.

Las claves de la victoria

Ante todo este infortunio, la selección nacional deberá hacer gala de la combatividad que ha caracterizado históricamente a los equipos cubanos. Entrenar en una “burbuja”, como reconoce el DT Reinoso, tiene la ventaja de que los atletas están unidos a tiempo completo y esto ayudará a consolidar la argamasa de veteranía y juventud en el grupo.

El arquero Ariel Pérez anda en busca de su primera incursión mundialista y opina que el conjunto está equilibrado en cuanto a la inclusión de futsalistas con experiencia en mundiales y las nuevas incorporaciones.

“Uno de los puntos fuertes está en la inyección de los jóvenes, quienes le han dado un mayor ritmo a la escuadra. Esa mezcla de experiencia y juventud es lo que nos va a dar el resultado para clasificar a nuestra sexta cita mundialista”, expresa el cienfueguero Hernández, quien añade, además, que resulta muy importante el físico y la filosofía de juego impregnada por los entrenadores, la cual se basa en la rapidez y el contragolpe.

Por otra parte, el técnico Reinoso también le concede relevancia a la disciplina –tanto fuera como dentro de la cancha– y a la actitud y entrega de sus pupilos en aras de concretar sus aspiraciones. “El terreno es el que tiene la última palabra. Pienso que las potencialidades radican en la idiosincrasia del cubano, en poder crecer ante las dificultades y las deficiencias”.

Con dicha visión coincide el ala Alejandro Marrero: “La fortaleza ahora mismo es la disciplina, cumplir al pie de la letra todo lo que pide el cuerpo de dirección. Practicamos sobre la base de las carencias que pueden tener los rivales para intentar sacar provecho y obtener la victoria”.

“Opino que influirán mucho el deseo y la garra que nos caracterizan, nuestra capacidad de luchar. El arma de nosotros es los contragolpes, porque el físico nos lo permite”, expresa el pívot Sandy Domínguez.

En tanto, el cienfueguero Daniel Hernández reconoce que ante eventos de tal importancia siempre existe presión, pero, a pesar de todo, cree que nada les impedirá lograr el objetivo.

“Cada día en el entrenamiento pensamos en los partidos que vamos a enfrentar en Guatemala. Sabemos que estamos en un grupo bastante difícil y que esos equipos poseen buenos jugadores como nuestra selección los tiene también. La clave está en cómo seamos capaces de entender lo que nos trae el rival para contrarrestarlo. Hemos practicado consistentemente y, por sobre todas las cosas, debemos creernos que sí podemos clasificarnos al Mundial de Lituania”, afirma Marrero.

La falta de fogueo es uno de los puntos negativos más preocupantes a los que se debe sobreponer el grupo, que ha intentado suplir esta insuficiencia con el modelaje competitivo y topes contra la selección de fútbol once. No menguar, y pensar en positivo, resultará primordial.

“Todos estamos concentrados en el objetivo. Los más veteranos inculcamos que la mentalidad no puede ser otra que clasificar y sí se puede. No hemos tenido quizás la preparación que hubiéramos querido, pero todo el mundo está parejo por el tema de la pandemia. Lo que queda es trabajar bien y esperar a que comience el torneo”, dice Domínguez.

Foto: Cortesía de Isvén Román.

Premundial: entre expectativas y realidades

Cuba quedó ubicada en la llave D del torneo, junto las selecciones de Nicaragua, El Salvador y Estados Unidos. El primer compromiso será el 3 de mayo contra los nicaragüenses, equipo al que jamás se han medido.

“La primera meta es clasificar en el grupo. Para eso estamos mentalizándonos. No va a ser una tarea fácil por todo el proceso afrontado. Tenemos contrarios como Nicaragua, con el cual no hemos jugado nunca, y tampoco hemos visto materiales recientes sobre las selecciones de El Salvador y Estados Unidos, aunque sí se han encontrado con nosotros en otras competencias”, expone el ex mundialista y entrenador Wilfredo Carbó.

El día 4 corresponderá el choque contra El Salvador y el 5 tocará el turno de jugar ante los estadounidenses. Para pasar a cuartos de final, los dirigidos por Clemente Reinoso deberán quedar entre los dos primeros del grupo, tratando de llevarse la primera plaza para esquivar al local Guatemala –favorito para dominar el apartado A– en el partido que dará el boleto a Lituania.

“Es una competencia difícil. Tenemos que asegurar los tres puntos en la primera presentación. No se deben cometer errores, porque podemos perder la clasificación. Hay que tratar de evitar a Guatemala, uno de los equipos más fuertes de Concacaf. Sería difícil eliminarnos contra ellos”, argumenta Domínguez.

Foto: Cortesía de Isvén Román.

Los jugadores coinciden en que están listos para afrontar el certamen y parecen tener entre ceja y ceja el pase al Campeonato Mundial, que sería la sexta ocasión en que Cuba estaría presente, tras haber disputado los torneos de España 1996, Guatemala 2000, Taipéi de China 2004, Brasil 2008 y Colombia 2016. “Como dijo nuestro entrenador: sea con un mes, una semana o un día, saldremos a dar todo por conseguirlo”, comenta Ariel Pérez.

“Nadie va a regalar nada en esta competencia. El nivel en Centroamérica ha aumentado bastante y no podemos confiarnos con nadie. Tenemos que imponer nuestra forma de jugar y encarar todos los desafíos con la mejor actitud, enfocados en el resultado que debemos lograr para, si es posible, terminar primeros del grupo y evitar en el cruce por el boleto a Guatemala. De igual forma, hay que estar listos para medirnos a cualquiera”, concluyó Carbó.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu