Cambio climático reduce productividad agrícola global

Cambio climático reduce productividad agrícola global

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 puntos, 1 votos)
Cargando…

El cambio climático ha provocado un descenso global del 21% en la productividad agrícola desde 1961, una reducción que equivaldría a perder por completo la producción mundial de ese sector acumulada durante los últimos 7 años, según revela un nuevo estudio científico.

 

La elevada disminución de la productividad agrícola en tan corto período de tiempo resulta altamente preocupante, si se considera el sostenido crecimiento de la población mundial. Foto: tomada de Prensa Latina

 

Lo anterior constituye la principal conclusión de un trabajo conjunto desarrollado por investigadores de la Universidad de Maryland, la Universidad de Cornell y la Universidad de Stanford, todas de Estados Unidos, y cuyos resultados fueron publicados en la prestigiosa revista científica Nature Climate Change.

El estudio comprueba que el trastorno del clima antropogénico (provocado por el hombre) ya constituye una severa amenaza para la alimentación de la población mundial, al tiempo que está teniendo un impacto desproporcionado en los países más pobres que dependen principalmente de la agricultura, indicando que el progreso tecnológico aún no se ha traducido en una mayor resiliencia climática.

Anticipamos aquí que los expertos resaltan una de las peculiaridades de esta investigación, consistente en que logra cuantificar el impacto del cambio climático en la producción agrícola de una forma rigurosa y confiable. Para ello se emplearon nuevos cálculos de productividad en la agricultura, que permiten incluir datos meteorológicos de una manera que no había sido abordada en estudios previos, aportando mayor precisión a este tipo de modelos climáticos.

Aunque en economía la productividad total de los factores es un indicador que se utiliza habitualmente para medir el crecimiento de una industria, en el caso de la agricultura existen aspectos que la convierten en un caso especial, pues en esta esfera las decisiones económicas que pueden tomarse se encuentran particularmente afectadas por aspectos ajenos a la voluntad del agricultor, como lo son principalmente las variables climatológicas.

Según los autores del estudio, la medición de la productividad agrícola no ha incorporado históricamente los datos meteorológicos. Esto significa que se ha desestimado el impacto en la producción de los eventos aleatorios como el clima, los que cobran en este caso mayor trascendencia frente a las consecuencias del cambio climático.

Tomando los datos meteorológicos como una parte integral de su modelo, los especialistas emplearon más de 200 variaciones sistemáticas del patrón econométrico, y lograron cuantificar el descenso en la productividad agrícola generado por el cambio climático en los últimos 60 años.

Los resultados reflejan cifras alarmantes a nivel global, que resultan aún más problemáticas si se consideran las asimetrías regionales, donde se aprecia que las zonas más afectadas son las más cálidas y más pobres. Ejemplo de esto último es que mientras en Estados Unidos el descenso llegó a un máximo de un 15 %, en África, América Latina y el Caribe la reducción en la producción trepó hasta un 34 %.

El impacto general negativo es mayor en las zonas más pobres del planeta, por cuanto la agricultura es allí no solo la principal fuente de alimentos, sino además el eje de su economía.

También los especialistas resaltaron que mientras se ha mejorado en la eliminación de todas las limitaciones no climáticas en la producción agrícola, la ausencia de un enfoque integrador que considere el cambio climático ha contribuido en la disminución de la producción agrícola a escala global.

 

Las zonas agrícolas más afectadas por el cambio climático son las más cálidas y más pobres, y se ubican principalmente en África, además de América Latina y el Caribe. Foto: tomada de La Vanguardia

 

Los especialistas alertan que el futuro exige incrementar la producción de alimentos, pues la población mundial continuará aumentando durante las próximas décadas. La generalidad de los pronósticos coincide en afirmar que para el 2050 existirán en el planeta alrededor de 10 mil millones de personas.

En este sentido, los investigadores destacan la urgencia de estabilizar la producción agrícola, además de dinamizar su crecimiento.

El Dr. Ariel Ortiz-Bobea, profesor de la Universidad de Cornell y autor principal del estudio, ha señalado que “los seres humanos ya han alterado el sistema climático” pues “los expertos indican que el mundo es aproximadamente 1 grado Celsius más cálido” que antes de la Revolución Industrial; y añade: “Sin embargo, la mayoría de la gente sigue percibiendo el cambio climático como un problema lejano y de las generaciones futuras.”

“En esta investigación demostramos que los efectos ya se están sintiendo en el planeta desde hace décadas: es imprescindible  abordar el cambio climático ahora para evitar mayores daños”, sentenció el prominente científico.

(Con información de páginas digitales Tendencias y AIM)

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu